6 de agosto de 2010

Internacional

Un estudio revela que la oración puede ayudar a curar enfermedades

ABC

Rezar es sano. O por lo menos así lo sugieren los investigadores del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Indiana, en Bloomington (Estados Unidos). Su estudio demuestra que los pacientes presentan «mejoras sorprendentes» si se reza por ellos. Y aún más, la efectividad de la oración es proporcional a la cercanía del paciente. Rezar además en contacto físico con el enfermo puede ser, según observa este estudio, una eficaz mano de santo.

Tras analizar a 14 personas con discapacidades auditivas y a otros 11 con problemas de visión, se observó una mejoría en sus deficiencias tras haber recibido una oración de intercesión cercana. Por poner ejemplos, dos personas con problemas de oído mejoraron su audición, mientras que otros tres pacientes mejoraron sus dioptrías. Y aún hay más. Para los hombres de poca fe, el autor de la investigación, el profesor Candy Gunther Brown, explica que una anciana que era incapaz de contar los dedos de una mano en alto fue luego capaz de contarlos tras recibir un prolongado abrazo al mismo tiempo que rezaban por ella.

Oraciones especializadas

Según publica en su último número la revista «Southern Medical Journal», los resultados del estudio han mostrado grandes mejoras en pacientes de zonas rurales de Mozambique, donde gafas y audífonos son más inaccesibles. En este país tienen una fuerte presencia la iglesia pentecostal, un movimiento evangélico derivado del protestantismo, cuyos fieles acostumbran a rezar por las curaciones de sus allegados. Su grado de motivación es tal que han llegado a crear grupos de oración especializados para cada tipo de enfermedad.

«El rezo puede ser terapéuticamente beneficioso», sobre todo «cuando los tratamientos médicos convencionales son insuficientes o inaccesibles», afirma el profesor Brown, en referencia a quienes no presentan devoción por este tipo de curaciones.

Porque la mejor medicina puede ser muchas veces una oración. O un abrazo.

Francis: «Pakistán: mi segunda vida en la Tierra»

La Razón

Andrew Francis, obispo de la diócesis de Multan, en Pakistán, nunca olvidará el día en que dos jóvenes terroristas islámicos se le acercaron fingiendo pedir una bendición, le colocaron una pistola en la cabeza y le dispararon. «Milagrosamente, las balas se desviaron hacia la pared. Me sentaron en una silla y huyeron creyendo que estaba muerto. Ésta es mi segunda vida en la Tierra», explica en una mesa redonda sobre libertad religiosa celebrada en la sede de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en Madrid. AIN está realizando una campaña para concienciar a la opinión pública de la necesidad que existe de defender la libertad religiosa en todo el mundo, y especialmente ahora de los cristianos en Pakistán.
Cuando aquello sucedió, Andrew Francis ni siquiera era aún obispo. Simplemente dirigía una comunidad de unos 5.000 católicos que se reunían para rezar. Reuniones que bastaron para que algunos vecinos contrataran a los sicarios.
«Los cristianos de Pakistán son gente muy santa y la única arma que tienen es el valor del Evangelio», asegura el obispo. Cuenta que los cristianos perdonan a los terroristas, «Juan Pablo II nos dijo que así lo hiciéramos», y que la relación no es mala con el Gobierno ni con la mayoría de la población, pero que los integristas violentos van ganando terreno.
En un país donde el 96 por ciento de la población profesa el islam, sólo el 0,7 es católico. En Multan, los católicos apenas se traducen en unos 100.000, de una poblacion total cercana a los 32 millones de habitantes. El 60 por ciento de estos católicos viven en poblados cercanos al desierto y su principal actividad es el campo, que pertenece a grandes terratenientes musulmanes.
La principal persecución que sufren surge del uso que se hace de la Ley de Blasfemia, vigente desde 1986. Si un musulmán denuncia a un no-musulman acusándolo de haber blasfemado contra el islam, puede ser castigado o incluso ejecutado, sin apenas  posibilidad de demostrar su inocencia. El obispo dice que «la ley se usa también contra musulmanes», y reconoce que «hay esfuerzos del Gobierno para realizar cambios, pero es difícil conseguirlos».
Francis habla con entusiasmo de las obras que realiza en su diócesis en favor del entendimiento interreligioso. «Cada iglesia que construimos tiene una capilla dedicada a la Virgen, donde suelen acudir musulmanes a rezar. A veces incluso hay más que católicos», relata.

