13 de enero de 2009

NACIONAL

Bono sobre Munilla: “Es un hombre muy de derechas”
ABC
El presidente del Congreso, José Bono, que se declara católico, entró ayer en el conflicto abierto por el nacionalismo vasco -sector eclesiástico incluido- contra el nuevo obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla. y no precisamente para apoyar al prelado. Según Bono, Munilla es un hombre «extraordinariamente conservador, muy contrario a cualquier planteamiento progresista».
Como fuente de sus afirmaciones, el presidente de las Cortes citó a los compañeros que el obispo tuvo en el seminario de Toledo, donde se formó como sacerdote. Entrevistado en Telemadrid, Bono agregó que Munilla, «a pesar de que sea vasco y que no sea nacionalista», es un hombre «muy de derechas». No obstante, agregó que «esto no es una valoración negativa y mucho menos una valoración moral negativa».
Por otro lado, Bono señaló que desde posiciones ideológicas «que todos identifican», dicen ahora «que los que querían un obispo vasco ya lo tienen». En este sentido, Bono matizó que «es cierto que Munilla es vasco y habla euskera», no como el obispo de Bilbao, monseñor Ricardo Blázquez, que fue recibido por el entonces presidente del PNV, Xabier Arzalluz, como «un tal Blázquez».
Por su parte, Munilla sostuvo en la Cope que no se siente atacado por el clero guipuzcoano, dijo que era una falsedad hablar de dimisiones y recordó que cuando un obispo se jubila como fue en el caso de su predecesor, Juan María Uriarte, automáticamente cesan los vicarios.

Bono: «Es extremadamente conservador»
El Mundo
José Bono aseguró ayer que José Ignacio Munilla es un hombre «extremadamente conservador, muy contrario a cualquier planteamiento progresista», según le han contado los compañeros de seminario del obispo.
En la semblanza que dibujó del nuevo obispo de San Sebastián, el presidente del Congreso recordó que «Munilla es vasco y habla euskara», pero que, a pesar de ello, no es nacionalista, aunque sí «muy de derechas».

Un año jubilar para la Iglesia
ABC
Este 2010 será un año doblemente jubilar para la Iglesia española. Caravaca de la Cruz (Murcia) y Santiago de Compostela se convertirán en los dos grandes centros de peregrinación para cientos de miles de católicos al coincidir la celebración de su respectivo Año Santo. El Arzobispado de Santiago calcula que en este Año Jubilar, que se celebra cuando la fiesta del Apóstol -el 25 de julio- cae en domingo, más de seis millones de personas atravesarán la Puerta Santa o del Perdón de la catedral compostelana, abierta el pasado 31 de diciembre por su arzobispo, monseñor Julián Barrio.
A pesar de que apenas han pasado seis años del último Año Santo, el creciente interés por emprender el camino de Santiago ha llevado a la Archidiócesis a multiplicar este 2010 el número de misas diarias en la catedral y los sacerdotes que imparten el sacramento de la Reconciliación en distintos idiomas como alemán, francés e inglés. La confesión, la oración por las intenciones del Papa y la participación en la Eucaristía permitirán a los peregrinos que se acerquen a Santiago ganarse el jubileo, que no es otra cosa que la gracia que siempre lleva implícita el encuentro personal con Cristo.
Jornadas de la Juventud
En sentido estricto, el Arzobispado calcula que este 2010 se superarán ampliamente los 200.000 peregrinos que en 2004 consiguieron la «compostela», es decir, el pergamino que acredita haber recorrido al menos 100 kilómetros a pie o 200 en bicicleta o caballo de alguna de las seis rutas del Camino de Santiago.
Uno de los momentos más importantes de este año será sin duda la peregrinación de los jóvenes con la cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud, que tendrá lugar del 5 al 8 de agosto. A pocos días de que se inicien las inscripciones oficiales, más de 9.000 jóvenes ya se han anotado en la Archidiócesis.
El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, se prepara con entusiasmo para este momento que será «el pórtico» de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Madrid en el verano de 2011 y que contará con la visita del Papa. «Será, estoy seguro, una de las más bellas peregrinaciones del Año Santo Jacobeo», señaló el prelado en una reciente entrevista concedida a ABC.
Desde Jerusalén
El otro Año Jubilar tendrá lugar en la ciudad murciana de Caravaca de la Cruz, a unos 60 kilómetros de la capital de esa comunidad autónoma. En la basílica del alcázar, sobre el monte Calvario, se encuentra la cruz de Caravaca, un «lignun crucis» -es decir, un madero de la cruz de Cristo-, que llegó a esta localidad en 1231, de modo milagroso, procedente de Jerusalén. La reliquia recibió en 2002 la visita del entonces cardenal Joseph Ratzinger.
Por disposición papal, cada siete años, el santuario murciano celebra un Año Jubilar en el que se concede indulgencias plenarias. El Año Santo será abierto hoy con una solemne Eucarística presidida por el cardenal Rouco en la explanada de la Real Basílica de la Vera Cruz y concelebrada por el obispo de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes. También estará presente el presidente de la comunidad, Ramón Luis Valcárcel, entre otros.

