Vida Ascendente

Vida Ascendente celebró la fiesta de sus patrones, Simeón y Ana

El pasado martes 4 de febrero, Vida Ascendente, el Movimiento de Apostolado Seglar de Jubilados y Mayores, celebró, en la iglesia de San Ignacio de Pamplona, una Eucaristía con motivo de la fiesta de sus patrones, Simeón y Ana, los cuales estuvieron presentes en el momento en el que San José y la Virgen María realizaron la presentación del Niño Jesús en el templo.

El Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, fue el encargado de presidir la Eucaristía, quien estuvo acompañado por nueve sacerdotes, entre los que se encontraba el capellán de Vida Ascendente, Javier Garde. Durante la homilía, Don Francisco recordó la expresión de Simeón en la que dice: “luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel”.

Además, el Arzobispo explicó que los abuelos y los ancianos tienes dos cosas muy positivas, “que aconsejan y dan una luz muy especial”. “Los que les han escuchado retienen muy bien sus enseñanzas. Aunque en el momento no lo aprecien, con el tiempo lo recordarán y será luz para su vida”, explicó don Francisco.

Tras la celebración, los miembros de Vida Ascendente continuaron la fiesta con una comida de hermandad en el Hotel Maisonnave.