8 de marzo de 2010

Nacional

Tres de cada cuatro alumnos eligen estudiar Religión


La Razón

En el curso escolar 2003-2004 eran más de 5 millones los alumnos que optaban por cursar la asignatura de Religión en toda España. En el actual curso 2009-2010 se han matriculado 3,5 millones de estudiantes. Desde que el Partido Socialista llegó al poder en el año 2004, el porcentaje de alumnos que recibe formación religiosa y moral ha disminuido 3,5 puntos, pasando del 75,4% en el curso 04-05, al 72,1% del curso actual.
Una de las razones de este descenso puede encontrarse en «las nuevas trabas» que la Ley Orgánica de Educación (LOE) ha introducido «para que los alumnos opten en igualdad de oportunidades por la enseñanza de la Religión católica en los distintos tramos de enseñanza», denuncia la Conferencia Episcopal Española (CEE). Entre estas dificultades, los obispos destacan la configuración de la asignatura «como si fuese una materia marginal y un peso añadido a la carga curricular». No obstante, celebran y agradecen que, a pesar de los «graves impedimentos», los padres y alumnos ejerzan cada año, «voluntaria y mayoritariamente», su derecho fundamental de elegir la formación religiosa y moral católica.
Aún así, el informe que como cada año ha publicado la Comisión de Enseñanza y Catequesis sobre el número de alumnos que estudian religión a nivel nacional, manifiesta que la enseñanza religiosa católica sigue siendo la opción mayoritaria, escogida por 3 de cada 4 estudiantes no universitarios.
Los colegios concertados religiosos siguen teniendo el porcentaje más alto que además ha aumentado respecto a los años anteriores con un 99, 5%, frente al 64,1% de estudiantes que cursan la asignatura en los centros estatales. Por etapas académicas, Educación Infantil y Primaria continúan a la cabeza en proporción de matriculados, con un 78,9% y un 81% respectivamente, mientras que el porcentaje va disminuyendo en Educación Secundaria, un 59,8%, para alcanzar su cifra más baja en Bachillerato, con un 43.8%.
Uno de los motivos de que sea en estas dos últimas etapas cuando menos alumnos se decanten por estudiar la materia es el hecho de que mientras que en Infantil y Primaria son los padres los que eligen el tipo de formación religiosa para sus hijos, en la E.S.O. y Bachillerato los propios alumnos son los que pueden optar personalmente, y acaban eligiendo las opciones más cómodas, ya que «en muchos centros se ha relegado la asignatura al final del horario lectivo» para que «los estudiantes que no la elijan puedan salir una hora antes», ha denunciado el presidente de la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonel, a Ep. Aunque reconoce el carácter voluntario de la materia, «porque los principios no se pueden imponer», Carbonel advierte de que el Ejecutivo, «a cambio, ha impuesto de manera obligatoria la asignatura de Educación para la Ciudadanía».

“Marea roja” en las calles de Madrid a favor de la vida

ABC

Cientos de miles de personas -600.000, según los organizadores-, muchas de ellas familias enteras, han salido este domingo a la calle en Madrid para exigir al Gobierno de Rodríguez Zapatero que derogue la Ley del Aborto aprobada recientemente.

Madrid se ha teñido de rojo en favor de la vida. Mayores, jóvenes, niños y representantes de movimientos provida han marchado este mediodía entre Cibeles y la Puerta del Sol con sus camisetas rojas, globos y pancartas. El acto concluye, tras la lectura del manifiesto y los testimonios de algunos de los participantes, con ambiente muy festivo delante del escenario de conciertos. Los miles de asistentes han desafiado las previsiones de lluvia para defender la vida.

La manifestación pide la derogación de la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo, tal y como reza el manifiesto leído por la periodista Sonsoles Calavera al término de la marcha.

«El Gobierno debe ofrecer otras alternativas ante el aborto. Es una ley hecha de espaldas al pueblo». Son las palabras de Juan José Cortés, padre de la niña Mari Luz, desde la cabecera de la manifestación cuando esta no había hecho más que comenzar, bajo el lema «España Vida Sí».«Yo estoy aquí para defender la vida», añadía Cortés.

