Visita Pastoral

Visita pastorala Azpilicueta, Amaiur, Arixkun, Urdax, Erratzu y Zugarramurdi

Mons. Francisco Pérez continúa con su recorrido por las localidades de Mendialde, en el marco de sus visitas pastorales. El fin de semana del 10, 11 y 12 de febrero le tocó el turno a las localidades de Azpilicueta, Amaiur, Arixkun, Urdax, Erratzu y Zugarramurdi.

El viernes 10, don Francisco llegó a Azpilicueta a primera hora de la mañana. Su primera parada fue la parroquia de San Andrés, donde se juntó con el párroco, Juan Felipe Franchez. Tras celebrar Misa junto a él, don Francisco visitó varios enfermos de la localidad. A continuación partió hacia Amaiur, donde también visitó enfermos en sus domicilios. Ya por la tarde, se reunió con los niños de la catequesis y sus catequistas, en el convento de las Clarisas de Arizkun. Don Francisco tuvo la oportunidad de charlas con todos ellos y conocer las preocupaciones de los catequistas. Tras este encuentro siguió visitando enfermos hasta las 20:30 que presidió la oración de los jóvenes en Santesteban.

Al día siguiente, el Señor Arzobispo comenzó la jornada con un encuentro con comerciantes de la zona de Dantxarinea, en la que se encontraba el alcalde de Urdax. Tras charlar con ellos y comentar la situación de cada uno de ellos, don Francisco visitó la quesería Etxelekua de Urdax, reconocida con varios premios internacionales. De ahí comió con las autoridades de las localidades, los representantes de la Policía y la Guardia Civil de la frontera y representantes de los comerciantes de Urdax y Zugarramurdi. Tras la comida se reunió con los niños de la catequesis de las parroquias de estas localidades y a las 18:00 horas celebró Misa en la parroquia de San Salvador de Urdax y a las 19:30 horas en la de La Asunción de Zugarramurdi.
El día 12, don Francisco celebró la Misa dominical en tres de las localidades: las 10:00 horas en Amaiur, a las 11 en Arizkun y a las 12:00 horas en Erratzu. Tras la celebración en esta última localidad, los fieles de la parroquia le ofrecieron un aperitivo, donde hubo momentos de diálogo con el Arzobispo. Tras la comida, el Señor Arzobispo acudió al cementerio para rezar un responso por los fieles fallecidos. No quiso marcharse de esta localidad sin antes visitar a varios enfermos en sus casas. La visita pastoral concluyó con un encuentro con las hermanas Clarisas de Arizkun, donde don Francisco se había alojado durante las dos noches de la visita.

Para Javier Aldave, el joven cura de las localidades de Amaiur, Arizkun, Urdax, Zugarramurdi y Erratzu, esta visita pastoral ha supuesto un impulso muy fuerte en la fe de los vecinos, ya que se han mostrado muy cercanos a la vida parroquial, han participado en todos los encuentros y celebraciones. Para Javier, los vecinos se han visto sorprendidos muy gratamente por dos Francisco, que les ha mostrado su cariño y cercanía. Una de las cosas que más ha sorprendido en esta localidades ha sido las numerosas visitas a enfermos que ha realizado. «La gente se ha volcado con el Arzobispo, se han emocionado cuando le han visto visitando sus casas. Ha sido una ocasión única para juntar a familias que, en cierto modo, están un poco alejadas de la Iglesia. Ha supuesto un gran impulso para los catequistas y colaboradores de las parroquias. En resumen, ha sido una experiencia muy interesante que ha aportado una gran ilusión a estos pueblos. Las parroquias salen fortalecidas con esta visita pastoral que hacía mucho tiempo que no se realizaba» concluye Javier.