17 de febrero de 2010

El Papa irá a Barcelona este año a consagrar la Sagrada Familia
La Razón
Fuentes del Vaticano confirman a LA RAZÓN este viaje del Pontífice a España, el segundo después del Encuentro de las Familias de Valencia. La obra magna del arquitecto en proceso de beatificación Antonio Gaudí acogerá la visita del Santo Padre.
El Papa Benedicto XVI visitará Barcelona antes de que acabe el año para consagrar la nave central del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, según han confirmado a LA RAZÓN fuentes del Vaticano.
El templo, que cumplirá 127 años el 19 de marzo, se construye con donativos de devotos. Los fieles ya celebran misa en la cripta del edificio, pero este año se acabará la nave central, que será la que Benedicto XVI consagrará para que pueda utilizarse como lugar de culto.
2,7 millones de visitantes
La Sagrada Familia recibe millones de visitantes cada año (2,7 millones en 2008) y tiene una especial importancia para el Papa por su simbología europea, cristiana y moderna. El escultor japonés Etsuro Sotoo, que se convirtió del budismo al catolicismo trabajando en una de las fachadas del templo y estudiando la vida y pensamiento de Antonio Gaudí, declaró hace dos años: «Creo que Europa es como un país que nadie imaginaba hace 100 años y cada país tiene que tener una catedral; y la Sagrada Familia será la catedral de Europa; cuando empezamos a investigar, nos dimos cuenta que había muchas coincidencias entre la construcción de Europa y la de la Sagrada Familia. La gente que empezó a construir Europa decía y pensaba lo mismo que Gaudí; por eso, personas de distintos sitios y de diferentes épocas, sentían lo mismo». El Papa, que durante todo su pontificado ha pedido recuperar las raíces cristianas de Europa y de su cultura podría estar dando un paso en esta dirección, convertir el Templo Expiatorio en la «catedral simbólica» de Europa.
Antonio Gaudí, que vivía con gran austeridad, murió en 1926 atropellado por un tranvía, y falleció en el Hospital de la Santa Cruz, para pobres, confundido con un mendigo. El proceso de beatificación de Gaudí fue solicitado en 1994 por el entonces arzobispo de Barcelona, Ricard María Carles. El proceso diocesano se clausuró en 2003 y desde entonces la documentación (1.024 páginas) está en Roma. Cristianos de todo el mundo, con estampas en ruso, japonés y otros muchos idiomas, rezan pidiendo su intercesión.

Internacional

La Iglesia ha creado 2.400 nuevos centros de salud desde que comenzó el siglo XXI
La Razón
Su obra sanitaria crece un 11 por ciento, al mismo ritmo que los fieles
La Iglesia celebró la semana pasada el Día del Enfermo y recordó algunas cifras sobre la obra sanitaria católica, que tiene una dimensión mundial. Del año 2000 al 2007 (último del que se tienen datos completos) la Iglesia católica ha creado o adquirido la responsabilidad de 2.407 centros sanitarios más, hasta alcanzar los 39.435, considerando como tales a los hospitales, dispensarios, leproserías y hogares para enfermos, ancianos y minusválidos. Desde el año 2000, significa un crecimiento del 10,6 por ciento, que coincide con el crecimiento en el número de los católicos en el mundo, que eran 1.050 millones al empezar el siglo y 1.147 millones en 2007, un 11 por ciento más. En este tiempo, la Iglesia ha ido cerrando o transfiriendo un tercio de sus leproserías (de 787 a 521) y casi uno de cada diez hospitales (de 5.853 a 5.378). En cambio, se ha centrado en abrir 1.633 dispensarios más (hasta alcanzar los 18.088) y 1.525 casas para enfermos o minusválidos (ya son 15.448).
Obras pioneras
Por lo general, la Iglesia va traspasando algunos servicios que los Estados occidentales pueden asumir, mientras crea nuevas obras pioneras allí donde son más necesarias: los dispensarios llegan a los lugares más recónditos de África o Asia, y la atención a enfermos crónicos y abandonados requiere una constancia especial que ofrecen las órdenes religiosas y que mucho personal retribuido no querría ejercer. Otro ejemplo, ya fuera del ámbito sanitario, son los orfanatos. Hace poco eran infrecuentes en África: los parientes acogían a los huérfanos. Pero el sida ha devastado regiones enteras y desde 1998 la Iglesia ha abierto 1.200 orfanatos nuevos en todo el mundo, muchos de ellos en África.

