10 de febrero de 2010

Nacional

Redecore su vida: instale una capilla en casa
La Razón
El interiorismo también puede ayudar a la fe. Y sin salir de casa. Si tiene un cuarto libre y unos euros, ya tiene capilla.
Aunque usted cuente tan sólo con una «solución habitacional» de la ex ministra Trujillo, ya puede instalar una capilla en su casa. En apenas unos pocos metros cuadrados, el interiorista cristiano Javier Lamela le organiza un «espacio de oración» a un precio muy competitivo: desde sólo un euro el metro cuadrado.
Por unos 800 euros
«El interesado me envía un plano del espacio que quiera organizar o ambientar con las necesidades que precisa. Él mismo puede hacer el calculo de lo que le costará el proyecto», explica Lamela. En apenas dos semanas, el diseñador devuelve al cliente la propuesta del proyecto y un listado con los proveedores de todo el material necesario.
El gigante sueco Ikea, por ejemplo, es uno de ellos. Con unos paneles japoneses; una alfombra «Hemmet»; unos cojines «Görel»; dos sillones «Tullsta»; una mesa y estantería «Expedit»; un estor «Enje» y un foco «Sända», Lamela organiza un espacio de oración casero de 24 metros cuadrados como el que aparece en la imagen. Y todo por poco más de 800 euros.
Diseño de interiores
Pero el diseñador no se limita a las casas de particulares. También ha realizado proyectos para parroquias y casas religiosas de hasta 600 metros cuadrados. Todo en función del presupuesto y del espacio con que cuente el cliente. Además, su página web (www.interiorismocristiano.com) ofrece un taller de carpintería y de cantería. El propio Lamela trabajó durante una década en el mundo de la piedra natural, después de pasar por El Corte Inglés, la carpintería y ebanistería y el diseño de interiores en tres dimensiones. «Aprendí a combinar el granito y la madera y a experimentar el bienestar que aportan estos materiales en el interiorismo», explica Lamela.
Es su trabajo, pero también posee una motivación espiritual. «En mi tiempo libre estudio Ciencias Religiosas; estoy matriculado en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Agustín, donde estoy en el tercer curso», añade. Lamela, cercano a la Renovación Carismática católica, considera que «el interiorismo en este año jubilar debe de ayudar a conducir a la acción hacia el Misterio y favorecer la sinergia con la que el Misterio nos conduce». Ya sabe: redecore su vida con una capilla en su casa.

Internacional

El Papa rechaza la campaña difamatoria en la Prensa italiana contra Bertone y Vian
La Razón
Benedicto XVI no está dispuesto a seguir tolerando rumores sobre intrigas vaticanas en las que se cruzan supuestas pugnas de poder entre cardenales, navajazos en la Prensa e informaciones calumniosas. El Papa dio ayer un puñetazo encima de la mesa pidiendo a la Secretaría de Estado de la Santa Sede que publicase un comunicado en el que denuncia la campaña difamatoria orquestada contra el Vaticano y dirigida contra el propio Pontífice. Con este texto Benedicto XVI intenta poner fin a los rumores publicados estos últimos días en la Prensa italiana en los que se señalan las posibles motivaciones de los ataques que Dino Boffo, director de «Avvenire», el diario de los obispos italianos, recibió a finales del pasado verano de parte de «Il Giornale», el periódico de la familia Berlusconi. Durante días «Il Giornale» acusó a Boffo de estar envuelto en un supuesto escándalo sexual hasta conseguir su dimisión. Meses después el rotativo de Berlusconi ha reconocido que aquella información no era cierta. Desde hace una semana los periódicos italianos afirman que «Il Giornale» obtuvo la información del propio Vaticano, concretamente del secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, quien de esta manera quería atacar al presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, el cardenal Angelo Bagnasco, que es el responsable último de «Avvenire». El enlace entre Bertone e «Il Giornale» habría sido Giovanni Maria Vian, director de «L’Osservatore Romano», el diario de la Santa Sede. En el comunicado difundido ayer Benedicto XVI renueva la «plena confianza» que mantiene en sus colaboradores y deplora los ataques que han sufrido. Afirma también que reza para que salgan a la luz «la verdad y la justicia».

