19 de enero de 2010

19 de enero de 2010

Nacional

Más de 10.000 niños españoles destinan sus ahorros a la infancia desprotegida
ABC
A ningún niño debería faltarle la sonrisa a causa de la enfermedad, la guerra o el hambre. Este objetivo, que aún no hemos podido convertir en una realidad, es un compromiso concreto para más de 10.000 niños españoles que todos los años, con motivo de la Jornada de la Infancia Misionera, que se celebrará el domingo 24, colaboran con sus ahorros para que otros chicos en los países más pobres de África y Asia puedan «ser felices».
«Cuando éramos pequeños dábamos comida pero ahora que ya somos grandes doy lo que tengo en la hucha», asegura Eva que, con apenas 10 años, dice que cuando sea grande quiere ser misionera «para luchar por la injusticia que sufren» estos niños «pobres que no tienen nada». Sus compañeros del 5º curso del colegio de Cristo Rey en el madrileño barrio de Puerta del Ángel también son sensibles a la escasez de alimentos, escuelas y hospitales que hay en el continente africano. «Nosotros tenemos que aprender a no ser tan ambiciosos y no pedir tantas cosas porque ellos no tienen nada y nosotros, que tenemos muchas cosas, cada vez queremos más», explica Pablo, quien asegura que no le cuesta dar parte de la paga que le dan sus padres al ver «las condiciones en las que viven otros niños y que de verdad necesitan de nuestra ayuda».
España sigue siendo el país que más fondos destina a la Infancia Misionera, una institución católica a la que pertenecen millones de niños en el mundo y «que tiene el objetivo de ayudarse entre los más pequeños para ir construyendo una sociedad más llena de paz», explica el director de las Obras Misionales Pontificias de España -responsable de esta campaña- y obispo de Pamplona, monseñor Francisco Pérez. En 2008, nuestro país aportó 4,7 millones de euros, por delante de Estados Unidos, Italia y Australia. Con estos recursos se financiaron más de 200 proyectos en 23 países africanos, nueve asiáticos, uno europeo (Albania) y uno australiano (Nueva Zelanda). Estos fondos, cuyos ingentes frutos no podrían ser una realidad sin la labor de cientos de miles de misioneros repartidos por las zonas más olvidadas del planeta, sirvieron para sostener, por ejemplo, un orfanato en la diócesis de Djougou (Benín) en el que se acogen a 72 niños que son considerados «brujos» por la sociedad y que de no estar protegidos en este centro hubieran sido asesinados, o para dar asistencia alimentaria y médica a más de 1.000 niños desplazados por la guerra en Darfur (Sudán).
Aldabonazo a la conciencia
«Ante la crisis mundial los niños africanos la viven de forma más cruel y, por ello, hemos de ser más generosos en nuestra colaboración económica, para que muchos niños encuentren sentido en su vida y puedan subsistir», dice monseñor Pérez, quien recuerda que la Infancia Misionera «quiere ser expresión viva y aldabonazo fuerte a las conciencias de todos los seres humanos».

Jordi Sevilla pide a Zapatero que no “rece” con Obama para no confundir
ABC
El que fuera hasta el pasado mes de septiembre diputado del PSOE Jordi Sevilla ha vuelto a hacerlo. De nuevo, el ex ministro de José Luis Rodríguez Zapatero ha utilizado su página personal en internet para cursar una queja contra el presidente del Gobierno. Esta vez, en su último «post», pide a Zapatero que no acepte la invitación que le ha hecho el presidente estadounidense, Barack Obama, para acudir al «Desayuno Nacional de Oración», con el fin de «no mantener la confusión» entre Estado y religión que en España se está «intentando separar» desde el PSOE.
Lo curioso es que Sevilla comienza explicándole al obispo donostiarra José Ignacio Munilla que «la miseria es Haití», por las polémicas declaraciones del prelado la pasada semana sobre que «existen males mayores» que los que sufren en Haití, aunque se refería al «plano teológico», enmendó Munilla. Tras ocuparse del «tema Munilla», el ex ministro de Administraciones Públicas subraya que «muchos en España no entenderían», entre los que se incluye él mismo, que Zapatero -laicista declarado- habiendo sido invitado por su cargo de presidente de turno de la Unión Europea, aceptara participar en un acto que no está en su agenda oficial y que en Estados Unidos es «una tradición» de sectores católicos.
«Zapatero alimenta los rumores sobre su continuidad»«La Alianza de Civilizaciones no es eso, y tú lo sabes», remata Sevilla, que se dirige familiarmente a «José Luis» para que no confirme su asistencia al acto del 4 de febrero en Washington.
A propósito, el ex titular de Administraciones Públicas se «moja» en otra cuestión de actualidad e insiste nuevamente en urgir al presidente del Gobierno a que aclare si será candidato en 2012 pero esta vez para proponer que el próximo Comité Federal del PSOE, el máximo órgano del partido entre congresos, proclame la candidatura de Zapatero a las próximas generales y que «él lo acepte».
Según defiende, de esta forma se pondría fin a los «interesados rumores» sobre la continuidad de Zapatero en la candidatura del PSOE «a tenor de lo escuchado por los máximos responsables del partido, excepto su secretario general (el propio Zapatero), que sigue en un mutismo incomprensible» porque, en su opinión, es el que los alimenta.

