4 de agosto de 2010

Nacional

Manos Unidas critica los recortes económicos en cooperación del Gobierno

El Mundo

Manos Unidas ha denunciado que los recortes económicos del gobierno han “abierto la veda” a los de otras administraciones en cooperación. Así lo ha explicado la técnico de Programas de esta ONG católica, Patricia Garrido, al comentar que comunidades como la madrileña o la valenciana se han excusado en las medidas de control de gasto del gobierno central para suprimir o reducir sus ayudas en proyectos de cooperación.

Garrido comentó que en la comunidad de Madrid se han suspendido las convocatorias para ayudas en cooperación para este año y el siguiente, mientras que en Valencia, aunque sí han convocado, los recursos se han reducido en un 35%.

Ayudas que siempre son necesarias, sobre todo, cuando se habla de poblaciones como la de Haití, que este mes cumple medio año del terremoto que el 12 de enero desolaba el país y donde a día de hoy miles de familias siguen viviendo en tiendas de campaña.

“Siempre se recorta a la parte más débil”, ha comentado Garrido, afirmación que apoyaba Waldo Fernández Ramos, responsable de Proyectos en Haití de Manos Unidas. Fernández Ramos se mostró escéptico respecto a que llegue a Haití las ayudas prometidas por la comunidad internacional: “La reacción primera fue muy favorable”, comentaba, “pero ahora con la crisis ciertamente habrá países que no puedan dar el dinero que prometieron, pero otros la utilizarán como pretexto”.

El terremoto de Haití provocó una de las mayores campañas de ayuda internacional que se recuerdan, pero también susceptibilidades a la hora de saber a dónde han ido a parar dichos fondos. Para Fernández Ramos, uno de los mayores problemas a los que sigue enfrentándose Haití es el de un gobierno “corrupto y con escasa capacidad de gestión” que además perdió el 30% de sus efectivos en aquella catástrofe natural.

Fernández Ramos puso un ejemplo claro de este problema: “El gobierno de Préval allanó varios terrenos para poder enviar allí a familias en tiendas de campaña hasta que se descombrara”, explicó. “Hasta allí llegó la primera remesa de productos imperecederos como las legumbres, pero resulta que varios terratenientes que producían estos alimentos pidieron al gobierno que dejara de pedir este tipo de ayuda humanitaria, algo que hizo, por lo que la población se quedó sin estos productos básicos ¿Por qué pasó? Porque estos productores eran también los dueños de los terrenos que el gobierno utilizaba para trasladar a las familias”.

La persona es lo importante

Otro tema es el número de muertos y heridos que el terremoto provocó. Las cifras han bailado desde las 500.000 víctimas anunciadas por el Gobierno haitiano, hasta las más realistas, según Fernández Ramos, de 222.000. Datos importantes ya que les sirve al gobierno para apelar a la mayor necesidad de ayudas: “Es verdad que las cifras a veces se inflan, pero nosotros trabajamos con organizaciones locales y el número de muertos está más cerca de los 200.000″, aunque reclama “menos atención al número, porque es la persona lo importante“.

Por aquellas fechas, los gobiernos también se movilizaron enseguida, aunque no todas las ayudas estuvieron en el mismo nivel. “Yo he oído muy buenas críticas por la actuación del gobierno español”, que además por aquellas fechas comenzaba su presidencia europea, “desde hace algunos años Haití se ha convertido en un país central en la política de cooperación del gobierno, no sé por qué, pero lo están haciendo y muy bien, aunque ahora con los recortes habrá que esperar, ya que Zapatero ha pasado de recortar 600.000 a 800.000 euros en el área de cooperación”.

Otro asunto fue la ayuda estadounidense: “Todo el mundo recuerda aquel barco que llegó con decenas de camas y ayuda sanitaria”, explicaba, “pero nada se dijo de los cincos barcos vacíos de ayuda que le acompañaban”. Barcos, que en opinión de Fernández Ramos, “iban a ocupar el país en caso de que hubiese algún disturbio o golpe de Estado y se hiciera con la isla algún grupo incómodo para los estadounidenses”.

