10 de septiembre de 2010

10 de septiembre de 2010

Nacional

 

Internacional

 

El pastor Jones se retracta tras ofender al islam y causar una alerta de atentados

EL MUNDO

Se acabó la bravata de la quema del Corán. El pastor Terry Jones canceló ayer sus planes, después de que Interpol lanzara un alerta global y de que Obama le pidiera por televisión que renunciara a la incendiaria idea. Sigue en pág. 24

El pastor hizo público su anuncio ante cámaras y taquígrafos tras la visita intempestiva de los agentes del FBI que estuvieron en su iglesia toda la mañana. Jones aseguró sin embargo que tomó la decisión gracias a la mediación del imán Mohamed Musri, de la Sociedad Islámica de Florida Central, que le prometió que la mezquita de la zona cero sería trasladada a otro lugar.

«Sabía lo que tenía que pasar para que desistiéramos», explicó Jones, que anunció su intención de reunirse en Nueva York con el imán Feisal Abdul Rauf con motivo del noveno aniversario del 11-S (el mismo día en que estaba prevista inicialmente la quema del Corán). «Vamos a tener paciencia porque el traslado de la mezquita no se logra de la noche a la mañana», advirtió.

Consciente de haberse convertido en el centro de atención del mundo, el pastor bigotudo y lunático, arropado por su pequeña congregación de apenas 50 fieles carismáticos, dio así por cerrada esta partida que ha tenido en jaque al planeta.

La Interpol llegó a emitir ayer una alerta global en sus 188 países miembros ante «la fuerte posibilidad de ataques violentos contra personas inocentes», en respuesta a los planes del pastor Terry Jones para quemar al menos 200 ejemplares del Corán el próximo sábado. El FBI advirtió también de la posibilidad de «represalias de extremistas» si Jones cumplía sus amenazas.

Barack Obama fue el último en sumarse a la súplica mundial para que el reverendo carismático suspendiera sus planes para quemar el Corán. «Si es que (Jones) escucha esto, espero que entienda que lo que propone es completamente contrario a nuestros valores como americanos», dijo el presidente, sin perder su flema habitual, en una inusual entrevista en horario matutino con la cadena ABC.

«Quiero que entienda también que un acto así pondría en peligro a nuestros hombres y mujeres de uniforme», aseguró Obama. «Sería una herramienta de reclutamiento para Al Qaeda. Y podría desatar la violencia en países como Pakistán y Afganistán».

En Afganistán, cientos de personas de se manifestaban en Mahmud Raqi, al norte de Kabul, quemando una bandera norteamericana y gritando «¡Muerte a los Cristianos!». En la ciudad pakistaní de Multan, decenas de manifestantes recorrieron las calles con un pancarta donde se leía: «Si se quema el Corán, será el principio de la destrucción de América». Las tropas norteamericanas redoblaron la vigilancia también en varios templos cristianos de Bagdad, ante el temor a represalias.

El presidente pakistaní Asif Ali Zardari y el presidente de Indonesia Susilo Bambang habían pedido expresamente a Obama por carta que le parara los pies al pastor. El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibss, llegó a reconocer ayer que la Administración Obama estudiaba la posibilidad de llamar a capilla a Jones para que suspendiera la quema anunciada del Corán.

El pastor estuvo atrincherado durante gran parte del día en la sede Dove World Outreach Center de Gainesville, vigilado de cerca por el FBI y meditando su decisión ante las presiones de la comunidad internacional. El Vaticano, la Liga Arabe, la Unión Europea, el secretario general de la ONU Ban Ki Moon, la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin y hasta el ultraconservador Glenn Beck se han sumado en dos últimos días a la condena universal contra el pastor Jones y su congregación carismática.

La revista Der Spiegel desenterraba entre tanto el turbio pasado y el afán de protagonismo del bigotudo Terry Jones (nada que ver con el famoso miembro de los Monty Python) a su paso por Alemania. Allí creó Jones en 1982 la Comunidad Cristiana de Colonia, un grupo de fundamentalistas bíblicos, tras haber recibido «una señal de Dios». Se marchó del país en el 2008, acusado de evasión de divisas y dejando tras de sí la estela de la «islamofobia» y de la «obediencia ciega». Varios ex miembros de su comunidad aseguran que Jones presenta síntomas de «trastorno delirante» o paranoia.

En Gainesville, una ciudad de 100.000 habitantes en el norte boscoso de Florida, Jones fundó su nueva iglesia y escribió el libro que «ilumina» sus prédicas: El islam es del Diablo (en el templo venden camisetas y tazones con la misma y provocadora inscripción). El camino hacia el odio y la fama se lo ganó sin embargo con la convocatoria, a través de Facebook, del Día Internacional de la Quema del Corán, coincidiendo nada casualmente con el aniversario del 11-S.

