Via Crucis

Vía Crucis de la Hermandad de la Pasión del Señor por la Catedral

El pasado viernes, 29 de marzo, se celebró en la Catedral de Pamplona el último de los Vía Crucis que la Hermandad de la Pasión organiza cada año durante el tiempo de Cuaresma. Como es habitual en este Vía Crucis, el paso de La Caída se trasladado desde los locales de la Hermandad para acompañar al Cristo Alzado en su peregrinaje por las naves de la Seo pamplonesa.

El Vía Crucis se realizó en la intimidad de la nave de la Catedral con los pasos procesionales precedidos por la bandera de la Hermandad y un grupo de mozorritos. El rezo de las sucesivas estaciones transcurrió en la semioscuridad de la Seo, proporcionando preciosas estampas de sobrecogedora intimidad religiosa.
Este Vía Crucis fue dedicado y dirigido mediante testimonios de cristianos perseguidos contemplándolos a la luz de la Pasión del Señor. La Hermandad de la Pasión se unió así a la iniciativa promovida por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada y apoyada por el Papa Francisco, ya que el pasado día 5 el Vaticano difundía un vídeo en el que el Papa pedía oraciones, a lo largo de este mes de abril, por los cristianos perseguidos.

“Quizás nos cueste creerlo, pero hoy hay más mártires que en los primeros siglos. Son perseguidos porque a esta sociedad le dicen la verdad y anuncian a Jesucristo”, señala el Papa. Explica que “esto sucede especialmente allí donde la libertad religiosa todavía no está garantizada. Pero también en países que en la teoría y en los papeles tutelan la libertad y los derechos humanos”.

Este Vía Crucis es el último peldaño antes de entrar de lleno en los actos previos de la propia Semana Santa.