24 Horas De Oración

24 HORAS DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

El pasado viernes tuvo lugar las 24 horas de oración por las vocaciones en el Seminario. Diferentes parroquias, congregaciones, asociaciones, seminarios, movimientos, etc., rezaron por una petición especial: “Rogad al Dueño de la mies que envíe operarios a su mies”. En estas 24 horas de oración hubo dos modalidades. Por una parte las 24 horas ininterrumpidas en el Seminario, y por otra, la oración itinerante, donde el Icono de la Pastoral Vocacional recorrió varios colegios, como Teresianas o Jesuitas, y varias parroquias como Sta. Teresa de Orbina y Sta. María de la Esperanza de Zizur, así como la Oración organizada por Confer Navarra.
Numerosas personas se acerca al Seminario para rezar, desde las ocho de la mañana del viernes hasta las ocho de la mañana del sábado, de manera ininterrumpida.
La novedad de este año era la presencia del sacerdote Juan Cerrato, de la Diócesis de Getafe, que dirigió la oración de los jóvenes a las nueve de la noche, y en la que se pudo comprobar cómo es el método de Evangelización llamado “Life Teen”. Fue una oración emotiva con una música muy especial y un mensaje muy claro: Dios nos ama a cada uno con pasión.

JORNADA DE FORMACIÓN VOCACIONAL:

El día 5, convocados por la Pastoral Vocacional., se celebró una jornada de formación sobre “Life Teen”, impartida por Juan Cerrato y dirigida a sacerdotes, catequistas, profesores, religiosos y consagrados que se dedican a la Evangelización de los adolescentes y jóvenes. Es un método nuevo traído de EEUU para evangelizar a los jóvenes y adolescentes, que está teniendo mucho éxito en España y ya lo imparten algunas parroquias de nuestra Diócesis.
Este sacerdote compartió con fuerza y entusiasmo cómo llevan a cabo este nuevo método en su parroquia y cómo está teniendo muchos frutos entre los jóvenes, gracias al cual acuden a la parroquia a rezar y a formarse. El objetivo es acercarse a ellos y presentarles la fe de una nueva manera para adentrarse en su mundo y transformarlo.
Gracias a unos materiales preparados por expertos conocedores del mundo joven, ellos descubren la presencia de Dios en sus vidas y se forman profundamente en las verdades de nuestra fe y en la Palabra de Dios. Para ello, cada sesión se divide en tres partes: una acogida, catequesis y reunión en pequeños grupos. Siempre se termina rezando. Los temas impartidos son de su interés y les dan una profunda formación. El ciclo dura tres años. El sacerdote nos indicaba que consigue conectar con los jóvenes que se convierten en evangelizadores de sus amigos y conocidos, ya que el factor sorpresa de cada sesión semanal y la forma en la que se imparten los temas les engancha. También la música y la letra de las canciones tienen un papel fundamental.
El ponente habló de cómo trabajar la pastoral vocacional, animándonos a plantear a cada joven con naturalidad que descubra la vocación a la que Dios le llama. El Señor sigue llamando, lo difícil es escucharlo en un mundo lleno de ruido y a veces contrario a la fe.