5 de agosto de 2010

Las obras de rehabilitación de la iglesia y monasterio han costado 200.000 euros

Diario de Noticias

La torre, fachada, cubierta y paredes del Monasterio de San Salvador de Urdazubi-Urdax se ven estos días como si hubiera sido construido en fechas recientes, después de los trabajos de limpieza y rehabilitación que se han llevado a cabo con una inversión de 200.000 euros. El monasterio fue hospital de peregrinos en su origen y después ocupado por monjes premonstratenses, y en la actualidad acoge un albergue de peregrinos, un centro de interpretación y una exposición permanente.

El importe se ha financiado entre la parroquia, los donativos de los vecinos, lo obtenido en el programa Tú eliges, tú decides de la Fundación Caja Navarra y el Ayuntamiento de Urdazubi-Urdax, que ha aportado 100.000 euros. A cambio, se ha firmado un acuerdo con el Arzobispado de Pamplona por el cual la antigua herrería y el terreno lindante al monasterio pasarán a ser de titularidad municipal, con el proyecto futuro de aplicar algún uso de interés a la herrería.

El convento de las Salesas se perfila como futura sede de la Mancomunidad

Diario de Noticias

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona lleva “mucho tiempo” buscando una nueva sede que aglutine todos sus servicios y parece que la búsqueda ha dado sus frutos. No obstante, las negociaciones con la Caja de Ahorros de Navarra (CAN) para la compra del convento de las Salesas, ubicado en la calle San Francisco y el paseo del doctor Arazuri, se encuentran “muy avanzadas”, explicó ayer el presidente de la entidad, Javier Torrens. No obstante, será la Asamblea de la Mancomunidad la que finalmente decida si se adquiere o no este edificio neogótico de principios del siglo XX por un precio de “entre 4 y 5 millones de euros”, afirmó.

Antes de eso, el próximo 23 de agosto los miembros de la Comisión Permanente recibirán un informe elaborado por los arquitectos Patxi Chocarro y María Urmeneta en el que analizan los cuatro posibles emplazamientos, dos solares y dos edificios céntricos de Pamplona, tras haber descartado otros muchos. Así las cosas, se ha estudiado el traslado a una parcela de la Meca (que en principio sería de alquiler); a una parcela municipal de Aranzadi, ubicada entre Viálogos y el convento de las Agustinas (también de alquiler); al antiguo edificio de la Vasco-Navarra (en la calle San Ignacio); y al convento de la Salesas. Torrens señaló que junto con este informe, que “se decanta por la compra de las Salesas”, se entregará un estudio sobre los activos de la Mancomunidad (parcelas, inmuebles, propiedades…). También apuntó que su idea es que “la Permanente de septiembre se pronuncie si está o no de acuerdo y en la asamblea de presupuestos, en octubre, se apruebe la propuesta”.

El martes miembros de la Permanente visitaron el antiguo convento, que la CAN compró hace seis años por unos 3,8 millones de euros. Ese mismo día Torrens solicitó a Príncipe de Viana un informe para que “nos diga las posibilidades de intervención”, puesto que esta opción es la que mejor se adapta a las necesidades del ente comarcal. Al respecto, afirmó que este edificio cumple con los criterios de selección. En primer lugar, “tiene capacidad para reunir todos los servicios que tenemos dispersos y los vehículos”; es “céntrico”, por lo que puede incluir el servicio de atención al cliente; y “accesible”. En este sentido, se refirió tanto a los vehículos, como al hecho de que “tiene un transporte público muy cercano y con buena frecuencia desde muchas partes de la comarca”. Además, indicó que, al igual que se hizo en 1987 con la actual sede central, en la calle General Chinchilla, con este inmueble “se cumple una operación de recuperación del patrimonio arquitectónico”.

El presidente afirmó que “la entidad tiene solvencia más que suficiente para acometer esta operación”, que consideró una “buena oportunidad”. Indicó que para afrontarla deberán vender, entre otras, la actual sede, si bien ésta “tiene un uso limitado a dotacional público”. No obstante, según Torrens, todavía hay tiempo porque, de aprobarse la compra, “tenemos casi tres años hasta que se pueda utilizar la nueva sede”.