«Siempre he defendido la presencia de crucifijos en lugares públicos»
La Razón
Nada más cruzar el zaguán del palacio medieval de la Paería, en una esquina del patio flanqueado por pétreas columnas y arcos de medio punto, se encuentra el visitante con un cuidado portal de Belén. Y es que, mientras numerosas voces se alzan desde el PSOE para retirar los símbolos religiosos de los espacios públicos, el «paer» o alcalde de Lérida, el socialista Àngel Ros, se reconoce católico. Es frecuente, de hecho, verle en misa entre semana. «Voy siempre que puedo», reconoce. Y añade: «No se puede negar la cultura y la raíz cristiana de Europa. Por eso, siempre he defendido la presencia de crucifijos en lugares públicos. Si eliminamos los símbolos religiosos, estaríamos borrando la raíz religiosa de Europa».
-La clásica pregunta que se hacen muchos: ¿se puede ser católico y socialista?
-Sí. No hay ninguna incompatibilidad ideológica entre la socialdemocracia y el cristianismo. Existen suficientes ejemplos de doctrina social de la Iglesia que se comparten en el socialismo. Eso no quita que, en algunos momentos, haya conflictos en determinados temas.
-¿Por ejemplo?
-El aborto, el matrimonio o el divorcio. Pero demasiadas veces ponemos el foco en estas cuestiones y no nos fijamos tanto en los temas sociales. El principio fundamental del Evangelio es el amor. Considero que es peor hacer políticas sociales insolidarias que otros temas de derechos individuales. Y la derecha tiene más conflictos en este terreno que la izquierda.
-¿El aborto le parece, entonces, un tema de menor importancia?
-Siempre he defendido que, en el caso de una menor, hay que informar a los padres. Si se diera un caso de embarazo en alguien de mi familia, yo haría lo posible para que no se llegara al aborto. Pero, a nivel social, no se le puede impedir a una mujer que pueda abortar…
-No es ésa la postura de los obispos ni de la Iglesia…
– Sí, pero el PP también estuvo ocho años en el poder y no hizo nada por derogar el aborto. No es una cuestión sólo del PSOE.
-¿Y esta postura suya le enfrenta, por ejemplo, a su obispo?
-Tengo un buen entendimiento con él. De hecho, hace unos días, monseñor Joan Piris y yo dirigimos el pregón de Navidad desde el balcón de la Paería. Siempre debe existir una necesaria colaboración institucional entre los responsables de las autoridades civiles y religiosas.
-¿Zapatero consigue esa armonía? Muchos le tachan de legislar contra la Iglesia…
-No, no considero que sean ataques a la Iglesia, sino una visión determinada ante unos derechos individuales que es distinta a la que tiene un determinado sector de la jerarquía eclesiástica.
-¿Es usted un católico «a lo Bono» o «a lo Paco Vázquez»?
-No me asocio especialmente a ninguno de los dos. Es cierto que ambos mantienen posturas diferentes respecto al aborto, por ejemplo, pero insisto en que creo que el acento hay que ponerlo en los temas sociales. ¿Sabía usted, por ejemplo, que en Cataluña hay muchos alcaldes católicos del PSC?
-Bueno, supongo que los habrá, claro…
-Sí, y muchos más de los que la gente cree.
-¿Y la fe le ayuda en su tarea de político?
-A los que tenemos fe, nos ayuda la fe. A otros, tal vez les ayuden otras cosas. Desde siempre he aprendido que ser cristiano no conlleva necesariamente tener un buen comportamiento, aunque debería ser así. Por eso, yo me quedo con aquella máxima del Evangelio: «No juzguéis y no seréis juzgados…».

