24 de mayo de 2010

Nacional

Una “x” contra la crisis

ABC

La Iglesia estaría dispuesta a recortar los ingresos que recibe a través de la Asignación Tributaria si ello ayudara a paliar la crisis. Lo dijo esta semana el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, al hilo de algunos comentarios de miembros del PSOE que piden a la Iglesia que done parte de estos recursos para ayudar a menguar el déficit público.

Sin embargo, la realidad cotidiana demuestra que la Iglesia sigue siendo la institución más eficaz para llegar a donde el Estado no llega y más en tiempos donde las estrecheces económicas ahogan a millones de hogares en España. Sin esa aportación voluntaria de los contribuyentes -cerca de nueve millones en 2009- a través de la «x» en la casilla de la Iglesia, muchas de las ayudas concretas que ofrece esta institución a los ciudadanos más desfavorecidos, independientemente de su credo o religión, no podría ser posible.

Las hermanas Misioneras del Santísimo Sacramento han pasado de atender 200 familias a 1.300 desde que comenzó la crisis económica. «La situación es alarmante. Antes eran los inmigrantes los que venían a buscar bolsas de comida pero ahora constatamos que también hay familias españolas. Sencillamente no tienen qué comer», asegura la hermana Almudena.

Desde hace un cuarto de siglo esta congregación reparte 300 desayunos diarios -bocadillos y café-, mientras que dos días a la semana entrega bolsas de alimentos a las familias que les derivan de los servicios sociales. Tanto ha aumentado la demanda que hace un par de semanas se han visto obligadas a colgar «con enorme dolor» un cartel en la puerta del convento que dice: «No se aceptan familias nuevas».

Tenemos los sótanos de la congregación vacíos», dice con gran pena Almudena, quien ha decidido pedir ayuda al Banco de Alimentos que funciona en Mercamadrid y hacer un llamamiento a la solidaridad de los feligreses y amigos. «Nos ayudan mucho, además la colecta del primer domingo del mes también la destinamos a nuestra obra social para intentar no dejar solas a las familias», señala.

Las rupturas familiares

Desde su «puesto de frontera», las religiosas y una veintena de voluntarios viven a diario el ejercicio concreto y real de la caridad, que según recuerdan, es «un compromiso inherente a la fe». «Quien lo hace con esta motivación, no tiene freno», asevera Pilar María, otra de las hermanas.

La recesión nos deja otros efectos colaterales no menos graves y cuya atención también ha quedado en manos de la Iglesia: las rupturas familiares. Desde hace catorce años, Ana Martínez y José Sastre compatibilizan su ardua vida familiar -tienen siete hijos- y profesional -ella es investigadora en Biomedicina y él médico- con la dirección de un Centro de Orientación Familiar en Chamberí puesto en marcha por la Congregación Mariana de la Asunción. Su tarea no tiene precio no sólo porque no reciben un céntimo por la labor que realizan sino por los buenos resultados que consiguen. Entre el 85 y el 90% de los matrimonios que piden ayuda logran resolver su problema. «Hay mucho sufrimiento en las familias. La

Iglesia da en el clavo al crear centros que realmente ayudan a construir el matrimonio y no a destruirlo», señala José.

Los martes y jueves la calle San Lucas en el madrileño barrio de Chueca se llena de gente con carritos de la compra, bolsas y maletas. La mayoría son mujeres con niños pequeños pero también hay muchos hombres. Buscan los alimentos que les preparan mensualmente las Misioneras del Santísimo Sacramento. En la fila los rostros son de preocupación y también de vergüenza. «Cuando me salga otro trabajo no vendré más», se apresura a decir una mujer peruana de mediana edad que prefiere no identificarse. Con la crisis apenas ha conservado tres horas de trabajo como empleada de hogar y el salario no le alcanza para mantener a su hija que estudia en un instituto. Desde hace tres meses, espera en la cola un puñado de legumbres, azúcar, harina, aceite…que le dura para «unos días». Nadie se pelea la vez frente al convento de las religiosas. A su lado, María, otra peruana. Llegó a España con sus dos hijos pequeños «en el peor momento». «Lo que más me sirve son los cartones de leche. Me ayuda para unos días, pero los tengo que alargar».

Cáritas denuncia que los recortes afectarán a los más débiles mientras el Gobierno se plantea eliminar las ayudas a la Iglesia

Forumlibertas.com

El PSOE arremete contra la Iglesia y pide que se elimine su casilla en el IRPF; Cáritas aprueba un nuevo paquete de dos millones de euros para proyectos en 14 países

Cáritas acaba de aprobar un nuevo paquete de ayuda para ayudar a mejorar la difícil situación en la que vive la población de catorce países del hemisferio sur. No cabe duda que ésta y otras acciones de Cáritas ahorran grandes cantidades de dinero al presupuesto a los Gobiernos de los estados beneficiarios, entre los que se encuentra España. Sin embargo, el Gobierno español busca eliminar las ayudas de la Iglesia a través de la eliminación de la casilla del IRPF que libremente pueden marcar los contribuyentes a la hora de hacer la declaración de la renta.