Los Estados miran a otro lado
En la mesa redonda también participó el padre Justo, misionero de los Padres Blancos y rector emérito del Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos en Roma. El misionero comentó que «no ha habido ni un solo Estado que condene la persecución contra los cristianos de Pakistán». De hecho, «acudí personalmente a tres embajadores para que lo hicieran y se escabulleron».
Justo considera que, con demasidada frecuencia, los gobiernos se preocupan de temas aparentemente religiosos como el uso del velo o la construcción de minaretes. Cuestiones que, en realidad, son culturales. «Cuando la libertad religiosa no es un mérito que te concede el Gobierno, comienza el diálogo», defiende. Y concluye: «La libertad religiosa debe darse porque es un derecho natural y no por reciprocidad, ya que, como predica el cristianismo, el amor al prójimo es gratuito».

El Papa lamenta los ataques «infundados» contra la Iglesia

La Razón

El Papa Benedicto XVI lamentó los ataques “injustos” e “infundados” a la Iglesia y a sus líderes en una carta difundida hoy y enviada a la Orden de los Caballeros de Colón que celebran su reunión anual en Washington.En la misiva hecha pública, firmada por el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, el Papa agradece el apoyo que dan a la Iglesia en estos “tiempos turbulentos” grupos como éste.
La Iglesia católica se ha visto implicada en Estados Unidos en una serie de graves casos de pederastia que les ha costado millones de dólares.
Bertone dice en su misiva que “ante los frecuentes ataques injustos e infundados a la Iglesia y a sus líderes, su Santidad está convencido de que la respuesta más efectiva es la máxima fidelidad a la palabra de Dios”.
El cardenal recurre a la encíclica Caritas in Veritate para recordar que el Santo Padre ve la actual crisis económica mundial como “una oportunidad para recordar que ningún área de la actividad humana está exenta de responsabilidad moral”.
En este sentido, agradece que en un momento en el que “las normas morales fundamentales, basadas en la verdad e inscritas en el corazón del hombre, están siendo cuestionadas cada vez más” los caballeros de Colón, defiendan “la santidad de la vida humana y la auténtica naturaleza del matrimonio”.
La cofradía católica celebra del 3 al 5 de agosto la 128 Convención Suprema de los Caballeros de Colón. Durante la cena de gala que tuvo lugar en la primera jornada concedieron al arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, el galardón Gaudium et Spes, la condecoración más alta la orden.

Navarra

El sacerdote e historiador Juan Cruz Labeaga lanzará el chupinazo en Sangüesa
Diario de Navarra
El sacerdote, historiador y escritor Juan Cruz Labeaga Mendiola lanzará el 11 de septiembre el chupinazo de las fiestas de Sangüesa. “Es una persona querida por todos y muy ligada a la localidad”, destaca la alcaldesa, Eskisabel Suescun. Precisamente este año fue propuesto por el Ayuntamiento de Sangüesa como candidato al Premio Príncipe de Viana de la Cultura, y también lo fue en 2006.

Oriundo de Viana, tiene 71 años y fue párroco en Sangüesa de 1966 a 2002, además de organista y profesor. En 2002 volvió a Viana, y en 2003 fue nombrado Cronista Oficial de la Ciudad de Sangüesa. Efectuó estudios sacerdotales en el Seminario de Pamplona, y musicales en el Conservatorio Pablo Sarasate. Es Doctor en Historia por la Universidad de Navarra. Ha publicado más de 20 libros y colaborado en publicaciones del Gobierno de Navarra, la Caja de Ahorros de Navarra (Gran Enciclopedia de Navarra), o la Fundación José Miguel de Barandiarán (Atlas Etnográfico de Vasconia), entre otras entidades. Ha escrito más de 100 artículos en revistas, y participado en congresos regionales, nacionales e internacionales. Pertenece a asociaciones culturales como el Ateneo Navarro, la Sociedad de Estudios Vascos o el grupo Enrique II de Albret. Fue miembro del Consejo Navarro de Cultura.

Barillas pasea su patrón entre albahaca
Diario de Navarra

Una misa y la procesión de San Miguel fueron los actos destacados del día grande de las fiestas
Barillas celebró ayer el día grande de sus fiestas patronales en honor a San Miguel con una misa y la posterior procesión por las calles de esta pequeña villa ribera que cuenta con 197 habitantes censados.

La misa fue oficiada por el sacerdote barillero Francisco Javier Calvillo Ruiz “Kiko”, que ejerce de párroco en la localidad zaragozana de Ricla. Estuvo acompañado por el párroco de barillas y agustino recoleto de Monteagudo, Plácido Rodrigo Íñiguez, además de por el prior y viceprior de los agustinos recoletos de Monteagudo, Miguel Ángel Tejada Marrodán y Aurelio Ripollés Amela, respectivamente.

