17 de mayo de 2010

Joaquín Zuazo: «En Burundi, los políticos y los pobres rezan juntos»

La Razón

En Madrid gozaba de una vida cómoda y divertida. Tenía muchos amigos, miles de planes y un buen empleo. Trabajaba organizando eventos y fiestas privadas. Tras un viaje a África, en enero de 2008, Joaquín Zuazo decidió dejarlo todo e irse de voluntario a Burundi con los Padres de Schoenstatt para dar su vida a los demás. En su blog, unvoluntarioenburundi.blogspot.com, relata su día a día como voluntario.

–¿Por qué se hizo misionero?

–Tenía una vida alejada de Dios. En enero de 2005 fui a unas misiones con la juventud de Schoenstatt. Fui a la aventura, sin conocer a nadie, sin conocer a Dios, y en una exposición del Santísimo tuve una conversión muy fuerte. A raíz de ahí, el voluntariado que ya hacía empezó a tomar otro carisma, otro sentido. Esto fue lo que me llevó a ir a África por primera vez, a conocer e intentar ayudar en lo que se pudiera.

–¿Qué diferencia hay entre un misionero y un voluntario de una ONG?

–A priori no hay gran diferencia, pero visto con detalle yo creo que lo característico de los misioneros es la motivación religiosa con la que cuentan. Con esto no quiero decir que muchos voluntarios no la tengan también, pero los misioneros confian en Dios, se abandonan en él. Los dos esperan dar sin recibir nada a cambio, pero el carisma del misionero es más profundo.

–¿Seguiría hoy en África si no tuviera fe?

–No lo sé. Trabajar en África no es fácil, sobre todo cuando te enfrentas a un proyecto y te encuentras con muchas, muchas dificultades. Sin fe, en algún momento dado yo habría abandonado, sobre todo los primeros seis meses, que fueron muy duros. La gente me decía, vuélvete no pasa nada.

–¿Se da el caso de que la cultura local aprecie la venganza y en cambio la gente perdone por su fe?

–No sé si la cultura local aprecia la venganza o no, porque hasta ahora yo no he tenido una experiencia de venganza. Desde su independencia, Burundi no ha tenido más de diez años de paz y sí que ves experiencias de profundo perdón. Es muy espectacular celebrar la eucaristía en Monte Sión, donde yo vivo. A la misa de nueve del domingo asisten 4.000 personas, desde vicepresidentes, algún que otro ministro, ex ministros, ex presidentes, hasta la gente más pobre, todos ahí rezando juntos  y pidiendo perdón.

–¿Conoce alguna historia de conversión que le haya impactado en su experiencia en África?

–Sí. Me acuerdo de una chica burundesa que nos contó que había presenciado cómo mataron a sus hermanos y a sus padres y de verdad ella te dice que ha perdonado y que reza por esas personas que han matado a su familia.

–¿Qué le ha hecho llorar?

–La desesperación de querer hacer muchas cosas y encontrarte con mil barreras que no puedes superar… Me acuerdo de cuando un joven llamado Kagabo se puso enfermo y no podíamos hacer nada por él, mientras que en España se hubiera solucionado enseguida.

–¿Qué cosas ve que le den esperanza?

–Las ganas de salir adelante y de luchar en la juventud. En mi grupo de amigos está mezclada gente de las dos etnias. El ver que en la juventud hay chicos cuya novia es de una etnia y ellos son de otra.

–¿Qué siente cuando visita España?

–Hay cosas que te chocan, estamos un poco perdidos. Pero hay que saber valorar que son dos mundos diferentes, con problemas diferentes que no se pueden extrapolar. Ni el modelo europeo es el mejor ni lo es tampoco el modelo africano. En África, la gente es más feliz pero tiene muchas carencias. Igual que Europa tiene que enseñar mucho a África, África tiene que enseñar mucho a Europa.

–¿Por qué diría que en África son más felices?

–Porque lo ves en la gente, está alegre. Vas por la calle y ves más sonrisas. No es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita. En África la gente necesita mucho menos para ser feliz. Encuentran la felicidad en la familia, en Dios, en pequeñas alegrías de la vida diaria.

