Jornada Familias2

Jornada de Renovación Matrimonial

Unos 40 matrimonios, muchos de ellos con sus hijos, participaron el pasado sábado, 15 de febrero, en la Jornada de Renovación Matrimonial, que organizó en el Seminario Conciliar de Pamplona la delegación diocesana de Familia.

Por la mañana, tuvieron en primer lugar una charla que fue impartida por José María Contreras Luzón, escritor, conferenciante y directos del programa de Radio Maria “La vida como es”, en la que habló, entre otros temas, de defender sin complejos la institución del matrimonio en una era en la que la fidelidad y el compromiso han pasado de moda y son el sentimentalismo y las emociones las que gobiernan las acciones y la voluntad del individuo. También profundizó en la diferente manera en la que los esposos viven la sexualidad y la afectividad, de la importancia de quererse más y mejor dentro del matrimonio y de transmitir a los hijos la ilusión de la vocación matrimonial y de la vida familiar como antídoto para muchos de los problemas que afectan a los jóvenes.

Después, se contó con el generoso testimonio de un matrimonio que aportó su vivencia personal y con la que los demás pudieron identificar su propia experiencia. La sesión concluyó con un tiempo de coloquio en el que se formularon algunas cuestiones sobre las que se debatió.

Tras la sesión de la mañana, los matrimonios se juntaron para compartir el rato de la comida y sobremesa.

La sesión de la tarde se inició con un tiempo de adoración eucarística en la que los matrimonios meditaron y oraron por la santidad conyugal y por la transmisión de la fe a los hijos. Después se celebró la Santa Misa, presidida por el Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, que puso en valor el papel de la familia como “célula viva, imprescindible para la sociedad” y alentó a los matrimonios a ser luz que ilumine a la sociedad con su ejemplo de vida cristiana. Durante la Eucaristía, los matrimonios asistentes renovaron sus votos matrimoniales y los hijos oraron junto con D. Francisco por sus padres y familias.

Para finalizar esta jornada, los matrimonios disfrutaron de un rato de música y convivencia.