Hoy comienza la Cuaresma para más de mil millones de católicos
La Razón
Mortificación, ayuno y penitencia. Comienza el camino para que miles de católicos conviertan su corazón a Dios.
Más de mil millones de católicos comienzan hoy a vivir la Cuaresma, los cuarenta días de preparación para la Semana Santa. Con la tradicional imposición de las cenizas y la fórmula «Recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás», o «Conviértete y cree en el Evangelio», los creyentes de la religión mayoritaria del planeta inician «una sincera revisión de sus vidas a la luz de las enseñanzas evangélicas», según ha explicado Benedicto XVI en su mensaje cuaresmal.
La Iglesia propone varios medios para aprovechar este período litúrgico:
-CONVERSIÓN
«Convertirse a Cristo, creer en el Evangelio, significa precisamente esto: salir de la ilusión de la autosuficiencia para descubrir y aceptar la propia indigencia, indigencia de los demás y de Dios, exigencia de su perdón y de su amistad», refiere el Santo Padre.
– LIMOSNA
La limosna tiene un significado, en cierto sentido, decisivo para la conversión, recordaba Juan Pablo II. Como observaba san Pedro Crisólogo, «lo que el pobre recibe es Cristo quien lo recibe».
– ORACIÓN
«Sin ella no es posible convertirse a Dios, permanecer en unión con Él, en esa comunión que nos hace madurar espiritualmente», subrayaba Juan Pablo II. Esto es especialmente válido en Cuaresma.
– ABSTINENCIA
En Cuaresma, la Iglesia prescribe abstenerse de comer carne los viernes. Lo deben practicar los fieles de 14 años en adelante.
– PENITENCIA
«La fe no es un hecho natural, cómodo, obvio: hace falta humildad para aceptar tener necesidad de Otro que me libere de lo “mío” para darme gratuitamente lo “suyo”. Esto sucede especialmente en los sacramentos de la penitencia y de la eucaristía», señala Benedicto XVI en su mensaje. «Gracias a la acción de Cristo, nosotros podemos entrar en la justicia “más grande”, que es la del amor (cf. Rm 13,8-10), la justicia de quien en cualquier caso se siente siempre más deudor que acreedor, porque ha recibido más de lo que podía esperar».

La Iglesia en Irlanda ayudará a esclarecer los abusos sexuales
La Razón
El Papa volvió a condenar los abusos a menores y pidió a la jerarquía local «honradez y valentía».
Benedicto XVI no ha tenido empacho en remangarse las mangas de la sotana para afrontar uno de los tragos más desagradables de la Iglesia católica en las últimas décadas: los abusos sexuales a niños cometidos por sacerdotes en Irlanda. Durante dos días el Pontífice se ha reunido en el Vaticano con los obispos de la Conferencia Episcopal Irlandesa para analizar qué falló durante años en aquel país y coordinar la respuesta a esta cuestión.
El encuentro fue muy positivo y ya ha arrojado su primer fruto: los prelados se comprometieron a colaborar con las autoridades estatales para que aquellos crímenes no queden impunes.
Los dos días de reuniones con el Papa sirvieron para hacer autocrítica y tomar conciencia del daño que ha sufrido la Iglesia con estos sucesos. «Esta grave crisis ha llevado a la falta de confianza en los responsables eclesiásticos y ha dañado el testimonio del Evangelio y las enseñanzas morales de la Iglesia», reconoció la Santa Sede en un comunicado.
Impedir que se repita
Los obispos irlandeses se sinceraron con Benedicto XVI y le hablaron del «dolor, rabia, vergüenza y sensación de traición» que sienten las víctimas de los abusos. También le contaron el sistema existente en la actualidad, en el que participan «miles de voluntarios», para evitar que aquellos crímenes se repitan hoy en los templos o instituciones de la Iglesia irlandesa.
Benedicto XVI, por su parte, recuperó su discurso de «tolerancia cero» hacia la pederastia. Recordó que el abuso sexual a niños y jóvenes es tanto «un crimen odioso» como un «grave pecado que ofende a Dios y hiere la dignidad de la persona humana, creada a su imagen».
Reconociendo que la situación actual no se resolverá rapidamente, el Papa pidió a los obispos que «afronten los problemas del pasado con determinación y empeño» y que para ello actúen con «honradez y valentía».
Mejorar la preparación
Banedicto XVI subrayó además la necesidad de «una reflexión teológica más profunda sobre toda la cuestión» e hizo un llamamiento a mejorar «la preparación humana, espiritual, académica y pastoral de los candidatos tanto al sacerdocio como a la vida religiosa, así como de aquellos que han sido ordenados y han profesado los votos religiosos», informó el comunicado vaticano.
Expresó también su esperanza de que su encuentro sirva para afianzar la unidad de los obispos, para que al subsanar los errores hablen «con una sola voz», dando consuelo a las víctimas, «alentándoles en la renovación de su fe en Cristo y restableciendo la credibilidad espiritual y moral de la Iglesia».
Finalmente, el Papa mostró a los obispos un borrador de la Carta Pastoral que está preparando y que se dirige a los católicos irlandeses. La misiva tendrá en cuenta los comentarios de los prelados y se hará pública durante las semanas de Cuaresma.
Miércoles de Ceniza en el Aventino
Benedicto XVI disfrutará hoy del tradicional ajetreo que conlleva todo Miércoles de Ceniza. Tras su audiencia general matutina, el Pontífice se desplazará a la colina romana del Aventino para participar en una oración en la Iglesia de San Anselmo. Desde allí partirá en procesión hasta la Basílica de Santa Sabina, donde presidirá la Eucaristía, en la que se realizará la bendición e imposición de la ceniza. Además de por los fieles, el Papa estará arropado por cardenales, obispos y monjes benedictinos de la cercana abadía de San Anselmo. En su mensaje para la Cuaresma, Benedicto XVI pedía al hombre que no se tomara la justicia por su mano, que rechazase la «ilusión de la autosuficiencia» y entrase en la «justicia más grande, que es la del amor, la que realiza Jesucristo».

