Apertura Puerta Santa

Pamplona abre la puerta santa de San Fermín con motivo de su Año Jubilar

El pasado domingo, 17 de septiembre, tuvo lugar la apertura de la Puerta Santa de San Fermín, en la iglesia de San Lorenzo de Pamplona, uno de los actos centrales del Año Santo Jubilar de San Fermín, decretado por el Papa Francisco desde el 7 de julio de 2017 con motivo del tercer centenario de la construcción de su capilla en Pamplona.
Con motivo del Año Jubilar de San Fermín, el pasado domingo 17 de septiembre, a las 12:00 horas tuvo lugar la apertura de la Puerta Santa por la cual, miles de peregrinos, accederán a la gracia que el Papa Francisco ha concedido con motivo de la declaración de este Año Santo de San Fermín, al conmemorarse los 300 años de la construcción de su capilla. La puerta santa permanecerá abierta hasta el próximo 7 de julio de 2018, cuando llegue a su fin este jubileo de San Fermín.

El acto, que fue retransmitido por Navarra Televisión, estuvo presidido por el Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, que procedió a la apertura solemne de la capilla del santo coincidiendo con la celebración de la primera misa de la novena a San Fermín. Don Francisco estuvo acompañado por el párroco de San Lorenzo y delegado de Religiosidad Popular, don Javier Leoz, por el sacerdote don Ángel Echauri y por el Padre Superior de San Fermín de Aldapa.

Tras una breve procesión, don Francisco llegó a la puerta santa, la bendijo y rezó una oración, tras la cual abrió la puerta.

Nada más iniciar la Santa Misa, que los fieles que se encontraban fuera de la capilla pudieron seguir a través de una gran pantalla, el Arzobispo quiso agradecer la presencia de todos los fieles navarros allí reunidos, de la Corte de San Fermín, de las autoridades del ayuntamiento, entre las que se encontraba Enrique Maya, y de los Auroros de Santa María la Real, que fueron los encargados de la parte musical de la celebración.

Durante la homilía, don Francisco quiso recordar que este era un Año Santo, un Jubileo de San Fermín y que por lo tanto, cuando hay júbilo el alma está limpia, está gozosa, vive en armonía.

También recordó que lo que nos une a San Fermín no son las cosas externas, que muchas veces producen situaciones desagradables, sino la espiritualidad del santo. “Un santo que en medio de una sociedad que estaba apostatando y que tenía que inclinar la cabeza ante el César, porque tenían que vivir de forma políticamente correcta, San Fermín rompió todos los esquemas y dijo que como Dios no hay nada en este mundo. Porque Dios es el único al que debemos adorar y con el que debemos compartir nuestra vida, nuestras tragedias y nuestros gozos. San Fermín ofreció su vida por proclamar la Palabra de Dios”.

Además, explicó que “la Palabra de Dios es lo más grande, es lo más sano, es la mejor medicina para nosotros, para la sociedad y para nuestras familias. En un mundo donde prima lo políticamente correcto, es horroroso pensar que uno tiene que asociarse a algo que va en contra del bien. Tenemos que levantar la cabeza y decir no. Decir que nosotros creemos en un Dios que salva, en un Dios que nos ama, que ha dado su vida por nosotros, en un Dios que está a nuestro lado en los dolores y en las alegrías, en un Dios que nos cuida como Padre”.

Finalmente, Don Francisco explicó que el Santo Padre le pidió que cuidemos las devociones, que cuidemos las peregrinaciones, la religiosidad popular y, sobre todo, que siempre haya confesores para sanar a los que lo necesitan.

Tras la celebración, el Señor Arzobispo animó a subir al altar a todos los niños que estaban presentes, para sacarse una fotografía.

Para conmemorar el acto de apertura, al finalizar la Misa se repartió una oración jubilar escrita por el propio Arzobispo con motivo del Año Santo y en la que se incluyó un nuevo logotipo de San Fermín, creado por Jorge Urdánoz.

Esta Misa sirvió también para iniciar la novena del martirio de San Fermín, organizada por la Corte de San Fermín.

Procesión de San Fermín:
Tras la celebración de la Santa Misa, el párroco de San Lorenzo, Javier Leoz, dio una primicia. La noticia fue que por primera vez, fuera de las fechas de San Fermín, el santo saldrá a la calle en procesión. El segundo domingo de Pascua, es decir el 8 de abril de 2018, San Fermín abandonará su altar en la iglesia de San Lorenzo y se dirigirá en solemne procesión hasta la Catedral de Pamplona, un hecho nunca visto en los últimos 300 años, para visitar a Santa María la Real. San Fermín permanecerá por tres días a la Catedral pamplonesa, coincidiendo con la fiesta de la dedicación del tempo y con la visita del Ángel de Aralar. Ambas imágenes podrán ser visitadas hasta el segundo martes de Pascua, 10 de abril, cuando San Fermín regrese a su altar en la iglesia de San Lorenzo.