Más tarde, una vez concluida la marcha, el padre de Mari Luz se preguntaba cómo era posible que tras la negativa de Zapatero de aceptar su propuesta de aplicar la cadena perpetua, «permite ahora la pena de muerte».

Otras personalidades como Ana Botella o el ex teniente de alcalde del municipio sevillano de Paradas que se dio de baja del PSOE al aprobarse la ley,Joaquín Montero, han acudido a la convocatoria, junto con cientos de familias, jóvenes, niños y representantes de las 270 entidades organizadoras.

«Vida sí, aborto no» o «ZP 007 con licencia para matar» han sido algunos de los mensajes que han portado los asistentes. La de Madrid era una de las más de cien marchas convocadas a mediodía en ciudades de todo el mundo, y desde donde se ha lanzado un grito unánime a favor de la vida.

Marcha y también fiesta

Tras finalizar el recorido, estaba previsto que actuaran en directo en la madrileña Puerta del Sol el grupo 7 Días, Miriam Fernández, Patricia Losada y Eva García.

Las intervenciones, una vez que la manifestación llegó a su destino, han corrido a cargo de las doctoras Ondina Vélez y Sonsoles Alonso; la portavoz de DAV, Gádor Joya, además de Joaquín Montero, Juan José Cortés y el padre de familia Fernando Lancha. El presidente de Hazteoir.org, Ignacio Arsuaga, leyó un comunicado de World Congress of Families, que agrupa a entidades ‘provida’ y familia de 65 países.

En el manifiesto se exige la derogación de la ley del aborto, que los políticos promuevan leyes que protejan el derecho a vivir y el derecho a ser madre, que se respete el derecho de los padres a formar a sus hijos en materia de educación sexual y que se respete el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario.

Miles de personas piden en toda España la derogación de la nueva ley del aborto
Diario de Navarra
Un centenar de ciudades acogieron las marchas multitudinarias bajo el lema “España. Vida sí” – Más de 270 asociaciones convocaron la jornada en contra de la nueva norma que entrará en vigor el próximo 5 de julio
Miles de personas salieron ayer a la calle en un centenar de ciudades para reclamar al Gobierno la derogación de la ley del aborto, aprobada el pasado 24 de febrero y que entrará en vigor en julio.

Vestidos de rojo, con pancartas en favor a la vida, banderas españolas y cánticos en contra de José Luis Rodríguez Zapatero, los manifestantes tacharon la nueva norma de antidemocrática porque no cuenta con el aval de millones de españoles. Dirigentes del PP secundaron la marcha en Madrid y pidieron a Mariano Rajoy que suprima la ley si llega a la Moncloa. Uno de ellos, el ex ministro y portavoz popular en el Parlamento europeo, Jaime Mayor Oreja, sostuvo que el aborto no es un planteamiento progresista, sino “algo propio de los bolcheviques”.

Cabecera y convocantes

La manifestación mayoritaria tuvo lugar en Madrid, donde se congregaron entre 600.000 personas, según los organizadores, y poco más de 10.000, según la empresa de medición Lynce, que contabilizó 9.726 asistentes.

En gran medida se trató de personas mayores y familias con hijos pequeños, quienes dieron colorido a la gélida mañana portando globos y banderas rojas que simbolizaban la vida, además de las rojigualdas, a los que acompañaban grandes carrozas con música. El tema favorito de los jóvenes fue la canción del grupo británico Coldplay Viva la vida.

La cabecera estuvo presidida por una gran pancarta con el lema “España vida sí. En democracia se escucha al pueblo”. Tras ella caminaban responsables de las 270 asociaciones convocantes del acto, entre ellas HazteOir o Derecho a Vivir, cuya portavoz Gador Joya se erigió en la cara visible de la convocatoria. “Hemos dado un paso adelante y no vamos a parar hasta que se derogue la ley”, dijo, antes de añadir que como fuerza social incipiente “ni un solo voto del movimiento provida va a ir para aquel que no se comprometa a defender la vida humana.