El monto de la reciente ayuda de Cáritas beneficiará a siete proyectos del Congo, Nigeria, Zimbabwe y Burkina Faso. En América Latina se destinarán 1,5 millones de la partida para llevar a acabo ocho proyectos de desarrollo. Albania, Serbia-Montenegro, Georgia e Indonesia también contarán con la solidaridad de Cáritas.

La organización de Iglesia siempre está con los que más necesitan, por ello, su filial en Barcelona ha criticado duramente los recortes anunciados por el presidente español Rodríguez Zapatero ya que considera que afectará a “los sectores más frágiles de la sociedad”.

“Desde Cáritas asistimos diariamente al sufrimiento de las personas que llevan mucho tiempo viviendo en una situación de precariedad económica continuada. Este sufrimiento está llegando ya a extremos insostenibles para un sector importante de las personas atendidas. Los recortes previstos no harán sino incrementar este padecimiento”, reza el comunicado de Cáritas que pide evitar el “recorte social”.

El Gobierno recorta el gasto social y asfixia a los que ayudan

La respuesta del Gobierno ante la crisis, además de recortar profundamente el gasto social, es no ayudar a los que ayudan y ponerle las cosas más difíciles. Diferentes dirigentes socialistas han pedido eliminar las ayudas a la Iglesia. Es el caso del ministro de Fomento y número dos del PSOE, José Blanco, que ha abierto la posibilidad de que se elimine la casilla de la Iglesia en el IRPF de la declaración de la renta.

“Lo que recibe la Iglesia católica es bastante más de lo que reciben los partidos políticos y los sindicatos, pero parece que eso es intocable”, ha manifestado Blanco que omitió mencionar en esas declaraciones al programa Madrid opina de Telemadrid que lo recibido por la Iglesia no es un impuesto sino que proviene de la libre aportación de los contribuyentes. En la misma línea fueron las declaraciones de otros socialistas como el gallego Xavier Carro, el madrileño Rafael Simancas y el valenciano Herik Manuel Campos.

En el mismo sentido también se manifestó el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, que abogó por que la Iglesia católica renuncie de manera voluntaria a parte del sostenimiento que recibe gracias a la casilla del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), para colaborar, de esa forma, en la lucha contra la crisis. Habría que recordarle a Gómez que el dinero que recibe la Iglesia directamente se traduce en ayuda social, justo la partida que más ha recortado el Gobierno con sus últimas medidas.

Otro socialista que ha salido al paso ha sido el gallego Manuel Vázquez que afirmó cuestionado por las medidas del Gobierno que si los que tienen mucho deben contribuir más, “entre los que más tienen que aportar al fisco es la Iglesia”. Esta ofensiva contra la Iglesia también tuvo su eco en las declaraciones del coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, que pidió al Gobierno central y el andaluz que “tengan bemoles” para aplicar “un tijeretazo” a la monarquía, la Iglesia y los gastos bélicos, a los que calificó como “una pandilla de aprovechados”.

“Asignación voluntaria, no impuesto”

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, salió al paso de los ataques a la Iglesia y respondió que “el sistema que tenemos en la Conferencia Episcopal es de asignación voluntaria, no es ningún impuesto. La gestión es del Estado pero son los fieles, o los que no lo son, quienes ponen esa crucecita; por lo tanto la aportación es libre”.

El prelado matizó que “no es como el dinero que se le da a los sindicatos, que no nos enteramos, pero se les da directamente del Estado”, y recordó que en la Iglesia “somos austeros casi siempre”.

Los sindicatos callan… y cobran

Uno de los contrastes que ha protagonizado el Gobierno del PSOE recientemente es que mientras ve con buenos ojos recortar a la Iglesia la ayuda que recibe, ha destinado una subvención de 16 millones de euros a los sindicatos.

Los sindicatos esbozaron una tímida respuesta a los recortes que Zapatero hizo públicos y se limitaron a sacar a los funcionarios a la calle eludiendo cualquier referencia a la huelga general. Luego se supo que en el BOE del lunes 17 de mayo de 2010 se aprobaba una subvención para que las centrales sindicales recibieran 16 millones de euros.

Fervor religioso en El Rocío

Diario de Noticias

Los almonteños han saltado la reja a las 2.50 horas de hoy lunes, después de casi tres horas en el interior de la ermita a la espera de la llegada del Simpecado de la Hermandad Matriz de Almonte (Huelva) del rezo del Rosario, dando con ello comienzo la procesión de la Virgen del Rocío.

La salida de este año se ha producido exactamente a la misma hora de 2009, después de algunos intentos protagonizados por los almonteños agolpados junto a la reja de acceso a la imagen de la Blanca Paloma, aplacados por directivos de la Hermandad Matriz.

La aparición del Simpecado de la Hermandad Matriz por la puerta de la ermita ha desatado el fervor y el entusiasmo de las miles de personas congregadas en el interior del Santuario, precipitando el momento del salto que, según marca la tradición, debe de producirse cuando el Simpecado llega al altar.

Sin embargo, el Simpecado ni siquiera había entrado en la ermita cuando se produjo el salto.