Internacional

Agrupaciones laicas se manifiestan a favor del Papa

EL PAÍS

Decenas de miles de personas, convocadas por la Congregación Nacional de Agrupaciones Laicas (CNAL), se manifestaron ayer en la plaza de San Pedro para mostrar su apoyo y solidaridad al Papa ante el escándalo de abusos sexuales cometidos por religiosos que azota a la Iglesia.

El guión de la concentración, que había sido organizada como una protesta de los movimientos de base contra las críticas de algunos medios contra la jerarquía católica por su gestión de los abusos, tuvo que ser cambiada sobre la marcha tras las palabras que Benedicto XVI pronunció en el avión que le llevaba a Portugal. Ayer, desde el balcón del palacio apostólico, Ratzinger volvió a recordar lo dicho entonces, que el peor enemigo de la Iglesia está dentro y no fuera: “El verdadero enemigo que debemos temer y combatir es el pecado, el mal espiritual que a veces, desgraciadamente, contagia también a los miembros de la Iglesia”.

“Los cristianos no tenemos miedo del mundo, pero nos debemos cuidar de sus seducciones”, añadió. “Debemos temer al pecado y estar fuertemente atados a Dios, solidarios en el bien, el amor y el servicio”.

Baño de masas para el Papa

EL MUNDO

El Papa se dio ayer un baño de masas ante unos 200.000 seguidores congregados en la plaza de San Pedro para mostrarle su apoyo tras los escándalos de pederastia en la Iglesia. Ante ellos, Benedicto XVI reconoció que «el verdadero enemigo que hay que temer y combatir es el pecado, el mal espiritual, que a veces, por desgracia, contagia también a los miembros de la Iglesia».

Benedicto XVI: «A veces el pecado contagia a la Iglesia»

La Razón

Unas 200.000 personas se congregaron ayer en la Plaza de San Pedro del Vaticano para manifestar su cercanía a Benedicto XVI y a los sacerdotes en general, en estos momentos difíciles para la Iglesia provocados por los escándalos de algunos clérigos.

En su alocución durante el rezo del Regina Coeli, el Papa no utilizó en ningún momento tonos victimistas: «El verdadero enemigo que hay que temer y combatir es el pecado –dijo–, el mal espiritual que a veces, por desgracia, también contagia a los miembros de la Iglesia».

Convocados por el Consejo Nacional de las Asociaciones Laicales, los peregrinos comenzaron a llegar a primeras horas de la mañana al Vaticano procedentes de toda Italia en autobuses y trenes. Una enorme pancarta destacaba en la plaza con cuatro palabras: «Juntos con el Papa». Entre los presentes se encontraban también parlamentarios y políticos de diferentes regiones y ciudades italianas.

«Queridos amigos», les dijo el Papa hablando desde la ventana de su estudio sin poder ocultar la conmoción: «Es hermoso ver hoy esta multitud en la Plaza de San Pedro, así como ha sido emocionante para mí ver en Fátima a la inmensa multitud», afirmó, en referencia al viaje que ha realizado del 11 al 14 de mayo a Portugal.

«Hoy demostráis el gran afecto y la profunda cercanía de la Iglesia y del pueblo italiano al Papa y a vuestros sacerdotes, que diariamente os atienden, para que en el compromiso de renovación espiritual y moral puedan servir cada vez mejor a la Iglesia, el Pueblo de Dios, y a cuantos se dirigen a nosotros con confianza», declaró el Pontífice.

El Papa pide una Iglesia misionera y dialogante para evitar una “muerte lenta”

Forumlibertas.com

Cientos de miles de personas le reciben con entusiasmo en Oporto, muchos de ellos españoles

El Papa ha concluído su viaje portugués en la ciudad de Oporto con una misa multitudinaria a la que asistieron miles de españoles, sobre todo castellanos y gallegos.

La plaza de los Aliados presentaba su mejor traje, con balcones con tapices repletos de vecinos, colgaduras de flores multicolores, fotos del Papa y numerosas banderas. El Pontífice recorrió la plaza dos veces, ante el clamor y entusiasmo de los presentes y cuando pasó ante varias decenas de universitarios y profesores le acogieron extendiendo sus capas en el suelo. A su llegada a Oporto los barcos y embarcaciones de pesca del río Duero hicieron sonar las sirenas.