Ramos y jotas para la Virgen del Pópulo
Diario de Navarra
Los vecinos de San Martín de Unx celebraron ayer el día de la merindad y de su patrona, la Virgen del Pópulo, y realizaron la tradicional procesión junto a la comparsa de gigantes y la corporación municipal hasta la Iglesia de San Martín de Tours
Ya estamos arriba, con qué garbo la subíamos antes”, decía una de las vecinas, sofocada tras subir las cuestas empinadas (y empedradas) que caracterizan la localidad de San Martín de Unx.

Ayer, los sanmartinejos celebraron el día de la patrona y la merindad en la localidad navarra, y acompañaron en procesión a la Virgen del Pópulo, desde la iglesia Santa María, situada a pocos metros del Ayuntamiento y en la parte más rasa del pueblo, hasta la iglesia de San Martín de Tours, situada en la parte más alta de la localidad. Un camino tradicional al que acudieron cientos de vecinos, acompañados por la comparsa de cabezudos y gigantes, la corporación municipal y los representantes de los pueblos vecinos. Cansados, los que más, los cuatro costaleros que llevaron la imagen de la Virgen sobre sus hombros. Pero todos llegaban con una sonrisa: ayer era un día especial en San Martín de Unx.

A las doce de la mañana, el consistorio de San Martín recibió a los alcaldes de Tafalla, Olite, Ujué, Lerga, Beire, Cáseda y Leitza, además de distintos concejales y a jefes de la Guardia Civil de Olite y la Policía Foral de Tafalla. Jesús Ángel Lecumberri, alcalde de San Martín (PP), les puso sobre los hombros el pañuelo con el escudo bordado de la localidad, como muestra de bienvenida. Después de un pequeño aperitivo, los invitados acudieron a la plaza donde les esperaban los gigantes y, cuando las campanadas anunciaron las doce y media de la mañana, salieron de la iglesia los costaleros con la Virgen del Pópulo y el portador de la bandera. Al ritmo que marcaba la charanga, comenzaron a subir las empedradas cuestas hasta la iglesia de San Martín de Tours.

Una procesión sentida

Los sanmartinejos se sumaron a la procesión, en la que también participó gente joven. “La procesión es lo que más me gusta, no me la pierdo nunca”, afirmó Asun Urdín Muruzábal, natural de San Martín. “Vivo en Tafalla desde hace unos años y siempre vengo por fiestas. Después del chupinazo, hoy es uno de los días más especiales”, explicó.

Los vecinos se asomaron a los balcones para ver pasar a la Virgen entre las estrechas callejuelas, cuyo nombre es testimonio de la hazaña. La calle “Subida a la parroquia” indicaba el camino. Al llegar arriba y tras un pequeño descanso, se celebró la misa en honor a la patrona, oficiada por el párroco de San Martín y de Ujué, Jose Luis García, con su ayudante, Ladis Leóz. La Coral de San Martín entonó sus cánticos, dirigidos por Cristina Bergasa, del coro de Olite. Las ofrendas a la Virgen fueron un pañuelico, uvas, un ramo de flores, pan y vino.

Al salir de la misa, los costaleros hicieron un par de paradas con la Virgen, en las que Félix Lerga y Juan José Ojer dedicaron unas jotas a la patrona. Ya en la puerta de la iglesia cantaron la última, de despedida, y Lerga, que tocaba la guitarra, estaba visiblemente emocionado. “Cantamos las jotas todos los años desde que tenemos uso de razón”, afirmó. Sus vecinos le felicitaron y el confesó que estaba emocionado porque se acordó de Javier Ojer, con el que siempre ha cantado jotas en el pueblo. “Cantábamos desde que éramos niños. Ahora no está, me acuerdo de él y me emociono. Es un día muy especial”, expresó.

Tras la procesión, el consistorio ofreció un almuerzo en Casa Tomás, donde las autoridades y algunos vecinos pudieron degustar una gran variedad de fritos, gambas, tortilla de patata y bocatas de jamón con pimiento verde, entre otros. Un gran aperitivo que cerró la procesión, pero no la fiesta, en San Martín de Unx.