Bono acusa a Munilla de ser «muy de derechas y conservador»
La Razón
«Extremadamente conservador. Y a pesar de que sea vasco y no sea nacionalista, es un hombre muy de derechas». Con estas palabras, el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, describió al nuevo obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla. Bono afirmó que «esto no es una valoración negativa, y mucho menos una valoración moral negativa».
Según apuntó, desde posiciones «que todos identifican», ahora dicen que «los que querían un obispo vasco ya lo tienen», y matizó que «es cierto que Munilla es vasco y habla euskera», no como el obispo de Bilbao, monseñor Ricardo Blázquez, que fue recibido por el entonces presidente del PNV, Xavier Arzalluz, como un desconocido: «un tal Blázquez».
Para el presidente del Congreso, «eso no significa que ser ideológicamente coincidente con las tesis que han propugnado otros obispos vascos».
En relación a sus convicciones religiosas, Bono explicó que se siente dentro de la Iglesia, aunque no se sienta ejemplo de nada, ni de nadie. «Soy un pecador y espero a seguir las contemplaciones evangélicas, porque me parece que es una de las formas de ejercer la solidaridad», apuntó. Y añadió que «defiendo la religión del amor, no de la Inquisición, la excomunión y la pelea».
Por su parte, monseñor José Ignacio Munilla aseguró, por otro lado, que se distorsionó el cese de la anterior cúpula de la Iglesia guipuzcoana, porque «el procedimiento habitual es que el nuevo prelado elija los nuevos vicarios». Según declaró, no se siente atacado por el clero de Guipúzcoa, y «es falso que los altos cargos del obispado de San Sebastián hayan presentado su dimisión». Finalmente, lamentó que se publiquen «mentiras con el deseo de sembrar más cizaña».

INTERNACIONAL

Elvis Presley, antes de morir: «Señor, ¡muéstrame una salida, te necesito!»
La Razón
«Elvis estaría predicando estuviera vivo», reconocía hace unos días Priscilla Presley, la que fuera esposa del fallecido «rey del rock», durante la celebración del que hubiera sido su 75 cumpleaños. Su célebre mansión de Graceland acogió a más de 3.000 personas que celebraron la onomástica. «Creo que Elvis estaría cantando música gospel. Y quizá estaría predicando un poco. Le fascinaba enseñar y quería mucho la Biblia», reconoció su mujer, Priscila.
Elvis Aaron Presley creció con la música gospel –«palabra de Dios», en inglés–, los espirituales de la música afroamericana. Él mismo explicaba: «Esa música se hizo tal parte de mi vida que era tan natural como el baile, una forma de escapar de los problemas y un medio de liberación». Así lo relata la monumental biografía del cantante en dos tomos que ha elaborado Peter Guralnick y que ocupa más de un millar de páginas.
Asistía a la iglesia
Según recoge la web Protestante Digital, Presley se crió en el ambiente evangélico o «pentecostal» del sur de los Estados Unidos: «Su madre le había acostumbrado a ir a la iglesia, no sólo a la escuela dominical, sino a todo tipo de campañas y reuniones especiales de avivamiento. Su familia asistía a la Primera Asamblea de Dios en Tupelo, Mississippi, y luego en Memphis, cuando se mudaron allí en 1948. James Hammill era predicador de su congregación en Memphis. Recuerda a los Presley en la iglesia, pero dice que Elvis nunca tuvo especial participación en los cultos. De hecho, no llegó a ser siquiera miembro oficialmente , aunque asistiera como adolescente a las reuniones. Pero su vida no dio señales suficientes de cambio como para poder ser bautizado y formar parte de la comunidad», relata.
Buscando el rostro de Cristo
El éxito y el dinero fácil llevaron a la ruina al «rey del rock», que vivió al límite entre anfetaminas, mujeres y fans. Marcado por la muerte de su madre, su vida fue de mal en peor. Hubo momentos de grandeza, como en 1966, cuando grabó «How great thou are», un álbum con varios himnos gospel, que le otorgó su primer Grammy. Pero poco a poco, su ritmo de vida lo llevó a la autodestrucción: «Elvis presentaba ya una patética imagen de obesidad, extravagancia y adicción. Cuando aparece muerto en su cuarto de baño, el libro que tenía en sus manos, se llamaba “La búsqueda científica” de la cara de Jesucristo, un título esotérico que mezcla la superstición y el espiritismo», relata la biografía de Guralnik.
Su hermanastro, David Stanley, le recuerda sin embargo leyendo la Biblia a menudo. Solía citar las palabras la segunda carta de san Pablo a los Corintios sobre la necesidad de vivir para Cristo. Él le vio la mañana del día de su muerte: «Estaba de rodillas en el baño. Su lengua morada le colgaba de la boca y tenía los ojos llenos de sangre. Oraba: “Muéstrame una salida, Señor, estoy cansado y confuso, ¡te necesito!”», rogó.