Seis meses después del terremoto, Manos Unidas sigue recordando la situación de miles de familias que sigue sin contar con las herramientas básicas para sobrevivir: “Siguen las necesidades del primer día como paliar el hambre, las viviendas o mantener a la gente con algo que hacer, pero además ahora viene la época de huracanes e inundaciones” y añade, “parece que ahora que no están las cámaras y las televisiones ya no pasa nada, pero hoy en día la ayuda es tan importante como al principio, no se les puede abandonar”.

“Ya hay dos Iglesias paralelas”

El País

Entrevista al p árroco de Lasarte-Oria

El nombramiento del conservador José Ignacio Munilla como obispo de San Sebastián irritó a los párrocos guipuzcoanos.

“Su nombramiento fue un tremendo golpe psicológico porque nuestro obispo Uriarte había vuelto del Vaticano convencido de que su sucesor no sería en ningún caso José Ignacio Munilla. Pensábamos que el nuevo sería español y tendría que aprender euskera, pero andábamos tranquilos, seguros de que Munilla estaba descartado”, recuerda Xabier Andonegi, párroco de Lasarte-Oria, uno de los 101 cargos pastorales de la diócesis guipuzcoana que se alzaron contra su jerarquía. El nombramiento de José Ignacio Munilla como obispo de San Sebastián abrió un cráter de irritación y desafectos que no ha sido rellenado aunque han pasado ocho meses desde la difusión de aquella carta suscrita por el 77% de los párrocos. Muchos de ellos practican ahora la obediencia debida. En los templos y sacristías de la diócesis hoy sigue crepitando aquella frase incendiaria: “Hemos recibido con dolor y profunda inquietud la designación”, que produjo entonces estupor, agitar de púrpuras cardenalicias y reprobación en los ámbitos de la Iglesia oficial.

“Esas txapelas ensoberbecidas que quieren otorgarse la potestad de nombrar a sus obispos” (…) “Han cambiado la cruz por el lauburu (esvástica curvilínea utilizada como símbolo por el nacionalismo)” (…) “¿Pero no querían un pastor euskaldún?”, reprochaban voces acompasadas con el frufrú de las sotanas. Para escándalo de quienes esperaban del clero actitudes más piadosas y menos beligerantes, el escrito desautorizaba con crudeza al nuevo prelado. “Conocemos de cerca la trayectoria personal de D. José Ignacio Munilla como presbítero, profundamente marcada por la desafección y falta de comunión con las líneas diocesanas. Consideramos que en modo alguno es la persona idónea para desempeñar el cargo”, se afirmaba en la carta del 14 de diciembre de 2009.

“Es que le conocíamos, y demasiado, desde que fue párroco de Zumárraga (Guipúzcoa)”, subraya Xabier Andonegi. “Sabíamos de sus virtudes: cariñoso, servicial con dotes de comunicador, pero también que produjo una ruptura entre los jóvenes católicos porque les exigía que rezaran, fueran a Lourdes y a las procesiones y que nunca quiso participar en las asambleas del Consejo Episcopal, ni aplicar sus decisiones”. Opuesto como era a la línea de “pacificación y reconciliación” del obispo Uriarte que incluía el rechazo a la ley de partidos que ha dejado fuera del tablero democrático a Batasuna, José Ignacio Munilla tampoco distribuía entre los feligreses los textos que a ese propósito preparaba el Obispado.

¿La carta fue una reacción nacionalista apoyada por los sacerdotes contrarios al viento integrista que sopla desde el Vaticano? “La cuestión nacionalistas-no nacionalistas estuvo presente, pero sobre todo fue un asunto de modelo y línea eclesial. El Papa apuesta por el catecismo y el culto, quiere volver al rezo del rosario y apoyarse en grupos anti intelectuales de obediencia ciega a la jerarquía como los Kikos, los carismáticos, el Opus… No quieren cristianos formados, quieren devotos”. Dice el párroco de Lasarte que la calma que se respira hoy en la diócesis es más aparente que real y que aunque la catedral del Buen Pastor de San Sebastián está mas llena que nunca, hay miles de catequistas y de grupos de liturgia tentados por la idea de ignorar la actual línea eclesial.

