Carlos 8

Apertura del proceso de beatificación del mártir navarro Manuel Arizcun

La causa de canonización por martirio del seglar navarro Manuel Arizcun dio un importante paso el pasado sábado, 3 de diciembre. El obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, presidió en la catedral cántabra la apertura del proceso diocesano de beatificación y canonización de 80 mártires de la persecución religiosa en Cantabria durante los años 1936 y 1937. El grupo lo componen 67 sacerdotes diocesanos, 3 religiosos carmelitas, 3 seminaristas y 7 seglares. Entre estos últimos se encuentra Manuel Arizcun, arrojado vivo y maniatado al mar en la Bahía de Santander el 13 de noviembre de 1936. Sus restos fueron localizados poco después y trasladados a la parroquia de san Agustín de Pamplona, en cuya nave central descansa. Arizcun, oriundo de Errazu, estaba casado con la también baztanesa Pilar Zozaya Iturralde y tuvieron 9 hijos. En el momento de su martirio era presidente de la Acción Católica de Navarra, donde realizó una intensa actividad en la promoción de centros parroquiales e impartiendo numerosas charlas en las difíciles circunstancias de aquel entonces.
Los obispos de Pamplona han apoyado su causa de canonización por martirio desde del primer momento. Marcelino Olaechea, dijo en el momento de enterramiento en san Agustín que, “no ha de tardar mucho tiempo en que querrá Dios que del suelo de la Iglesia suba hasta los altares”. Fernando Sebastián prologó la obra sobre los “Mártires navarros del siglo XX”, en la que se recoge el martirio de Arizcun y el de otros 152 sacerdotes, religiosos y religiosas, más de la mitad ya beatificados. El actual arzobispo, Francisco Pérez, a la vista de estos testimonios, pidió en diciembre de 2007 al obispo de Santander la inclusión de Arizcun en la lista de la causa por martirio iniciada por dicha diócesis, que se había abierto el año 2005. Ahora ha sido la Congregación para las Causas de los Santos, la que ha emitido el Nihil Obstat para que esta Causa salga adelante.
El obispo de Santander señaló que “la etapa que hoy abrimos es algo exclusivamente religioso y eclesial. Sólo pretendemos honrar a nuestros mártires sin mezclar consideraciones políticas”. Pidió que “Dios quiera que pronto podamos tenerlos inscritos en el catálogo de los santos” y que “con su testimonio admirable nos estimulen en el camino de la vida y nos ayuden con su intercesión”.
más datos:
La Verdad publicó un folleto con la biografía de Manuel Arizcun en 2008. También se han publicado dos hojas informativas de la Causa. De los mártires de la persecución religiosa llevada a cabo durante los años de la II República, ya han sido beatificados más de 1.600. Próximamente será aprobada la beatificación de un grupo de 109 mártires claretianos, entre los que hay 14 navarros.