La curación de un tuberculoso, el milagro que beatifica al virrey Palafox
La Razón
Hijo ilegítimo criado en el campo como pastor, se ganó enemigos en México combatiendo la corrupción.
Como ya adelantó FE Y RAZÓN el 21 de enero de 2009, la curación milagrosa de un sacerdote tuberculoso en 1769 ha sido la aprobada para beatificar a Juan de Palafox y Mendoza, virrey, obispo, intelectual, evangelizador de indios y auxiliador de pobres. El párroco Lucas Fernández de Pinedo, de 66 años, había sido deshauciado por los médicos. Un sacerdote, sobrino suyo, le entregó una reliquia de Palafox, muerto 110 años antes. El moribundo pudo dormir por primera vez en mucho tiempo, desaparecieron los síntomas y, en cuatro horas, estaba de nuevo sano. Su médico de Fuentemolinos (Soria), otro de la cercana aldea de Roa y un tercero lo describieron al tribunal.
Según Ildefonso Moriones, historiador y postulador para la causa de beatificación, la documentación del siglo XVIII que se ha presentado a los expertos médicos del siglo XXI «puede ser interesante incluso para la historia de la medicina». Ahora, la diócesis de Osma-Soria anuncia la aprobación del milagro y antes de abril el Papa firmará el decreto de beatificación.
Juventud desenfrenada
Palafox era hijo ilegítimo del marqués de Ariza. Hasta los diez años su padre lo mantuvo alejado, en la pobreza de un niño pastor. A esa edad, el marqués lo reconoció y envió a estudiar con los jesuitas. Llego a ser fiscal del Consejo de Guerra y del Consejo de Indias. Joven y poderoso, vivió unos años de lujo y desenfreno. Pero la grave enfermedad de su hermana y la muerte de algunos conocidos le hicieron reflexionar. En Alemania encontró un crucifijo mutilado, sin brazos ni piernas. En una visión mística, vio al mismo Cristo diciéndole: «Llévame contigo», y se enamoró de Cristo. En 1629 fue ordenado sacerdote y pocos años después obispo de Puebla, en México. Allí Palafox fue supervisor de la Corona. Hizo enemigos entre los corruptos, especialmente en 1642 cuando ejerció de virrey y capitán general. Levantó colegios y pidió prestado para los pobres. Fue el primero en traducir el catecismo a la lengua náhuatl, introdujo canciones indígenas en la liturgia y prohibió toda coacción contra los indios.