La iglesia se llenó de fieles que, mayoritariamente, vestían con los colores blanco y rojo típicos de las fechas festivas. Los primeros bancos fueron ocupados por las autoridades municipales, que estuvieron acompañadas por los consejeros de Educación y de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Alberto Catalán y Begoña Sanzberro, respectivamente; y por el parlamentario socialista José Mª Vázquez.

En su homilía, Francisco Javier Calvillo afirmó que Dios “está para dar respuesta a los grandes interrogantes de la vida, y por eso necesitamos un Dios vivo y padre”. Además, tuvo unas palabras de recuerdo para los barilleros ya fallecidos.

En el momento de las ofrendas, además del pan y el vino, varios niños acercaron al altar un centro con los frutos del campo, libros, fajas y pañuelos rojos de fiestas, balones y diversos ramos de flores. La misa finalizó con la interpretación del Himno de Navarra por parte de Imanol Úcar Zardoya (trompeta) y Raúl Baigorri Martínez (clarinete), ambos alumnos de la banda de música de Cascante.

Con pañuelo rojo

Una vez finalizada la misa, los vecinos de la localidad, acompañados por otros que llegaron procedentes de otros municipios, y las autoridades civiles y religiosas salieron del templo para acompañar a San Miguel durante su paseo procesional por distintas calles del municipio ribero.

La pequeña imagen del patrón iba adornada con los tradicionales ramos de albahaca con claveles chinos incrustados. Además, lucía un pañuelo rojo de fiestas anudado a su cuello.

El repique de las campanas de la iglesia y una salva de cohetes acompañaron a la imagen del arcángel y a los vecinos de Barillas durante el transcurso de la procesión, acto principal del día grande de las fiestas patronales.

Los niños toman el protagonismo de las fiestas
Diario de Navarra

La cofradía de San Esteban Chiqui vuelve a convocar a pequeños y mayores en familia – Juan Francisco González fue nombrado socio de honor, y la ronda jotera y la banda Castildetierra, socios colaboradores
Un año más la cofradía de San Esteban Chiqui reunió en las fiestas de Arguedas a niños y mayores en familia para disfrutar de una jornada dedica al Día del niño. Y, como es habitual en los últimos siete años, la primera cita tuvo lugar a media mañana en la parroquia que lleva el nombre del patrón de los arguedanos

Los niños de 6º curso de Primaria del colegio público Sancho Ramírez tomaron el protagonismo. Ellos se encargaron de leer un resumen de la aparición de la Virgen del Yugo y del martirio de San Esteban, además de las preces en el sencillo y breve acto religioso que tuvo lugar en el templo.

Después correspondió el turno a los nombramientos de socio de honor, que este año recayó en Juan Francisco González Sanz, y socios colaboradores, a la ronda jotera y la banda de música Castildetierra. La cofradía tuvo un reconomiento con el párroco Santiago Jiménez por su trabajo y aportación en la fiesta del Día del niño. Recibió una placa con la grabación de la imagen de la Virgen del Yugo tras la coronación canónica.

Procesión y comida

La jornada matinal se completó con la procesión de San Esteban Chiqui que fue portado por los alumnos de 6º curso de Primaria. La comitiva estuvo acompañada por la banda de música Castildetierra y la ronda jotera, que entonó tres jotas en la iglesia, en la carretera Real y en el patio del Tinglao.

Tras la imposición de pañuelos a los bebés nacidos en 2009, una comida en la plaza de los Fueros reunió a más de 250 personas. El menú familiar fue de croquetas, ensaladas, pollo asado y postre. El socio abonó 7 euros y 11 euros los no asociados.

En la sobremesa se sortearon juguetes para los niños y hubo una actuación infantil. A destacar el gesto de la banda de música, que colocó el ramo de flores recibido en el nombramiento junto al árbol donde el joven Andoni Pardo sufrió el accidente de moto que acabó con su vida.

TRES NUEVOS CANÓNIGOS EN LA CATEDRAL DE TUDELA
Diario de Navarra
Los sacerdotes Bibiano Esparza Tres (segundo por la izda.), Santiago Ignacio Quemada Serrano (tercero por la izda.) y José Javier Goitia Chasco (undécimo por la izda.) tomaron posesión de canónigos de la Catedral de Tudela antes de comenzar las fiestas de la capital ribera. El arzobispado de Pamplona dio la enhorabuena a los nuevos canónigos y solicitó “que este servicio que les pide la iglesia haga crecer el reino de Dios”.