La inminencia de la fecha fatídica fue también un factor determinante, pero la «alerta global» de la Interpol -a petición del ministro de Interior pakistaní Rheman Malik- obedeció a las amenazas recibidas y a la tensión detectada tras el anuncio estrafalario del pastor Terry Jones.

«La quema del Corán podría tener consecuencias trágicas y podría costar la vida a muchas personas», advirtió ayer Ronald Noble, secretario general de la Interpol, con sede en Lyon (Francia). «El 11 de septiembre es un día en el que el mundo debería unirse y redoblar esfuerzos para prevenir el terrorismo. Los actos provocadores de este tipo sirven de propaganda a los radicales y pueden convertir un día de recuerdo en otro de reclutamiento de terroristas».

El Pentágono logra que el pastor Jones renuncie a quemar coranes

EL PAÍS

Salvo que el pastor Jones cambie de opinión, no habrá quema de coranes en Gainesville (Florida). La decisión del fanático religioso Terry Jones llegó ayer provocada por una llamada telefónica del secretario de Defensa de EE UU, Robert Gates -confirmada por el Pentágono- a la iglesia del pastor.

Salvo que el pastor Jones cambie de opinión, no habrá quema de coranes en Gainesville (Florida). La decisión del fanático religioso Terry Jones llegó ayer provocada por una llamada telefónica del secretario de Defensa de EE UU, Robert Gates -confirmada por el Pentágono- a la iglesia del pastor. Gates expresó su “gran preocupación” por la quema masiva del libro sagrado de los musulmanes, según informó el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell. Gates explicó al pastor que ponía en peligro a las tropas en el exterior y alentaba el reclutamiento de extremistas islámicos. El portavoz no entró en más detalles.

Sin embargo, esa no fue la razón esgrimida por el mundialmente conocido, y no a su pesar, pastor Jones, lo que hace temer cambios de parecer. Acompañado de Muhammad Musri, el imán de la Sociedad Islámica de Florida que ha servido de intermediario, Jones apareció ante los medios para explicar que ha cancelado la hoguera porque ha alcanzado un acuerdo con el imán al frente del proyecto de construcción de un centro islámico en la zona cero de Nueva York, el corazón de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Esa es solo la versión de Jones; anoche el imán de Nueva York, Faisal Abdul Rauf, aseguró en un comunicado no haber cruzado una sola palabra con el pastor de Florida.

Jones insistía, sin embargo, en que renunciaba a su idea de quemar ejemplares del Corán porque se entrevistaría mañana sábado con el imán en Nueva York. Pero la credibilidad de Jones es mínima: el hombre porta un revólver del calibre 40 al cinto para exponer sus argumentos; alimenta el fanatismo con más fanatismo; no ha logrado tener más de 50 feligreses en 30 años de vida pastoral y su idea más original ha sido organizar una quema de libros.

Las informaciones que no llegaban desde Jones hablaban de otro escenario. Los dueños del terreno y promotores de donde se planea construir el polémico centro islámico negaron que exista una cancelación del proyecto.

Como en toda esta enloquecida crisis, la actitud de Jones carece de sentido. ¿Por qué no declarar ante la prensa que da marcha atrás en su quema de copias del Corán porque le ha llamado el mismísimo secretario de Defensa de EE UU? Al fin y al cabo él mismo solicitó ayer por la mañana que una llamada de la Casa Blanca, el departamento de Estado o el de Defensa, haría que cancelara sus planes. Una posible explicación es que Jones salva la cara ante lo que se había convertido en un problema que amenazaba la seguridad nacional.

El anuncio del pastor llegó ayer por la tarde después de que diversas personalidades le suplicaran que no llevara a cabo la quema de los coranes. El último en hacer público su descontento ante las consecuencias que podría acarrear la quema del libro sagrado de los musulmanes fue el presidente Obama.

“Lo que se puede provocar son graves hechos de violencia en lugares como Pakistán o Afganistán”, dijo Obama en una entrevista emitida ayer en el programa Good Morning America de la cadena ABC. “Se incrementará el número de individuos que están dispuestos a inmolarse en ciudades estadounidenses o europeas”. No llamó Obama pero si el hombre al frente del Ejército más poderoso del mundo.

Lo último en una jornada cargada de declaraciones sobre el tema fue la propuesta de Donald Trump. En medio de los rumores promovidos por el pastor Jones sobre el cambio de la futura mezquita de la zona cero a otro lugar, el multimillonario hizo una oferta de compra por el terreno. “Lo hago para acabar con una situación altamente conflictiva que solo está llamada a empeorar”, aseguró Trump en un escrito remitido a uno de los promotores.

