Cristo Alzado

Traslado del Cristo Alzado

El pasado 6 de marzo, coincidiendo con el Miércoles de Ceniza, la Hermandad de la Pasión del Señor realizó su tradicional traslado del paso del Cristo Alzado, desde su sede en la calle Dormitalería hasta la Catedral de Santa María la Real de Pamplona.

Durante los treinta minutos que dura el acto, se recorrieron las calles Dormitalería, Javier, Compañía y Curia, hasta entrar en la Catedral por el atrio y la puerta principal.

El cortejo procesional lo inició el Hermano Guión, al que le seguían un grupo de mozorritos. Tras ellos se encontraba el Paso del Cristo Alzado, llevado a hombros por 20 portadores. Le seguía la bandera de la Hermandad, portada por tres miembros de la Junta de Gobierno, el abanderado y las porta-borlas. A continuación la Junta de Gobierno de la Hermandad y cerrando el cortejo los numerosos fieles que cada año acompañan al paso.

Una vez llegado a la Catedral, fue recibido por el Cabildo que lo acompañó hasta el interior del templo, hasta situarlo cerca del presbiterio. Acto seguido se celebró la Eucaristía con la imposición de la ceniza, un rito que para los cristianos significa el inicio de un tiempo de penitencia, ayuno, oración y limosna, como preparación para la Pascua.

Con este traslado procesional se inician las actividades que la Hermandad de la Pasión lleva a cabo durante la Cuaresma. Durante este tiempo y como preparación para la Semana Santa, la Hermandad organiza cuatro Vía Crucis procesionales que recorren las naves de la Catedral con el Paso del Cristo Alzado, y que tienen lugar durante los viernes de Cuaresma, a las 20.00 horas. El primero de ellos se celebró el pasado día 8 y le seguirán los días 15, 22 y 29 de marzo. A este último Vía Crucis se sumará el paso de La Caída, que será trasladado a tal efecto a la Seo Pamplonesa. Unos Vía Crucis celebrados en un ambiente íntimo, de gran belleza plástica y hondura espiritual.

El paso permanecerá en la Seo pamplonesa hasta el día de Viernes Santo, momento en el cual regresará a su sede.