Muere un obrero al caer la cúpula de una iglesia en rehabilitación
Diario de Navarra
Tanto el trabajador como otro compañero que resultó herido grave cayeron desde una altura de 15 metros en Pedro Muñoz (Ciudad Real)
Un obrero de 43 años muerto y otro de 31 herido grave es el balance del accidente laboral ocurrido ayer en Pedro Muñoz (Ciudad Real) cuando ambos operarios trabajaban en las obras de rehabilitación de una iglesia.
El suceso ocurrió en la iglesia renacentista de San Pedro Apóstol, situada en la céntrica plaza de España de este pueblo de 8.500 habitantes. Los dos trabajadores se encontraban realizando trabajos de mantenimiento y restauración de la cúpula del templo cuando parte de ésta se les vino encima por causas desconocidas que están siendo investigadas por la Inspección de Trabajo y la Guardia Civil. Los operarios cayeron desde una altura de 15 metros y uno de ellos, que falleció en el acto, quedó sepultado bajo los escombros. Su compañero sufrió un fuerte traumatismo torácico y una fractura en el brazo derecho.

Internacional

El asesino frustrado de Juan Pablo II sale de prisión creyéndose el mesías
Diario de Navarra
Ali Agca salió de una cárcel de máxima seguridad tras estar encarcelado 27 años – El terrorista turco, de 52 años, abrió fuego contra el Papa Wojtyla en la plaza de San Pedro el 12 de mayo de 1981
Mehmet Ali Agca, el terrorista ultraderechista que intentó matar al Papa Juan Pablo II en 1981 y asesinó a un prominente periodista turco en 1979, salió hoy de la cárcel de máxima seguridad de Sincan (Ankara) asegurando que es el “eterno mesías”.
Tras un rutinario examen médico que le declaró “no apto” para el servicio militar a sus 52 años, el hombre que el 13 de mayo de 1981 disparó contra el Sumo Pontífice en la plaza de San Pedro, pudo recorrer las calles de Ankara como un hombre libre por primera vez en casi 30 años.
Un grupo de personas, incluyendo su hermano Adnan Agca y sus abogados, le esperaron a las puertas del penal turco y le recibieron con música de tambores y dulzainas, una muestra de alegría típica del país eurasiático.
Poco antes de dejar la prisión, uno de sus abogados entregó a la prensa un texto escrito a mano por Ali Agca en el que el antiguo pistolero ofrece a la humanidad “el mensaje de Dios”. En ese “mensaje divino”, Agca proclama la unicidad de Dios y niega la Trinidad, además de anunciar el final del mundo y la humanidad para el final del siglo XXI.
También añade que la Biblia está llena de errores que él se encargará de subsanar con la redacción de una “nueva” y “perfecta”.
La salida de prisión de Agca fue seguida por más de un centenar de periodistas, que hicieron guardia desde la medianoche esperando la puesta en libertad y siguieron con sus coches el convoy.
Desde que fue atrapado en Roma con la pistola humeante con la que disparó al Papa, Agca se ha pronunciado en numerosas ocasiones sobre su condición de mesías y la supuesta trama para asesinar a Juan Pablo II.
Sobre lo que nunca ha dicho ni una sola palabra es sobre el oscuro asesinato de Abdi Ipekçi, el periodista turco más influyente de la década de 1970 y director del diario izquierdista Milliyet.
Este asesinato, por el que Agca fue condenado a pena de muerte, que luego le fue conmutada por una pena de prisión que es la que acaba de cumplir, aún no ha sido esclarecido en todas sus vertientes, ya que fue uno de los hechos que precipitó el golpe de Estado de 1980.
Oferta de Hollywood
Se espera que Agca permanezca en Ankara unos días y, posteriormente, comparezcan ante la prensa en el hotel más lujoso de Estambul, el Çiragan Palace Kempinsky. Otro de los planes de Agca, de acuerdo a la información ofrecida por sus abogados, es viajar por el mundo.
Los medios de comunicación turcos aseguran que el autor material del atentado contra el Papa planea hacerse millonario a través de la venta de derechos exclusivos sobre su historia y explotando los misterios que han acompañado su vida.
“Es cierto que ha recibido una oferta de Hollywood. Pero aún no ha concluido ningún acuerdo con ninguna empresa o periódico”, afirmó uno de los abogados del frustrado magnicida.