El pastor protestante suspende la quema de coranes prevista para este 11-S

ABC

La saga de la hoguera de coranes anunciada por un reverendo de Florida para este sábado -el noveno aniversario de la ofensiva terrorista del 11-S- ha terminado aparentemente con un presunto final tan rocambolesco como su protagonista. Después de entrevistarse con agentes del FBI y recibir una apelación personal del secretario de Defensa, Robert Gates, finalmente el pastor Terry Jones anunció un acuerdo para evitar su incendiaria provocación.

El problema es que la supuesta concesión a cambio de no quemar ejemplares del libro sagrado de los musulmanes -mudar a otro lugar de Nueva York el polémico proyecto de construir un centro islámico a dos manzanas de la Zona Cero- no existe. El imán Feisal Abdul Rauf, que promueve esa cuestionada mezquita, ha negado que exista un acuerdo para encontrar un emplazamiento alternativo.

El reverendo de Florida se ha declarado engañado e incluso dispuesto a reconsiderar su convocatoria para marcar el aniversario del 11-S quemando en público múltiples copias del Corán. Según otro clérigo musulmán de Florida que ha actuado como mediador, el imán Muhammad Musri, lo acordado era solamente un viaje durante este fin de semana a Nueva York para una reunión de Jones con los promotores del centro islámico en el bajo Manhattan.

A la vista de estos planteamientos, el reverendo pentecostal ha indicado que “ante lo que estamos escuchando ahora, nos vemos forzados a repensar nuestra decisión”. Con la advertencia de que por el momento, “nosotros no estamos cancelando nuestro evento, solamente lo vamos a suspender”. En cualquier caso, durante toda esta odisea con peligrosas repercusiones internacionales, el reverendo de Florida no había vinculado nunca la cuestión de la mezquita de Nueva York con su iniciativa de quemar ejemplares del Corán.

Por su parte, el promotor de la mezquita junto al solar del World Trade Center se ha declarado encantado con la reconsideraciones del del reverendo Jones. Pero según el imán Feisal Abdul Rauf, “nosotros no vamos a jugar con nuestra religión ni con otras, ni vamos a realizar un trueque”. Según el clérigo, “estamos aquí para extender nuestras manos con el fin de construir paz y armonía”.

Presión internacional

Ante la anunciada quema de coranes en Florida, la Interpol había lanzado este jueves una advertencia internacional sobre posibles atentados. Mientras que el Departamento de Estado emitió una alerta de seguridad para los ciudadanos americanos en el extranjero. En las últimas horas, el propio presidente Obama, en declaraciones a la cadena ABC, se había sumado a la larga letanía de suplicas y advertencias para que el pastor Jones, que ahora va armado ante múltiples amenazas de muerte, no cumpliese su ofensiva forma de protesta contra el integrismo islámico.

Según indicó Barack Obama en declaraciones a la cadena ABC, “si me escucha (el reverendo Jones) espero que comprenda que lo que se propone hacer es completamente contrario a nuestros valores como americanos”. Con insistencia en que Estados Unidos “es un país construido sobre la noción de libertad y tolerancia religiosa”. Además de recordar los peligros adicionales que este acto de provocación supondría para las tropas de Estados Unidos y la baza de propaganda a favor de integristas y Al Qaida.

Lombardi: «No todos los musulmanes son responsables del 11-S»

La Razón

El director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Federico Lombardi, ha afirmado que quemar el Corán en público “sería un acto horrible” y que no hay razón para un hecho “ofensivo como este”   porque no son responsabilidad de todos los musulmanes los atentados terroristas del 11S.  

En referencia a la iniciativa de un pastor de Florida para quemar cientos de copias del Corán, Lombardi ha considerado, en declaraciones a la COPE recogidas por Europa Press, que un acto como este “no es la manera correcta” de recordar los “horribles atentados terroristas” del 11S.   
“No es responsabilidad de todos los musulmanes y no hay razón para este acto profundamente ofensivo de la conciencia y la fe de una grandísima comunidad de creyentes”, ha añadido.  
Así, ha considerado que este hecho es una falta de respeto y que se trata de un acto “que genera más violencia y más odio”. “Nuestro objetivo es facilitar la comprensión entre los pueblos y las religiones”, ha señalado.  

La Justicia belga anula las pruebas obtenidas en junio relativas a casos de pederastia en la Iglesia

ABC

Un tribunal belga ha ordenado este jueves la devolución del material y los documentos que fueron incautados el pasado mes de junio en el arzobispado de Bruselas-Malinas, dentro de una investigación abierta a la Iglesia Católica de Bélgica por la supuesta ocultación de casos de pederastia.