Un «máster» para novios, la última propuesta de Benedicto XVI
La Razón
El nuevo proceso de formación incluirá un examen de los novios, una catequesis sobre el matrimonio y un retiro.
Llega San Valentín con su amor de un día cuando, en realidad, los jóvenes lo que necesitan es conocerse mejor y descubrir – los esposos de largo recorrido lo saben bien– que el amor verdadero hay que cuidarlo y trabajarlo a diario. La Iglesia, que siempre ha mostrado interés por la formación de los jóvenes para la vocación matrimonial, prepara, a través del Pontificio Consejo para la Familia, un documento destinado a mejorar la formación de los que se van a casar.
Así lo hizo saber el pasado lunes Benedicto XVI, que adelantó que esas novedades incluirán un «examen de los novios, previsto por el Derecho Canónico», «una catequesis sobre el rito del matrimonio y su significado» y un «retiro espiritual». El vademecum, explicó el Papa, estará inspirado en la idea de Juan Pablo II, que afirmaba que dicha preparación «comporta tres momentos principales: uno remoto, uno próximo y uno inmediato».
«La preparación remota –dijo Benedicto XVI– tiene por objeto a los niños, adolescentes y jóvenes. Implica a la familia, a la parroquia y a la escuela, lugares donde se educa a entender la vida como vocación al amor, que se especifica más tarde en la modalidad del matrimonio y de la virginidad para el Reino de los Cielos», explicó. En esa etapa «debe emerger progresivamente el significado de la sexualidad como capacidad de relación y energía positiva que hay que integrar en el amor auténtico», subrayó.
Las etapas más importantes
La preparación próxima –quizá la más descuidada, hoy por hoy– «está dedicada a los novios, y tendría que configurarse como un itinerario de fe y vida cristiana que lleve a un conocimiento profundo del misterio de Cristo y de la Iglesia, de los significados de la gracia y de responsabilidad del matrimonio. Es deseable presentar un camino de catequesis y experiencias vividas en la comunidad cristiana que prevea intervenciones de sacerdotes y expertos, parejas de matrimonios cristianos, en un clima de amistad y oración». Asimismo, explicó el Papa, hay que «prestar atención particular a que en esa ocasión los novios reaviven su relación personal con Jesús, especialmente escuchando la Palabra de Dios, acercándose a los sacramentos y sobre todo participando en la eucaristía», añadió.
Por último, el Papa citó la «preparación inmediata» que tiene lugar en la «proximidad del matrimonio» e hizo referencia a una «catequesis sobre el rito del matrimonio», a un «retiro espiritual» y a una «atención al rito para que la celebración se perciba como un don para toda la Iglesia».
Un curso muy especial
Gift&Task es una Fundación creada para contribuir a la promoción y defensa del matrimonio y la familia. «Vimos que había un vacío en la cuestión de formación de los novios, especialmente en las primeras etapas del noviazgo», explica Isabel Ortega, responsable del proyecto «Amor en Acción», que busca, a través del lenguaje del cine, «formar a las parejas de novios, guiados por profesionales del mundo de la psicología, la pedagogía, el cine y otras ciencias sociales». Hace apenas un año que comenzaron y por sus cursos ya han pasado más de 50 parejas, que incluso han escrito sus propios guiones y han filmado un corto.
Su página web www.giftandtask.org cuenta con testimonios en vídeo de parejas que relatan su enriquecedora experiencia con vistas al futuro.

Opinión

Una privacidad inadmisible
La Razón / Cardenal Ricardo Mª Carles
Se insiste, desde diversos ámbitos, en que la religión se ha de vivir en lo privado. El laicismo, por el contrario, es notorio, insistente y hasta puede tener derivaciones legales. Hay también religiones que, con su comportamiento, manifiestan su existencia. Los cristianos hemos recibido de Cristo la misión de «id y anunciad el evangelio a todas las gentes». La fe no es un tesoro para guardar en la intimidad. Por su importancia para realizar plenamente a la persona, se ha de compartir con quienes carecen de ella. Cuando vivimos algo que valoramos positivamente, el corazón nos lleva a compartirlo con aquellos que amamos. San Juan, iniciando su primera carta, dice con siete verbos distintos, que: «Lo que existía desde el principio, lo que hemos “oído”, lo que hemos “visto” con nuestros ojos, lo que “contemplamos y tocaron” nuestras manos acerca de la Palabra de vida,…lo que hemos “visto y oído”, os lo “anunciamos”, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros. Y nosotros estamos en comunión con el Padre y con su Hijo Jesucristo». Es la afirmación más autorizada de que la fe no se nos da para guardarla privadamente. Tenemos el precedente –a millares– de a quienes la proclamación de la fe les costó la vida en todo lugar y en todo tiempo. También en el nuestro. Y, ante todo, tenemos a Cristo que murió por proclamar el evangelio, a pesar de que se lo prohibieran y amenazaran por ello las autoridades de entonces.

Transfundir ánimo
La Razón / J. M. Alimbau
Vive el momento presente con ánimo… vivirás mejor.
–Sé generoso… experimentarás la alegría interior.– Sonríe… romperás barreras, reducirás distancias.– Sé amable… transmitirás confianza.
– La cordialidad muestra, al interlocutor, buenos deseos.
–Si amas de verdad… imposibilitarás la envidia en ti.
– Aprende a servir… Ello indica voluntad y mejor espíritu.
– Intenta reír y reírte de ti mismo. Ganarás en salud.– Haz el bien. Serás recordado. Se te premiará.
– Irradia luz, energía, coraje… a quien está caído, hundido.
– Para dar espiritualidad, uno ha de poseer vida espiritual.
– Si pretendemos reanimar a otra persona, habremos de transfundirle «sangre», «coraje», «fuerza», «ilusión», «entusiasmo», «ayuda»… tal como nos pide Jesús.
Para todo ello, es imprescindible poseer un corazón generoso, dadivoso, espléndido, sin egoísmo ni envidias ni bajezas, que ofrezca vida y amor. Y tener un alma grande, llena a rebosar de los dones del Espíritu. Así transmitiremos paz, gozo, alegría, ánimo, espiritualidad.