El Pontífice declaró que sin Dios el hombre “no sabe dónde ir ni comprender quién es”, que la Iglesia es misionera y si no cumple con su misión muere y que está preparada para dialogar con otras culturas y religiones para construir juntos “la pacífica convivencia entre los pueblos”.

Enfoque misionero

El Papa también previno de la tentación de encerrarse en un cristianismo de mantenimiento, conformista, y de limitarse a mantener “lo que tenemos o creemos tener, ya que sería una muerte a plazo fijo”.

Por eso, añadió, la presencia de la Iglesia en el mundo sólo puede ser misionera. Para el Papa hoy la Iglesia “está preparada para afrontar los nuevos desafíos y para dialogar con culturas y religiones diferentes”, para construir juntos “la pacífica convivencia entre los pueblos”. “Nos esperan no sólo los pueblos no cristianos y las tierras lejanas, sino también los cercanos ámbitos socioculturales y sobre todo los corazones de los hombres, que son los verdaderos destinatarios de la acción misionera del pueblo de Dios”, manifestó.

De hecho, ya en Fátima el jueves afirmó que los tiempos actuales “exigen” un nuevo vigor misionero de los cristianos, sobre todo en aquellas partes del mundo donde “políticos, intelectuales y profesionales de la comunicación que promueven y profesan una cultura única y desdeñan la dimensión religiosa de la vida” intentan “silenciar” la fe. Benedicto XVI lamentó que en esos “ambientes” no faltan creyentes “que se avergüenzan de serlo y que dan una mano al secularismo, que construye barreras al cristianismo”.

Nueva evangelización… ¡y urgente!

El Papa invitó a la nueva evangelización, que incluye el camino de la pobreza, la obediencia, del servicio y de la inmolación hasta la muerte. Y mostró urgencia: “Cuanto tiempo perdido, cuanto trabajo aplazado por descuido. Se trata de renovar la cara de la tierra partiendo de Dios, siempre y sólo de Dios”, afirmó con contundencia el Papa.

Al acabar la misa agradeció especialmente la presencia de los peregrinos españoles y la de los jóvenes, con los que no ha podido tener un encuentro específico en este viaje.A las cinco de la tarde (hora portuguesa) el Papa subió al airbús A320 de la compañía lusa TAP que le llevó de vuelta a Roma tras un vuelo de 1.760 kilómetros.

Cifras récord

Durante estos días, Benedicto XVI ha congregado multitudes muy diíficiles de conseguir en la pequeña Portugal. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, calificó de “bella sorpresa” la multitud que acudió a la misa de Oporto (entre 120.000 y 150.000 personas). “El Papa era poco conocido en Portugal y era considerado una persona fría, pero con este viaje permanecerá una imagen familiar y amiga y su personalidad discreta y gentil”, indicó Lombardi quien considera que el Papa “deja una mensaje de esperanza a la Iglesia, a pesar de las dificultades externas e internas”.

Eso sí, Lombardi hizo una aclaración: “lo que llamó a estas personas no fueron los medios de comunicación, ni siquiera el Papa”, sino “el mensaje de Fátima, un mensaje muy fuerte que llama al pueblo a rezar”.

Los medios de comunicación emitieron largas transmisiones en directo de las misas, las vigilias con el Rosario y las procesiones, incluso en medios de comunicación claramente laicistas, asombrando a muchos observadores. La llamada Asociación de Ateos Portugueses se quejó por carta de la “cobertura inusitada” de la visita papal. y de que las autoridades del estado le dedicaran atención protocolaria. De hecho, el Papa se encontró tres veces con José Sócrates, el primer ministro socialista que implantó en los últimos 3 años el aborto por plazos (de hecho libre, con los mismos coladeros que la ley española), el divorcio rápido y el matrimonio homosexual (aunque sin entrega de niños en adopción a parejas homosexuales).

En general, los analistas consideran que el catolicismo portugués ha salido reforzado y que el Papa también. La sensación que se ha dado al país y al mundo es que los católicos están con el obispo de Roma y no le culpan de los casos de abusos en el pasado de diversas iglesias locales.

Y Zapatero irá a Roma

Por otra parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, confirmó que José Luis Rodríguez Zapatero visitará al Papa en el Vaticano, probablemente en junio, como es tradicional que hagan los presidentes de la Unión Europea, con carácter protocolario. Cinco meses después Benedicto XVI visitará Santiago de Compostela y Barcelona, los días 8 y 9 de noviembre.