El Papa califica de infames los abusos sexuales en Irlanda
EL PAÍS
Los obispos irlandeses se han comprometido a cooperar con las autoridades civiles de su país y a “actuar con eficacia” para hacer justicia por los supuestos abusos sexuales a niños cometidos por religiosos entre 1975 y 2004. Así lo dice una comunicación oficial del Vaticano tras la reunión que los prelados irlandeses mantuvieron entre el lunes y martes con el Papa y otros cargos del Vaticano. En ella, tuvieron que oír de Benedicto XVI que lo que habían hecho o permitido era un “crimen infame”.
“Los errores y omisiones” cometidos por la iglesia irlandesa no deberán volver a repetirse, dice el texto, que reconoce “el fracaso de las autoridades de la iglesia irlandesa”, que durante muchos años no supo actuar con eficacia.

El Papa podría consagrar la Sagrada Familia el 7 de noviembre
EL MUNDO
El Papa Benedicto XVI podría inaugurar el próximo 7 de noviembre la nave central del Templo Expiatorio de la Sagrada Família de Barcelona, con el oficio de la primera eucaristía que acoge el interior de la basílica, lo que a su vez supondría la consagración religiosa de la obra ideada por el arquitecto Antoni Gaudí.
Según informaciones de la revista Catalunya Religió, la Iglesia de Barcelona trabaja desde hace meses para que la visita papal sea una realidad, una posibilidad que el Vaticano ve con «buenos ojos».
Según estas informaciones, confirmadas por el presidente del patronato de la Sagrada Família, Joan Rigol, la Santa Sede valora especialmente la «repercusión mundial» que tendría el acto, oficiado en un monumento que visitan 2,5 millones de turistas cada año, al tiempo que reconoce que la presencia del Papa «reafirmaría el catolicismo del templo».
El presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, Gianfranco Ravasi, habría valorado positivamente durante su estancia en Barcelona el pasado enero esta opción, si bien será el 25 de abril cuando el secretario de Estado Vaticano, Tarsicio Bertone, acuda a la capital catalana para la beatificación del padre Josep Tous, momento en el que se podría cerrar la visita.
Al parecer, la fecha de las elecciones autonómicas catalanas previstas en otoño podrían hacer bailar la fecha final de la visita del Papa, puesto que la intención sería no interferir en los comicios. La última visita de un Papa a Barcelona se produjo en 1982, cuando Juan Pablo II organizó el primero de sus cinco viajes a España. El predecesor de Benedicto XVI ya pasó entonces por la Sagrada Família, en un viaje que también le llevó a visitar el monasterio de Montserrat e incluso a reunir a 130.000 fieles en el estadio del Camp Nou.