La censura del libro del anterior vicario José Antonio Pagola y los ataques al teólogo franciscano José Arregui no han contribuido precisamente a pacificar los espíritus, ni tampoco la acusación, negada por el ahora obispo, de que cuando oficiaba en Zumárraga elaboró un fichero que bajo el título “Mafia” catalogaba doctrinal e ideológicamente a sus hermanos en Cristo. El diablo anda suelto en la diócesis y no se sabe a qué juega y de qué se disfraza. Munilla ha nombrado vicarios a dos curas nacionalistas y a decir de quienes le tratan habla con todos y se maneja delicadamente, con afecto e inteligencia. Pese a eso, Xabier Andonegi cree que las aguas terminarán desbordándose. “Va a ocurrir, ya está ocurriendo, que habrá dos Iglesias paralelas”, asegura. Unos y otros necesitarán ese aliento del Espíritu Santo al que invocaba la carta del pasado año.

Internacional

50.000 Monaguillos de Europa se dan cita en Roma
La Razón
Más de 50.000 monaguillos de doce países europeos, de ellos 45.000 alemanes, asisten hoy en el Vaticano a la reunión quinquenal del Coetus Internationalis Ministratium (CIM), la asociación que les agrupa, y mañana participarán en la audiencia pública del papa Benedicto XVI.
Con el pañuelo del evento al cuello y con camisas de diferentes colores que identifican a los distintos grupos, los monaguillos -chicos y chicas de entre 14 y 25 años- han invadido las calles del centro de Roma y a última hora de la tarde se reunirán en la plaza de San Pedro del Vaticano para una vigilia de rezos.
“Se trata de un evento festivo para promover el servicio al altar de chicos y chicas. Un servicio que ayuda a valorar la celebración litúrgica, una experiencia que para muchos marca el inicio de una vocación al sacerdocio”, señaló Radio Vaticano al presentar el evento, que supone, precisó, un momento para compartir.
Los escándalos de abusos de menores por parte de clérigos en diferentes países -entre ellos EEUU, Irlanda, Alemania, Austria, Holanda, Italia y Bélgica- no han influido en la preparación de los actos, lo que no significa, según los organizadores, que no se trate de hechos deplorables y que haya que esforzarse por mejorar la vigilancia.
“En un momento doloroso para la Iglesia universal tras los escándalos de pederastia, con esta fiesta se quiere demostrar la vitalidad de la presencia de los jóvenes en la Iglesia. Con esta fiesta no se eluden los problemas y las preocupaciones y los esfuerzos por mejorar la vigilancia”, afirmó Peter Hahnen, vicepresidente de la CIM, a Radio Vaticano.
El presidente de esta asociación internacional de monaguillos, Martin Gaechter, obispo auxiliar de Basilea, dijo también a esa emisora que ninguno de los muchachos que reservó el viaje a Roma hace ya muchos meses renunció al mismo tras destaparse los escándalos de curas pederastas.
Aunque no subestimó los casos de abusos, precisó que se trata de un problema “más del pasado que de hoy”.
Gaechter resaltó que para los monaguillos chicos y chicas este encuentro es muy importante, ya que se reúnen muchachos de toda Europa y a la vez les permite ver al Papa y Roma, la primera vez para miles de ellos que visitan la Ciudad Eterna.
A la cita asisten monaguillos de Alemania, Francia, Bélgica, Suiza, Rumanía, Eslovaquia, Hungría, Portugal, Albania, Italia, Polonia y Croacia.
Hoy, durante la vigilia será presentada una nueva estatua de San Tarcisio, patrón de los ministrantes, como se les llama también.
La estatua, que mide cinco metros de altura y pesa 4.000 kilos, es obra del escultor suizo Bernhan Lang y será colocada en las catacumbas de San Calixto, en el sur de Roma, donde se encuentra el sepulcro del joven Tarcisio, lapidado en la segunda mitad del siglo III durante las persecuciones cristianas mientras apretaba contra su pecho la Eucaristía que rechazó entregar a los paganos.
Mañana, los 50.000 jóvenes regresarán a la plaza de San Pedro del Vaticano para la audiencia pública de los miércoles del papa Benedicto XVI, que reanuda su cita semanal con los fieles de todo el mundo tras la del 7 de julio, la última antes de comenzar sus vacaciones estivales.
El Pontífice se trasladará al Vaticano desde la residencia de Castel Gandolfo, a 33 kilómetros al sur de Roma, donde pasa el verano y a la que regresará una vez concluida la audiencia.