La operación, decidida por la fiscalía de Bruselas y calificada de «deplorable y sorprendente» por el Vaticano, incluyó también un registro en los locales de la catedral de Sint-Rombouts (Malinas), situada al lado de la sede del arzobispado y del domicilio del cardenal de esa ciudad, Godfried Danneels. El centenar de archivos y los varios ordenadores incautados deberán ser restituidos a sus propietarios, según la decisión anunciada hoy por la sala de acusación del Tribunal de Bruselas. La devolución de los documentos «no puede impedir que continúe la investigación», según dijo el ministro belga de Justicia, Stefan De Clerk, quien pidió colaboración la Iglesia para poder arrojar luz sobre los supuestos abusos.

En concreto, De Clerk solicitó a la Iglesia y a las instancias que transmitan a la Justicia «el máximo de dossier relativos a los abusos sexuales en el ámbito eclesiástico», en declaraciones a la televisión flamenca VTM recogidas por la agencia Belga. «Ahora que el fenómeno se ha conocido, debemos ir hasta el final, tanto en el seno de la Iglesia como en el de la Justicia, para poder ponerle fin», añadió el ministro. Por su parte, el arzobispo de Malinas-Bruselas, André-Joseph Leonard, señaló que la decisión de hoy permitirá que «toda la atención pueda prestarse por fin a las víctimas de abusos sexuales dentro de una relación pastoral».

El arzobispo señaló que «no se opone a ninguna investigación judicial que sea correctamente desarrollada», y destacó la necesidad de que se respeten «las reglas fundamentales del Derecho», en un comunicado. El pasado 24 de junio, agentes de la policía belga y funcionarios judiciales registraron la sede del arzobispado de Malinas-Bruselas y la vivienda personal del cardenal en busca de documentos que corroboraran una denuncia de abuso sexual a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica.

Los supuestos casos de pederastia en el ámbito eclesiástico están siendo investigados por un tribunal belga, que ordenó el registro de la sede comisión independiente designada por la Conferencia Episcopal de Bélgica para recibir y tratar denuncias de ese tipo. La comisión, que había recibido varios centenares de denuncias desde que en abril pasado el Vaticano destituyera al obispo de Brujas por abusar de un joven cuando era sacerdote, dimitió tras la operación.

Invalidan el asalto de las oficinas de la Iglesia belga

La Razón

Los tribunales belgas han confirmado lo que ya adelantaron los abogados de la Iglesia en Bélgica: el espectacular asalto policial a las dependencias eclesiales en Bruselas del pasado junio fue ilegal.

Durante el registro, los agentes  confiscaron archivos y ordenadores, abrieron tumbas  en la catedral de Malinas e incomunicaron a los obispos y al nuncio, que estaban reunidos. El cardenal Bertone, «número 2» del Vaticano, lo comparó entonces con los registros de «regímenes comunistas de antigua experiencia». Ahora, todo lo requisado deberá devolverse.
Según ha informado a la agencia Reuters Fernand Keuleneer, abogado del cardenal emérito de Bruselas, Godfreed Daneels, los registros «fueron ilegales» porque, «básicamente», el juez de instrucción los ordenó sin tener pruebas suficientes que demostrasen que era necesario hacerlos, declaró Keuleneer. «No tenía una información suficientemente precisa», añadió.
El ministro de Justicia, Stefan De Clerk, afirmó que la devolución de los documentos «no puede impedir que continúe la investigación» sobre casos de abusos sexuales y pidió a la Iglesia que colabore en ella.
De hecho, la Iglesia desarrollaba su propia investigación, a la que acudían testigos  y víctimas voluntariamente, confiando en la confidencialidad de sus testimonios.  Cuando la policía confiscó los archivos con sus declaraciones, muchos perdieron la confianza y se retiraron.

La Santa Sede sobre la quema del Corán: “Estamos llamados a condenar toda forma de violencia en nombre de la religión”

Forumlibertas

La proyección por parte de la comunidad musulmana de Nueva York de una mezquita en un emplazamiento cercano a la zona donde tuvieron lugar los atentados del 11-S ha reabierto heridas que difícilmente se fueron cerrando en relación al Islam.

Además, la intervención del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama no fue feliz. El inquilino de la Casa Blanca irrumpió en la polémica declarándose partidario de que se construyera el centro cultural islámico privado que incluiría la mezquita. “Como ciudadano y como presidente”, declaró Obama, “creo que los musulmanes tienen el mismo derecho que cualquier otra persona en este país a practicar su religión”.