Según datos de la policía medio millón de fieles participó en la misa de Fátima, y cerca de 300.000 en torno a la plaza de Lisboa el miércoles. Muchos millares le vieron pasar con el Papamóvil por las calles de la capital. La primera misa la vieron por televisión dos millones de personas, según los cálculos de audiencia, una cifra que en este país sólo consiguen los grandes partidos de fútbol.

Multitudinaria concentración de solidaridad con el Papa en la Plaza de San Pedro

Diario de Navarra

Unas 200.000 personas acompañaron por la mañana a Benedicto XVI en el rezo “Regina Coeli”

El papa Benedicto XVI dijo ayer que “el verdadero enemigo que hay que temer y combatir es el pecado, el mal espiritual, que a veces, por desgracia, contagia también a los miembros de la Iglesia”.

Benedicto XVI lo aseguró así tras el Regina Coeli, el rezo que sustituye al Ángelus en el tiempo de Pascua, ante unas 200.000 personas reunidas en la Plaza de San Pedro del Vaticano en la jornada de solidaridad con el Papa. Una jornada promovida por la Consulta Nacional de las Agregaciones Laicas y a la que se sumaron personas llegadas de toda Italia para dar testimonio de su apoyo al Pontífice tras los escándalos de curas pederastas que han sacudido a la Iglesia.

Benedicto XVI, visiblemente emocionado, quiso expresar su reconocimiento y su agradecimiento a todas las personas presentes en esta manifestación de apoyo.

“Es hermosos ver hoy esta multitud en plaza San Pedro como fue emocionante para mí ver en Fátima la inmensa multitud que, en la escuela de María, rezó por la conversión de los corazones. Renuevo hoy esta llamada, reconfortado por vuestra numerosas presencia. Gracias”, dijo.

El Papa aseguró, además, que “nosotros cristianos no tenemos miedo del mundo, aunque debemos protegernos de sus seducciones. Debemos temer el pecado y por este motivo estar fuertemente radicados en Dios, solidarios en el bien, en el amor y en el servicio”. “Es lo que la Iglesia y sus ministros, junto con los fieles, han hecho y siguen haciendo”, subrayó.

Opinión

La Cruz de Cristo

ABC / Jesús Higueras

El pasado viernes llegaban a Barcelona la Cruz y el Icono de la Virgen que preceden y acompañan las Jornadas Mundiales de la Juventud. Es maravilloso comprobar cómo en toda la Iglesia que peregrina en España la Santa Cruz sigue siendo la señal inequívoca del amor de Dios por los hombres y ante este signo miles de jóvenes se movilizan para encontrarse con el Crucificado y el Resucitado de la mano de María.

A veces nos puede vencer la tentación de pensar que la fe en nuestro pueblo está disminuyendo y que estamos en retroceso frente a una sociedad laicista que pretende quitar a Dios no sólo del ámbito público sino también del corazón humano. Sin embargo, los hechos demuestran lo contrario, pues cada día son más los jóvenes que no tienen miedo de encontrarse con Cristo, pues el mundo no da respuestas convincentes ni sentido a tantos interrogantes que todos nos planteamos, sobre todo en los momentos en que debemos decidir qué es lo que queremos hacer con nuestra vida.

El ser humano necesita un sentido, una razón para vivir y para luchar. Precisamente lo que más se reprocha a la actual juventud es que carece de ideales, que tal vez tan sólo desee buscar un corto bienestar y poco más. Frente a esta imagen distorsionada de los jóvenes, Cristo, a través del Papa sigue ofreciendo un camino ilusionante y lleno de belleza, que en cuanto llega a los oídos y al corazón de aquellos que no tienen miedo puede cambiar definitivamente su vida y probablemente la de muchos de su entorno.

Sólo Cristo sacia la sed que hay en el corazón humano. Sed de justicia, sed de paz, sed de construir un mundo más bello y unas relaciones humanas que no se rijan por el poder o la simple violencia. Sí, los jóvenes cristianos seguimos siendo unos soñadores y nuestros sueños comienzan en la Cruz de Cristo.