«Un crimen horrendo y un grave pecado»
EL MUNDO
El Vaticano anunció ayer su «compromiso de colaborar con las autoridades judiciales de Irlanda» en relación con los cerca de 400 abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes entre 1975 y 2004. Unos sucesos que el Papa no ha dudado en condenar con dureza, calificándolos de «crimen horrendo» y «pecado grave que ofende a Dios e hiere la dignidad de las personas».
Eso se lee en el comunicado hecho público ayer por la Santa Sede, tras los dos días de intensas reuniones que el Papa y otros altos cargos vaticanos han mantenido con los 24 obispos de la Conferencia Episcopal Irlandesa para decidir cómo afrontar este nuevo escándalo de pederastia que sacude a la Iglesia. Sobre todo visto que el informe Murphy (la investigación sobre el caso encargada por el Gobierno de Dublín) sostiene que los abusos sexuales a menores fueron sistemáticamente ocultados por las jerarquías eclesiásticas irlandesas con el objetivo de no dañar la imagen pública de la Iglesia, siguiendo la que, por otra parte, durante décadas, ha sido la práctica habitual de los responsables religiosos a la hora de lidiar con ese tipo de sucesos. Una estrategia que, sin embargo, ha cambiado en los últimos años y que en lo que se refiere específicamente a Irlanda la Santa Sede condenó ayer con palabras enérgicas.
«No hay duda de que se han cometido errores y omisiones», admite el Vaticano en su nota de prensa, en la que también señala abiertamente el «fracaso de los responsables de la Iglesia irlandesa durante años a la hora de actuar efectivamente en relación con los casos de abusos sexuales a menores cometidos por algunos sacerdotes y clérigos irlandeses». Y concluye señalando: «Esta grave crisis ha llevado a una ruptura en la confianza en el liderazgo de la Iglesia y que la ha dañado».
Además, y reafirmándose en la política adoptada oficialmente por el Vaticano en 2002 a raíz de los escándalos de pederastia registrados en la diócesis de Boston, la Santa Sede también ha dado a conocer su firme intención de colaborar con la Justicia en el caso de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Irlanda. Aunque ayer el nuncio vaticano en Dublín, el arzobispo Giuseppe Leanza, se convertía en objetivo de numerosas críticas al negarse a declarar ante la comisión parlamentaria que investiga este escándalo. «No es práctica de la Santa Sede que los nuncios apostólicos comparezcan ante comisiones parlamentarias», se justificaba en una carta enviada al presidente de la comisión parlamentaria que ha desatado dudas sobre la voluntad expresada por el Vaticano de colaborar en la investigación de lo sucedido. «Es un escándalo», aseguraba al respecto el portavoz para la infancia de Fine Gael, la segunda fuerza política de Irlanda.
Además, Benedicto XVI, quien en varias ocasiones ha dejado claro que la prioridad de su Pontificado es combatir contra el relativismo moral que a su juicio invade Europa, no duda en destacar que bajo los abusos sexuales a menores registrados en Irlanda en los últimos 30 años se oculta también la falta de valores. «El Santo Padre ha señalado la crisis global de fe que afecta a la Iglesia y la falta de respeto hacia la persona humana como un significante factor que ha contribuido al fenómeno de los abusos sexuales a menores», se lee en el comunicado de la Santa Sede.
En las próximas semanas, probablemente a principios de marzo, el Papa dará a conocer su esperada carta pastoral a los católicos de Irlanda. Y también se espera que en un futuro no lejano se reúna con algunas de las víctimas de los abusos sexuales cometidos en Irlanda, como ya hiciera en 2008 en EEUU con las víctimas del escándalo de pederastia desatado en Boston.

Opinión

Economía moral

La Razón / Santiago Martín
Los católicos estamos dando con valentía heroica la batalla a favor de la vida y de la familia. Ni podemos ni debemos hacer otra cosa. Sin embargo, esto ha hecho que no pongamos el acento con la misma intensidad e n otros asuntos también importantes. Me refiero a la crisis económica.
La Iglesia no tiene la misión de aportar soluciones técnicas a ese tipo de problemas; para eso están los economistas y los políticos. La Iglesia, sin embargo, tiene la obligación de reflexionar en voz alta sobre las cuestiones que tienen un trasfondo moral, para aportar su luz al debate ético que esas cuestiones generan, entre otras cosas porque prácticamente siempre detrás de un asunto realmente importante hay una cuestión moral.
Pues bien, el hecho de que, en España, haya más de cuatro millones de parados y el país esté en una grave crisis económica, es suficientemente serio como para que la Iglesia se pronuncie. Es lo que ha hecho con acierto el cardenal Rouco que, además de ser arzobispo de Madrid, es presidente de la Conferencia Episcopal. Algunos no lo han entendido y le han acusado de meterse donde no le llaman. También han acusado al Rey por el mismo motivo. Además, ése es el mismo argumento que emplean cuando defendemos la vida. Dicen que nos metemos en política. Pero, ¿cómo podemos callar cuando millones de personas afrontan el día a día con angustia y el futuro sin esperanza? El silencio –que sólo beneficia a los culpables de la crisis– sería un gesto de cobardía y de connivencia.
Porque estamos a favor de la vida, ni podemos callar ante el aborto ni tampoco ante el drama del paro. Cristo no lo haría.