Niños primero
La Razón / Santiago Martín
El lunes, Benedicto XVI recibió en audiencia a los participantes en la Plenaria del Pontificio Consejo para la Familia, del cual formo parte como consultor. En su discurso se refirió a los «derechos de la infancia», recordando que la Iglesia, desde sus orígenes, «ha promovido la tutela de la dignidad y de los derechos de los menores». Aunque en algunos casos, recordó el Papa, unos pocos eclesiásticos hayan «violado esos derechos» –«comportamiento que la Iglesia no deja y no dejará de deplorar y condenar»–, la dedicación a los niños ha sido siempre evidente y notable.
Un ejemplo de esta protección hacia la infancia está precisamente en el hecho de que la Iglesia siga defendiendo, a pesar de los ataques que recibe, que la mejor ayuda que se puede ofrecer a un niño es la familia. «Los niños –siguió diciendo el Papa– quieren ser amados por una madre y un padre que se aman, y necesitan vivir y crecer junto a ambos».
No deja de ser significativo que los que más atacan a la Iglesia por los pecados y delitos cometidos por un pequeño porcentaje de eclesiásticos sean los mismos que reclaman medidas que podrían dejar a esos niños indefensos, como la de permitir su adopción por parejas homosexuales. Da la impresión de que lo que en realidad les molesta es que la Iglesia sea la principal protectora de la infancia y por eso desean a toda costa eliminarla, para caer como buitres sobre las víctimas inocentes. No existe «derecho al niño». Existe el «derecho del niño». Los niños y sus derechos van siempre primero.

Navarra

Una puerta del Camino…
Diario de Navarra
Los peregrinos son los protagonistas indiscutibles del Camino de Santiago, y en enero de 2010 casi han triplicado su número respecto al año anterior
La atracción por la llegda de los Príncipes era incuestionable, pero ayer compartió protagonismo con la expectación por la apertura del Año Jacobeo. Y es que, según datos aportados ayer por la Colegiata de Roncesvalles, durante el mes de enero casi se ha triplicado el número de peregrinos respecto a 2009. Fueron 136 entonces, y este año suman un total de 333: 197 más. De ellos, 254 fueron caminantes nacionales, y 79 extranjeros.
Asimismo, en los nueve días que han transcurrido de febrero ya han pasado por la Colegiata 88 peregrinos. La noche del lunes pernoctaron en el albergue 16, que emprendieron su camino ayer sólo unas horas antes de la llegada de los Príncipes. En todo 2009, se registraron en la Colegiata 52.389 peregrinos, 6.000 más que en 2008. Es una cifra que “cada año va a más”, y que desde aquí esperan batir con creces este Año Santo. Como es habitual, los picos álgidos serán primavera y verano. Para ir dando salida a la creciente demanda de alojamiento, se está habilitando un nuevo albergue en Roncesvalles de 184 plazas. Es más grande que el actual de Izandegia, de unas 120, y podría estar listo para finales de año. “Mejoraremos el servicio durante todo el año, pero aún así habrá que seguir instalando el tradicional campamento de verano”, concluyeron desde la Colegiata.

Visita a la Catedral organizada por Civivox
Diario de Navarra
Civivox ha organizado dos visitas guiadas esta semana. La de hoy miércoles, a las 12 horas será a la Catedral. La inscripción cuesta 4 euros y se puede realizar en cualquier Civivox. El sábado día 12 la visita será a La Valdorba y el precio, de 40 euros, incluye comida y degustación de un menú trufado.