Cristianos expulsados

EL PAÍS / EDITORIAL

Marruecos ha expulsado tradicionalmente con cuentagotas a cristianos protestantes por su supuesto proselitismo, pero desde marzo ha acentuado la cadencia. Un centenar de cristianos, en su mayoría occidentales y evangélicos, han recibido la orden de salir del país. Nunca desde la independencia, en 1956, fueron expulsados tantos cristianos, incluidos, por primera vez, un católico y también fieles de la Iglesia protestante reconocida oficialmente por Rabat. Nunca tampoco la policía había entrado en el templo durante el oficio, como sucedió en Marraquech en marzo, para practicar detenciones.

La pequeña ONG marroquí Bayt al Hikma denuncia incluso que la policía pregunta ahora a los alumnos musulmanes de las escuelas extranjeras en Marruecos si les invitan a participar en fiestas religiosas cristianas. La cúpula del colegio norteamericano de Casablanca ha sido ya expulsada.

Entre los cristianos residentes en Marruecos, extranjeros o marroquíes conversos, hay miedo. La prensa oficialista contribuye a incrementar su aprensión propagando calumnias y publicando fotos de iglesias con religiosos ante sus puertas a los que acusan de quebrantar la fe de los musulmanes.

Las autoridades se basan en esta acusación y en la de proselitismo, ambas recogidas en el Código Penal, para justificar la sanción. A muchos de los expulsados ni siquiera les explican el porqué de la medida y cuando lo hacen es sólo de palabra. En puridad deberían ser juzgados por esos delitos, pero Rabat se salta sus propias leyes para evitar escándalos.

Marruecos se jacta de ser uno de los países musulmanes más tolerantes. Es, desde luego, el más mimado del norte de África por la Unión Europea, que le otorgó el estatuto avanzado en 2008 y que en marzo celebró en Granada su primera cumbre con Marruecos. Coincidiendo con su desarrollo, este puso en marcha la represión.

EE UU y los Países Bajos se quejaron ante Rabat, pero España, que ejerce la presidencia de la UE, prefiere guardar silencio. Es hora de que los Veintisiete adviertan a Marruecos de que el trato privilegiado que recibe debe suponer, por su parte, avances en materia de derechos humanos. Es hora, también, de que las comunidades musulmanas en España, la mayoría de origen marroquí, pidan al Gobierno del país del que son originarias que respete a las demás confesiones como se respetan en el país al que emigraron.

Navarra

Valtierra reabre la iglesia de Santa Mª

Diario de Navarra

Su reforma ha costado más de un millón de euros y la ha tenido cerrada al culto 7 meses – El alcalde señaló la no asistencia al acto de ningún miembro del Gobierno foral y pidió más ayuda para lo que queda de rehabilitación

Valtierra reabrió ayer la iglesia parroquial de Santa María una vez concluida la rehabilitación de este templo de mediados del siglo XVI cuyo coste ha ascendido a más de un millón de euros.

Las obras comenzaron a principios de 2008 con la restauración de la torre -incluidas las campanas- y el tejado, dado su estado de deterioro, además de las fachadas. En octubre de 2009 continuaron los trabajos en el interior del templo centrados, principalmente, en eliminar la humedad en el subsuelo, lo que ha conllevado la renovación del suelo. También se ha pintado la iglesia, se ha cambiado la instalación eléctrica e iluminación, y se ha restaurado el retablo lateral de la Virgen del Rorasio.

La reforma interior motivó el cierre de la parroquia, y el consiguiente traslado de las imágenes de los patronos de la localidad, San Ireneo y la Virgen de Nieva, a la iglesia de la Esperanza.

Retorno al templo

Los actos de reapertura del templo comenzaron con la procesión que trasladó a los patronos de regreso a la parroquia, y en la que participaron cientos de vecinos junto a la corporación municipal.

El acto inaugural corrió a cargo de la presidenta del Parlamento foral, Elena Torres; el alcalde de la localidad, el socialista Alfonso Mateo; y el párroco y vicario de la Ribera, José Miramón. El arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, ofició la misa, acompañado por 16 sacerdotes. La coral Virgen de Nieva y la banda de música protagonizaron la parte musical.