Ha sido en ese momento cuando se ha procedido a la apertura de la reja y decenas de almonteños han accedido al paso de la Virgen del Rocío y la han bajado de su presbiterio hasta la planta central de la ermita.

Desde ese momento, se desarrolla la procesión de la Virgen del Rocío, que ha abandonado su Santuario hacia la explanada de la marisma, repleta de gente, alrededor de un cuarto de hora después del salto, en un recorrido que se prolongará aproximadamente hasta el mediodía, y durante el que se encontrará con las 107 hermandades filiales.

Internacional

Los 12 «secretos» de la Virgen

La Razón

De las apariciones marianas reconocidas por la Iglesia en el siglo XX, sólo la de Fátima ha conseguido una popularidad mundial

Rick Salbato es un periodista católico, autor de «The Miracle of Damascus», un libro de 1990 que describe las apariciones de la Virgen en Siria a la vidente Myrna Nazour, aprobadas por los obispos de Damasco, el católico y el greco-ortodoxo. «¿Cuántos de ustedes conocen la verdadera aparición de Nuestra Señora en Nicaragua en 1978?», escribe. «¿Cuántos la de Japón hace pocos años? Y la de Damasco lleva ahí ocho años».

A Salbato le asombra la popularidad durante décadas de muchas supuestas apariciones no aprobadas por la Iglesia, mientras que algunas que sí han sido aprobadas apenas se difunden. Su teoría es que al demonio le conviene mantener a la gente distraída con casos dudosos y esconder los mensajes aprobados.

Se comparta o no esta idea, es cierto que hay 12 apariciones de la Virgen en el siglo XX aprobadas por la Iglesia y los católicos de a pie desconocen todas, excepto Fátima, que atrae 5 millones de peregrinos al año. Vittorio Messori, en «Hipótesis sobre María» (LibrosLibres, 2007) recuerda que hay una relación entre el tren (es decir, la modernidad) y las peregrinaciones marianas: las revelaciones de la Virgen a Santa Catalina Labouré en 1830 coinciden con el nacimiento del ferrocarril. El tren permitió que se difundiese Lourdes como lugar internacional de peregrinación con enfermos. En cambio, las apariciones de Beauraing , Banneux, Amsterdam, L’Ile-Bouchard o Siracusa, pese a estar todas en Europa y bien comunicadas, se conocen sobre todo en sus respectivos países.

Un mensaje  común

Lo mismo sucede con las más lejanas: Akita en Japón (el cardenal Ratzinger, al aprobarla en 1988, afirmó que se trataba de una continuación de Fátima), Betania en Venezuela, Cuapa en Nicaragua (aprobadas por los obispos del país), Kibeho en Ruanda, Nuestra Señora de Soufanieh (en Damasco) y la de San Nicolás en Argentina. Los mensajes son parecidos en casi todas: penitencia, reconciliación, oración, Rosario.

Algunas, como las Soufanieh y Nuestra Señora de todos los Pueblos, en Holanda, insisten más en otros temas, como la unidad de los cristianos. La de Holanda trata, además, del Espíritu Santo. Soufanieh es original por ecuménica: la vidente Myrna Nazzour era una católica de rito melquita, de 18 años, casada 7 meses antes con un cristiano greco-ortodoxo, y el primer milagro sucedió cuando rezaban por una enferma junto con una musulmana.

Casos rápidos, casos eternos

Los videntes aprobados son de lo más variado: en Beauraing eran cinco niños de la familia Voisin Degeimbre; en Banneux, una niña de 11 años; en L’Ile-Bouchard, cuatro niños de entre 7 y 12 años; en Siracusa, el matrimonio Januso; en Amsterdam, la señora Ida Peerdeman empezó a tener las visiones con 40 años, y escribió sobre 56 apariciones, de 1945 a 1959. La vidente de Akita, Agnes Sasagawa era una novicia japonesa, conversa del budismo. El vidente de Cuapa, Bernardo Martínez, era un laico de 49 años. Consiguió ordenarse sacerdote y ejercer este ministerio los últimos 5 años de su vida. En San Nicolás, la vidente, Gladys Quiroga de Motta, era madre de dos niños pequeños cuando empezaron las apariciones en 1983.

La aprobación de las apariciones suele correr a cargo del obispo local. Se analizan cuatro aspectos: la conformidad del mensaje con la Sagrada Escritura, la comunión con la Iglesia, la coherencia entre la vida de los videntes y su mensaje y los frutos de conversión que despierta. Tanto los frutos como la coherencia requieren de años de observación, aunque hay casos «rápidos», como el de Damasco, aprobado casi al momento. Otros, en cambio, son centenarios.

La Iglesia cubana anuncia mejoras en la situación de los presos políticos

L PAÍS

La mediación de la Iglesia católica ante el Gobierno de Raúl Castro en favor de los presos políticos puede dar los primeros frutos de inmediato. Según el opositor Guillermo Fariñas, altos funcionarios del régimen informaron hace días al arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, de que a partir de hoy, lunes, comenzará el traslado de presos a cárceles de sus provincias de origen.

