Ganadores Del Festival

Fin de semana vocacional

JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES
El pasado fin de semana del 3 al 4 de mayo, tuvo lugar, en el Seminario Diocesano de Pamplona, la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Durante las 24 horas de Oración se pidió por las vocaciones al diaconado, sacerdocio y vida consagrada.

ORACIÓN DE LOS JÓVENES
En este día, la Iglesia se puso en marcha para pedir al dueño de la mies que envíe obreros. En esta ocasión, se fueron distribuyendo los distintos turnos para adorar, velar y pedir al Santísimo por las Vocaciones. A las 21:00 horas, en esta ocasión, la Oración de los jóvenes, como viene siendo habitual cada año durante esta jornada, tuvo lugar también en el Seminario, y contó con la presencia del Director del Departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal Española, don Raúl Tinajero, que llegó de Madrid, invitado por la delegación de Pastoral Vocacional para impartir una conferencia en el marco de las jornadas.

Don Raúl Tinajero dirigió unas palabras a los jóvenes en el momento de la homilía y les habló del significado de la vocación, “responder a la vocación nos va a dar felicidad”, “vocación es alegría”, “no se puede entender de otra manera” dijo. Aprovechó para contar su testimonio vocacional. Un accidente siendo muy niño, la oración de la madre y el ofrecimiento del bebé a Dios, distintas circunstancias personales culminaron en la entrega de su vida al Señor. Los jóvenes se sorprendieron al oírle decir que entró en el seminario a los 13 años porque había oído que allí había “piscina”. Tiempo después, y a pesar de las crisis, entendió que esa era su vocación, es decir, la forma de vivir que más feliz le hacía.

LA JORNADA DE FORMACIÓN VOCACIONAL
El día 4 de mayo tuvo lugar la Jornada de Formación Vocacional, una convocatoria de nuestro Obispo a los sacerdotes y personas que trabajan en la pastoral de la diócesis con jóvenes. Fue a cargo de Raúl Tinajero, director del departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal. Éste ha sido testigo de la fase preparatoria y de la elaboración del Sínodo de los jóvenes, ofreció una conferencia cuyo título fue “Los jóvenes rejuvenecen el rostro de la Iglesia”. Con gran pasión y entusiasmo transmitió y contagió el celo apostólico y misionero que debemos tener y debemos regar con la esperanza del Espíritu Santo.

Puso el acento en que el Señor sigue moviendo corazones, ante un mundo que parece ir a la deriva, que se pierden valores; Dios sigue llamando, el Señor actúa, redobla su esfuerzo, Dios no abandona al mundo ni a su Iglesia, sino que pone más empeño.
Insistió en los objetivos de la Pastoral Juvenil:

  1. Propiciar encuentro de jóvenes con Cristo
  2. Ofrecer comunidad para vivir la fe, que sea vida, acogedora,
  3. Favorecer una formación, unos medios, adecuada a su edad
  4. Que se sientan corresponsables

Y recordó que hay que evitar caer en la tentación de hacer jóvenes de “mesa camilla” y ser “exclusivos y excluyentes, y ante esto la propuesta fue conversión (A Cristo), para la misión. Los jóvenes evangelizan a los jóvenes.

Finalmente y refiriéndose a la Iglesia como Madre, dijo que estamos en el momento de ser esa Iglesia que es madre, madre que llora, que ama, que quiere, que acoge, que perdona, que siempre está, siempre abre la puerta, siempre perdona,”¿hemos mostrados a los jóvenes esa imagen de la Iglesia? O ¿sólo les hemos trasmitido una imagen moralista?” .“Estamos a tiempo !La Iglesia es Madre, la madre que llora por sus hijos… enseñemos eso a nuestros jóvenes!”

FESTIVAL DE LA CANCIÓN VOCACIONAL
Finalmente, el sábado, en el salón de actos del Seminario de Pamplona, se llevó a cabo el Festival de la Canción Vocacional.

Con un aforo repleto de jóvenes, y con el lema ¡Aquí estoy, envíame!, los distintos grupos participantes ejecutaron sus obras. Los participantes que habían compuesto una canción, con letra y música para la ocasión, participaron entre aplausos y vítores que reflejaban la calidad y alto nivel de los concursantes. Con un premio de 250 Euros, y cuatro menciones especiales, los

Premiados fueron:
• Voces de Barro (Teresianas) con la obra “Dando tumbos”
• Colegio de Teresianas con la obra “Voy a contarles una historia”
• Parroquia de Arguedas: con la obra “¿Qué quieres que haga por ti”?
• Colegio Nuestra Sra. Del Huerto con “Envíame”
Y el premio fue para los Peregrinos de la Eucaristía (Consagrados de Tudela y Corella), con el título “Envíame a mí”.
La presentación del festival corrió a cargo de la periodista, Yosune Villanueva, y el delegado de Pastoral Vocacional, Jesús Echeverz. El Jurado estuvo compuesto por Irantzu Sarriguren, que trabaja en la Orquesta Sinfónica de Navarra, forma parte del grupo de música cristiana Ruah, es arreglista y responsable de la asesoría musical y violista; Mentxu León, trabajadora de Medicus Mundi, componente del grupo de música cristiana Ruah; y Marisa Pérez, Hija de la Caridad y miembro del equipo de pastoral Vocacional de la Diócesis.

La deliberación del jurado no debió ser fácil, pues el nivel musical de los grupos fue altísimo, la calidad fue excepcional y de una gran profesionalidad. Tanto los niños como las categorías más altas no se lo debieron poner fácil al jurado que tardó en deliberar. Mientras tanto, los organizadores pusieron un video sobre la vocación y los nervios fueron apoderando de todos los concursantes que se encontraban en el salón de actos esperando los resultados del jurado. El próximo año será el grupo ganador quien abra el econcurso.