Cena Alfha

Gran éxito de las “Cenas Alpha” en Tudela

Un entorno acogedor, con cena y charla agradable, es lo que propone “Cenas Alpha”, una novedosa forma de abordar muchos interrogantes sobre la vida, explorar la fe cristiana y evangelizar. Nació en una parroquia anglicana a principios de los años 80 y se comenzó a difundir a partir de 1991. Pronto llegó a las confesiones cristianas y en la actualidad está presente en 169 países y se estima que más de 23 millones de personas han participado en ellas. En Tudela se lleva realizando cuatro años. La cuarta edición se inició el pasado 2 de octubre en la parroquia de San Juan Bautista, situada en el barrio de Lourdes. La organizadora de este evento es Ruth López González.

Silvia Alfonso, Consagrada de la Fraternidad Seglar del Corazón de Cristo, nos habla sobre “Cenas Alpha”
¿A quiénes están dirigidas las Cenas Alpha?
A todo tipo de personas, en especial a aquellas que no son muy afines a la Iglesia porque hace tiempo que dejaron de ir, porque tienen algo en contra, porque son de otra religión, o de otra cultura y quieren conocerla… Por lo que sea.
Se les invita a una cena y se les acoge. Tienen lugar diez miércoles seguidos. Un grupo de voluntarias y voluntarios preparamos el evento: decoramos, cocinamos y servimos una cena. No contratamos un catering, sino que lo hacemos todo nosotros.
Después de la cena se ofrece una charla de media hora sobre una verdad básica de la vida, de nuestra religión… Se habla del mal, de la Iglesia, del sentido de la vida… Y después hay 45 minutos de diálogo. En cada mesa se encuentran dos personas del equipo. Una hace de moderador y otra asiste. No dan su opinión, ni la de la Iglesia; simplemente procuran que todo el mundo esté a gusto, hable y participe.
¿Qué tiene esto de chocante desde el punto de vista de la Iglesia?
Primero la belleza. Hemos hecho cortinas, manteles, cada día se doblan las servilletas de una manera, se decora de una forma distinta. Y segundo, fomentamos la libertad de expresión: que cada persona que asista pueda decir con total libertad lo que piensa. Hay una cosa también importante en Alpha: mientras todo esto sucede, un grupo de personas está rezando en la capilla por los que se encuentran cenando y trabajando. Son parte fundamental del equipo.
¿Quiénes forman parte del voluntariado?
El equipo pertenece a muchas localidades de la Ribera: y de todas las parroquias de Tudela.
¿Quién desee participar qué debe hacer?
Solo tiene que apuntarse. Debe avisar con antelación para preparar la cena. Es gratis y no hay que traer nada. Y si alguien quiere participar en el equipo, lo mismo. Será bien acogido y aportará lo que pueda, en la medida de la disponibilidad que tenga.
¿Esta iniciativa se lleva a cabo en otras localidades de Navarra?
Sí. El grupo de Tudela ya ha ayudado a iniciarlo en Pamplona. De hecho ya empezaron el mismo día en la capital navarra. En la cena de Tudela participaron el primer día dos personas de Logroño. Ya hemos estado en la ciudad riojana y les hemos explicado qué es lo que hacemos. Ahora la idea es que ellos lo pongan en marcha allí.
¿Cómo está siendo el balance en Tudela?
Muy positivo. La primera noche vinieron en torno a 40 personas, que se repartieron en cuatro mesas. Está siendo una experiencia muy gratificante. El equipo de voluntarios estamos muy ilusionados porque vemos que la respuesta de la gente que asiste es muy positiva.