Mateo, que calificó la jornada como “histórica para Valtierra”. Se refirió a la no asistencia de ningún representante del Ejecutivo foral a la reapertura de la iglesia tras “una reforma integral como nunca se había hecho” -según dijo, se había invitado al presidente y a 4 consejeros-. “Quedan pendientes de restaurar y limpiar 7 retablos menores, los púlpitos, y limpiar el Retablo Mayor. Ya que no hay aquí ningún representante del Gobierno, les voy a pedir, porque al menos me pueden leer o alguien les puede informar, que nos sigan ayudando”, dijo. Añadió que las aportaciones más importantes “han sido y seguirán siendo las de todos los valtierranos”.

Elena Torres citó a los vecinos de la localidad como “los verdaderos impulsores de esta obra”. Dijo que, en una situación económica difícil y complicada en España y Navarra “la política adecuada es arrimar el hombro y tener altura de miras”. Miramón dio por buenos “los pasos y desvelos de la reforma por los resultados obtenidos”.

Datos de interés

1 La iglesia de Santa María Se terminó de construir en 1548. Cuenta con 8 retablos, y entre ellos destaca el Retablo Mayor, declarado Bien de Interés Cultural en 1999.

2 La financiación Para costear las obras el presupuesto de Navarra de 2008 incluyó una enmienda del PSN por la que se destinaron 200.000 euros. Para la protección de los bienes muebles, especialmente del Retablo Mayor, de la humedad, el consorcio Eder gestionó una ayuda de 96.000 euros del Eje 4 Leader, financiada por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y el Gobierno foral. También ha habido ayudas del programa de Caja Navarra “Tú eliges, tú decides”, de la Caixa, Bardenas, el arzobispado y las aportaciones de los vecinos. “Hemos pedido un préstamo de 350.000 euros “, dijo Miramón.

3 Asistentes Entre los asistentes se encontraban los presidentes del PSN y CDN, Román Felones y José Andrés Burguete, y varios alcaldes de la Ribera.

La parroquia Santa María de Valtierra se reabrió al público tras su restauración

Diario de Noticias

Como “un día histórico”. Así calificó ayer el alcalde de Valtierra, Alfonso Mateo, el momento de reapertura a los vecinos de la parroquia Santa María, tras las obras de rehabilitación del interior que comenzaron en octubre del pasado año y para las cuales se han invertido 205.000 euros. Como recordaron durante el acto de apertura, tanto el alcalde como el párroco, José Miramón Martínez, de este presupuesto “96.000 euros fueron financiados con subvenciones provenientes del Fondo Europeo y de Navarra gestionados por el Consorcio Eder”. Esta ayuda se contemplaba en una enmienda a los Presupuestos Generales de Navarra de 2008. Además, el programa social de Caja Navarra Tú eliges, tú decides aportó para esta causa 50.000 euros. El resto procedió de inversiones y donativos que realizaron los propios vecinos de Valtierra. Precisamente este hecho fue celebrado por el alcalde quien además siguió insistiendo en la necesidad de “continuar contribuyendo dentro de las posibilidades”. También recalcó la figura del párroco de la localidad a quien definió como el “artífice que ha sabido llevar esta obra adelante”.

A este acto también asistió la presidenta del Parlamento de Navarra, Elena Torres, el arzobispo de Pamplona y de Tudela, Francisco Pérez González y el alcalde de Tudela, Luis Casado, entre otras personalidades. Además, también estuvo presente la banda de Valtierra junto a la coral virgen de Nieva.

En su dicurso, Torres, destacó que “el estado de deterioro de una de las joyas arquitectónicas del siglo XVI de Navarra era preocupante” por ello celebró el haber sabido tomar “decisiones políticas de calado para poder inaugurar”.

Las obras Durante este tiempo se ha restaurado el suelo de la parroquia, que se encontraba muy deteriorado debido a la humedad. Así, los trabajos comenzaron con el levantamiento de la tarima del templo y con la sustitución de la tierra húmeda por grava, que actúa ahora como aislante. También se han construido diferentes canales de aireación que favorecen esta tarea. Además se han introducido catas que ya permiten la instalación de iluminación, megafonía y conexiones con la televisión local.

En la jornada de ayer se trasladó en procesión a los patronos san Ireneo y virgen de Nieva desde la basílica de la Esperanza hasta éste, su lugar originario, dado que habían sido ubicados allí para proteger las tallas durante las tareas de restauración.