La mediación de la Iglesia católica ante el Gobierno de Raúl Castro en favor de los presos políticos puede dar los primeros frutos de inmediato. Según el opositor Guillermo Fariñas, altos funcionarios del régimen informaron hace días al arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, de que a partir de hoy, lunes, comenzará el traslado de presos a cárceles de sus provincias de origen y que los más enfermos serán hospitalizados pronto. Estas eran dos de las reclamaciones de las familias de los opositores y de la jerarquía de la Iglesia, que tiene previsto reunirse esta semana otra vez con representantes del Gobierno para continuar las gestiones humanitarias, con el objetivo de facilitar la excarcelación de los presos y la solución del caso Fariñas.

“El acercamiento de los presos y la hospitalización de los más enfermos sería un primer paso positivo. Pero hay que esperar, ver para creer”, dijo Fariñas, en conversación telefónica con EL PAÍS desde la sala de cuidados intensivos del hospital de Santa Clara en el que está ingresado y donde ayer cumplió 89 días en huelga de hambre. El sábado, el disidente recibió en el hospital la visita del obispo auxiliar de La Habana, Juan de Dios Hernández, que horas antes se había reunido en la capital con una representación de las Damas de Blanco para informarles de la marcha de las gestiones que realiza la Iglesia.

Fariñas declaró que el cardenal Ortega fue informado oficialmente de la decisión gubernamental de tomar cuanto antes las mencionadas medidas humanitarias, extremo confirmado ayer por las Damas de Blanco, aunque con más prudencia sobre los plazos. “A nosotras no nos han dicho si será a partir del lunes [por hoy] o en qué fecha, pero esperamos que sea pronto”, dijo una de las líderes de las Damas de Blanco.

Hasta el momento, la Iglesia mantiene máxima discreción sobre el asunto y dice que las conversaciones seguirán, ya que se trata de un proceso que necesariamente ha de ir “poco a poco” para que tenga resultados. El propósito concreto a corto plazo es conocido: la liberación de los presos políticos enfermos y la solución del “caso” de Guillermo Fariñas, que inició su ayuno voluntario el pasado 25 de febrero y demanda, para abandonar su protesta, la excarcelación de los 26 presos de conciencia que se hallan en peor estado de salud.

Después de tres meses en huelga de hambre, Fariñas ha perdido casi 20 kilos de peso y se encuentra débil, pero estable. Ha permitido también que sea alimentado por vía parenteral. Al principio el opositor fue implacable: dijo que solo dejaría el ayuno cuando el Gobierno excarcelara a los 26 presos enfermos. Fuentes de la disidencia cubana calculan que en Cuba hay unos 200 presos políticos. De ellos, 53 son del llamado Grupo de los 75, y unos 17 estarían alejados de sus provincias.

Hoy la situación ha variado. “Si liberan a los 10 o 12 más enfermos, dejaría mi protesta para que el Gobierno pueda negociar con la Iglesia la excarcelación del resto en otros plazos y sin presión”, afirma Fariñas.”La Iglesia ha hecho sus gestiones, pero el Gobierno es el que debe ejecutar las medidas; se podrá confiar en su buena fe si realmente acerca a los presos a sus provincias de origen y hospitaliza a los más enfermos, y eso lo veremos a partir del lunes [por hoy]”.

Las Damas de Blanco, que ayer realizaron su habitual desfile por la Quinta Avenida de La Habana, se mostraron “esperanzadas” por los últimos acontecimientos. Según una de sus portavoces, las gestiones de la Iglesia han sido “válidas” y, de hecho, ya han tenido resultados, al acabar con los “actos de repudio” de partidarios del régimen contra sus marchas y lograr la autorización para que esposas, madres y familiares de los presos políticos pudieran desfilar.

Algunos disidentes, como Marta Beatriz Roque, ven con escepticismo la inédita mediación de la Iglesia y desconfían del régimen. Otros, de tendencia moderada, dan la bienvenida a la medida del Gobierno de “utilizar” a la Iglesia para resolver “entre cubanos” la crisis en torno a los presos. Fariñas cree que si la Iglesia es “imparcial la cosa puede funcionar”, sobre todo si su mediación con el Gobierno avanza y logra resultados más ambiciosos.

“Cualquier gestión vale la pena”

EL PAÍS

Berta Soler es una de las mujeres más activas del movimiento de las Damas de Blanco. Es esposa de Ángel Moya, miembro del Grupo de los 75, condenado a 20 años de cárcel en la primavera de 2003. Desde entonces, cada domingo desfila pacíficamente y vestida de blanco por la Quinta Avenida de La Habana en demanda de la liberación de su esposo y del resto de los opositores encarcelados. El sábado visitó junto a algunas de sus compañeras al cardenal Jaime Ortega, quien les informó de la marcha de las gestiones de la Iglesia. Por primera vez en mucho tiempo, ve un rayo de luz en el horizonte.

Pregunta. ¿Qué les ha dicho la Iglesia?