El político afroamericano aplicó en su discurso el principio general de libertad de culto con un claro sentido de oportunidad. Sin embargo, cabe achacarle a Obama que pecara de escasa sensibilidad hacia las víctimas del 11-S.

Asimismo, hay que recordar que a la hora de hacer un bien no es solamente importante la finalidad (que supondría la libertad de culto a la que se refiere el político demócrata) sino también los medios que se utilizan para su consecución. La virtud que permite ejercer bien esos medios es la prudencia. La construcción de la mezquita es un derecho indiscutible pero la decisión de los musulmanes de hacerla en ese enclave no podría calificarse de prudencial.

En este sentido, vale la pena recordar el episodio que explicaba el arzobispo de Nueva York, monseñor Timothy Dolan, sobre Juan Pablo II en el intento de encontrar una solución en una situación similar. El prelado norteamericano se refirió al Pontífice en referencia a cuando “hubo un caso análogo de tensión en el campo de concentración de Auschwitz”. “Fue Juan Pablo II, quien dijo: Tenemos que tener el valor de escuchar a las dos partes”.

La quema del Corán

En este marco de heridas abiertas ha aparecido un grupo minoritario de descontrolados liderados por el pastor Terry Jones que ha visto aumentada su repercusión mediática por la atención innecesaria que le han prestado los medios de comunicación en general. Jones ha asegurado que, a pesar de las “presiones” recibidas, seguirá adelante con sus planes de realizar una quema colectiva de ejemplares del Corán el próximo sábado, coincidiendo con el noveno aniversario de los atentados del 11-S.

La convocatoria de Jones, pastor de una iglesia protestante de la localidad de Gainesville, ha sido criticada por el Gobierno estadounidense y por los principales comandantes de las tropas norteamericanas en Afganistán, ya que entienden que su actitud puede aumentar el rechazo hacia Estados Unidos en los países musulmanes y poner en mayor peligro a las tropas norteamericanas desplegadas en el extranjero.

Personas con ideas singulares como Jones siempre existen, pero son los medios los que fabrican a este tipo de personajes dándoles voz y voto. Además, por otro lado, hay que pensar que el mensajero no está exento del mensaje que transporta dependiendo del poder que ejerce en ese mensaje, como se puede ver por la magnitud que ha tomado esta situación debido al eco informativo del que ha constado.

El ejemplo que contrasta con esta información es la escasa repercusión que ha recibido por parte de los medios y de las propias autoridades políticas el hecho de que el único lugar de culto destruido en el atentado del 11 de septiembre de 2001 siga sin ver una salida a su reconstrucción.

La archidiócesis greco-ortodoxa de América (canónicamente ligada al patriarcado ecuménico de Constantinopla), lleva años pidiendo la reconstrucción la iglesia ortodoxa griega de San Nicolás, que se derrumbó al ser aplastada en su caída por la torre sur del World Trade Center.

Mientras el proyecto para edificar un centro cultural islámico cerca de la Zona Cero ha recibido la autorización del alcalde de Nueva York, las autoridades siguen sin comprometerse en la reconstrucción del templo ortodoxo. 

La Iglesia: actitud conciliadora y positiva

La Santa Sede ha acogido con “profunda preocupación” la propuesta de la comunidad evangélica de un ‘Día de Quema del Corán’, con motivo del 11 de septiembre. Un comunicado difundido por el Consejo Pontificio para el Diálogo

Interreligioso afirma que “esos lamentables actos de violencia no se pueden remediar oponiendo un gesto de grave ultraje al libro considerado como sagrado por una comunidad religiosa”.

Cada religión, con los respectivos libros sagrados, lugares de culto y símbolos tiene derecho al respeto y a la protección: se trata del respeto debido a la dignidad de las personas que adhieren a ella y de sus decisiones libres en materia religiosa”, indica el dicastero vaticano presidido por el cardenal Jean-Louis Tauran. 

“Todos los responsables religiosos y todos los creyentes están llamados también a renovar la firme condena de toda forma de violencia, en particular la realizada en nombre de la religión”, recuerda, como han hecho numeroso obispos católicos de los diferentes continentes y el panorama católico internacional.

Las protestas más insistentes contra este gesto han tenido lugar entre exponentes de la Iglesia católica en Asia, según informa L’Osservatore Romano.

Uno de los primeros en alzar la voz fue el arzobispo de Bombay, el cardenal Oswald Gracias. Luego se le añadió el presidente de la Conferencia Episcopal de Pakistán, el arzobispo de Lahore, monseñor Lawrence John Saldanha.

El prelado ha afirmado según ha recogido la agencia misionera Fides de la Congregación vaticana para la Evangelización de los Pueblos: “Condenamos con decisión esta campaña, contraria al respeto debido a todas las religiones y contraria a nuestra doctrina y a nuestra fe”.