Una joven focolar italiana, que murió a los 18 años, será beatificada
La Razón
Pronto la Iglesia proclamará beata a una joven, fallecida en 1990 a los 18 años. Se trata de Chiara «Luz» Badano. Benedicto XVI ha aprobado la publicación del decreto que reconoce un milagro realizado por Dios gracias a la intercesión de esta joven italiana, guapa y deportista. Es el primer miembro del Movimiento de los Focolares, fundado por Chiara Lubich, que alcanza esta meta. «Su ejemplo luminoso nos ayudará a dar a conocer la luz del carisma y a anunciar al mundo que Dios es Amor», afirma María Voce, actual sucesora de Chiara Lubich.
Esperada durante once años por sus padres, Chiara nació en Sassello (Italia) en 1971. A los nueve años conoció el Movimiento de los Focolares, en el que participó activamente. Tenía 17 años cuando un fuerte dolor en la espalda, que sintió durante un partido de tenis, provocó sospechas entre los médicos quienes, tras los primeros exámenes, se dieron cuenta de que era cáncer de huesos. Con el tiempo, los tratamientos se hicieron cada vez más dolorosos. Chiara repetía: «Por ti, Jesús, ¡si Tú lo quieres, yo también lo quiero!». Chiara falleció el 7 de octubre de 1990. Las últimas palabras que le dirigió a su madre fueron: «¡Sé feliz, yo lo soy!». Su padre le preguntó si quería donar las córneas y ella aceptó. La causa de beatificación fue abierta en 1990 y el milagro reconocido tuvo lugar en la ciudad italiana de Trieste. Su perfil en Facebook (Chiara Luce Badano) cuenta con más de 2.500 miembros.

El 75% de los franceses que va a misa disiente de la doctrina católica
La Razón
El diario francés «La Croix» publicó hace unos días los resultados de un sondeo estadístico del Instituto Francés de Opinión Pública sobre el catolicismo. Realizó 131.000 entrevistas durante 5 años:19.000 entrevistados se declararon católicos practicantes y 65.000 católicos no practicantes. La principal conclusión: apenas un 5 por ciento de franceses va a misa los domingos, y de los que se declaran practicantes, sólo uno de cada cuatro cree que la Iglesia debe mantener su enseñanza sobre la anticoncepción; el 68 por ciento cree que debe cambiar su enseñanza sobre el aborto y la mitad pide cambiar la doctrina sobre la homosexualidad. Así pues, de 65 millones de franceses, los católicos que van a misa el domingo y aceptan plenamente las enseñanzas católicas son aproximadamente unos 800.000. De esos 3,2 millones de franceses practicantes, el 46 por ciento son jubilados, y otro 18 por ciento no tiene empleo. En un rebaño tan pequeño, la relevancia de las nuevas realidades eclesiales es superlativa. Por ejemplo, las grandes comunidades carismáticas como Bienaventuranzas, Emmanuel, Palabra de Vida o Camino Nuevo, que suman unas cien mil personas de doctrina fiel al Magisterio, representarían casi uno de cada ocho católicos «fieles».
En abril de 2008, el periodista Henri Tincq publicaba un libro titulado «Les catholiques», donde hablaba de ocho tipos de católicos franceses y calculaba que los practicantes eran un diez por ciento. Si son un 5 por ciento y sólo una cuarta parte de ellos acepta el Magisterio pleno, el rebaño queda muy reducido. El 28 por ciento de los franceses se declara «sin religión» (aunque los sociólogos suelen advertir que esa categoría incluye a muchas personas que creen «en Dios pero no en la religión»). De estos arreligiosos, siete de cada diez están en desacuerdo con Sarkozy cuando habla del «papel civilizador de las religiones»; al 63 por ciento le molesta que hable de las «raíces cristianas de Francia» y sólo uno de cada tres piensa que «los mensajes y valores del cristianismo aún tienen actualidad». Uno de cada diez arreligiosos incluso piensa que los católicos son demasiado visibles.
Francia, con Turquía y México, es uno de los pocos estados oficialmente laicista. En 2007, el obispo de Toulon, Dominique Rey, ligado a la Comunidad de Emmanuel, publicaba un libro sobre la masonería indicando que era poderosa en la política y la cultura y una causa de la descristianización del país.
Ocho tipos de fieles
1/ Tradicionalistas: Sumando los lefebvrianos y los fieles a Roma se calcula que son unos 150.000, muy bien organizados.
2/ Nuevos Movimientos: Henri Tincq les llama «la infantería». Incluye aquí al Opus Dei, Regnum Christi, Comunión y Liberación, etc…
3/ Carismáticos: Modernos en las formas pero ortodoxos en la moral, son unos 100.000 agrupados en 9 grandes comunidades.
4/ Los Ermitaños: Tincq les llama «silenciosos». No son muchos, pero son gente de oración, eremitas urbanos y contemplativos.
5/ Los Comprometidos: Son activistas solidarios. Se declaran católicos, aunque muchos no practican o disienten del Magisterio.
6/ Los Observantes: Tincq llama así a los que simplemente van a misa con cierta frecuencia, por cumplir, sin más ligazón con la Iglesia.
7/ Los Rebeldes: Dicen ser católicos, pero activamente se dedican a promover la desobediencia al Magisterio y su moral.
8/ Los del «Zapping»: Son los católicos no practicantes, que van y vienen para algún sacramento y viven una fe individualista.

