Javierada Andosilla

Andosilla peregrinó a Javier

Como cada año, la localidad Andosilla se hizo presente en La Javierada del día 8. Cada año, Andosilla es una de las localidades de la zona de la Ribera Alta de las que más peregrinos aportan a las javieradas, en relación a sus habitantes.

Hace unos años, cuando parecía que las Javieradas se extinguían en la localidad, un grupo de peregrinos, con más de 40 años de edad, se propusieron realizar una de las javieradas y como les gustó la idea y la aventura continuaron hasta el día de hoy, en la que suman más de 80 peregrinos cada año. Año tras año ha ido aumentando el número de peregrinos hasta llegar a esta cifra, que seguro seguirá aumentando.

Este año, el viernes 6, salieron 28 peregrinos desde la parroquia de la localidad, después de recibir la bendición por parte del párroco, Agustín Villanueva. Partieron hacia Falces, Olite, San Martín de Unx y Lerga, en donde pernoctamos en dos salas que les cedió el ayuntamiento de la localidad, que dista 53 km. De Andosilla. El sábado, día 7, se unieron al grupo otros 52 peregrinos que, desde Andosilla, viajaron a Lerga en Autobús y todos unidos salieron rumbo al Castillo de Javier recorriendo otros 30 Km, completando la Javierada con sus 83 Km.

Este año, la Javierada fue de las peores de los últimos 22 años, en cuanto a climatología se refiere. El fuerte viento, la lluvia, el granizo y la nieve fueron los protagonistas, pero la llamada de San Francisco Javier es tan grande que todo sufrimiento mereció la pena. Los peregrinos de Andosilla dieron gracias al santo por todo lo que les concede a lo largo de todo el año.