El Vaticano permitirá a Agca orar ante la tumba de Juan Pablo II
La Razón
El Vaticano permitirá a Mehmet Ali Agca, el terrorista turco que intentó asesinar a Juan Pablo II, rezar frente a su tumba. Según confirmó ayer el cardenal Peter Kdowo Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, Ali Agca tendrá permiso para entrar en la Basílica de San Pedro y dirigirse a las grutas donde está enterrado el Papa polaco, aunque deberá aceptar la compañía de un «gran número de agentes de seguridad».
«No olvidemos que le ha perdonado el Gobierno turco y que el primero en hacerlo fue el propio Juan Pablo II. Yo también estoy a favor de que le perdonemos», dijo el cardenal Turkson.
Ali Agca todavía no tiene fecha para viajar a Roma, pero espera hacerlo pronto. Después de 29 años en prisión fue liberado ayer por la mañana y está ansioso por empezar a explotar su condición de asesino frustrado del Papa polaco. De momento ya da muestras del tren de vida que espera llevar al pedir que, desde la prisión, fuese trasladado a un hotel de cinco estrellas. No tendrá problemas para pagarlo, ya que ha subastado sus próximas apariciones en los medios: espera ganar dos millones de dólares con su primera entrevista televisiva y cinco con su autobiografía.
Los planes de Ali Agca por enriquecerse gracias a su condición de asesino pueden encontrarse con un escollo inesperado. El Ejército le ha exigido que se someta a una revisión psicológica y física detallada para establecer si es capaz de realizar el servicio militar, que nunca cumplió.
Los abogados del terrorista advierten de que la vida de su defendido corre peligro si se le obliga a hacer la «mili». Tal ven tengan razón, ya que el terrorista ha dado continuas muestras de sufrir trastornos mentales. Ayer, cuando fue liberado, declaró a la Prensa que él es «Jesús, el eterno», que escribirá un «Evangelio perfecto», y anunció una vez más «el fin del mundo».