El santuario de Fátima sufre actos de vandalismo durante el fin de semana
La Razón
La iglesia de la Santísima Trinidad y cuatro estatuas ubicadas en el santuario de Fátima (Portugal), fueron objeto de vandalismo durante este pasado fin de semana.
En un comunicado divulgado el lunes por el gabinete de prensa del santuario, se informa sobre «un abuso realizado al alba del domingo 10 de enero». Cuatro estatuas situadas en los flancos de la citada iglesia, que representan a Juan Pablo II, Pablo VI, Pío XVI y monseñor José Alves Correia da Silva, fueron «graffiteadas» con las palabras «Islam», «Luna», «Sol», «Musulmán» y «Mezquita».
Según informa el santuario, desde el lunes «se están llevando a cabo los difíciles trabajos de limpieza de las inscripciones». «Dando noticia de lo sucedido, y sin conocer a los autores de este acto, el santuario hace pública su tristeza e informa de que la cuestión se ha confiado a las autoridades y a la Policía”, subraya el comunicado.

OPINIÓN

La lepróloga
La Razón / J. Mª. Alimbau
La doctora Montserrat Pérez, médico solidaria para con los enfermos de Hansen, presidenta de Ayuda Solidaria a los Leprosos, fundadora con sus dos hermanas de sangre de la escuela en recuerdo de su madre «School Meta», en la India, para hijos de leprosos, científica, católica y solidaria, me envía una carta dirigida a los Reyes Magos. Uno piensa que es bueno que no sólo celebremos un día la solidaridad generosa, sino que la ejerzamos durante todo el año. Deberíamos pedir:
-Un espejo para comprender a los diferentes.
-Un reloj para tener tiempo escuchar y atender a quienes nos necesitan.
-Un calendario de justicia para los marginados y los excluidos.
-Un par de sillas para dialogar con los injustos y los prepotentes.
-Una caja vacía para meter algo para quienes no tienen nada.
-Unas tijeras para cortar el hambre y la enfermedad de raíz.
-Un camión cargado de sonrisas para quienes están tristes.
-Un cuaderno para llenarlo de buenos propósitos.
-Un rompecabezas para aprender a ser solidario.
-Un imperdible para no perder nunca la esperanza…
¡Todo por un año solidario: el 10!

El primero y el último paso
La Razón / Cardenal Ricard Maria Carles
Muchos que hemos sido, y aún somos, montañeros, conocemos la bella frase de un gran amante de la montaña. «Ten la mirada fija en la vía de la cumbre, pues el último paso depende del primero. No creas haber llegado porque veas la cima. Presta atención a tus pies, asegura tu próximo paso, pero que ello no te distraiga del ideal más alto. También el primer paso depende el último».
Estamos en los primeros pasos de un nuevo año. ¿Cómo será? No debe ser una repetición rutinaria del anterior, porque esto nos quita alegría y porque somos capaces de mejorar lo realizado este año. Justamente es esto lo que Dios espera de cada uno.
En la escalada nadie da un primer paso sin estar convencido de que el último, el que le permitirá «hacer cima», valdrá la pena. Otro tanto sucede en nuestra vida. Sin una concreta intención de un fin no hay acciones humanas.
El primer paso depende del último. Tener la mirada fija en la vía de la cumbre. He aquí una actitud necesaria para saber adónde se camina, pero también para saber por dónde se ha de caminar.
Empezamos a caminar otro año. Hay muchas vías delante de nosotros. Sería perder el tiempo –la vida– escoger una que no nos encamine a la cima. Claramente ella no es otra que seguir acercándonos a lo que la voluntad de Dios quiere de cada uno: el crecimiento de semejanza con Jesús. Ello nos permitirá un día «hacer cima»; contemplar un horizonte infinito: ver el rostro de Dios. Es la añoranza de todo hombre. Y sin una idea clara de a qué cima se dirige nuestra vida, ella puede ser este año un caminar titubeante y desilusionado.

