San Miguel

Iglesias preparadas para la fase 1

Hoy 11 de mayo, Navarra entra en la fase 1 de la desescalada propuesta por el Gobierno de España. Las parroquias de la Diócesis ya han tomado todas las medidas pertinentes para que reanudar el culto no suponga ningún peligro para los fieles.

Las iglesias abren sus puertas con un aforo limitado, ya que solo se permite el culto sin que se supere un tercio del aforo. Muchas parroquias lo han marcado con pegatinas o carteles en sus parroquias, señalando los sitios de los bancos que pueden ser ocupados. Allí donde sea necesario, por el elevado número de fieles, las parroquias ampliarán las celebraciones eucarísticas, para posibilitar que ningún fiel se quede sin la asistencia a la eucaristía dominical.

Las puertas de los templos permanecerán abiertos al principio y al final de las celebraciones para evitar tocarlas. A la entrada se colocarán botes de gel hidroalcohólico para que los fieles se desinfecten. Además, las pilas de agua bendita continuarán vacías y se recomienda el uso de mascarillas en los fieles. También se han colocado mamparas de metacrilato para dar la comunión con total seguridad y siempre en la mano.

Al igual que los fieles, los sacerdotes también tomarán sus medidas, se lavarán las manos y utilizar mascarilla durante la preparación de los vasos sagrados. Evitarán tocar el ambón, el leccionario, el libro de la oración de los fieles y el micrófono para prevenir contagios por contacto. También evitarán besar el leccionario después de proclamar el Evangelio.

En las celebraciones no habrá coros. Tampoco se pasará el cestillo para la colecta, sino que se podrá dejar dinero a la salida siguiendo los criterios de seguridad señalados. El gesto de darse la mano en la Paz se suspende y se podrá sustituir por otro gesto sin contacto.

Al término de las celebraciones, se desinfectará la iglesia: bancos, objetos litúrgicos, etc.