El Papa visita la gran sinagoga romana y borra la polémica con Pío XII
Forumlibertas.com
La comunidad judía recibió con aplausos a Benedicto XVI que analizó los Diez Mandamientos como “un faro y una norma de vida en la justicia y en el amor, un gran código ético para toda la humanidad”
En medio de la polémica sobre la relación del Vaticano con Alemania en la Segunda Guerra Mundial, Benedicto XVI ha visitado a la Comunidad judía de Roma. La visita que tuvo lugar el pasado domingo, 17 de enero, ha sido un éxito atestiguado por los aplausos con los que el Pontífice fue recibido dentro y fuera de la gran Sinagoga.
Más de 1.000 judíos escucharon la defensa que realizó el Papa de Pío XII afirmando que “la sede apostólica también dio su ayuda, a menudo de forma escondida y discreta”, en clara referencia a la labor callada pero eficaz del Papa para salvar la vida de mi les de judíos. Algunos sectores habían acusado a Pío XII de colaborar con el nazismo.
El Papa ha respondido con contundencia y sin ambigüedades a las opiniones malintencionadas con su mirada más amable, visitando a la comunidad judía en Roma. El Santo Padre, según informa el portal de noticias Zenit.org, llegó al Templo mayor hacia las 16.25h., siendo acogido, entre otras personalidades, por el presidente de la comunidad judía de Roma, Riccardo Pacifici, por el presidente de las Comunidades judías de Italia, Renzo Gattegna, y por el Gran Rabino, Riccardo Di Segni.
Antes de su entrada en la Sinagoga, el Pontífice depositó una ofrenda floral ante las lápidas que recuerdan dos de los momentos más oscuros de la Comunidad judía romana: la que conmemora la deportación de 1.022 judíos, realizada el 16 de octubre de 1943, y la que recuerda el atentado terrorista del 9 de octubre de 1982 al Templo, durante el cual murió un niño de dos años, Stefano Taché, y otras 37 personas resultaron heridas.
Benedicto XVI, segundo Papa en visitar la Sinagoga de Roma tras Juan Pablo II en 1986, ha sido el primer Pontífice en detenerse ante la lápida que recuerda la muerte del pequeño, junto a la que depositó un ramo de flores blancas. También saludó a los padres del niño muerto y a heridos supervivientes del atentado, entre ellos a Emanuele Pacifici, padre del presidente de la Comunidad judía romana, según Zénit. Minutos antes había depositado flores rojas ante la lápida que recuerda la deportación durante la Segunda Guerra Mundial.
La llegada del Obispo de Roma fue acogida con aplausos calurosos y gritos de “Viva el Papa”. Un poco antes de hacer su entrada en el Templo, Benedicto XVI se volvió para saludar una vez más a los presentes, que seguían aplaudiendo. Entró en la Sinagoga mientras el coro cantaba al órgano, instrumento característico de la Comunidad judía romana y que no utilizan otras comunidades.
Tras las intervenciones de saludo de Pacifici, Gattegna y del Rabino Di Segni, el Papa comenzó su discurso, interrumpido en siete ocasiones por los aplausos de los presentes. En su intervención, recordó el horror de la Shoah y auguró una mayor colaboración entre judíos y cristianos, unidos por el Decálogo y comprometidos en dar testimonio del único Dios y a despertar en la sociedad el anhelo de la trascendencia.
Entre los presentes en el Templo mayor había también supervivientes de los campos de exterminio nazis, visiblemente conmovidos cuando el Pontífice recorrió una de las más grandes tragedias de la historia de la humanidad.
Los Diez Mandamientos: alianza entre religiones
En la intervención que pronunció en presencia de más de mil personas, el Pontífice recordó que tanto judíos como cristianos están iluminados por el Decálogo –”las Diez Palabras” o “Diez Mandamientos”– que representan “un faro y una norma de vida en la justicia y en el amor, un “gran código” ético para toda la humanidad”. “Que Dios refuerce nuestra fraternidad y haga más firme nuestro entendimiento”, auguró.
Desde esta perspectiva, “hay varios campos de colaboración y testimonio” entre ambos credos, observó, subrayando tres “particularmente importantes para nuestro tiempo”. El Papa explicó ante todo que las “Diez Palabras” “piden reconocer al único Señor, superando la tentación de adoptar otros ídolos”.
“En nuestro mundo, muchos no conocen a Dios o consideran que es superfluo, que no tiene relevancia para la vida; se han fabricado, de este modo, otros dioses nuevos ante los que se inclina el hombre”, reconoció, concluyendo: “Despertar en nuestra sociedad la apertura a la dimensión trascendente, dar testimonio del único Dios es un servicio precioso que judíos y cristianos pueden ofrecer juntos”.
La Iglesia, con los judíos perseguidos
El presidente de la comunidad judía de Roma, Riccardo Pacifici, recordando que su propio padre, Emanuele Pacifici, se salvó del Holocausto al esconderse en el convento de las Hermanas de Santa Marta en Florescencia, constató que miles de católicos ayudaron a los judíos, subrayando que lo hicieron “sin pedir nada a cambio”.
En este contexto, se refirió al presunto silencio del Papa Pío XII como una “omisión” que habría podido dar ánimo y esperanza a quienes huían del exterminio.
Pacifici concluyó su discurso subrayando que el diálogo entre judíos y católicos “puede y debe continuar”, concepto retomado del presidente de las Comunidades judías de Italia Renzo Gattegna, quien auguró que “las diversidades no sean nunca más causas de conflictos ideológicos o religiosos, sino de recíproco enriquecimiento cultural y moral”.