Respuesta. La Iglesia nos ha explicado que hay unas conversaciones y unas gestiones a favor de los presos, y que podrían fructificar. Se habla del acercamiento de los presos a sus provincias de origen y de la hospitalización de los más enfermos. También nos han dicho que continuarán las gestiones y contactos con el Gobierno para lograr la excarcelación de los presos enfermos.

P. ¿De qué plazos estamos hablando? A Guillermo Fariñas, al parecer, le dijeron que las primeras medidas podrían ejecutarse esta semana.

R. Con nosotros no hablaron de plazos ni de momentos. Si a Fariñas le dijeron eso, ojalá sea así.

P. ¿Cómo evalúa las gestiones de la Iglesia?

R. Nos llenan de esperanza. Las gestiones son muy válidas, tanto para las Damas de Blanco como para los presos, y ya se ven los primeros resultados. Nosotras, gracias a una petición de la Iglesia, ya podemos desfilar sin que nos hagan actos de repudio, y si ahora se produce el acercamiento de los presos, la hospitalización de los enfermos y después su excarcelación, pues va en la buena línea.

P. ¿A qué cree que se debe la nueva actitud del Gobierno?

R. No sé, pero parece que ha empezado a escuchar a la Iglesia. Y eso es bueno, pues se está dando una respuesta positiva y sin violencia. Como le decía, desde el 1 de mayo no ha habido más actos de repudio.

P. ¿Su marido podría beneficiarse de las medidas humanitarias?

R. No lo creo, él es joven, no está enfermo y está cerca, en la prisión de La Habana. Pero eso no es lo importante. Cualquier gestión vale la pena: si acercan a los presos, vale la pena; si liberan a uno o a dos de los más enfermos, vale la pena. De cualquier modo, nosotros seguiremos pidiendo la libertad de todos.

P. ¿Los desfiles van a continuar?

R. Hasta el último preso.

Raúl Castro acepta el traslado de presos políticos que exigió la Iglesia

EL MUNDO

Las Damas de Blanco tienen «mucha esperanza» en el diálogo entre la jerarquía católica y el Gobierno cubano. Así lo afirmó ayer la activista Laura Pollán, después de acudir a una misa en la iglesia de Santa Rita, en el barrio Miramar de La Habana, a la que su grupo siempre se dirigen desde que, en la Primavera Negra de 2003, sus 75 esposos o familiares fueron condenados a largos años de cárcel.

La razón del optimismo de las Damas de Blanco es el acuerdo que el pasado día 19 alcanzaron el presidente Raúl Castro y la jerarquía católica para excarcelar a varios presos políticos. El sábado, las activistas cubanas hablaron con el cardenal Jaime Ortega en el edificio del Arzobispado, situado en el casco histórico capitalino. Ese mismo día, el secretario del Consejo de Estado Homero Acosta comunicó por vía telefónica al religioso que, a partir de este lunes, los presos políticos serán trasladados a prisiones que se encuentran en sus provincias de origen y que 12 de ellos serán hospitalizados.

El anuncio era la respuesta de Castro a la solicitud de la Iglesia de «dar pasos previos» como garantía de credibilidad al proceso de excarcelación. «Yo sé que la vida de Guillermo Fariñas se va a salvar», afirmó Pollán refiriéndose a la posibilidad de que el citado opositor abandone una huelga de hambre que cumple ya 89 días.

Según Fariñas, monseñor Juan de Dios Hernández le visitó el pasado sábado en el hospital de Santa Clara, donde está internado, para comunicarle la novedad. El opositor explicó que esta semana las autoridades católicas tendrán «otra reunión para hablar de liberaciones» con el Gobierno. «Le dijimos a monseñor Hernández que nosotros confiábamos en la gestión de la Iglesia cubana», resaltó Fariñas, reiterando, sin embargo, que es el Ejecutivo quien debe hacer realidad estas gestiones.

Fariñas también afirmó que abandonaría su huelga de hambre y sed si el Gobierno cubano libera a los presos políticos más enfermos -que esta vez cifró en 12- y se compromete a un plazo concreto para excarcelar al resto. Algunas fuentes oficiales afirman que el régimen ya ha decidido excarcelar el grupo de 53 presos políticos que permanecen en prisión.

La disidente Myriam Leiva, ex diplomática, dijo ayer a este diario sentirse «optimista» y añadió que confía en la «gestión de Ortega» y en que «Raúl Castro no le falle al Cardenal». Hasta ahora, la liberación de presos políticos se había concedido siempre a instancias de personalidades extranjeras. Ésta es la primera vez en medio siglo que se liberarán presos por mediación de una institución cubana.

Opinión

Navarra

Y se hizo la luz en el santuario de Ujué

Diario de Navarra

El bastión de Ujué no deja de sufrir metamorfosis que no alteran su esencia centenaria. Ahora, el interior de Santa María la Real revela nuevos rincones y mobiliario que enriquecen su historia.

Sus entrañas siguen desvelando misterios ocultos tras las capas de cal o la pátina del tiempo que, ahora han quedado al descubierto tras una laboriosa rehabilitación. La iglesia-fortaleza de Santa María la Real de Ujué exhibe una imagen remozada tras un largo proceso de restauración que comenzó a finales de 2001; tras seis fases de reforma, concluyó el pasado 24 de abril con la apertura de sus puertas, tras acometer la reforma del interior del templo.

