22 de febrero de 2010

Nacional

Los obispos animan “a sintonizar con las necesidades de los demás”
ABC
Con el Miércoles de Ceniza, la Iglesia dio por iniciado esta semana el tiempo litúrgico de la Cuaresma, que culminará el Domingo de Ramos con el comienzo de la celebración más importante de la cristiandad, la Pascua. Siguiendo el mensaje del Papa Benedicto XVI para estos cuarenta días de preparación hacia la Muerte y Resurrección de Cristo, los obispos españoles han hecho un especial llamamiento en estos momentos de crisis económica a «mirar a nuestro alrededor y sintonizar con las necesidades de quienes nos rodean», necesidades materiales pero también «otras más profundas que nos llaman a ser generosos con nuestro afecto y nuestro tiempo».
En medio de una sociedad que «va perdiendo su vida interior y en la que apenas se medita y reflexiona», los prelados invitan en sus cartas pastorales a «ahondar en la virtud de la justicia» que obliga a «abandonar el afán desmedido por poseer cada vez más y mejores cosas».
Recibir lo necesario
El obispo de Segovia, Ángel Rubio Castro, afirma que la «sociedad asegura la justicia social cuando respeta la dignidad y los derechos de la persona» y recuerda la particular responsabilidad del cristiano de contribuir a esa realidad «donde todos reciban lo necesario para vivir según su propia dignidad».
Examinar la propia fe, volver la mirada a Dios, poner en orden muchas cosas, convertir el corazón son algunas de las actitudes a las que invita la Cuaresma. Para el obispo de Terrassa, Josep Ángel Meneses, es «un tiempo para concentrarnos, entrenarnos en la fe, y también para preguntarnos si damos la medida que Dios espera de nosotros».
El arzobispo de Sevilla, Juan Asenjo, hace hincapié en la oración, el ayuno y la limosna «como camino fundamental para vivir el éxodo espiritual» que implica este tiempo litúrgico, pero se detiene especialmente en la limosna en épocas en la que la recesión deja a millones de hogares en una quiebra no sólo económica sino también emocional. «Esta práctica es particularmente urgente -señala- en estos momentos en que tantos hermanos nuestros sufren las consecuencias de la crisis. Pero si es importante la ayuda a los pobres, lo es también contemplar a quienes necesitan nuestra ayuda con una mirada de amor compadecida y concreta sin conformarnos con la donación impersonal de los bienes materiales que nos sobran».
La fe sin obras es una fe muerta, recuerdan los prelados, y advierten de la necesidad de recuperar «la conciencia del pecado» y «la Penitencia» para no perder la oportunidad de conversión a la que invita la Cuaresma.