Miles de fieles se manifiestan por la vida en París con el apoyo de 27 obispos
La Razón
Desde hace seis años se celebra en enero en París una Marcha por la Vida que pide la abolición del aborto y ayudas para las familias. Este domingo contó con la presencia de unos 20.000 manifestantes, la mayor de su historia, y el apoyo explícito de 27 obispos franceses, un número récord en el país, que incluyó por primera vez al cardenal de Lyon, Philippe Barbarin; el obispo de Mans, Yves Le Saux; el arzobispo de la Samoa francesa, Hubert Coppenrath y el obispo de Saint Étienne, Dominique Lebrun, que apareció por sorpresa en la marcha acompañando unos diocesanos. Participaron también delegaciones de grupos pro vida de 10 países, incluyendo España.
Aunque se trata de un encuentro aconfesional, la mayoría de las entidades convocantes son católicas. El ambiente fue festivo, con una mayoría de gente joven. El grupo que cerraba la marcha caminaba rezando el Rosario.
El sábado se celebró un encuentro de oración por la vida en la capital francesa en el que se leyó una carta de apoyo del obispo de San Francisco, George Niederauer. Esta ciudad de Estados Unidos acoge su Marcha por la Vida el sábado 23 de enero (anunciada en autobuses). Más grande es la Marcha por la Vida de Washington, que acogerá unos 200.000 manifestantes este viernes.

Ali Agca, en libertad: «Soy el eterno Mesías y escribiré la Biblia perfecta»
La Razón
Memhmet Ali Agca, el terrorista turco que atentó contra el papa Juan Pablo II en 1981, fue hoy puesto en libertad de una cárcel próxima a Ankara.
Agca fue trasladado inmediatamente a una oficina de reclutamiento militar para ser sometido a un examen médico y decidir si es apto para el servicio militar que aún no ha cumplido a sus 52 años.
Los periodistas que esperaban fuera de la cárcel de Sincan no pudieron ver al hombre que atentó en Roma contra la vida de Juan Pablo II.
El ex recluso, que en los años ochenta del pasado siglo estuvo afiliado a la ultraderecha turca, viajaba en un convoy de diez vehículos policiales, que era seguido por la prensa, lo que pudo verse en directo en la televisión turca.
Según fuentes no oficiales, está previsto que Agca permanezca varios días en Ankara antes de presentarse ante la prensa para hablar de su vida como recluso.
Su hermano, Adnan Agca, protestó hoy públicamente por su traslado a un hospital de la oficina de reclutamiento y alegó que Ali “ha cumplido ya 30 años”, en alusión al tiempo que estuvo encarcelado en Italia, por el atentado contra el Papa, y en Turquía por otros delitos.
Según la cadena televisiva NTV, Adnan Agca alegó que ambos hermanos han cumplido ya un servicio militar tan largo como Mustafa Kemal Atatürk, el fundador de la Turquía moderna, tras reprochar a la Justicia de dudar ahora Ali si debe o ir o no a filas.
Adnan Agca despidió ayer al abogado de su hermano, tras acusarlo de haber puesto en riesgo la seguridad de Ali al informar sobre su situación militar sin su autorización y sólo para ganar prestigio.
El «eterno Mesías
Mehmet Ali Agca, el terrorista turco que intentó asesinar al papa Juan Pablo II en 1981, reivindicó su condición de “eterno Mesías” y anunció el fin del mundo tras ser excarcelado hoy.
Agca salió de la prisión de alta seguridad de Sincan (Ankara) sobre las 09.00 hora local (06.00 GMT) y fue llevado a un hospital militar sin ser visto por los más de 150 periodistas, entre ellos una veintena de extranjeros, que esperaban su liberación desde la media noche.
Los periodistas se lanzaron a la carrera tras el convoy policial que llevaba a Agca al hospital GATA en el que se le debía realizar un reconocimiento médico para decidir si es apto para realizar el servicio militar, que aún no ha cumplido.
Un informe psiquiátrico le había diagnosticado anteriormente un “desorden antisocial de la personalidad”.
Gökay Gültekin, uno de los abogados de Agca, dijo a los periodistas que Agca estará en Ankara durante unos días y que comparecerá ante la prensa.
Además, el letrado distribuyó un texto escrito por Agca y fechado hoy en el que repite ser el «eterno Mesías».«Declaro el mensaje divino de Dios en el nombre de Alá», comienza la misiva de Agca, compuesta por cinco artículos, uno de los cuales afirma: «Dios es uno, eterno y único. Dios es total. La Trinidad no existe».
Agca explica que él «no» es Dios y tampoco es su hijo, sino «el eterno Mesías, es decir, el más alto y eterno sirviente de Dios en el Cosmos».
«El espíritu santo no es sino un ángel creado por Dios. No existe la Trinidad. Declaro que el fin del mundo está por llegar. Todo el mundo desaparecerá al final de este siglo», asegura en su carta.
«Todos los seres humanos morirán antes de que termine el siglo. La Biblia está llena de errores. Yo escribiré la Biblia perfecta», concluye, firmando como «Eterno Mesías Mehmet Ali Agca».

