San Blas En Pamplona

Bendición de alimentos en Pamplona con motivo de la fiesta de San Blas

Pamplona se volcó con la festividad de San Blas, el pasado 3 de febrero. El buen tiempo animó a los fieles a acudir a la parroquia de San Nicolás para bendecir sus alimentos ante la imagen de San Blas.

Durante todo el día, cientos de pamploneses acudieron a las bendiciones que se impartieron en la parroquia de San Nicolás, desde donde salió la procesión, con la imagen de San Blas, a las diez menos diez de la mañana. En la procesión participó el alcalde de la ciudad, Enrique Maya, quien estuvo acompañado por numerosos miembros de la corporación municipal. Tras recorrer los aledaños de la parroquia y bendecir los dulces de los 21 puestos instalados en la Plaza de San Nicolás, la imagen regresó al templo donde el párroco, César Magaña, presidió la Eucaristía. Durante la homilía Magaña recordó la historia de San Blas y el motivo por el cual se le encomienda las dolencias de garganta. De igual modo, el párroco de San Nicolás señaló que San Blas es una figura dentro de la Iglesia admirada por su “fortaleza y fidelidad a la Iglesia en un momento de persecución”. Finalmente, el sacerdote pidió a San Blas la protección para la ciudad de Pamplona.

Durante toda la jornada cientos los fieles acudieron a comprar dulces a los puestos instalados en la plaza de San Nicolás y posteriormente entraron a la parroquia a bendecirlos.

El punto final de la jornada lo puso el grupo municipal de danzas Duguna-Iruñeko Dantzariak, que interpretó la soka dantza, una coreografía tradicional emparentada con las danzas en cadena, branles y farandoles que se bailan en el sureste de Europa desde finales de la Edad Media.