Demostrado: cuando la Iglesia habla sin miedo, más gente marca la crucecita del IRPF
Forumlibertas.com
Y a los obispos que hablan claro (Sanz, Munilla, Demetrio Fernández) Roma les da diócesis más grandes
La Conferencia Episcopal lo difundía en rueda de prensa el miércoles: la Iglesia ha ganado 200.000 “crucecitas” más en la campaña del IRPF, lo que significa que ya unos 9 millones de españoles adultos la apoyan voluntariamente mediante la declaración de la renta.
Debemos recordar que, según el CIS de junio de 2009 (fechas en que la gente entregaba sus declaraciones) sólo van a misa dominical unos 7,7 millones de españoles adultos. Más de un millón de personas poco o nada regulares en su práctica religiosa marcan la “equis” en la casilla de la Iglesia.
La Iglesia recibirá 11,3 millones de euros más que en la campaña anterior, al contar con la confianza de 237.000 declaraciones más. Son un 34,3 por ciento de las declaraciones a su favor, es decir, 7,2 millones de declaraciones (que representan a unos 9 millones de personas, ya que muchas son conjuntas), por las que la Iglesia recaudará 252,6 millones de euros.
Cabe recordar lo que pasaba esos meses en España mientras los declarantes decidían qué hacer con su declaración de la renta.
LO QUE SUCEDÍA ANTES DE LA DECLARACIÓN DEL IRPF
En noviembre se daban a conocer los datos de 116.000 abortos. En ese mismo mes, vetaban una placa en honor a Santa Maravillas en su casa natal, en el Congreso de los Diputados.
En diciembre retiraban un belén de la Fiscalía General del Estado (aunque la Moncloa mantenía el suyo), los ateos de Inglaterra y Estados Unidos hacían campañas de autobuses ateos por Navidad (con gran eco en la prensa española) y el colegio Macías Picavea de Valladolid retiraba el crucifijo de la pared. Como contamos en ForumLibertas, en CNN+ el periodista de religión de El País repetía lo que escribía en su diario cada día: que el gobierno Zapatero había subido un 35% el dinero que daba a la Iglesia (en realidad, había retirado la exención de IVA, el fondo mínimo de compensación y permitía a los ciudadadanos dar un 0,07 de su declaración a la Iglesia, en vez del 0,05 que impuso arbitraria y unilateralmente Alfonso Guerra hace décadas).
En enero, los ateos españoles saltaban a las portadas con sus campañas de autobuses y de otros tipos. En Cataluña, por ejemplo, grupos ateos pedían cambiar los nombres de ciudadades dedicadas a santos, como Santa Perpetua o Santa Coloma. Los cristianos respondieron con sus propios autobuses y campañas: “Cuando todos te abandonan, Dios permanece contigo”, decían los autobuses de E-Cristians.
La prensa se hizo eco de una “guerra publicitaria”, excepto La Vanguardia, que dedicaba páginas enteras sólo a un bando, los ateos, y dejaba espacios diminutos para E-Cristians y otras iniciativas.
Hubo muchas iniciativas por toda España esos días: balconeras cristianas, pegatinas en coches, campañas en defensa del belén…
Pero el campanazo publicitario lo dio la Conferencia Episcopal en marzo con su famosa campaña del lince. Del 16 al 30 de marzo, en vallas publicitarias de 37 ciudades españolas, apareció la imagen de un bebé y un lince: el animal ostenta el sello de ‘lince protegido’, mientras el niño se pregunta “¿Y yo?”. Esta misma imagen llegó en 30.000 carteles a las parroquias y salió en todos los telediarios y tertulias del país. Nunca antes la Iglesia había hecho una campaña de comunicación social con instrumentos publicitarios de este tipo, pero toda España lo vio.
Muchas voces dijeron entonces: “no con mi crucecita del IRPF”. El lobby Europa Laica, dirigido por un ex-diputado de la izquierda, en alianza con otras 10 entidades anticlericales, organizaron una campaña contra la “crucecita del IRPF” que circuló mucho por Internet… con pocos resultados, como se ha visto. Al final, la sociedad española no retiró su apoyo a la Iglesia en el IRPF, al contrario, éste creció. Incluso en ElPais.com, en una encuesta de 25.000 personas por Internet, al 62% les parecía muy bien la campaña del lince.
Ese mismo mes, en marzo, con la Semana Santa, llegó la polémica de los lazos blancos en las procesiones en defensa de la vida. Muchos hablaron de retirar subvenciones a las cofradías, hubo cofradías cobardes o descristianizadas que no quisieron pronunciarse en defensa de la vida, otras no usaron lazos pero abrieron cuentas para ayudar a centros pro-vida. El caso es que antes de Semana Santa el debate era vivo e intenso y muchos católicos acomodados tenían que tomar postura… al menos a la hora de hacer la declaración de la renta.
Con motivo del 25 de marzo, Jornada de la Vida, los obispos sacaron un comunicado por la vida, que caía sobre una sociedad ya movilizada.
Y el 29 de marzo llegaba la primera gran manifestación por la vida en Madrid, con unos 25.000 manifestantes y portadas en toda la prensa. Imágenes de gente joven y entusiasta en defensa de la vida llenaron las páginas de los diarios y los noticiarios de televisión.
En abril, el Parlamento español aceptó a trámite (incluso con votos del PP) una propuesta de reprobar al Papa por sus palabras sobre el sida en África (palabras apoyadas por expertos de la lucha antisida como Edward Green, y por obispos africanos, conocedores de la realidad sobre el terreno). Enseguida se produjo una reacción organizada de protesta por parte de los católicos y sus movimientos asociativos.
En esos meses de autobuses ateos, linces, lazos blancos y belenes y crucifijos retirados, es cuando la Iglesia se movilizó. Esos días, la Iglesia ganó 237.000 declaraciones de la renta en plena crisis, en 2009, cuando Cáritas en España pasó de atender 400.000 personas a 800.000 personas.
Es verdad que la campaña “XTantos” (o “Por tantos”) de la Conferencia Episcopal ha demostrado ser muy eficaz. Presenta una iglesia que te acompaña desde que te bautizan hasta que se mueren tus padres, tu cónyuge, tú, que siempre está allí. Es verdad que cada vez más gente se asegura de que su contable marca bien la casilla.
Pero sobre todo es verdad que muchos católicos han cobrado conciencia de su condición en estos meses de conflicto: la agitación, el hablar claro, ha beneficiado a la Iglesia.
EL EJEMPLO DE TRES OBISPOS QUE HABLAN CLARO
En este último año, los tres obispos que hablan más claro de España han sido “ascendidos”, es decir, el Papa les ha encomendado diócesis más grandes y más complicadas.
Esta semana el obispo Demetrio Fernández, que pastoreaba la pequeña Tarazona, con 80.000 fieles, era designado para Córdoba, con 800.000.
El 9 de enero, José Ignacio Munilla dejaba Palencia (170.000 fieles) y tomaba posesión de la diócesis de San sebastián (620.000 católicos).
Y el 30 de enero era Jesús Sanz Montes quien dejaba Jaca y Huesca (dos diócesis que sumadas dan unos 120.000 feligreses) y entraba en la sede de Oviedo como arzobispo (con un millón de fieles).
Los tres han sido obispos durante los años del Zapaterismo y los tres han hablado siempre muy claro. Han escrito contra el aborto, la ideología de género y el hedonismo en sus cartas pastorales, en la prensa regional, en sus blogs y webs, en los medios católicos digitales, en comentarios frecuentes en La Razón. Han denunciado los abusos de la educación para la ciudadanía y han usado siempre un lenguaje sencillo y directo.
La prensa anticlerical les ignoró durante mucho tiempo, para concentrarse en el “mantra” sencillo de que “el ultraconservador es Rouco”. A estos tres obispos, mucho más divulgativos y directos que el Cardenal Rouco (se les entiende mejor, y aburren mucho menos) se les ignoraba, como pequeños obispos de provincias… mientras ellos ganaban lectores y más lectores en La Razón, la prensa regional y los medios digitales como ForumLibertas.
Les ha pasado como a la declaración de la renta: los católicos agradecen que sus pastores hablen claro, que se mojen, que les lideren en la batalla cultural, moral y espiritual. Cuando lo hacen, la Iglesia se crece. Y se cumple lo que dice la Escritura: “por haber sido fiel en lo poco, se te confiará más”.
Este es un terreno avanzado en el compromiso de los fieles con la Iglesia, y los cristianos no deberían dejar que peleas y divisiones internas erosionen las mejorías obtenidas.

