Hermandad

Promesas de dos sacerdotes y un diácono de la Hermandad de Hijos de Nuestra Señora del Sagrado Corazón

Con motivo de las promesas perpetuas y temporales de dos sacerdotes (Ignacio Noriyasu y José Ignacio Orbe) y un diácono (Álvaro de Riba Soler) de la Hermandad de Hijos de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, presidió una Eucaristía en la parroquia de San Fermín de Pamplona.

Junto a don Francisco concelebraron el director general de la Hermandad, don José María Alsina, y 10 sacerdotes más de la Hermandad. Don Francisco recordó en la homilía la fuerza de la convivencia a la luz de los que preguntan a Jesús donde vivía y él les dijo “Venid y veréis”. “Una convivencia con Jesucristo que es vivir en gracia y coherentes con la vocación a la que Dios nos llama. Y todo ellos sustentado por la Palabra de Dios y los Sacramentos”, recordó don Francisco.
Finalmente, antes de concluir la celebración, el Arzobispo dio la enhorabuena a todos los miembros de la Hermandad de Hijos de Nuestra Señora del Sagrado Corazón por su servicio generoso a la Iglesia.