El hermano del Papa, dispuesto a colaborar con la justicia por los abusos en Ratisbona


La Razón

El hermano del Papa Benedicto XVI, Georg Ratzinger, se mostró dispuesto a colaborar con la Justicia en el caso de los abusos a menores en el coro de la catedral de Ratisbona, aunque ha subrayado que él no se encontraba al frente de la institución cuando éstos tuvieron lugar.
Ratzinger así lo manifestó en una entrevista publicada hoy por el diario italiano “la Repubblica”, en la que precisó que si la Justicia le pidiese su testimonio “obviamente estaría dispuesto a declarar”, aunque no podría aportar información sobre “ningún acto punible”.
“No dispongo de información, nunca he sabido nada”, agregó, al tiempo que expresó su deseo de que el Coro no se vea dañado por esta situación.
Por otro lado, Ratzinger hizo hincapié en que advierte “cierta aversión hacia la Iglesia, detrás de ciertas afirmaciones” en las que ve la “intención de hablar” en contra esta institución.
El Obispado de Ratisbona informó el viernes de que en el ambiente del coro de la catedral de la ciudad fueron cometidos abusos sexuales en el pasado.
En un comunicado remitido al diario vaticano “L’Osservatore Romano” el Obispo de Ratisbona, Gerhard Ludwig Müller, precisó que la coral está compuesta por el coro, el liceo y el internado, y que el primer caso de abusos fue cometido por el subdirector de la escuela, en 1958, quien fue destituido tras conocerse el delito y condenado por el mismo por vía penal.
El responsable del segundo caso, que también tuvo lugar en 1958, fue una persona que trabajó siete meses en el coro y que pasados doce años fue condenado por abuso sexual, explicó Müller.
Asimismo, el Obispo de Ratisbona negó las informaciones aparecidas en los medios de comunicación que señalaban que Ratzinger, era el director del coro cuando los hechos tuvieron lugar, y recordó que éste estuvo al frente de la institución entre 1964 y 1994.
Los dos casos del coro de la catedral de Ratisbona se suman al escándalo que desde hace semanas sacude Alemania por los supuestos abusos sexuales a menores de edad por parte de sacerdotes católicos en la década de los setenta y los ochenta en diferentes centros educativos del país dependientes de la Iglesia.

LAGOS.

EL MUNDO

Al menos 100 personas murieron ayer en nuevos enfrentamientos étnico-religiosos en los alrededores de Jos, la capital del estado nigeriano de Plateau. Pastores musulmanes de la etnia fulani y agricultores cristianos se enfrentaron desde la madrugada en tres comunidades de la localidad de Shen, donde 75 viviendas y numerosos vehículos fueron incendiados.


Opinión


Un clamor por la vida

ABC / editorial

Cientos de miles de personas salieron ayer a la calle, en Madrid y en otras ciudades españolas y de otros países, en defensa de una causa justa. Impulsado por un laicismo extremista y con el objetivo de hacer guiños electorales al voto radical, Rodríguez Zapatero ha puesto en marcha un programa que choca con creencias muy arraigadas en la gran mayoría social. En este caso, plantea de forma injustificable el aborto como un derecho de la mujer y prefiere ignorar que el «nasciturus» es un verdadero ser humano desde el momento mismo de la concepción, cuya eliminación choca frontalmente con el derecho a la vida. Ni siquiera la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la reforma aprobada en 1985 ha frenado las aspiraciones de un presidente del Gobierno que hace pagar a los más débiles e indefensos sus dogmas ideológicos y sus intereses partidistas. De ahí la legítima protesta que ayer inundó de color rojo los espacios públicos, con pancartas y globos y en un ambiente festivo que desmiente el tópico falsamente «progresista» que atribuye actitudes oscuras y reaccionarias a quienes defienden la vida contra la muerte.