Cañizares alerta de la pérdida de valores en tiempos de crisis
La Razón
El cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, alertó ayer de la «pérdida de valores» en los tiempos de crisis económica y social en los que vivimos. Fue el eje de un discurso con el que inauguró el ciclo «Avivar la fe», organizado por el Arzobispado de Barcelona.
Monseñor Cañizares distribuyó su discurso en tres pilares principales: la secularización o pérdida de valores de la sociedad actual en tiempos de crisis, la defensa de la liturgia y de la Eucaristía como muestra de fe en Dios.
En su discurso, Cañizares afirmó que «la fe en Dios genera esperanza en pobres y pecadores». Este reconocimiento de Dios, dijo, contrasta con la actual cultura secularizada, que apoya la independencia de los hombres respecto de Dios.
En este sentido, el prefecto de la Congregación para el Culto Divino se mostró especialmente crítico con el laicismo, que, según dijo, «no deja espacio a la confesión». «Si no sentimos la idea de Dios, dejamos de vivir, aquí está la crisis de nuestra cultura», añadió.
«El sentido de la liturgia»
Respecto a la liturgia, monseñor Cañizares denunció que «hemos perdido la realidad de este concepto y es muy urgente reavivar el sentido de la liturgia porque es un elemento de santificación». En este sentido, el cardenal recordó que Benedicto XVI está llevando a cabo «una gran defensa y revitalización de la liturgia, porque es el fundamento de la vida».
En un tono más optimista, Cañizares celebró que «la Iglesia está aún muy viva». «Tenemos que tener en cuenta que la liturgia es un don de Dios y que, además, significa un apoyo para un concepto tan importante como es la familia. Es el derecho de Dios a la respuesta del hombre», afirmó.
Por otra parte, Cañizares aseguró que «tenemos que recuperar las dimensiones de la Eucaristía, tenemos que recuperar los domingos con Eucaristía». Cañizares, con gesto grave, lamentó que «en la sociedad actual se está sufriendo una pérdida de valores tanto en lo bueno como en lo malo, lo que significa la pérdida de moral, y de esta manera, se abre el camino al infierno».
Al acto acudieron el vicepresidente tercero del Congreso, Jorge Fernández y el líder del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, entre otras personalidades.