Durante esa celebración también se dio la bienvenida a la imagen de la Virgen, que durante las obras se había guardado y restaurado en el presbiterio de la Catedral de Pamplona. La inversión ha sido cuantiosa, casi cinco millones de euros sufragados por el Gobierno de Navarra a través de la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra. Y el interior del templo refleja el resultado, con una mayor luminosidad que permite apreciar detalles que antes eran imperceptibles.”Se han utilizado cinco lámparas de chapa metálica que proceden de un prototipo que empezó en la iglesia de San Miguel de Estella y siguió en Roncesvalles. Tiene proyectores que iluminan la parte inferior, las bóvedas y los laterales. Además, la lámpara del coro lleva incorporada la megafonía”, explica Leopoldo Gil Cornet, arquitecto del Servicio de Patrimonio Histórico y encargado de la restauración desde sus inicios.

A primera vista también es perceptible que se ha nivelado en toda la nave el suelo de losa ventilado, y se han suprimido los escalones de la puerta de acceso. Asimismo, a partir de ahora el público podrá contemplar las pinturas murales góticas que ocultaba la caja del órgano, que se ha retirado por encontrase hueca, y pasear por la ronda exterior que hay sobre los ábsides. Sin duda, es uno de los principales atractivos tras la reforma. Dos imágenes de la cancela, inscripciones murales, el retablo de la Vera Cruz, la policromía de las claves, la reja o una pila bautismal son algunos de los elementos nuevos, o recuperados, que adquieren ahora un nuevo significado.”Ha sido una obra muy importante en la conservación del patrimonio, para darle salida y para que la gente lo valore mejor. Al menos hemos recuperado uno de los once retablos que existían en el templo y que fueron desapareciendo durante el siglo XX, y también las claves y las pinturas murales, y por supuesto del estudio que se ha hecho de los escudos e inscripciones de la iglesia”, asegura Alicia Ancho, restauradora del Servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno de Navarra. Pero la remodelación del santuario y sus aledaños continúa: “Ahora se está rehabilitando la casa parroquial, pero falta restaurar la portada, las campanas, los muebles de la sacristía, la imagen de San José, el cerramiento con madera del atrio Norte, mejorar la accesibilidad, iluminación y seguridad de la ronda de los ábsides.”, finaliza Gil.

Pilar Ulibarrena, una monja navarra en un hospicio de Rawalpindi

Diario de Navarra

Pilar es de Olite, tiene 76 años y atiende a enfermos de todas las edades y a niños desamparados – “Llegué a Pakistán en 1969 y ahora, cuando no estoy aquí, me siento como pez fuera del agua”, afirma la monja

Con la ilusión intacta y la sabiduría que aportan las ya muchas décadas de experiencia en Pakistán, una monja española sigue comprometida en ayudar a los más necesitados con su labor en un hospicio católico situado en el corazón de la república islámica.

A pocos kilómetros de la capital paquistaní, en la bulliciosa ciudad de Rawalpindi, se levanta el centro de acogida de San José, abierto en 1964 por un misionero irlandés en el que medio centenar de personas -adultos y menores-, encuentran cobijo y cuidado diario y otros acuden a él como pacientes.

Ciegos, paralíticos, enfermos de raquitismo o artritis, niños huérfanos, a todos les une una vida de dificultades que intentan hacer más llevadera un puñado de voluntarios y empleados a cargo de las hermanas de la congregación franciscana misioneras de María, entre quienes se encuentra la navarra Pilar Ulibarrena, nacida en Olite en 1934.

Expulsada de Birmania, Pilar recaló siendo muy joven en Pakistán, a finales de la década de 1960, alternó estancias en Rawalpindi y en un pueblo de las afueras de la ciudad de Lahore (este del país), y después regresó por un tiempo a España para atender a sus padres, pero la vida le devolvió al hospicio de San José una vez éstos fallecieron.

“Ya tenía muchos vínculos aquí, donde la vida es muy distinta. Ahora cuando estoy en España me siento como pez fuera del agua”, explica con una sonrisa, en una conversación en la que su español se intercala inocentemente con palabras en urdu e inglés.

La hermana guía al periodista por las instalaciones del hospicio, en el que “no falta de nada”, según dice. Tienen desde un pavo real y ocas hasta un piano, pasando por ordenadores o columpios y otros bienes algo más necesarios en un centro que se mantiene en pie gracias exclusivamente a las donaciones.

“Vidas muy limitadas”

“Cada uno entiende las necesidades de una manera distinta. Hay a quien le gustan los animales y quiere que tú los tengas para que les dé alegría a los enfermos, o el que toca el piano y nos lo regala porque ya no puede hacerlo más. Otro nos da ordenadores que se han quedado viejos y, quién sabe, quizás el día de mañana los enfermos de hoy puedan ganarse la vida con ellos”, relata.

Hombres y mujeres de todas las edades, musulmanes y cristianos, dispuestos en cuartos separados, dormitan en las camas, hacen punto, se entretienen con la televisión mientras son atendidos por el personal del hospicio, que trabaja por turnos las 24 horas del día, pues muchos de los internos requieren cuidados intensivos.

