Funeral Del Cardenal Fernando Sebastián

Funeral del Cardenal Fernando Sebastián

El pasado 24 de enero falleció en Málaga el Cardenal Fernando Sebastián, Arzobispo emérito de Pamplona y Tudela. El domingo 27 de enero se celebró en la Catedral de Pamplona una Misa funeral del que fue nuestro pastor desde 1993 a 2007. Cientos de fieles acudieron para mostrar agradecimiento, despedirse y orar por su eterno descanso.
Cientos del fieles y sacerdotes asistieron con honda emoción a la Misa por el eterno descanso del cardenal Fernando Sebastián el pasado domingo, 27 de enero de 2019, a las 18,00 horas. La Eucaristía fue presidida por el Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Mons. Francisco Pérez González, que estuvo acompañado por el obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, y el secretario emérito del Pontífico Consejo para los Agentes Sanitarios, monseñor José Luis Redrado y los abades de los monasterios de Leyre y de la Oliva. La Capilla de Música de la Catedral, dirigida magistralmente por Aurelio Sagaseta y acompañada por el organista Julián Ayesa, acompañó con cantos adecuados a la solemne celebración.
Antes de la homilía, Mons. Francisco Pérez relató a los asistentes su último encuentro con el cardenal Fernando Sebastián, al que visitó en la UCI tras enterarse que había sufrido un ictus el pasado martes 22 de enero: «Estuve con él unos cinco. Tenía la mitad del cuerpo paralizado, pero pudo levantar una mano y me la tendió y apretó la mía. No podía hablar, pero la inteligencia y la luz de su mente seguían ahí. Le trasladé un saludo de parte todos mientras continuaba apretándome la mano. Después de unos minutos veíamos que, por la emoción que él sentía, hacía que le subiera y bajara la tensión. Le dije: don Fernando, denos la bendición a toda la diócesis. Allí estabais todos. Nos la dio como si hubiera estado aquí. Y así me despedí, después de hacerle la señal de la cruz en la frente».
Durante la homilía, el Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Mons. Francisco Pérez fue hilando algunas de las sabias palabras que el Cardenal Fernando Sebastián nos ha legado en el transcurso de su dilatada vida, que ha brillado tanto en su dimensión pastoral como intelectual. El Arzobispo comentó que el cardenal Sebastián «destacó en primer lugar como creyente, hombre de fe, hombre de oración. Él conoció la solidez de las enseñanzas de Cristo que recibió y se adhirió con todo su corazón a ellas. (…) Además, sintió la llamada a seguir más de cerca a Cristo, consagrándole su vida».
Antes de finalizar la eucaristía, el arzobispo agradeció las múltiples muestras de condolencia llegadas, entre las que destacó las recibidas por los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía, la presidenta del Gobierno foral, los distintos partidos políticos y asociaciones, pésames a los que se sumaron los de algunas instituciones como la Policía Foral, la Conferencia Episcopal y las distintas hermandades y cofradías. Precisamente el secretario de la Hermandad de la Pasión, Eduaro Arraiza, postró la bandera para rendir honores en representación todas las existentes en Navarra.
Entre quienes acudieron a la ceremonia estuvieron la ex delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, el exsenador José Ignacio Palacios, la presidenta del PP en Navarra, Ana Beltrán, la exconsejera de Economía, Lourdes Goicoechea, o la concejala por UPN en el Ayuntamiento de Pamplona María Caballero.
Antes de finalizar la celebración, el deán de la Catedral,Carlos Ayerra Sola, leyó el pésame del papa Francisco, que trasladaba a todos los fieles y a sus allegados su paternal cercanía y agradecía los abundantes frutos de su larga misión pastoral en España.