Ha sido un gran éxito para las entidades organizadoras, que lograron reunir a una multitud de ciudadanos a pesar de las previsiones meteorológicas. Las imágenes de Bibiana Aído y otros dirigentes del PSOE celebrando como un triunfo para la igualdad de las mujeres una norma que antepone la muerte a la vida son el mejor ejemplo de los efectos del dogmatismo en el terreno moral y jurídico. La lucha por la vida es una causa positiva en favor de las madres y de los hijos, avalada por la ciencia, la ética y el propio Derecho Constitucional. Habrá que esperar a que se pronuncie en su día el TC, aunque nadie podrá devolver la vida a quienes sean víctimas de la aplicación inmediata de una norma que el Gobierno impulsa por razones oportunistas. La nueva ley ignora también el derecho a la objeción de conciencia de los médicos y el personal sanitario, incurriendo así en una grave infracción de las libertades individuales. Desconoce igualmente el derecho de los padres a elegir la educación sexual que debe impartirse a sus hijos en favor de una visión laicista impuesta con carácter obligatorio y contraria a las reglas básicas del Estado democrático. Por todas estas razones, los ciudadanos que ayer expresaron su protesta en un ambiente de fiesta por la vida han cumplido meritoriamente con un deber cívico al dar voz a un clamor social que debería ser escuchado.

Navarra

El arzobispo de Pamplona dice que el aborto es “la mayor de las injusticias que se han podido legislar”

Diario de Noticias

Miles de personas participaron en la mañana de ayer en la eucaristía que ponía fin a la primera Javierada de 2010. La ceremonia, que comenzaba a las 10.00 horas en la explanada junto al Castillo de Javier tras la llegada del vía crucis, fue oficiada por Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela.

Durante la homilía, en la que se dirigió de forma especial a los jóvenes, Francisco Pérez denunció que el aborto “es la mayor de las injusticias que se han podido legislar”. “Ante las leyes de la muerte, como la que defiende el aborto, nosotros hemos de exigir que se cumpla la justicia: el respeto a la vida en sus distintas etapas”, indicó a los presentes. “La altanería de la prepotencia humana sólo lleva consigo caminos de destrucción e injusticia”, añadió después.

Las alusiones a la nueva normativa, aprobada recientemente por las Cortes Generales, estuvieron también presentes en el saludo de bienvenida, momento en el que pidió amar y respetar la vida “desde el seno de la madre, hasta el momento final”.

Por otra parte, valoró la alta presencia de peregrinos jóvenes durante esta primera marcha hasta el santuario de Javier y resaltó, “contrariamente a lo que muchos piensan, que el Evangelio atrae a los jóvenes”.

A ellos les dijo que “son la esperanza de la sociedad y de la Iglesia” y que “no busquen cosas baladíes que se esfuman” ya que “por encima del bienestar efímero y muchas veces engañoso que nos ofrece la sociedad, hay una felicidad verdadera”. “Enamoraos de Cristo profundamente y tomad el Evangelio como forma de vuestra vida”, les pidió.

El arzobispo de Pamplona apeló también durante el sermón a la importancia de la oración entre los cristianos y les invitó a participar de la misa de los domingos que, “gracias a Dios, va recuperándose”, indicó. Destacó, además, que “una sociedad que no practica la oración no puede avanzar y termina por hundirse”.

Incursiones en euskera Durante la misa, en la que hubo presencia de decenas de cruces con el nombre de varias localidades navarras, el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela volvió a enviar, al igual que el año pasado, varios mensajes en euskera a los peregrinos. Además del saludo, Pérez recitó “la voz del señor que escuchó Francisco de Javier mientras se dedicaba a sus estudios en la Universidad de París en su propio lenguaje”, refiriéndose al euskera.

El Himno a San Francisco Javier puso fin a la ceremonia que terminó con aplausos de los asistentes en una mañana que comenzó con los cielos cubiertos de nubes pero que en algunos momentos dejaron paso a los rayos del sol.

Francisco Pérez agradeció la presencia de todos los peregrinos, tanto navarros como de otras comunidades autónomas, y les invitó a volver el año que viene.