Marruecos condecora a dos monjas españolas

La Razón

Marruecos ha concedido la orden “Wisam alauí” del Orden de Caballero, uno de sus principales galardones, a dos religiosas españolas de la orden de San Vicente de Paul por su labor en el hospital Mohamed V de Alhucemas, en el norte del país.

Rafaela del Campo y Fermina Suárez, que son originarias respectivamente de Palencia y de las Palmas de Gran Canaria y llevan 40 y 48 años dedicadas a esta labor en Marruecos, recibieron el pasado viernes el galardón de las manos del rey Mohamed VI en el palacio real de Tánger.
“Fue una ceremonia muy hermosa en la que tuvimos el honor de saludarle y agradecerle el gesto que han tenido con nosotras”, relató hoy Sor Rafaela.
La religiosa indicó que a las otras dos hermanas españolas que trabajan junto a ellas en el hospital también se les impondrá próximamente la misma condecoración, que no pudieron recibir el viernes por problemas de salud.
“Una está enferma y la otra se quedó para acompañarla”, explicó Sor Rafaela, según la cual las autoridades han asegurado que “se les enviará la condecoración también” a estas dos otras monjas, aunque no ha querido revelar sus nombres “hasta que la reciban”.
En todo caso, se apresuró a señalar que la condecoración “también es para el centro hospitalario y para todas las hermanas de la orden que trabajan aquí en Marruecos”.
“La hemos recibido como si fuera para todos, porque es un reconocimiento por la labor de las hijas de la caridad”, señaló.

Navarra

Visita con flores al patrón de Estella
Diario de Navarra
En el día del niño, los más pequeños se acercaron hasta la iglesia de San Miguel para honrar las reliquias de San Andrés
La plata del relicario joya que alberga los restos de San Andrés se enmarcó ayer con los cientos de flores que los más pequeños depositaron a los pies de esta hornacina del patrón estellés, que ahora cobija la iglesia de San Miguel por obras en su espacio habitual de la parroquia de San Pedro de la Rúa.

Eran las doce y media de la mañana cuando las puertas del templo se abrieron para recibir a la corporación infantil encabezada por su alcalde Mikel Rada Leza, de 12 años, que llegó acompañada de los danzaris txikis, gaiteros, comparsa de gigantes y cabezudos, las dos peñas locales -San Andrés y La Bota- y el Ayuntamiento.

El párroco de San Miguel, David Galarza, con la ayuda de su homólogo de Los Arcos, José Miguel Arellano, realizaron una semblanza del patrón a través de canciones, lecturas y preces. Y Carolina Luquin Duarte, de 8 años, entonó una jota en honor a San Andrés hecha por su padre Ángel Luquin Seguín, profesor de la escuela de música de Estella. “Me ha hecho mucha ilusión cantar al patrón”.

Y en la ofrenda, los que no podían acercarse por su pie debido a su corta edad, iban en brazos de sus padres. “Mi marido es de Viana y yo de Cárcar, pero vivimos aquí y mi hija es estellica, así que la he traído”, decía Carolina Ágreda Recondo de Haizea Etxeberría, de 1 año. María Paz Sáinz de Murieta Álvarez había acudido con su hijo Aimar Urdiáin, de 5 años, y sus sobrinos Alba y Sergio Galdeano Sáinz de Murieta, de 5 y 4 años. “Todos los años venimos porque las fiestas también son para los pequeños. Así que a las nueve de la mañana ya estamos en pie para ver las vacas y no paramos en todo el día”.