“Todos los humanos morirán este siglo”

ABC
Ayer, a las nueve de la mañana, Mehmet Ali Agca, el hombre que en 1981 intentó asesinar a Juan Pablo II, salió de la cárcel de máxima seguridad de Sincan, a 40 kilómetros de Ankara. A la salida de la cárcel, uno de los abogados de Agca distribuyó un texto manuscrito, con fecha del mismo día en el que proclama el fin del mundo. «El mundo entero será destruido durante este siglo. Todos los seres humanos morirán durante este siglo». Agca, que firma el apocalíptico texto como «El Cristo eterno. Mehmed Ali Agca», dice que la Biblia está llena de errores. «Yo escribiré la Biblia perfecta», reitera. Entre otras afirmaciones, el texto recoge que «Dios es uno, eterno y único. La Trinidad no existe».
Despliegue de seguridad
Se temía que alguien pudiese intentar vengarse de Agca, por lo que la excarcelación se produjo en medio de un impresionante despliegue de seguridad.
A efectos del Estado turco, Agca no había saldado su deuda todavía. En el hospital militar tenían que determinar si debía, a sus 52 años, cumplir con el servicio militar obligatorio. Finalmente, los médicos del hospital confirmaron ayer que Agca no es apto para el servicio militar.
Aunque el atentado contra el Papa es lo que hizo mundialmente famoso a Ali Agca, la condena que terminaba ayer no le fue impuesta por este hecho (Agca ya había cumplido 19 años en una cárcel italiana), sino por el asesinato del periodista izquierdista Abdi Ipekçi, director del diario «Milliyet», en 1979.
Una historia de violencia
Este crimen es considerado un punto de inflexión en la ola de violencia que justificó el golpe militar del general Kenan Evren en 1980. «Nunca he formado parte de ninguna organización política», declaró Agca tras ser arrestado, pero unos meses más tarde, se desdecía: «Si me llevan a juicio, lo revelaré todo e implicaré a todos». Semanas después, lograba fugarse de la cárcel de Kartal Maltepe, en Estambul, disfrazado de soldado. Cruzó la frontera con Bulgaria, y de allí se dirigió a Roma. El resto es historia.Hoy, mientras en Europa los comentarios sobre el misterioso Agca se centran en la «pista búlgara» (la presunta implicación de los servicios secretos de Bulgaria y la URSS en el atentado), en la prensa turca se plantean «¿Quién ayudó a Agca a fugarse de la cárcel?», «¿Quién le proporcionó el pasaporte que le permitió huir a Bulgaria?». Ayer, Adnan Agca afirmaba que su hermano «ya había cumplido 32 años de servicio militar», en referencia a su paso por la cárcel.
El mensaje era claro: Ali Agca habría actuado a las órdenes de altas instancias del Estado turco. El pistolero planea dar una rueda de prensa mañana miércoles, según afirmó ayer Gokay Gultekin, uno de sus abogados, informa AP.


