Propagandistas

La información en el Vaticano

En el marco de las diferentes actividades que organiza la Asociación Católica de Propagandistas, el pasado 24 de febrero, se ofreció una conferencia sobre “La información en el Vaticano. Siguiendo a Pedro”, en los locales de la iglesia de San Ignacio de Pamplona.

La persona encargada de ofrecer esta conferencia fue Rafael Ortega Benito, actual presidente de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España. Además, Ortega Benito está en la comisión de la Causa de Beatificación del padre José Luis Gago, cofundador de COPE, y fue durante muchos años corresponsal de RNE y RTVE en el Vaticano, por lo que pudo contar a los asistentes sus vivencias.

Ortega comenzó su charla afirmando que “la información en el Vaticano es una de las informaciones más difíciles con las que se puede encontrar un periodista. Los llamados vaticanistas hablan para la gente, pero también para las autoridades vaticanas”. Tras contar diferentes anécdotas, muchas de ellas junto a su gran amiga y compañera de profesión Paloma Gómez Borrero, explicó que él había estado retransmitiendo los últimos cuatro cónclaves. “Con el que más me emocioné y lloré fue con el de Juan Pablo I, al ser mi primer cónclave”, explicó. También contó que acompañó a Juan Pablo II en 133 viajes, como corresponsal de RNE, y que, por casualidades de la vida, estuvo presente el día de su atentado y pudo retransmitir la noticia desde una cabina telefónica que había junto a la columnata.

Rafael Ortega explicó que la noticia se puede proyectar hacia dos dimensiones muy diferentes y se puede hacer de dos formas: para decir la verdad o para difamar y mentir, Al respecto de esto, recordó que el actual Papa Francisco, durante un encuentro que tuvo con él el pasado año, le comentó que la fake news son una auténtica basura. También recordó cuando en el año 2000 Juan Pablo II celebró el Jubileo de los Periodistas y les dijo que “no se puede escribir solo en función de las audiencias”. “Juan Pablo II sabía manejar muy bien los medios de comunicación y se buscó un gran jefe de prensa como fue Joaquín Navarro Valls”, apuntillo Ortega para añadir que “antes los periodistas éramos los dueños de la información, pero ahora son los empresarios. Todo se hace en función de la publicidad, del dinero”.

Finalmente, aconsejó que “los obispos deben salir en los diferentes medios y defenderse. Hay que estar en todos los medios, no solo en los que hablan bien de nosotros, también en los que nos critican. Es mejor salir en una portada del País que en diez noticias de la COPE, ya que la inmensa mayoría de los que escuchan la COPE son católicos y les conocen, pero los que leen el País no saben realmente que es lo que dice un obispo”.