La profesora Mercedes Galán revela el papel de Palafox en la creación de las leyes de Indias
Diario de Navarra

Interviene en el ciclo “Los Viernes Palafoxianos”, a las 20.00 horas en el Ayuntamiento de Fitero
El Aula de Historia de Diario de Navarra, con la organización de los Departamentos de Historia del Arte e Historia del Derecho de la Universidad de Navarra, continúa con el ciclo de conferencias Los Viernes Palafoxianos,que se celebran a las 20.00 horas en el Ayuntamiento de Fietero.

La sesión de hoy estará dedicada a la Proyección americanista de don Juan de Palafox,a cargo de Mercedes Galán Lorda, presidenta de la Sociedad de Estudios Históricos de Navarra y profesora de Historia del Derecho en la Universidad de Navarra.Entre sus líneas de investigación figuran la historia del derecho navarro y la historia del derecho indiano.

La riqueza de la personalidad de don Juan de Palafox y Mendoza se extiende también al mundo jurídico, particularmente en relación con las leyes de Indias. Una de sus principales preocupaciones fue el ejercicio de la justicia y la creación de un Estado de Derecho que salvaguardara a los reinos tanto del despotismo como de la anarquía. En el caso del continente americano, era especialmente necesaria la elaboración de un texto que recogiese conjuntamente las leyes creadas específicamente para las Indias. Palafox, como miembro del Consejo de Indias, se vio inmerso en esta tarea y contribuyó en gran medida a que viese la luz, en 1681, una recopilación completa de leyes de Indias. Además, su archivo personal facilitó que, ya en nuestros días, se aclarase, por el profesor Sánchez Bella, que el principal autor del texto fue Antonio de León Pinelo.

La romería a San Donato, este próximo domingo

Diario de Noticias

Este próximo domingo tendrá lugar la tradicional fiesta-romería en la ermita de San Donato y San Cayetano del monte Beriain, a 1.494 metros, el templo a mayor altitud de Navarra. Si bien la festividad de estos santos es el 7 de agosto, en los años sesenta se estableció que su celebración fuese el domingo siguiente. Tras una misa a las 11.00 horas oficiada por el párroco de Uharte Arakil, el Ayuntamiento de esta localidad, en cuyo término municipal se enclava la ermita-refugio, obsequiará a todos los asistentes con un lunch de pan, queso, jamón y chorizo acompañado de vino. Asimismo, estos últimos años los feligreses del Valle de Ollo obsequian con café y pastas.

“A Etiopía la tenemos olvidada pero es un rosario de sorpresas”
Diario de Navarra
Pamplonés de 83 años, lleva 25 en el continente africano, los últimos 7 en un país desconocido para la gran mayoría pero de cuyas maravillas antropológicas, geográficas e históricas habla con pasión y donde ayuda a familias muy pobres
Etiopía “es un rosario de sorpresas” en sus 1,1 millones de km2 (como dos veces España). “Hay que ir jugando a la gallinita ciega para ir de asombro en asombro descubriendo maravillas”. Lo cuenta José Gabriel Larreta Irisarri, pamplonés de 83 años -sus padres tenían la colchonería Larreta en el Casco Viejo-, salesiano y misionero en África desde hace 25, los últimos siete años en este país africano.

El mismo donde se encontró a Lucy, esqueleto de un homínido de 3,2 millones de antigüedad y que acaba de ser superado por Kadanuumuu, hallado no lejos, de 400.000 años antes. Un país del Cuerno de África con maravillas como el lago Tana, donde nace el Nilo Azul, de montañas de hasta 4.000 metros y depresiones de 100 metros bajo el nivel del mar, donde se hablan 80 lenguas y 200 dialectos, cuenta, y del que han salido atletas olímpicos como Haile Gebreselassie, Abebe Bikila o Gelete Burka… Además, según las leyendas, la antigua Abisinia fue centro de la famosa dinastía de Saba, cuya reina viajó hasta Jerusalén para conocer a Salomón y se volvió con un hijo, Menelik, y la legendaria Arca de la Alianza… Pero también, y por desgracia, Etiopía es uno de los países más pobres del mundo (ocupa el número 169 en la escala del Índice de Desarrollo Humano o IDH) y, para este misionero, “lo tenemos bastante silenciado y olvidado”. Larreta reside con otros tres salesianos-él es el vicario- y varios novicios en Debre Zeit, a 48 km al sur de la capital, Addis Abeba, un “pueblo” con 110.000 almas. “Nos rodean siete lagos”.

¿De qué vive la gente?

Del aire. El 50% de los 85 millones de habitantes están en desempleo. La pobreza es endémica, cada año mueren entre 5 y 6 millones de hambre. Un día normal es desayunar un vaso de agua y sobre las seis de la tarde, café o té con una oblea de “teff”, cereal típico, con un poco de pimienta.