Nazir S. Bhatti, presidente del “Pakistan Christian Congreso” ha pedido al líder de esta iniciativa, el reverendo Terry Jones, que anule la iniciativa, pues “podría afectar gravemente a las minorías cristianas en los países de mayoría islámica”. “El Día de Quema del Corán será utilizado por los radicales islámicos como pretexto para atacar a los cristianos”, afirma.

Crece la mala opinión del Islam en España

Por otro lado, una encuesta publicada por el diario La Razón de la Casa Separad Israel constata que los musulmanes son la confesión que más antipatía provoca en los españoles. El Islam entre personas a los que genera simpatía y antipatía presenta un diferencial porcentual de -29.40, mientras que los católicos, que constituyen la confesión más simpática para los españoles, tiene un diferencial de +50,4%. Es decir que a ambas religiones les separa 79,8 puntos porcentuales de diferencias.

Después de los católicos, aunque con un salto porcentual cuantitativo, la confesión que genera más simpatías es la de los ortodoxos con un diferencial de +4; le siguen los protestantes con un -3,3 y, justo antes de los musulmanes, están los judíos con un diferencial del -6,7.

Por lo tanto, también se observa en España no hay una actitud antisemita como algunos sectores pretenden hacer ver si se compara con las otras religiones. Si de alguna fobia se podría hablar es de la musulmana.

Obama advierte que la quema del Corán ayudará a Al Qaeda a reclutar miembros

Diario de Navarra
La Interpol avisa a todos los países de la posibilidad de atentados – El pastor evangelista Terry Jones mantiene su intención de quemar mañana el Corán – El gobierno americano sopesaba ayer llamar a Terry Jones, que dijo que si recibía una llamada se lo pensaría “dos veces” – La Unión de Libertades Civiles recuerda que hay que proteger la libertad de expresión “aunque sea un discurso asqueroso”
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió ayer de que los planes de un fanático religioso evangelista de quemar el Corán daría a Al Qaeda nuevos argumentos para reclutar a terroristas, según puso de manifiesto en una entrevista con el canal de televisión ABC.

Obama alertó por primera vez desde que Terry Jones anunciara sus planes de que el acto previsto por el pastor evangelista podría desencadenar “graves actos de violencia” contra las tropas estadounidenses estacionadas en Pakistán y Afganistán.

Obama expresó su esperanza en que Jones entre en razón y “entienda de que se trata de un acto destructivo”.

La Interpol advirtió de posibles atentados si finalmente el pastor evangelista quema el libro sagrado musulmán.

“La probabilidad de que después se produzcan atentados violentos contra personas inocentes es elevada”, reza un comunicado remitido ayer a todos los 188 Estados miembro. “Aunque todavía no conocemos los detalles, seguro que la quema del Corán tendrá consecuencias trágicas y podría costar la vida a muchas personas”, subrayó el secretario general de la Interpol Ronald Noble.

En un sentido similar, el Departamento de Estado americano emitió una alerta a sus ciudadanos en el exterior, a los que avisa de posibles manifestaciones violentas.

“El potencial de que se produzcan más protestas y manifestaciones, y que algunas se tornen violentas, sigue siendo alto”, afirma en un comunicado.

Por ello, el Departamento de Estado urge a sus ciudadanos en el exterior a “que presten atención a la reacción que tiene la población local y a evitar las áreas donde se puedan producir protestas”.

Esta alerta estará vigente hasta el 30 de septiembre, afirma el Departamento de Estado, que recuerda también que existe una amenaza permanente de grupos terroristas sobre los objetivos estadounidenses.

El FBI hizo también ayer una advertencia parecida. Dada la difusión nacional e internacional que este plan de la iglesia de Jones ha recibido, la profanación del Corán “también podría inspirar ataques en represalia contra instalaciones de EEUU en ultramar”, añade el boletín de la policía federal estadounidense.

El Gobierno del presidente Barack Obama sopesaba ayer llamar directamente al pastor, indicó hoy el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell.

Pese a los llamamientos públicos que los altos funcionarios estadounidenses han realizado a través de los medios de comunicación, el pastor Jones mantiene su intención de quemar ejemplares del Corán mañana en su iglesia de Florida.

En declaraciones al diario USA Today, Jones aseguró que hasta el momento no ha recibido llamadas de la Casa Blanca, el Departamento de Estado o el Pentágono, pero agregó que si las recibiera “por supuesto, que eso nos llevaría a pensarlo dos veces”.