Sale de la cárcel el pistolero que atentó contra Juan Pablo II

El País
El ex pistolero de ultraderecha Mehmet Alí Agca salió ayer de la cárcel casi tres décadas después de haber intentado acabar con la vida de Juan Pablo II en el Vaticano. El hombre que disparó al Papa el 13 de mayo de 1981 proclamó poco después de su excarcelación, que “el fin del mundo se acerca” y “todos los seres humanos desaparecerán este mismo siglo”.
El ex pistolero de ultraderecha Mehmet Alí Agca salió ayer de la cárcel casi tres décadas después de haber intentado acabar con la vida de Juan Pablo II en el Vaticano. El hombre que disparó e hirió al Papa el 13 de mayo de 1981 en plena plaza de San Pedro proclamó en un hotel de lujo de Ankara, poco después de su excarcelación, que “el fin del mundo se acerca” y “todos los seres humanos desaparecerán este mismo siglo”.
Los médicos castrenses que examinaron a Alí Agca, de 52 años, tras su puesta en libertad le declararon inútil para el servicio militar, que en Turquía es obligatorio y sin límite de edad de cumplimiento, por presentar “desequilibrio mental” y “personalidad antisocial”, según reconocieron sus propios abogados. “No soy Dios ni el hijo de Dios, sino el eterno Cristo”, declaró a la prensa en la capital turca.
Pero Alí Agca se negó una vez más a explicar si actuó en solitario contra Juan Pablo II, un acérrimo enemigo de los regímenes comunistas, o por encargo de los servicios secretos de Bulgaria o la antigua Unión Soviética, como apuntaron varias investigaciones en la época.
El pistolero turco cumplió 19 años de cárcel en Italia por el atentado hasta que fue indultado por iniciativa del propio pontífice, que le perdonó públicamente tras visitarle en su celda. Pero fue inmediatamente extraditado a Turquía, donde tenía varias causas pendientes por terrorismo, entre ellas el asesinato en 1979 del director de un periódico.
Sólo tras agotar íntegramente el tiempo de su condena en Turquía ha podido salir en libertad. En un oscuro trámite judicial, sin embargo, fue excarcelado durante unos pocos días en 2006, cuando un tribunal consideró que sus condenas cumplidas en Italia y Turquía ya sumaban el máximo legal de permanencia en prisión. El Tribunal Supremo revisó con urgencia su caso y fue enviado de nuevo tras las rejas.
Relacionado con bandas juveniles de delincuentes, Alí Agca perteneció a la organización terrorista de ultraderecha los Lobos Grises, responsable de numerosos ataques contra intelectuales y militantes de izquierda en los turbulentos años que precedieron al golpe de Estado militar de 1980 en Turquía.
Una corte de abogados vela hoy por sus intereses. Quiere capitalizar los derechos de su historia personal en forma de entrevistas exclusivas, libros o películas a cambio de sumas multimillonarias. Mañana mismo ha convocado en Ankara la primera conferencia de prensa que ofrecerá tras su puesta en libertad. Por el momento, ya se sabe que el antiguo pistolero turco ha prometido visitar la tumba de Juan Pablo II, fallecido en 2005, y que desea también ser recibido por su sucesor, Benedicto XVI.
“Ha cumplido su condena en la cárcel y ahora ya es libre, según la ley. Esperamos que su corazón también haya cambiado”, aseguró el arzobispo Ennio Appignanesi. “Tal vez venga a Roma. El Papa ya fue a verle para perdonarle. Ahora [Alí Agca] puede rezar por él”.