Para que la ceremonia pudiese ser vista desde todos los puntos de la explanada volvió a colocarse el altar sobre una plataforma, al igual que en años anteriores, aunque en esta ocasión se amplio y se incluyo en él el lema de esta Javierada: Ven y sígueme, como Francisco Javier.

Las primeras caminatas rumbo a Javier

Diario de Noticias

Miles de peregrinos están caminando ya por las carreteras de Navarra hacia el Santuario de Javier en la primera Javierada de 2010, con el lema ‘Ven y sígueme, como San Francisco Javier’.

Los caminantes han hallado por la mañana cielo nuboso, aunque en ocasiones el sol se está dejando ver y la previsión meteorológica no ofrece altas probabilidades de lluvia.

Los servicios de emergencia que forman parte del dispositivo organizado con motivo de las Javieradas han prestado desde ayer viernes un total de 1.800 asistencias, en la mayoría de los casos por causas leves, y tan sólo en dos casos ha sido necesario el traslado a centros sanitarios.

Esta cifra, según ha precisado el Ejecutivo foral en un comunicado, ha sido contabilizada a última hora de la tarde en el Puesto de Mando Avanzado movilizado por el Gobierno navarro para coordinar las intervencioes.

Este número de asistencias engloba a las realizadas por todos los integrantes del dispositivo de emergencias (Protección Civil, Policía Foral, Cruz Roja, DYA, Remer, Guardia Civil, Asvona y Policía Local de Sangüesa).

La misa de la primera Javierada se celebrará mañana a las 10 horas. Previamente, el vía crucis partirá a las 8 horas desde Sangüesa. La segunda Javierada tendrá lugar el sábado, día 13.

Como novedad, este año los peregrinos del área de Pamplona podrán continuar por el trazado de la Autovía A-21 que todavía no ha entrado en funcionamiento, entre Izco y las Ventas de Judas. Una vez pasado Izco, en el enlace de esta localidad, deberán pasar a través de un puente desde la vía de servicio NA-2420, situada a la derecha de la Autovía, hasta el tramo sin inaugurar, por el que podrán continuar hasta pasados 300 metros de las Ventas de Judas.

La misa de la primera Javierada se celebrará mañana a las 10 horas. Previamente, el vía crucis partirá a las 8 horas desde Sangüesa. La segunda Javierada tendrá lugar el sábado, día 13.

La Policía Foral ha organizado un dispositivo especial de vigilancia con motivo de la primera Javierada. Un total de 195 agentes integran este operativo de seguridad con el objetivo de garantizar la libre circulación de vehículos y proteger al mismo tiempo a los peregrinos que participan en esta cita anual.

En concreto, se intensificarán los controles de velocidad y de alcohol y las patrullas vigilarán especialmente los cruces de carreteras, así como los accesos al Santuario. En estas labores, contarán con el apoyo del helicóptero del Gobierno de Navarra. Además, la Policía Foral estará en permanente coordinación con la Guardia Civil, según explicó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Por su parte, la Agencia Navarra de Emergencias (ANE) coordinará desde el Puesto de Mando Avanzando ubicado en la misma explanada del castillo un dispositivo integrado por miembros de Protección Civil, DYA, Cruz Roja, Policía Foral y Guardia Civil, voluntarios y radioaficionados, entre otros. Asimismo atenderá cualquier incidencia que se reciba a través del teléfono de emergencias 112. Cabe señalar además que la ANE colaboró con el Arzobispado en la redacción del plan de emergencia y autoprotección de esta concentración multitudinaria.

Además de la ANE, el Gobierno de Navarra colabora con las Javieradas a través de Obras Públicas y Salud. El primero presta ayuda con las señalizaciones, tanto las que orientan a los peregrinos como las referentes a restricciones que afectan a vehículos. Por su parte, el departamento de Salud pone a disposición de los médicos y de las dos enfermeras del centro de salud de Sangüesa un vehículo identificado por si entre las 8 y las 20 horas de este sábado y domingo deben desplazarse a las vías de accesos a Javier y contemplar las actuaciones de Cruz Roja y DYA.