“Eso es lo que estamos haciendo”, añadió Jones, de 58 años de edad, quien añadió que una llamada del Gobierno “no es algo que uno pueda ignorar”.

En Alemania ya hay más fieles católicos que luteranos

La Razón

Los datos oficiales de  2009 lo confirman: en Alemania se declaran católicos 24,9 millones de personas, mientras que las 22 congregaciones que integran la Iglesia Evangélica en Alemania (EKD, en alemán) suman sólo 24,2 millones de afiliados. Por primera vez desde la Reforma Luterana, los católicos vuelven a ser el grupo mayoritario.

Hay que tener en cuenta que definirse como perteneciente a una u otra realidad implica pagar automáticamente un impuesto extra, que hace que la Iglesia católica alemana sea la mejor financiada del mundo (y la que más ayuda a las misiones).
En ambas iglesias, la práctica religiosa dominical es baja, de apenas un 13 por ciento.
Desde 1950, la EKD ha perdido un 42 por ciento de su feligresía, mientras que el catolicismo ha crecido un 7 por ciento. De hecho, ya antes, durante las campañas de presión nazi, de 1932 a 1944, apostataron oficialmente 648.000 católicos y 2.050.000 protestantes, seducidos o presionados por el nazismo. El comunismo de la RDA, en zonas mayoritariamente protestantes, hizo estragos. Pero la puntilla la dio la teología liberal protestante: anticoncepción, admisión del aborto, clero homosexual activo y obispas divorciadas. Nada de eso atrajo fieles. 

El pastor radical suspende la quema del Corán pero no la cancela

Diario de Noticias

El pastor estadounidense Terry Jones decidió hoy suspender, aunque no cancelar, sus planes para quemar el Corán el sábado, en medio de una intensa presión internacional y tras recibir una llamada del jefe del Pentágono, Robert Gates y una visita del FBI.

WASHINGTON. Terry Jones compareció inicialmente ante la prensa y sus feligreses en Gainesville (Florida) para comunicar que daba marcha atrás en la polémica iniciativa con el argumento de que los responsables de construir un centro islámico cerca de la zona cero, en Nueva York, habían accedido a reubicar el edificio.

No obstante, los responsables del proyecto desmintieron que hubiera un acuerdo con el pastor quien, a última hora del jueves, volvió a hablar a la prensa para decir que reconsideraba su decisión y que, de momento, el libro sagrado de los musulmanes se salvaba de la hoguera y su quema quedaba en el “limbo”.

“Definitivamente, tenemos que reflexionar y reconsiderar” la cancelación. “Ahora estamos en una situación de limbo, y tenemos que reconsiderar por supuesto nuestra posición”, dijo, en declaraciones recogidas por los medios.

Jones quería con la quema del Corán conmemorar los atentados del 11 de septiembre del 2001, pero se encontró con una intensa presión interncional y con llamamientos del Gobierno estadounidense.

Cuando anuncio inicialmente su decisión de no celebrar la quema, Jones dijo que el sábado volaría a Nueva York para encontrarse con el imán Feisal Abdul Rauf, responsable de la mezquita que se planea cerca de la “Zona Cero” de Nueva York donde se perpetraron los atentados, y quien, según dijo, había aceptado mudar el centro religioso a otro emplazaiento.

Pero el imán inmediatamente desmintió el acuerdo.

“Me alegro de que el Pastor Jones haya decidido no quemar ningún Corán. De todas formas, yo no he hablado con el Pastor Jones o con el Imán Musri. Estoy sorprendido por su anuncio”, aseguró hoy Feisal Abdul Rauf en un breve comunicado remitido a la cadena de televisión CNN.

“No vamos jugar con nuestra religión ni con ninguna otra. Tampoco vamos a hacer trueques. Estamos aquí para tender nuestras manos a la construcción de la paz y a la armonía”, dijo el imán.

El pastor, en cualquier caso, aseguró que era la reubicación de la mezquita, y no la presión del Gobierno de EEUU, la que le hizo cambiar de opinión.

De hecho, no mencionó la llamada que recibió del secretario de Defensa, Robert Gates, pero el Pentágono sí informó de una charla con el incendiario que, según dijo, fue “muy corta”.

“El secretario expresó sus graves preocupaciones al pastor de que si seguía adelante con la quema del Corán podría poner en peligro la vida de militares estadounidenses, especialmente en Irak y Afganistán y le pidió que no efectuara la quema”, señaló el portavoz del Pentágono Geoff Morrell.

La Policía Internacional (Interpol) había lanzado una alerta a los 188 países miembros en los que advertía de la “fuerte posibilidad” de atentados si se completaba la profanación.

