Del Villar

Presentación del libro “Sacerdotes y científicos”

El pasado 11 de diciembre tuvo lugar la presentación del libro “Sacerdotes y científicos”, de la editorial Digital Reasons (disponible en las librerías Troa, San Pablo y en internet). Para el acto se contó con la presencia de Don Francisco Pérez González, Arzobispo de Pamplona y Tudela y del propio autor del libro, Ignacio Del Villar.

Esta obra sigue la línea de “Ciencia y fe católica: de Galileo a Lejeune”, que publicó el mismo autor hace un par de años; mostrar que figuras insignes del campo de la ciencia compaginaban la profesión de científico con el pertenecer a la Iglesia. Ahora se muestra concretamente la figura del sacerdote-científico, muy habitual en la historia de la ciencia pues al sacerdote le mueve mejorar el entorno que le rodea, tal y como reconoció el arzobispo.

La teoría del Big Bang, el heliocentrismo, la inseminación artificial, el nacimiento de la genética, la geología y la biomecánica; es el legado que nos han dejado Nicolás Copérnico, Nicolás Steno, Lazzaro Spallanzani, Gregor Mendel y Georges Lemaître, los cinco sacerdotes que se perfilan en el libro, aunque en la introducción del mismo se citan muchos más ejemplos que podrían dar para un par más de volúmenes sobre la temática. Marin Mersenne es considerado como el padre de la ciencia de la acústica; Francesco Maria Grimaldi es el descubridor de la difracción de la luz y, junto con su compañero jesuita Giovanni Battista Riccioli, el primero en medir la aceleración de los cuerpos en caída libre; Ruder Boscovich elaboró la primera teoría atómica con un cierto fundamento e inspiró a científicos como Volta, Faraday o Einstein; Atanasio Kircher fue pionero de la microbiología al hallar la presencia de animalículos en la sangre de los infectados por peste y concluir que la enfermedad estaba causada por microorganismos; Jean Antoine Nollet es el descubridor de la ósmosis y un referente en el campo de la electricidad; Giovanni Battista Venturi es el descubridor del efecto Venturi, esencial en dinámica de fluidos; Andrew Gordon fabricó el primer motor eléctrico; Pierre Gassendi es pionero en medición de la velocidad del sonido y René Just Haüy es el fundador de la cristalografía.

En este libro se puede descubrir cómo los cinco personajes arriba citados consiguieron semejantes hitos científicos, a la vez que se puede conocer la sociedad en que vivieron, su entorno familiar, sus amistades y su espiritualidad.

El próximo 17 de enero a las 19:00 horas, en la Biblioteca General de Navarra (Paseo Antonio Pérez Goyena, 3, 31008 Pamplona), se podrá asistir, en el marco de este nuevo libro, a una charla-coloquio bajo el título “Ciencia y religión: ¿realidades en conflicto o complementarias? En ella participarán Ignacio López-Goñi, catedrático de microbiología y profesor de la Universidad de Navarra, Javier Goicoechea Fernández, subdirector de la escuela de Ingenieros Industriales y de Telecomunicación.

Los beneficios que obtenga el autor del libro irán destinados a la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada, que asiste a los cristianos perseguidos o en dificultad.

Para terminar, citamos un discurso de Georges Lemaître, el padre de la teoría del Big Bang, sobre la labor del científico creyente:

“Confía su trabajo a Dios y lo pone en sus manos, tanto sus obras más grandes como sus obras más pequeñas. Se hace como un niño ante Dios cuando observa a través del microscopio y cuando reza su oración matinal. Es toda su actividad la que pone bajo la protección de su Padre de los Cielos. Cuando piensa en las verdades de la fe, sabe que sus conocimientos sobre microbios, átomos o soles no constituirán ni una ayuda ni una dificultad para unirse a la luz inaccesible, y que le hará falta, como a cualquier otro hombre, que su corazón se vuelva como el de un niño para entrar en el Reino de los Cielos”.