Día Del Catequista 1

Día del Catequista en Pamplona

Con el lema “Con la alegría del Evangelio”, la delegación de Catequesis de la Diócesis de Pamplona y Tudela celebró, el pasado sábado 17 de febrero, el Día del Catequista. Una jornada con la que desde la delegación intentan agradecer el trabajo de los cientos de catequistas que de modo desinteresado ofrecen a niños y jóvenes todas las semanas.

El día del Catequista comenzó a primera hora de la mañana en la iglesia de los Padres Dominicos de Pamplona, donde, en torno a las diez de la mañana, el delegado de Catequesis, Francisco Javier Ahechu, dio la bienvenida a los más de 600 catequistas que allí se encontraban. También uno de los Padres Dominicos contó la historia de la congregación en Pamplona, que el año pasado cumplieron 800 años de andadura. La Palabra de Dios siempre animosa y estimulante dio paso a una breve reflexión sobre la alegría cristiana que se gesta en el corazón de quien vive un encuentro personal y auténtico con Jesús de Nazaret. Alegría perenne y contagiosa. Tras la oración, en el Colegio de Dominicas tuvo lugar un animado y agradable encuentro por grupos en el que se compartieron experiencias, inquietudes, necesidades…

El buen sonar de las gaitas amenizó un pequeño aperitivo y un pasacalles que llevó a todo el grupo hasta la iglesia de San Lorenzo, donde se celebró la Eucaristía en la Capilla de San Fermín, al enmarcarse esta jornada en el marco del Año Santo Jubilar del santo.

La celebración fue presidida por el Señor Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, que agradeció y animó a todos los catequistas a continuar esta hermosa tarea de transmitir la buena y alegre Noticia del Evangelio. Tras la celebración, la parroquia obsequió a los catequistas con una pulsera conmemorativa del Año Santo de San Fermín.

Antes de marcharse cada uno a su casa, se disfrutó de una comida de hermandad en el hotel Tres Reyes, en la que disfrutaron de una agradable sobremesa recordando anécdotas y compartiendo experiencias.

La homilía del Día del Catequista puede leerse completa en www.iglesianavarra.org