NAVARRA

La iglesia de Murieta renueva la torre y tejado
Diario de Navarra
Los trabajos, que la empresa Ibarrola Piérola comenzó en noviembre, están a punto de terminar – Las obras, financiadas por la parroquia, han tenido un presupuesto de más de 120.000 euros incluyendo el proyecto
La restauración de la torre y el tejado de la iglesia de San Esteban de Murieta, de estilo barroco, llega estos días a su recta final con las últimas etapas de una obra que ha sido la más ambiciosa realizada en la parroquia local en los últimos años. La urgencia de los trabajos venía causada por el mal estado que presentaba sobre todo la torre, que la hacía muy vulnerable a las lluvias y a las inclemencias del tiempo propias del invierno.
La remodelación comenzó a principios del pasado mes de noviembre con un presupuesto de 113.684 euros, a los que hay que añadir el coste del proyecto, que se elevaba a 8.410 euros más. La restauración fue adjudicada a la empresa Ibarrola Piérola de Nazar, que poco antes había desarrollado otra obra en la localidad, la del edificio municipal “La Cambra”, que se destina a uso de diversos colectivos locales.
El esfuerzo económico ha sido asumido casi en solitario por la parroquia de la que está a cargo Joaquín García de Galdiano a través de la suscripción de un préstamo, aunque también se ha buscado el apoyo de entidades como el Ayuntamiento, que ha contribuido con 9.000 euros, así como la ayuda de los vecinos a través del programa “Tú eliges, tú decides” de Caja Navarra, con el que se han conseguido 8.400 euros, según explicó el párroco.
Riesgo de filtraciones
El mayor riesgo en el conjunto del edificio lo corría la torre de la iglesia, cuyo cuerpo está realizado en piedra, aunque la cúpula es de hormigón forjado, lo que ha propiciado que con los años se hayan producido filtraciones que lentamente habían debilitado el resto de la estructura. Durante el desarrollo de la restauración han surgido nuevas necesidades como una mayor dimensión en el rejuntado de las piedras de la torre, sustitución de piezas en el alféizar de la misma o el cambio de la esfera exterior del reloj. En el interior de la maquinaria ha sido necesario reforzar la estructura que la sostenía con vigas de hierro, ya que parte de las sujeciones eran de madera.
El arreglo de la torre fue muy rápido y a comienzos del mes de diciembre los trabajos entraron en una segunda fase en la que el protagonista pasó a ser el tejado de la nave principal, que estaba afectado por la existencia de vigas en mal estado, algunas de las cuales eran necesarias incluso para sujetar la estructura del edificio.
Las reparaciones en el tejado principal han terminado y sólo queda por acondicionar el tejado rebajado del ala norte, así como algunos otros pequeños remates. De esta manera y cuando mejore el tiempo, se está a falta prácticamente del retejado para que la conclusión de los trabajos sea definitiva.
El proyecto de obras también incluía el pintado interior de la iglesia y la renovación del alumbrado, dos cuestiones que aún quedan por determinar, ya que la aparición de imprevistos ha hecho que el coste de la obra que se ha ejecutado hasta ahora sea superior en 8.000 euros a lo inicialmente previsto, por lo que la parroquia baraja la posibilidad de compensar el sobrecoste suprimiendo estos trabajos si fuese necesario.

Multitudinaria despedida en Pamplona a los tres montañeros fallecidos en Huesca
Diario de Noticias
La iglesia de san francisco javier se quedó pequeña en el funeral que ofició el arzobispo
Sanz, Barcina y Saiz se sumaron al acto religioso por los hermanos Txomin y Santi Eugui Martinicorena y su cuñado Unai Isasi Pérez
Familiares y amigos de los tres montañeros fallecidos el fin de semana por un alud en La Collarada, en el término oscense de Villanúa, se dieron cita ayer por la mañana en el cementerio de Pamplona para darles su último adiós. Los hermanos Txomin y Santi Eugui Martinicorena, naturales de Pamplona, de 39 y 32 años, y su cuñado Unai Isasi Pérez, de 38 años, nacido en Arrigorriaga (Vizcaya) y residente en la capital navarra, fueron enterrados en el panteón familiar del camposanto pamplonés.
Fueron numerosas las personas que se desplazaron hasta el cementerio para despedir a los tres jóvenes en un acto que transcurrió con enorme pesar, bajo una lluvia incesante y frío. Los malogrados montañeros fueron alcanzados y sepultados por un alud cuando hacían esquí de travesía en la zona de La Collarada (Huesca). Ya por la tarde, el funeral conjunto que se ofició en su homenaje fue igualmente multitudinario, ya que los tres eran muy conocidos en Pamplona y su muerte ha causado una gran conmoción. De hecho, mucha gente tuvo que quedarse fuera de la iglesia de San Francisco Javier. La homilía fue oficiada por el arzobispo Francisco Pérez y el obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Juan José Omeya, vinculado especialmente con la madre de Txomin y Santi Eugui, Elena Martinicorena, por su cargo de delegada de la ONG Manos Unidas de Navarra. En la misa, participó, asimismo, el coro de la parroquia San Francisco Javier. Además de los más allegados a los tres jóvenes montañeros, representantes políticos y del mundo de la empresa, quisieron arropar a las familias en estas despedidas. Al funeral asistieron, entre otros, el presidente del Gobierno Miguel Sanz, la alcaldesa Yolanda Barcina, la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Saiz. Durante la misa, que dio comienzo a las 19 horas y se prolongó casi una hora, Francisco Pérez recordó el “inmenso dolor” por el que están pasando los familiares y llamó a la “unidad” de los más allegados ante el sufrimiento. Recordó a los tres jóvenes desde “un vacío que no puede llenarse con las fuerzas de la razón sino con la viveza de la fe en Jesucristo”. Miguel Sanz, transmitió su pésame a las familias, al igual que la presidenta del Parlamento Elena Torres y el Ayuntamiento de Pamplona, que agradeció el esfuerzo en las labores de rescate a todos cuantos intervinieron y especialmente al Grupo de Rescate de la Guardia Civil (GREIM). También el Grupo Iruña, en el que trabajaba Isasi, ha anunciado que en el partido que disputará el viernes el Grupo Iruña Navarra de la LEB Plata se guardará un minuto de silencio y los jugadores portarán un brazalete negro en recuerdo de “tres amantes” del deporte.