Ali Agca sale de prisión y se proclama mesías al anunciar «el fin del mundo»
EL MUNDO
El hombre que disparó a Juan Pablo II fue liberado ayer tras cumplir 28 años de prisión. Agca mantuvo un encuentro con la prensa horas más tarde en el hotel Sheraton de Ankara: «En el nombre de Dios todopoderoso, yo proclamo el fin del mundo en este siglo. No soy Dios, ni siquiera el hijo de Dios, yo soy Cristo eterno», aseguró en inglés a pesar de que la mayoría de los medios que atendía eran turcos y le exigían hablar en su idioma materno.
«Soy el supremo servidor de Dios en todo el universo», proclamó Agca, quien se ha presentado ante la prensa casi como una estrella de la música pop.
El abogado de Agca en Ankara, Haci Ali Özhan, está negociando con los medios de comunicación el precio de la entrevista. Ali Özhan ha confirmado que dependiendo de la demanda y del criterio de su cliente pedirán más o menos dinero. No obstante, su abogado de Estambul ya ha confirmado a este periódico que las negociaciones con una productora «de Hollywood» para hacer un documental sobre Agca están muy avanzadas y que esperan sacar «varios millones de dólares».
Este letrado, Mustafá Demirbag, también advirtió de que la vida de Agca corre peligro -«especialmente en Turquía»- y avanzó que su cliente quiere mudarse al extranjero con toda su familia, a pesar de que ninguno de los países consultados -Italia, Portugal y Polonia- le quiera dar la nacionalidad.
El Gobierno italiano incluso ha pedido a los países de la zona Shengen que no le den un visado al famoso terrorista, quien el 13 de mayo de 1981 apretó el gatillo de una Browning de 9 milímetros en tres ocasiones, hiriendo al Papa en el abdomen, en la mano izquierda y en el brazo derecho. Los analistas policiales aún siguen cuestionando que Agca actuara solo y se sorprenden de que un mercenario de primera fila no acertara a disparar a un órgano vital.
Agca dijo que en las próximas semanas resolverá todos los enigmas que rodean el atentado. Durante años se insinuó que los servicios secretos búlgaros y el KGB estaban detrás del ataque a Juan Pablo II, aunque no se consiguió probar ninguna relación con el pistolero turco, que se ha convertido en un personaje de culto en su país. De hecho, Agca es hoy en Turquía un símbolo de los oscuros años 80, cuando la mafia y los grupos de extrema derecha colaboraban con el Estado.
El terrorista cumplió 19 años de prisión en Italia por el intento de asesinato del Papa y, tras ser indultado por el presidente Carlo Ciampi, fue extraditado a Turquía, donde tenía pendiente una sentencia de siete años más por asesinar a un periodista en el año 1979. No obstante, la Justicia turca decidió ampliar la condena tres años al reinterpretar la sentencia.
Ayer, el terrorista fue trasladado a un hospital militar inmediatamente después de ser liberado. La Justicia turca pretendía que Agca cumpliera a sus 52 años el servicio militar obligatorio. Sin embargo, el examen médico -que duró cuatro horas y media- lo eximió de dicha obligación «por un severo desorden antisocial».
Tanto sus abogados como su familia realizaron declaraciones contradictorias a lo largo del día. Su hermano Adnam despidió al abogado de Ankara, Ali Özhan, por convocar una rueda de prensa para decir que Agca quería ingresar en el Ejército. Horas más tarde, el abogado se contradijo al añadir que su cliente estaba «en estado de shock» ante esta posibilidad, ya que su religiosidad le impide «volver a coger un arma».
Lo que parece seguro es que Agca espera propuestas millonarias por editar su «biblia verdadera» y por conceder entrevistas. El Vaticano no ha querido comentar su liberación, pero no parece entusiasmado con que el terrorista turco visite la tumba de Juan Pablo II.

Navarra

Cintruénigo honra a San Antón
Diario de Navarra
El párroco José Ignacio Larragueta bendijo a los animales en la columna dedicada al santo en la ermita de la Purísima
La festividad de San Antón en Cintruénigo no pasó desapercibida para los vecinos del municipio ribero aunque tan sólo contó con un acto religioso que se llevó a efecto en la explanada de la ermita de la Purísima en la tarde del pasado domingo: la bendición de los animales domésticos.
Como es costumbre en esta fecha, numerosas personas se acercaron hasta el lugar acompañadas de sus aminales. Allí se pudieron ver muchos niños que llevaban mascotas tales como perros, gatos, tortugas, aves, etc, aunque predominaron los canes. También recibieron la bendición varios caballos que trasladaron sus dueños. El acto lo inició el párroco de la localidad ribera José Ignacio Larragueta que centró la parte principal del mismo a la lectura de algunos pasajes de la vida de San Antonio Abad. Tras recibir el agua bendita que el sacerdote les lanzó por medio de un hisopo, los devotos procedieron a dar con sus animales tres vueltas a la columna que alberga una pequeña capilla con la imagen de San Antón.
Esta costumbre de dar tres vueltas a la columna del santo en la explanada de la Purísima era practicada en otras épocas por los mozos y mozas del pueblo, que acudían a pedirle novio o novia al santo.
La buena temperatura que hizo el domingo animó a los cirboneros a acudir a participar en esta costumbre que se viene celebrando desde hace muchísimos años. También se encendieron varias hogueras la noche anterior.