Ministerios Laicales

Un paso más en sus caminos hacia el sacerdocio

Tres seminaristas han dado un nuevo paso en su camino hacia el sacerdocio al ser instituidos lectores y acólitos en una ceremonia que fue presidida por nuestro Señor Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, el pasado 12 de mayo, fiesta del Buen Pastor. De los tres seminaristas, Pedro Luis pertenece al Seminario Diocesano San Miguel y Ken y Mateo, de origen filipino e italiano, respectivamente, son del Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater de Pamplona.

La ceremonia, que tuvo lugar en la capilla mayor del Seminario, fue presidida por Mons. Francisco Pérez, quien les exhortó a seguir al Buen Pastor, donde quiera que les guíe. Además, les recordó la actitud del joven rico que dio la espalda a Jesús porque era rico de bienes y de sí mismo, recordándoles que pese a esa actitud, Jesucristo le siguió mirando con amor y ternura. Y terminó diciéndoles que debían fiarse siempre del Amor que Dios les tiene y que nunca, como Buen Pastor, les abandonará.

Ministerios laicales:

Con la recepción de estos ministerios, estos seminaristas están cada vez más cerca de su futura ordenación sacerdotal. El acólito ayuda al sacerdote y al diácono en tareas litúrgicas como la preparación de los vasos sagrados en la celebración de la eucaristía. En determinadas circunstancias de necesidad, puede administrar la comunión como ministro extraordinario.

Entre las funciones del lector destacan la de proclamar las lecturas de la Sagrada Escritura –pero no el Evangelio– en la misa y en las demás celebraciones sagradas; recitar el Salmo en ausencia del salmista y proclamar las intenciones de la oración de los fieles cuando no hay diácono. También se le encomienda dirigir el canto y la participación del pueblo fiel; instruir a los fieles para recibir dignamente los sacramentos y encargarse de la preparación de otros fieles a quienes se encomiende temporalmente la lectura de la Sagrada Escritura en los actos litúrgicos.