La Generalitat valenciana inicia los trámites para que la Fiesta del Corpus sea Bien Cultural

La Razón
La Conselleria de Cultura valenciana ha iniciado los trámites para declarar Bien de Interés Cultural Inmaterial a favor del Corpus Christi en Valencia, según han informado fuentes de la Generalitat. La festividad del Corpus Christi ha sido, durante siglos, la fiesta principal de Valencia, una ciudad que fue de las primeras en europa en realizar este tipo de celebración.
La primera procesión de la que se tiene noticia tuvo lugar en 1355, por iniciativa del obispo Hugo de Fenollet. A partir de 1372 la fiesta del Corpus tuvo celebración anual y se convirtió en exponente de los aspectos espirituales, patrimoniales y de identidad de la ciudad y sus habitantes durante varios siglos, al menos hasta finales del XIX.
En el siglo XX la procesión fue languideciendo y fue de nuevo la iniciativa eclesial y municipal, junto con la voluntad popular expresada a través del asociacionismo, que recuperaron una fiesta que, más allá de sus elementos espirituales y de catequesis, es una muestra compleja de la celebración del Misterio de la Vida, utilizando diversos signos y símbolos. La fiesta del Corpus Christi ha tenido algún cambio en su celebración a lo largo de los siglos y en la actualidad se realiza el octavo domingo después del domingo de Pascua.
Aunque la mayor parte de los elementos que conforman la fiesta se encuentran en otras celebraciones del Corpus (como los gigantes, las danzas o los carros triunfales), “la armonización de estos diversos factores y su pervivencia hasta nuestros días convierten a la Festa del Corpus de Valencia en un elemento singular y digno de la mayor protección que la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano otorga a aquellos elementos del llamado Patrimonio Inmaterial o Intangible”, según las mismas fuentes.
Otro valor añadido de esta celebración ha sido su valor como modelo de las demás procesiones de la Comunitat Valenciana, sobre todo aquellas que celebran el Corpus en ciudades, villas y pueblos, con elementos rituales, simbólicos y lúdicos imitados de la fiesta de Valencia. Entre los elementos que forman parte del Bien Cultural son la Custodia, las Rocas, los gigantes y cabezudos y la indumentaria de los diversos personajes.