Embellecer la vida
La Razón / J. M. Alimbau
Enjugar las lágrimas de quien llora. -Acompañar al enfermo. – Estar al lado de quien sufre. -Quitar oscuridades y miedos… Esto es seguir a Jesús y embellecer la vida.
-Apartar las piedras y obstáculos del camino. – Aligerar el peso de quien va cargado. -Dar sentido a la vida y a la muerte. -Escuchar y atender el grito angustioso de socorro… Esto es seguir a Jesús y ganar en calidad de vida.
-Dar ánimos ante la dificultad. -Aventar desasosiegos perjudiciales. -Dar coraje para arrostrar las dificultades. -Sonreír, ayudar, curar, empujar… Esto es seguir a Jesús y embellecer la vida.
-Hagamos desaparecer toda tristeza perjudicial. -Quitemos las ambiciones desmesuradas. – Acojamos y ofrezcamos el perdón y la paz… Esto es seguir a Jesús: vivir, amar y embellecer la vida. Hoy, Miércoles de Ceniza, inicio de la Santa Cuaresma.

Esperanza frente a la maldad
La Razón / Cardenal Ricardo Mª Carles
El hombre produce maldad como la abeja produce miel», dijo William Holding. Puede ser el resumen de lo que piensa acerca del hombre: que es sustancial y absolutamente malo. Cuando se constata la maldad humana –y para muchos medios de comunicación parece que sólo las malas noticias (morales) son noticias–, es fácil caer en un gran pesimismo. La sola constatación de la maldad conduce a la desesperanza. Aceptar la tensión entre el mal conocido y el bien real y posible por la fuerza de Dios constituye la esperanza cristiana. Frente al «homo homini lupus», el cristiano ve al «hombre-proyecto-de-hermano para el hombre». Los hijos de Dios somos hombres de fe y esperanza. No sería así si no esperáramos en el futuro y en el más allá. Quizás a muchas personas no les falta tanto la fe, como la esperanza. Es el triste «¿Para qué?»; ese descorazonador: «El hombre es como es y no lo vamos a cambiar». El pesimismo frente a que la persona pueda amar auténticamente podría ser la manifestación de la situación de una Humanidad que niega a Dios, a la fraternidad humana que de ella se deriva, a la fuerza del Espíritu en cada hombre para realizar el bien –y la santidad–, que son, no un sueño hermoso pero irreal, sino el plan del Padre para el mundo, al que da el mandamiento del amor –ratificado y llevado a plenitud por Jesucristo–, porque sabe que es la mejor «medicina» y la necesidad más profunda de todo hombre.

Navarra

Hoy se celebra el traslado del Cristo Alzado hasta la Catedral de Pamplona
Diario de Navarra
Hoy miércoles, a partir de las 19.30 horas, la Hermandad de la Pasión celebrará el primero de los actos de la Semana Santa pamplonesa, el traslado del paso del Cristo Alzado. El recorrido partirá de la sede de la Hermandad, en la calle Dormitalería 13, y recorrerá la Bajada de Javier, la calle Estafeta, Mercaderes, Curia y Catedral, a la que accederá por la puerta principal pese a las obras que se están ejecutando en la fachada. El público acompañante deberá entrar por la puerta lateral situada en la plaza de San José. En su recorrido, el paso estará escoltado por un grupo de soldados romanos y hachones, y acompañado por una banda de tambores. En el interior del templo se celebrará la eucaristía y se impondrá la ceniza. El paso del Cristo Alzado presidirá los sábados 27 de Febrero, 6, 13 y 27 de Marzo, a las 20.30, los tradicionales Vía Crucis de la Catedral.