Primer alto en el camino a Javier

Después de la primera caminata, de aproximadamente cuatro horas, numerosos peregrinos van llegando a la ermita de la virgen del Yugo en Arguedas procedentes de distintas partes de la Ribera. Son las diez de la mañana, han recorrido los primeros kilómetros de la travesía y todavía no se sienten cansados, aunque sí hambrientos. “La gente viene con muchas ganas de comida”, afirma Marta Paz mientras corta animosa el pan, pone chistorra y panceta dentro y va detallando su faena. “Nosotras somos de la parroquia de San Jorge, de Tudela. Damos de comer a todo el que se ha apuntado a nuestra organización. No es una tarea complicada; primero hacemos la carne, la guardamos en un sitio para que se mantenga caliente y según va viniendo la gente vamos preparando los bocadillos. Yo personalmente tengo devoción a San Francisco”, se sincera.

En este punto, Cruz Roja y Protección Civil atienden a los primeros peregrinos. “Ahora básicamente hemos realizado tareas de lavado y masaje. Ha habido unas cuantas ampollas, pero nada grave. Cuando la gente lleva más tiempo andando surgen más, empiezan a provocarse los primeros esguinces y aparecen problemas musculares. Deben saber su ritmo para saber cuándo parar y descansar, no deben forzarse porque al final el cuerpo se resiente”, aconseja el responsable de Cruz Roja en Tudela.

Los motivos para realizar a pie los entre 75 y 110 kilómetros que separan las localidades riberas de Javier son diversas; algunos afirman que les mueve una promesa, otros argumentan que es un motivo para pasarlo bien o para ponerse en forma. Además, para los más jóvenes ésta es una pequeña aventura que compartir con sus amigos y que les tendrá fuera de casa un par de noches. “El ambiente es muy bueno, por el camino se echan unas risas. La gente vendrá por pasárselo bien pero nosotros en los entrenamientos hacemos siempre una pequeña misa en la que hablamos un poco de Javier para que los chavales lo conozcan”, explica Sergio Fernández, organizador de Quetzal, una de las agrupaciones tudelanas más jóvenes.

Aunque el viento ha dificultado en algunos tramos la primera etapa de estos caminantes, el clima es bueno y la mañana resulta soleada. “El tiempo acompaña, este fresco está bien para caminar. La mayoría de nosotros nos hemos entrenado antes con el grupo Quetzal. Somos los quetza-padres“, bromea el tudelano Martín Pascual. Después de reponer fuerzas, los peregrinos más fieles van pasando por grupos “para recibir la bendición en la ermita y rezar una salve a la virgen”, detalla Jose María Aícua, el nuevo delegado diocesano de las Javieradas. A las once y media la explanada de la ermita ha quedado ya vacía; unos pocos recogen los útiles con los que prepararon el almuerzo y la mayoría se introduce ahora en la Bardena de camino a Carcastillo, donde pasarán la noche.

El arzobispo carga contra la ley del aborto por ser una ley “de muerte y prepotente”
Diario de Navarra
La misa congregó a cerca de 10.000 peregrinos en la explanada de Javier – Francisco Pérez afirmó que la reforma legal del aborto es “la mayor de las injusticias que se ha legislado en este país” – La ausencia de lluvia y el sol, que brilló a intervalos, animaron la presencia de fieles, que fue mayor que la de años anteriores
Los únicos minutos de tono hostil de la primera Javierada se los llevó el Gobierno central. Afloraron al final de la homilía, en mitad de una celebración festiva, llena de cánticos y más numerosa que la de años anteriores. Frente a los 8.000 peregrinos de 2009 y los 9.200 de 2008, ayer se reunieron cerca de 10.000 personas en la explanada. Según datos de Policía Foral, la asistencia acendió a 9.535 personas en la ceremonia religiosa, que cifró en 1. 600 los vehículos y en 57 los autobuses desplazados hasta las inmediaciones del castillo. Fuentes del Arzobispado elevaron este dato por encima de las 12.000 personas.

Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela dedicó las últimas frases de su homilía a denunciar las injusticias con los más débiles. Fue especialmente duro en el caso del abuso con los no nacidos. “Abandonemos ese camino de cerrazón y suficiencia y detengámonos a escuchar el grito de los que no tienen voz: los desdichados, los pobres, los forasteros, los que aún no han nacido”. Sus palabras fueron muy explícitas al dirigirse a los responsables políticos que han abanderado la reforma legal del aborto. “La altanería y la prepotencia humanas no tienen límite. Son infinitas y se plasman en estas leyes de muerte que ahora pretenden imponernos, en una de las mayores injusticias nunca legisladas en este país”, gritó. “Hay que defender la vida humana desde el mismo momento de la concepción”, expresó ante el nutrido grupo de fieles, que escuchaba en silencio la homilía de la primera Javierada de este año.

En una mañana fresca, aunque soleada a intervalos (la temperatura a las 10 horas, cuando daba comienzo la eucaristía, era de 4º), la crítica al aborto fue el único inciso del arzobispo en la actualidad mediática. El resto de su intervención, que duró cerca de veinte minutos, la dedicó a reforzar el mensaje religioso de los peregrinos. Desde un altar que cuatro sacerdotes estrenaron para la ocasión,

Francisco Pérez saludó a los congregados: “Habéis hecho kilómetros hasta aquí llenos de esfuerzo y trabajo para conseguir llegar a Javier, la meta; que a su vez es Jesucristo”. En tres ocasiones salpicó su intervención con algunas frases en euskera. Una de ellas fue la que eligió para rememorar la famosa frase que San Ignacio de Loyola dirigió al santo navarro en su juventud, cuando ambos estudiaban en París, abriéndole los ojos a la reflexión y, posteriormente, a la vocación. “Como le dijeron a Javier, de qué nos sirve ganar el mundo si perdemos el alma. Del mismo modo os digo que no penséis en medrar en esta vida. En última instancia, la soberbia no lleva más allá de la tristeza”, aseguró.

Los jóvenes, la esperanza

Escoltado por cerca de 40 sacerdotes (además de los que permanecieron confesando en las inmediaciones del castillo durante la misa), Francisco Pérez habló en varios momentos directamente a los jóvenes. “En este mismo castillo, Juan Pablo II os definió en 1982 como la esperanza de la Iglesia y de la sociedad. Enamoraos del Evangelio porque la felicidad que buscáis tiene un nombre propio: Jesucristo”. Continuó en esa línea de estímulo cuando a ellos fue a quienes pidió realizar la lectura de las peticiones. “Queremos tener en mente en momentos como éste a las personas que han sufrido desastres, como los terremotos de Chile y Haití”, indicaron.

Con la tradicional bendición final a los niños, pasados unos minutos de las once, Francisco Pérez daba por concluida la misa. El bandeo de campanas despidió a los peregrinos, que el próximo sábado, con la segunda Javierada, volverán a llenar la explanada. “¿Veis cómo ha salido el sol al final?”, expresó espontáneo el arzobispo al finalizar. “No sólo es cuestión de que se hayan ido las nubes. También está en vuestras caras. Que tengáis un feliz retorno”, deseó.

“Es una tradición navarra y cristiana”
Diario de Navarra
Les falta Mateo. Tiene 4 años y aún es demasiado joven. Pero será cuestión de tiempo, porque las Javieradas del mañana que sueña este matrimonio pamplonés comprenden una peregrinación en familia. Con sus tres hijos, Lucas, de 13 años, Nicolás, de 11 y el benjamín, Mateo. “Ésta de la Javierada es una tradición navarra muy bonita. Nos gustaría perpetuarla, que la heredaran nuestros hijos.

Sobre todo porque es una costumbre cristiana y nosotros somos una familia religiosa, que acudimos regularmente a la parroquia de San Agustín, en el casco viejo”, explica el padre, José Carlos Alemán Noáin.