Internacional

Benedicto XVI canonizará a la fundadora de las Hijas de Jesús el 17 de octubre
ABC

Benedicto XVI anunció ayer que canonizará a la madre Cándida María, fundadora de las Hijas de Jesús, el próximo 17 de octubre en la plaza de San Pedro junto con otros cinco nuevos santos. Juana Josefa Cipitria y Barriola (1845-1912) nació en Andoain y fundó en 1871 en Salamanca, con las primeras cinco mujeres, la congregación conocida popularmente como las «jesuitinas». Fue beatificada el 12 de mayo de 1996 por Juan Pablo II en el Vaticano.
Las Hijas de Jesús, dedicadas a la enseñanza y la acogida a los necesitados, están hoy en 16 países de América, Europa, África y Asia, incluida China desde 1931. La familia espiritual de la madre Cándida ha incorporado también a laicos que comparten su pasión por educar y por servir a las personas.
En esa misma ceremonia, el Papa canonizará a la primera santa australiana, Mary McKillop (1842-1909), cuya historia es similar. Entre los seis nuevos santos se contará también el canadiense André Bessette, hermano de la Congregación de la Santa Cruz, promotor del Oratorio San José en Montreal.


Benedicto XVI predica contra los escáneres corporales

EL MUNDO

Contra todo pronóstico Benedicto XVI ha decidido sumarse al debate sobre los escáneres corporales en los aeropuertos. El Papa aprovechó una audiencia que concedió en el Vaticano a los miembros del italiano Ente Nacional de Asistentes de Vuelo para dar a conocer su dictamen sobre esos aparatos, a los que muchos acusan de suponer una violación contra la intimidad, ya que desnudan digitalmente a las personas.
Entre los que así piensan se encuentra el propio Joseph Ratzinger. El Pontífice comenzaba diciendo que «ante la amenaza del terrorismo internacional, que toma como punto de mira también los aeropuertos y los aviones para llevar a cabo sus propias tramas subversivas», resulta «particularmente complejo y difícil» mantener el respeto por los principios de dignidad de la persona. Pero, puestos a elegir, Benedicto XVI se decantaba por el derecho a la intimidad, subrayando que «no se debe perder nunca de vista que el respeto a la persona y la atención de sus necesidades deben ser lo primero».
Unas palabras que los especialistas italianos en Vaticano han interpretado unánimemente como una condena contra los cada vez más pormenorizados controles que se llevan a cabo en los aeropuertos y, en concreto, contra los escáneres corporales que desde el pasado mes se emplean en EEUU y que la Unión Europea está estudiando implantar.
Las palabras del Pontífice, además, tienen especial actualidad dado que esta misma semana en los aeropuertos italianos de Milán y de Roma comenzarán a utilizarse, de manera experimental, los escáneres de cuerpo que ya se emplean en los aeropuertos del Reino Unido y Finlandia, y cuyo uso es muy polémico no sólo por cuestiones de privacidad, sino también porque muchos consideran que se trata de una tecnología nociva para la salud.