Roncesvalles ganó 6.000 peregrinos en 2009 y llegó a 52.389
Diario de Navarra
Desde la Colegiata esperan para el presente Año Jacobeo “una explosión de peregrinos”
La Colegiata de Roncesvalles recibió el pasado año a 52.389 peregrinos, 6.000 más que en 2008. De todos ellos, 23.389 fueron españoles y 29.002 procedían de otros países. Hubo 31.140 hombres y 21.349 mujeres. De los peregrinos extranjeros, 6.710 procedían de Francia, 4.968 de Alemania, 3.954 de Italia, 1.454 de Canadá y 1.082 de Estados Unidos. Respecto del medio en el que completaron el trayecto, 44.538 lo hicieron a pie, 7.831 en bicicleta y 21 a caballo.
En cuanto a los motivos que les llevaron a iniciar el viaje, 22.721 confesaron hacerlo por aspectos espirituales, 14.546 por religiosos, 16.800 por culturales, y el resto alegaron otros, como los deportivos.
Además, y aunque la Colegiata no registró datos sobre la edad, sus responsables afirmaron que la media se situó entre los 50 y 60 años, si bien fueron muchos los jóvenes que aprovecharon el mes de agosto para embarcarse en el Camino de Santiago.
Año previo al Jacobeo
El prior de la Colegiata, Jesús Idoate, señaló que mayo y agosto fueron los meses de mayor afluencia de peregrinos. “En mayo y junio la mayoría llegan desde países de Centroeuropa, Alemania o Italia, y son adultos”, expuso.
“Por el contrario, agosto es el mes en el que más españoles se decantan por realizar el Camino, mientras que en Semana Santa esta peregrinación no tiene mucho tirón”, agregó.
“Posiblemente, el aumento en 2009 de 6.000 peregrinos podría deberse a que fue el previo a un Año Jacobeo. El año anterior o el posterior a esta celebración siempre suelen ser de más afluencia porque hay peregrinos que quieren evitar las aglomeraciones del año del jubileo”, consideró.
Por otra parte, el prior espera para 2010 “una explosión de peregrinos”. Un año para el que, confiesa, “no se ha preparado nada especial fuera de lo que será la ceremonia de apertura”, y a la que se prevé que acuda algún miembro de la Casa Real. Para Jesús Idoate, la única preocupación para este año es “atender a los peregrinos lo mejor posible”.

Los quintos de 1954, en el Yugo
Diario de Navarra
Los quintos de Arguedas nacidos en 1954 celebraron una jornada de hermandad con una comida que les reunió en el albergue de la Virgen del Yugo. Anteriormente, visitaron a la Madre Bardenera en su ermita y le honraron con un centro de flores y la jota “Morenica y galana”. La cita comenzó con una ronda de vinos por los bares de la localidad y asistieron 27 de los 72 quintos nacidos hace 55 años.
Los quintos presentes fueron: José Mari Alegre, Juan Manuel Galarreta, Jesús Rodrigo, Pili Gurría, Francisco José Aragón, Enrique Sanz, Javier Sola, Pili Floristán, Alejandro González, Mari Carmen Conde, Santi Valdemoros, Arita Rodríguez, Epifanio Conde, Alfonso Conde, José Antonio Mayor “Fabián”, Ángel Pina, Esther García, Victoria Zubiría, Eduardo Guerra, Reyes Resa, Begoña Marcos, Emiliano Setas, Joaquín Rodríguez, Pili León, Javier Elizalde y Fermín Ordoyo.