¿Sólo eso?

Los más pudientes rellenan con verduras, patatas, algo de carne…

¿Por qué tanta pobreza?

Hay muchas causas. La orografía es complicada, las sequías son constantes, faltan infraestructuras para obtener y canalizar agua, casi todo son pistas de tierra, sólo el 40% está alfabetizado… Además, Etiopía vivió 20 años de guerra en los que se gastaron a diario 2 millones de dólares en armamento y demás, y aún debe parte de ese dinero. Hay un 8% de mortalidad infantil, un médico por cada 100.000 habitantes -¡en Navarra hay 566 !-… Son familias muy numerosas y viven en casitas de adobe como de 5 x 3 metros, menos que mi despacho. No tienen ni con qué escribir.

¿Qué hace en Debre Zeit?

Hace diez años se fundó una casa salesiana de formación de noviciado. Estamos en una barriada muy pobre, habitada por 750 familias desplazadas de la guerra. Tenemos un centro juvenil al que acuden unos 450 chicos y chicas, con deportes (fútbol, baloncesto…), librería y cursos de mecanografía, ordenador -nos faltan ordenadores-, bordado, peluquería… Además, con el apoyo de una ONG italiana y con la ayuda que me mandan familiares y amigos de Pamplona – 7.000 euros anuales- y otros tantos de Zaragoza -donde trabajé 13 años- repartimos una vez al mes un quintal de “teff” a 324 familias. También me mandan desde España ropa, unos 300-400 kilos al año. Tenemos un buen pozo de agua y repartimos 20 litros de agua diariamente durante 8 meses a 200 familias. También hemos creado un grupo de danza con varias chicas, Tighist, Mesay, Merkdes… Casi todas aparentan dos años menos por la desnutrición. También nos gustaría dar el desayuno a un centenar de críos de 4 a 6 años. Hacemos… lo que podemos.

¿Han notado la crisis?

Y tanto que la hemos notado. Hubo un momento en que el quintal de teff, que costaba 600 birr (33 euros) llegó a valer el triple. Hubo protestas y al final se logró que bajara a 750 birr, aún así mucho dinero para el pobre y para un alimento tan básico: es su pan.

¿Cómo es que se hizo misionero?

Bueno, era algo que me gustaba desde pequeño. Con 12 años me leí la historia de San Francisco Javier. Estudiaba en los Escolapios, pero los domingos en Salesianos organizaban lo que llamaban el Oratorio Festivo y había un ambiente muy majo. Yo quería ser sacerdote y pensé primero en hacerme franciscano. Pero un salesiano le dijo a mi padre: No, no, con lo alborotador que es, ni franciscano, ni jesuita, ni… Necesita movimiento; mejor salesiano.

Y se hizo salesiano…

(se ríe). Estudié aquí, luego en Barcelona y en Roma y me ordené en 1952. Trabajé 13 años en un colegio salesiano de Valencia, otros 13 en Zaragoza y 13 más en Burriana (Castellón). Hasta que participé en un concilio universal en Roma, en 1979. Un salesiano ruandés nos sorprendió a todos gritando: “¡Mandáis misioneros a Asia, a América… y a África, que es el futuro, nadie…!”. Aquello me marcó. Tenía 55 años pero estaba bien y además hablo varios idiomas -francés, inglés, italiano y dos lenguas africanas- . Solicité ir a misiones. Con otros compañeros fundé la misión de Sikasso, en Malí. Allí estuve siete años, luego otro siete en Togo, dos meses en el Zaire, dos años en Benin, dos en Malí… y me llamaron a Roma. Ahí estuve cuatro años de secretario de Misiones para África. Y desde hace siete años, en Etiopía.

¿Ha estado enfermo alguna vez, por ejemplo, de malaria?

Huy, infinitas veces. Una vez me dio un ataque de malaria cuando volaba en avión de Haití a París. Estuve cinco días en coma.

Y ahí sigue, en la brecha.

Sí, bueno, ahora estoy en Pamplona un mes de vacaciones y la mitad del tiempo con revisiones médicas (se ríe). Pero estoy bien.

O sea, que se volverá a Etiopía.

Por supuesto, yo allí me quedo. Además, después de siete años, por fin he conseguido dominar la lengua oficial, el amharico…

Cuando vuelve a Europa le chocará lo que ve, en comparación.

Claro, es como pasar de un nivel de casi 0 a 100. Tampoco me parece mal que la gente que ha trabajado mucho y se lo ha ganado quiera vivir bien. Pero no debemos olvidar que hay gente en otro nivel.