La Iglesia en Irlanda ayudará a esclarecer los abusos sexuales

La Razón
Benedicto XVI no ha tenido empacho en remangarse las mangas de la sotana para afrontar uno de los tragos más desagradables de la Iglesia católica en las últimas décadas: los abusos sexuales a niños cometidos por sacerdotes en Irlanda. Durante dos días el Pontífice se ha reunido en el Vaticano con los obispos de la Conferencia Episcopal Irlandesa para analizar qué falló durante años en aquel país y coordinar la respuesta a esta cuestión.
El encuentro fue muy positivo y ya ha arrojado su primer fruto: los prelados se comprometieron a colaborar con las autoridades estatales para que aquellos crímenes no queden impunes.
Los dos días de reuniones con el Papa sirvieron para hacer autocrítica y tomar conciencia del daño que ha sufrido la Iglesia con estos sucesos. «Esta grave crisis ha llevado a la falta de confianza en los responsables eclesiásticos y ha dañado el testimonio del Evangelio y las enseñanzas morales de la Iglesia», reconoció la Santa Sede en un comunicado.
Impedir que se repita
Los obispos irlandeses se sinceraron con Benedicto XVI y le hablaron del «dolor, rabia, vergüenza y sensación de traición» que sienten las víctimas de los abusos. También le contaron el sistema existente en la actualidad, en el que participan «miles de voluntarios», para evitar que aquellos crímenes se repitan hoy en los templos o instituciones de la Iglesia irlandesa.
Benedicto XVI, por su parte, recuperó su discurso de «tolerancia cero» hacia la pederastia. Recordó que el abuso sexual a niños y jóvenes es tanto «un crimen odioso» como un «grave pecado que ofende a Dios y hiere la dignidad de la persona humana, creada a su imagen».
Reconociendo que la situación actual no se resolverá rapidamente, el Papa pidió a los obispos que «afronten los problemas del pasado con determinación y empeño» y que para ello actúen con «honradez y valentía».
Mejorar la preparación
Banedicto XVI subrayó además la necesidad de «una reflexión teológica más profunda sobre toda la cuestión» e hizo un llamamiento a mejorar «la preparación humana, espiritual, académica y pastoral de los candidatos tanto al sacerdocio como a la vida religiosa, así como de aquellos que han sido ordenados y han profesado los votos religiosos», informó el comunicado vaticano.
Expresó también su esperanza de que su encuentro sirva para afianzar la unidad de los obispos, para que al subsanar los errores hablen «con una sola voz», dando consuelo a las víctimas, «alentándoles en la renovación de su fe en Cristo y restableciendo la credibilidad espiritual y moral de la Iglesia».
Finalmente, el Papa mostró a los obispos un borrador de la Carta Pastoral que está preparando y que se dirige a los católicos irlandeses. La misiva tendrá en cuenta los comentarios de los prelados y se hará pública durante las semanas de Cuaresma.
Miércoles de Ceniza en el Aventino
Benedicto XVI disfrutará hoy del tradicional ajetreo que conlleva todo Miércoles de Ceniza. Tras su audiencia general matutina, el Pontífice se desplazará a la colina romana del Aventino para participar en una oración en la Iglesia de San Anselmo. Desde allí partirá en procesión hasta la Basílica de Santa Sabina, donde presidirá la Eucaristía, en la que se realizará la bendición e imposición de la ceniza. Además de por los fieles, el Papa estará arropado por cardenales, obispos y monjes benedictinos de la cercana abadía de San Anselmo. En su mensaje para la Cuaresma, Benedicto XVI pedía al hombre que no se tomara la justicia por su mano, que rechazase la «ilusión de la autosuficiencia» y entrase en la «justicia más grande, que es la del amor, la que realiza Jesucristo».

Opinión

Ocasión única e irrepetible
ABC / Jesús Higueras
Pasados los carnavales, a los que tanta importancia dan los medios de comunicación, comienza para los cristianos el santo tiempo de Cuaresma, una ocasión única e irrepetible de procurar un cambio interior del que tan necesitados estamos. Es muy fácil echar la culpa de las desgracias que nos afligen a agentes externos que nada tienen que ver con nosotros. Incluso algunos «creyentes» le echan la culpa a Dios cuando el sufrimiento injusto acecha sus vidas. Pero el Papa Benedicto XVI, en su mensaje para la Cuaresma de este año, nos recuerda que «la injusticia, fruto del mal, no tiene raíces exclusivamente externas; tiene su origen en el corazón humano, donde se encuentra el germen de una misteriosa convivencia con el mal».
Esto supone un importante ejercicio de honestidad, pues no se trata tanto de buscar culpables fuera de nosotros mismos, sino sobre todo abrir el corazón a Aquél que se hizo justicia por nosotros, es decir, a Jesucristo muerto y resucitado, que asume todos los horrores de los hombres, los hace suyos y nos reconcilia con Dios, con los hermanos y con nosotros mismos.
Sólo desde Cristo el hombre puede superar el misterio de la iniquidad y del mal y construir una civilización justa, que tenga como meta el amor fraterno y la verdadera igualdad entre todos los hombres. Por eso el Papa urge a todos los cristianos y a los hombres de buena voluntad que reflexionemos en estos días cuaresmales cómo construir un mundo más justo, primero dentro de nosotros mismos, pues sólo así estaremos en condiciones de exigir y trabajar por una justicia social y universal.
El tiempo de Cuaresma es un tiempo para mirar a Cristo crucificado y preguntarle «¿Señor, por qué sigues ahí?» y la respuesta brotará clara en cada corazón: «Sigo en cada cruz humana para que la justicia-amor divino no falte nunca a ningún corazón humano».

Navarra