Peregrino desde Pamplona, caminaba con algo de dificultad después del esfuerzo. El resto del equipo, su mujer, Rosa Armendáriz Valdemoro y sus dos hijos mayores, se le sumaron en Liédena. Hicieron noche en Javier, en el convento de las Misioneras de Cristo que queda al inicio de la localidad. Minutos antes de que diera comienza la misa, accedieron a reflexionar sobre por qué se camina hasta Javier. El padre, José Carlos, se mostró más cerrado al principio. “Los motivos son muy personales. En mi caso, desde luego son religiosos y por amor a la tradición”. Su mujer nombre con palabras más concretas el espíritu que la anima a volver cada año a esta carretera. “Pido salud y paz en el mundo. Lo demás, sobra”. Ambos coinciden en que sí que cuesta a veces renunciar a ciertas comodidas del fin de semana para peregrinar, pero que es lo que debe hacerse. “Es un pequeño sacrificio, algo bueno; que sólo se nos pide simbólicamente una vez al año”. Quizá por ello no comparten del todo otras actitudes, más lúdicas que sí acompañan a otros peregrinos, que marchan en grupo o distraídos de esa reflexión interior que va paralela al caminar religioso. “Ésta es nuestra motivación y es la que nos gustaría que también trajera hasta aquí a nuestros hijos en un futuro, pero siempre dentro del respeto a todas las opciones”, puntualizó Alemán.

Todos los caminos llevan a Javier
Diario de Navarra
“¿Qué me ha parecido la misa? Mola”, dice asintiendo Mikael Kubi Gago. Tiene 13 años, es de Ghana, vive en Madrid y ayer asistió a la misa en el castillo de Javier. Era la primera vez que acudía a la peregrinación navarra: “Lo que más me ha gustado es la iglesia”.

Kubi no vino solo. Le acompañaba un grupo de 43 personas, formado por fieles de tres parroquias de Madrid. Entre sus filas podían contarse parroquianos de Colombia, México, Gambia, Venezuela, República Dominicana y España. 43 personas que se habían conocido a pesar de proceder de diversos puntos del globo y que partieron desde Madrid para terminar su trayecto en el mismo punto, el Castillo de Javier. La primera Javierada llegaba ayer a su fin, pero el balance del grupo era bueno: “Es una experiencia impresionante”.

Paolo Cruz Cañaveral también se acercó ayer hasta el castillo. Es de Quito, Perú, y tiene 37 años. “Soy católico y muy creyente. Creo que Dios está con nosotros en todas partes, allá donde estemos”, afirmaba. Aunque ayer, con unas 10.000 personas reunidas en honor a San Francisco Javier, Cruz lo tenía más presente. “En Quito también hay peregrinaciones parecidas. El 21 de noviembre se hace una caminata por la virgen del Quinche, patrona del país”, recuerda.

Ayer, el peruano vivió su tercera Javierada. Otros, como Jeanne Därc Ngo Hopman, recién llegada de Camerún, se reconocían novatos: “He venido a estar en la misa porque es muy bonita. La verdad es que hay mucha gente”. Därc tiene 26 años y lleva siete meses en Navarra. Decidió venir a España al casarse con Luis Iriarte Recalde, un navarro del valle de Salazar. Ahora, afincada aquí, dice que le gusta más vivir en España, pero recuerda Camerún a menudo: “Allí también son normales las caminatas de cuatro horas o más largas para ir a las iglesias católicas”.

2.040 asistencias sanitarias durante la primera Javierada
Diario de Navarra
El balance sanitario de la primera Javierada se saldó con 2.040 asistencias, cifra que engloba las de todos los integrantes del dispositivo de emergencias . En una nota enviada desde el Puesto de Mando Avanzado del Gobierno se aseguró que todas las atenciones se debieron a causas leves (ampollas, rozaduras, calambres o ligeras indisposiciones). Cruz Roja atendió cinco vahídos leves durante la eucaristía. Asimismo, se localizó a una mujer de edad avanzada que perdió momentáneamente el contacto con su marido durante la misa