Solidarium

Solidarium, Una jornada muy solidaria

TANTAKA, el Banco de Tiempo Solidario de la Universidad de Navarra, celebró el pasado 4 de octubre Solidarium, una jornada para que alumnos y profesionales puedan conocer las diferentes asociaciones navarras que ayudan a los más necesitados. Durante toda la jornada 55 asociaciones permanecieron en el edificio Amigo de la Universidad de Navarra para acercar la labor que cada una de ellas desempeña.

El plato fuerte del día fue la presencia del sacerdote Ángel García Rodríguez, más conocido como el Padre Ángel, fundador de la ONG Mensajeros de la Paz. Sofía Collantes, coordinadora de Tantaka, presentó al P. Ángel como un sacerdote bueno que ha entregado su vida por los más desfavorecidos y que ha luchado por la igualdad de los derechos de todos los hombres.

El P. Ángel ofreció una sesión en la que afirmó que «la solidaridad no es patrimonio ni de izquierdas, ni de derechas, es patrimonio de todos». Así mismo recordó que en la sociedad actual, pese a lo que muchos piensan y critican, «hay mucha solidaridad y mucha gente buena». «Hoy afloran muchísimas ONGs, voluntarios, chicos y chicas que van a trabajar por los más desfavorecidos», añadió. Finalmente expresó su agradecimiento por la invitación, recordando que venía a besar a todos los participantes de Tantaka, al igual que en su día San Josemaría Escrivá de Balaguer le besó a él cuando vino a Pamplona y le informaron de que se había ordenado recientemente.
Tras la sesión del Padre Ángel, llegó el turno de la entrega de premios solidarios, que este año han recaído en la Escuela de Arquitectura y el Servicio Económico y Administrativo, en las categorías de Facultad y Servicio más solidarios. También se han otorgado los galardones al voluntario junior y senior más solidario a Patricia Hoyo, alumna de segundo curso de Economics, Leadership and Governance; y a título póstumo a Javier Bada, director del servicio de Mantenimiento fallecido el curso pasado.

Además, se pudo disfrutar de una exposición artística, llevada a cabo por la Fundación Atena, con el objetivo de promover el arte como principal elemento de estimulación.

La jornada finalizó con una paella solidaria, cuyos beneficios obtenidos, a través de la venta de tickets, irán destinados a financiar la construcción de un pozo de agua en el colegio Blue Sky, en Tanzania. Un proyecto con el que colabora un grupo de alumnos de la Universidad de Navarra.