Las campanas de la Catedral
Diario de Navarra
Las campanas de la Catedral son parte de la historia de Tudela. Ahora se afronta su rehabilitación y mañana se bajarán del campanario.
Si las campanas de la Catedral de Tudela hablaran, serían las testigos perfectas para desvelar buena parte de la historia de la ciudad. Cuántos actos, celebraciones, y otras situaciones no tan alegres habrán visto desde su privilegiada ubicación en la seo tudelana. Y si no que se lo digan a la “abuela” de las 10 campanas, la conocida como Gótica.
Fue fundida en 1352 y, según destacó el deán de la Catedral, Jesús Zardoya, es “una de las más antiguas de Navarra”.
Las otras nueve campanas datan de los siglos XVII, XVIII, y del XIX, hasta llegar a la “benjamín” del grupo, la llamada Santa Ana, que es de 1943. Sin embargo, y a pesar de ser la más moderna, está muy deteriorada y se ha decidido hacer una nueva, aunque, eso sí, mantendrá la inscripción con la invocación a la patrona: “Santa Ana ruega por nosotros”.
Cada campana es conocida por un nombre, generalmente relacionado con a quien están dedicadas -María, José o Santa Ana- o también con la función que realizan, como las que tocan las horas o los cuartos. Además, han formado parte de la vida y la tradición de Tudela y muchos recuerdan cuando sus abuelas les decían: “Eres más pesada que la campana María”, en referencia a la más pesada que existe en la catedral, con 2.033 kilos.
Continúa el desmontaje
El desmontaje de las campanas por parte de operarios de la empresa 2001 Técnica y Artesanía de Valencia continuó durante toda la jornada de ayer. Hoy seguirán con estas labores de cara a tener todo listo para bajar mañana las campanas de la torre de la catedral y trasladarlas a Valencia, donde se procederá a su restauración. Sólo una, la de Santa María, se llevará a Alemania para soldarla, ya que está rota y le falta un trozo de 40 centímetros de largo.
La operación para descender las campanas no será sencilla, ya que se encuentran a 40 metros de altura. A lo anterior se une la dificultad de los accesos a la plaza Vieja, ya que la estrechez de las calles impide utilizar una sola grúa de grandes dimensiones. El objetivo es que las campanas estén montadas de nuevo en la Catedral para la novena de Santa Ana, que comienza el 17 de julio. El coste asciende a 170.000 euros.

Educación, vida y medios de comunicación, en las III Jornadas de Católicos
Diario de Navarra
Las charlas tendrán lugar los días 25, 26 y 27 de febrero en el salón Mikael de Pamplona
El papel de los católicos en los medios de comunicación, en la defensa de la vida y en la educación son los tres ejes de las III Jornadas de Católicos y Vida Pública, que se celebrarán en Pamplona bajo el lema Cristianos Hoy: signo de contradicción”. Organizadas por la asociación católica de propagandistas en colaboración con el Arzobispado de Pamplona y Tudela, las charlas tendrán lugar días 25,26 y 27 de febrero, en el salón Mikael, en la plaza de la Cruz.
La entrada es gratuita, por lo que pueden asistir todas las personas interesadas.
El vicario episcopal para el Diálogo de Fe y la Cultura, Santiago Cañardo Ramírez, afirmó ayer que las jornadas son una respuesta a la importancia que concede Benedicto XVI “a la presencia de los creyentes en el foro público”. “La fe cristiana no se debe recluir al ámbito de las sacristías, sino que tiene mucho que decir y aportar a las grandes cuestiones que se debaten en nuestra sociedad”.
La dinámica de las jornadas consiste en una conferencia que impartirán expertos y a continuación, una mesa redonda, para debatir los temas. Así, el ponente de las jornadas sobre medios de comunicación será el periodista y director nacional de programación de la cadena COPE, José Luis Restán. La conferencia sobre la vida será monseñor Mario Iceta, obispo auxiliar de Bilbao, doctor en medicina y especialista en bioética. Por último, el encargado de la ponencia sobre la educación y Europa será el diputado y miembro de la Comisión de Educación del Congreso, Eugenio Nasarre.
El secretario del centro de la asociación propagandista de Pamplona, Jesús Tanco, señaló que la presencia de católicos en la vida pública “es tan necesaria como escasa”, por lo que animó a los católicos a defender en cualquier foro los valores católicos con “naturalidad” y con “firmeza”. Por último, el profesor y médico, Miguel Andériz, lamentó que una señal como “el crucifijo esté en trance de desaparecer de aquellos sitios donde estudian nuestros hijos y nietos”.