“Txomin, Santiago y Unai están en la Vida”
Diario de Navarra
Cientos de personas asistieron al funeral por los hermanos Domingo y Santiago Eugui y su cuñado, Unai Isasi – La ceremonia fue oficiada con el arzobispo de Pamplona, y el obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño
El funeral por los hermanos Domingo y Santiago Eugui Martinicorena y el cuñado de ambos, Unai Isasi Pérez, que fallecieron el pasado sábado al ser sorprendidos por un alud en la cara sur del pico oscense de La Collarada, sirvió ayer de cálido abrigo para los familiares de los tres montañeros. Txomin, Santiago y Unai. Cada vez que estos nombres fueron pronunciados ayer en la Iglesia de San Francisco Javier de Pamplona la emoción rindió tributo a ellos y a los suyos.
“Para que cuidemos y protejamos todo lo que Txomin, Santiago y Unai amaban”, se dijo en una de las peticiones.
Los hermanos Eugui Martinicorena eran naturales y vecinos de Pamplona. Unai Isasi, por su parte, nació en Arrigorriaga (Vizcaya), pero también residía en la capital navarra. Domingo, de 39 años, era ingeniero eléctricoindustrial y responsable de Calidad de Acciona Windpower, estaba casado y era padre de dos niñas y un niño; Santiago, de 32 años y soltero, era responsable de proyectos en la empresa Eina (Estudios de Ingeniería Adaptada) de Pamplona ; e Isasi, de 38 años, casado y padre de una hija, trabajaba en Iruña Construcción. Cientos de personas asistieron al funeral por ellos, provocando que el templo pamplonés se quedara pequeño.
La ceremonia fue oficiada por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, junto a Juan José Omella, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño y consiliario nacional de Manos Unidas, vinculado especialmente con la madre de Domingo y Santiago Eugui Martinicorena, Elena Martinicorena, por el cargo de ésta de delegada en Manos Unidas en Navarra. A ellos les acompañaron el vicario general de la diócesis de Navarra, Juan Antonio Aznárez; el párroco de San Francisco Javier y delegado de Misiones, José María Aicua; así como Miguel Oroz, vicario parroquial de San Francisco Javier; Luis Oroz, párroco de San Miguel; Jesús María Arbuniés, párroco de Santa Teresa de Jesús y consiliario de Manos Unidas en Navarra; Miguel Ángel Argal, de la ONG Medicus Mundi; Valentín Eguílaz, párroco de Santa Vicenta María y director de la ONG Misión Diocesana; Luis Lacabe, jesuita de Deusto-San Sebastián; Juan Miguel Echaide, vicario de la Iglesia de los Capuchinos de Pamplona; Santiago Cañardo, párroco de San Nicolás; Enrique Ardanaz, adscrito a la parroquia de San Nicolás; y Javier Vesperinas, adscrito a la parroquia San Francisco Javier de Pamplona.
“Cuando nos encontramos ante el dolor de los familiares, no podemos más que unirnos en su angustia”, destacó Francisco Pérez en su homilía. El arzobispo centró sus palabras en las familias de los fallecidos y a ellas quiso ayudar a saber responder preguntas: “¿Cómo es posible que Dios haya permitido esta desgracia? o ¿cómo es posible que ellos hayan fallecido?”, manifestó. “Vuestro dolor está clavado en la cruz de Cristo y en el grito de Cristo en la cruz de “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” Ante la pregunta de por qué y un dolor que desborda la capacidad humana, queda el consuelo de la resurrección y la vida”.
Pérez subrayó que es necesario trasladar “cariño, afecto y solidaria fraternidad” a las familias de los hermanos Eugui y de Unai Isasi. “No podemos devolver a esta vida a Unai, Txomin y Santiago, pero ellos están en la Vida y Dios sabe cómo lo están”.
La entereza de la familia
Los familiares de los tres montañeros escuchaban las palabras manteniendo su entereza. Los padres de Domingo y Santiago, Domingo Eugui y Elena Martinicorena; sus dos hermanas, Laura, viuda de Unai Isasi, y Luisa); la madre de Unai, Maria Teresa Pérez, y sus hermanos Iñaki, Mikel, Ainara, Eunate y Nick; y la viuda de Domingo, Kattalin Arraiza, ocupaban los primeros bancos del templo. Junto a ellos, resultó muy especial la presencia de los tres hijos de Domingo Eugui, Catalina, de 5 años, Santiago, de 4, y Mercedes, de 1, y la hija de Unai Isasi, Amaia, de 7 años. Las familias estuvieron acompañadas por otros muchos familiares y amigos.
La música del funeral corrió a cargo de coro de la Iglesia de San Francisco Javier, dirigido por Antonio Huarte y acompañado por el organista José Ignacio Ayerra.