“Son vidas muy limitadas”, se lamenta Pilar, al tiempo que rescata historias trágicas como la de una mujer que se cayó en un pozo y estuvo atrapada durante muchas horas, un chico que fue víctima de un atentado terrorista o una niña a quien alcanzó una bala perdida en una boda.

A escasa distancia de las habitaciones de los adultos, una docena de menores cantan, ríen y bailan en la planta superior del centro, en un cuarto lleno de luz y de colores. Y su alegría corrobora que el ejemplo de Pilar y sus compañeras es muy necesario. Como Pilar, la monja guipuzcoana Juana González hizo de Pakistán su hogar y de la atención a huérfanos y pobres su misión en la vida.

Su geografía

Con 92 años, la hermana Juana forma parte del Convento de Santa Catarina de Rawalpindi.

“Si no me hubiera gustado Pakistán no me habría quedado tanto”, dice pizpireta, con la tranquilidad de haber visto ya de todo en un país que nació a su llegada.

La nonagenaria monja ha vivido en el sur de Asia desde 1947, año en que tuvo lugar la partición del subcontinente. Pasó sus primeros cinco años en la India y luego todo el resto de su vida en Pakistán, entre la provincia de Sindh (sureste) y el convento de Rawalpindi.

Devoción, deporte y ocio, de la mano en Codés

Diario de Navarra

La romería general al santuario se reforzó con una maratón de 12 kilómetros por la zona – A la jornada estaban convocadas los pueblos de La Berrueza y Aguilar y, después de décadas, acudió también Bargota

Cientos de vecinos de las 19 localidades de los valles de La Berrueza y Aguilar respondieron al llamamiento popular de “en Pentecostés, todos a Codés”, dándose cita en el santuario de la virgen bautizada con el nombre de la sierra que le da cobijo. Y por primera vez en décadas, también secundaron la invitación en Bargota donde la Cofradía de Codés – 1.800 miembros presididos por Begoña Lacalle Leza- ha cobrado auge.

Una cita en la que la devoción a la talla mariana se reflejó en la multitud que acudió a la misa al aire libre oficiada por el párroco de Espronceda -localidad anfitriona de la jornada-Serafín Arbizu, que contó con la ayuda del capellán de Codés, Jan Borysowski, y el hermano marista Bonifacio Sagasti. El coro de Espronceda se encargó de la parte musical.

También fue un día de asueto, con familias y cuadrillas disfrutando del almuerzo preparado por la cofradía que, al precio de 2 euros, repartió un pincho de chistorra con una jarra de barro para el vino de Bodegas Fernández de Arcaya, de Los Arcos. En total, se prepararon 30 kilos de embutido al abrigo del santuario que tras las reformas de estos dos últimos años -se han renovado las cubiertas y ventanas, además de habilitar un txoko con capacidad para veinte personas-queda pendiente recubrir de piedra el frontón para armonizarlo con el paisaje de la sierra.

Y una mañana en la que también se hizo un hueco al deporte con la organización de la primera maratón de Codés, a la que se apuntaron 67 atletas procedentes de Navarra, La Rioja y País Vasco a los que se les preparó un circuito de 12 kilómetros por los términos municipales de Azuelo, Torralba del Río y Aguilar de Codés.

40 voluntarios

Una prueba que contó con la colaboración de 40 voluntarios de los valles de La Berrueza y Aguilar para controlar los tiempos, avituallamiento y preparar el almuerzo a los participantes. En concreto, desde Aguilar de Codés se encargaron del reparto de los botellines de agua, los de Azuelo de marcar el monte y los de Torralba de la infraestructura en el santuario.

El ganador fue Gonzalo Sucunza, de Lasarte (Guipúzcoa), mientras que el premio al mejor local se lo llevó José Manuel Díaz de Cerio, de Azuelo. El trofeo al veterano recayó en el alavés César Sanz, de Aguráin, y el de mujeres en Mónica de la Rosa, de Vitoria.

Los encargados de entregar los galardones fueron los alcaldes de Torralba, Azuelo y Aguilar de Codés, Ricardo Ruiz de Gaona; Roberto Crespo y Amparo Labeaga, respectivamente, junto al primer teniente de alcalde de Espronceda, Carlos Flamarique. Además, todos los participantes se llevaron como recuerdo una bolsa con un chorizo de Codés, un vino rioja de Alta Río, un bollo preñado de Meano, una jarra de barro de la cofradía y una revista de viajes.

La maratón coincidió con un recorrido cicloturístico organizado desde un club de Viana, del que no se había informado a la cofradía, por lo que hubo que retener a los vehículos en la subida Codés. La ambulancia de la DYA desplazada para la prueba de atletismo atendió a un ciclista por una caída que, debido a una herida en la lengua, precisó su traslado al hospital de Logroño.

