Tejer Siria

Ayuda a los refugiados sirios tejiendo

Tejer para Siria”. Ese es el objetivo que se marcaron un grupo de madres de la asociación juvenil Onabide en la Rochapea. Todo comenzó cuando les llegó la información de que grupos de señoras, de diferentes lugares de España, estaban trabajando haciendo mantas que después, a través de una ONG, hacían llegar a Siria. Se informaron bien y descubrieron que esta ONG era la Apps Asociación Por Pueblo Sirio. Hablaron con ellos y crearon un grupo en Pamplona. Empezaron a buscar lanas, que les llegó de diferentes sitios, y comenzaron a tejer mantas.

El proyecto de “Tejer para Siria” en Pamplona lo iniciaron 5 madres y después se fueron uniendo más, hasta llegar a 20, pero el número va fluctuando. Llevan ya 2 años con este trabajo y han realizado 2 envíos y tienen otro preparado para mandar.

Todos los viernes, de 18:00 a 20:00 horas, se reúnen en una de las salas que el Civivox de la Rochapea les presta para poder tejer y almacenar allí las labores. Muchas son las mujeres que acuden asiduamente a tejer, pero también hay quien ayuda desde su casa, haciéndoles llegar las labores una vez hechas. Marioli, una de las que inició este proyecto, nos cuenta que son muchas las personas interesadas en ayudar pero que no saben tejer. «Nosotras les ayudamos, les enseñamos a coser los cuadrantes de las mantas, les enseñamos a tejer los bordes, etc. Lo importante es que quieren colaborar con esta causa».

«Es una labor muy bonita, porque te sientes útil ayudando a los demás», señala Rosa Mary, quien además explica que ahora está enseñando a niñas de la Asociación Onabide a tejer gorros. «Las niñas también quieren ayudar, en la medida de sus posibilidades, a esta gente que lo está pasando mal por culpa de la guerra».
Por su parte, Marioli, que se encarga de labor de búsqueda de material, de coordinación y de relación con la ONG, hace un llamamiento a empresas y particulares para que donen lanas. «Es lo que más necesitamos, ya que las que conseguimos se terminan pronto».

«Todas las personas que quieran acudir a tejer al Civivoz pueden venir los viernes a las seis de la tarde. Si no pueden acudir ese día, pueden hacer las labores en sus casas y luego hacérnoslas llegar» explica Marioli.