Solidaridad navarra en el corazón de Pakistán

Diario de Noticias

Con la ilusión intacta y la sabiduría que aportan las ya muchas décadas de experiencia en Pakistán, una monja navarra sigue comprometida en ayudar a los más necesitados con su labor en un hospicio católico situado en el corazón de la república islámica. A pocos kilómetros de la capital paquistaní, en la ciudad de Rawalpindi, se levanta San José, un centro abierto en 1964 por un misionero irlandés en el que medio centenar de personas, adultos y menores, encuentran cobijo y cuidado diario y otros acuden a él como pacientes.

Ciegos, paralíticos, enfermos de raquitismo y artritis o niños huérfanos, a todos les une una vida llena de dificultades que intentan hacer más llevadera un puñado de voluntarios y unos cuantos empleados a cargo de las hermanas de la congregación franciscana Misioneras de María, entre quienes se encuentra la navarra Pilar Ulibarrena (Olite, 1934). Expulsada de Birmania, recaló siendo muy joven en Pakistán, a finales de la década de 1960, alternó estancias en Rawalpindi y en un pueblo de las afueras de la ciudad de Lahore, y después regresó por un tiempo a España para atender a sus padres, pero la vida le devolvió al Hospicio de San José una vez éstos fallecieron. “Ya tenía muchos vínculos aquí, la vida es muy distinta. Ahora cuando estoy en España me siento como pez fuera del agua”, explica con una sonrisa, durante una conversación en la que su español se intercala inocentemente con palabras en urdu e inglés.

En las instalaciones del hospicio, en el que “no falta de nada”, según dice: tienen desde un pavo real y ocas hasta un piano, pasando por ordenadores o columpios y otros bienes algo más necesarios en un centro que se mantiene en pie gracias exclusivamente a las donaciones.

“Cada uno entiende las necesidades de una manera distinta. Hay a quien le gustan los animales y quiere que tú los tengas para que les dé alegría a los enfermos o el que toca el piano y nos lo regala porque ya no puede hacerlo más. Otro nos da ordenadores que se han quedado viejos y, quién sabe, quizás el día de mañana (los enfermos) puedan ganarse la vida con ellos”, relata.

Hombres y mujeres de todas las edades, musulmanes y cristianos, dispuestos en cuartos separados, dormitan en las camas, hacen punto, se entretienen con la televisión mientras son atendidos por el personal del hospicio, que trabaja por turnos las 24 horas del día, pues muchos de los internos requieren cuidados intensivos. “Son vidas muy limitadas”, se lamenta Pilar.

A escasa distancia de las habitaciones de los adultos, una docena de menores cantan, ríen y bailan en la planta superior del centro, en un cuarto lleno de luz y de colores y su alegría corrobora que el ejemplo de Pilar y sus compañeras es muy necesario.

Cientos de olitenses festejan en el monte Santa Brígida

Diario de Noticias

El pasado sábado, 22 de mayo, cientos de personas se dieron cita en el monte Encinar de Olite para celebrar una de las fiestas más multitudinarias de la localidad, Santa Brígida.

El calor, sofocante durante las horas centrales del día, motivó que muchos vecinos de localidades colindantes se acercasen a disfrutar del festejo.

Un día antes de la celebración, la tradición manda que las cuadrillas de Olite suban a preparar sus txokos en el monte. Ya el sábado, los actos comenzaron a las 13.00 horas con una misa celebrada en la ermita. A continuación se hizo el reparto de panes, mientras que los asistentes preparaban los calderetes que más tarde se comerían en cuadrilla.” No recuerdo haber visto a tanta gente desde hace años, debe ser por el buen tiempo” comentó un vecino de Olite.

A la misma hora, la charanga de Artajona Forris”star irrumpió en la campa, para el deleite de los asistentes. Poco después, los ahí presentes se dispersaron para comer junto con amigos y familiares en los diferentes lugares habilitados para ello. Muchos de los asistentes no dudaron en protegerse del sol utilizando toldos o gorras de todo tipo.

Tras la comida, a las 17.00 horas, la charanga hizo ronda por las mesas. Dos horas más tarde, aproximadamente, comenzó el bingo en la campa, uno de los actos más esperados de la jornada. De vuelta a Olite, varios DJ”s locales como DJ Xabi, DJ Terx y DJ Woman Terex amenizaron la noche de 12.00 a 3.00 de la madrugada. La fiesta concluyó con la ronda final de la charanga Forri”star que recorrió las diferentes calles de la localidad.

Carlos Ayerra Sola, elegido nuevo deán de la Catedral para seis años

Diario de Noticias

Carlos Ayerra Sola resultó elegido nuevo deán de la catedral de Pamplona, para un periodo de seis años, tras una votación en la que participaron 10 cargos eclesiásticos. Después de el tercer escrutinio con empate entre dos candidatos, quedó propuesto para el cargo por ser el mayor de edad. Carlos Ayerra es natural de Tafalla y ha sido párroco de yesa, Liédena, Sangüesa, Rocaforte y Gabarderal. En septiembre fue nombrado vicario judicial de la diócesis de Pamplona y Tudela. Además del nuevo Deán, que sustituye a Luis Oroz, se eligió como secretario a Alfredo López que ejercerá el cargo por un periodo de un tres años.