El Departamento de Estado también emitió una alerta de viaje para los estadounidenses en la que advertía a sus ciudadanos de que se mantengan alejados de las posibles protestas que puedan ocurrir en el extranjero contra la quema.

A las advertencias sobre las consecuencias que acarrearía la quema se sumó hoy el propio presidente de EEUU, Barack Obama, que calificó la convocatoria del “Día Internacional de la Quema del Corán” de un “acto destructivo”.

El presidente estadounidense, en una entrevista concedida al programa “Good Morning America” de la cadena ABC, consideró que la quema ayudará enormemente a Al Qaeda en el reclutamiento de combatientes y pondrá en mayor peligro a las tropas de EEUU en Afganistán e Irak.

“Espero que escuche la voz de la razón y entienda que se está implicando en un acto destructivo”, señaló Obama.

Su portavoz, Robert Gibbs, que admitió que en la Casa Blanca existía un debate sobre la conveniencia de contactar directamente al pastor para que cambiara de opinión, extendió sus críticas a los medios de comunicación que han dedicado una amplia cobertura a las amenazas del pastor, líder de una iglesia de 50 personas.

“Ha habido más gente en sus ruedas de prensa que en sus sermones.

Es un hombre desesperado que busca la atención mayoritaria del mundo”, sostuvo Gibbs.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que hoy se reunió con el pastor integrista, había alertado de posibles represalias de “extremistas” si Jones prendía fuego al Corán.

En un boletín interno difundido hoy por los medios estadounidenses, el FBI señala que los anuncios de Jones causaron respuestas inmediatas en un sitio en internet “frecuentado por extremistas”.

Opinión

 

La vacante de Dios

EL PAÍS / FERNANDO SAVATER

Supongo que la resonancia que suele darse a las opiniones del sabio Stephen Hawking se debe en parte a la espectacularidad tecnológica con que lucha, tan animosa como eficazmente, contra su terrible minusvalía física. Se ha convertido en una especie de Doctor Strangelove de la física y la cosmología, lo cual fascina a los medios de comunicación hasta el punto de obstaculizarles a veces comprender exactamente el alcance de sus comentarios más populares. Así ha ocurrido ahora, cuando en un avance de su último libro El gran designio advirtió que no hace falta la hipótesis de un Dios creador para explicar el origen del universo.

Tal advertencia es, claro, una obviedad. La ciencia, que trata de explicar el funcionamiento de los seres naturales, no necesita ni puede recurrir en ningún caso a un ser sobrenatural para dar cuenta de la realidad. Ni cuando se trata del origen del universo ni cuando habla de la función fanerógama de las plantas. Si hiciera tal apelación dejaría de ser ciencia y se convertiría en teología o nigromancia. Los científicos procuran comprender lo que ocurre en la naturaleza hasta donde pueden y a veces incluso un poco más allá, pero siempre aplicando criterios ligados a la experiencia y la deducción racional. Si de pronto invocasen a Dios no aclararían nada sino que confesarían paladinamente que ya no saben más, porque como bien dijo Spinoza, la voluntad de Dios no es sino el asilo de la ignorancia. En este punto, por cierto, también la gente sencilla que no somos sabios (incluidos los creyentes más fervorosos), compartimos su criterio: prueben a decir a los pasajeros de un avión a punto de despegar que se han sustituido las revisiones técnicas de rigor por rociar los motores con agua bendita y ya verán la que se organiza en las salidas de emergencia.

Dios no “explica” nada en el orden de lo material, ni la evolución de los seres vivos, ni el origen del universo, ni la polución de los océanos o el calentamiento global. Por supuesto, tampoco la ciencia puede “explicar” por qué lo que hay existe y si tiene algún “sentido” comprensible para nosotros. Los científicos metidos a teólogos -aunque sean negativos- son tan risibles como los teólogos que intentan hacer ciencia… ficción. Entonces, ¿qué pensar de la polvareda levantada por las afirmaciones de Hawking, magnificadas y distorsionadas por el sensacionalismo? Pues que su libro, de pronta aparición, va a venderse… divinamente.

Navarra

 

Templos funerarios inspirados en Tierra Santa

Diario de Navarra
La iglesia de Torres del Río y la de Eunate, cercana a Muruzábal, tienen varias cosas que les unen. La principal, la peculiaridad de ser octogonales, una planta poco frecuente. Pero también comparten un buen número de teorías sobre su origen y sus función.

Ayer, Javier Martínez de Aguirre Aldaz, doctor en Historia de Arte, enumeró y descartó varias de ellas: no fueron iglesias de los templarios, ni tampoco se levantaron para que fueran faros para los romeros y los peregrinos ni para servir como linternas de muertos. No está probado que fueran obra de musulmanes llamados por los cristianos, ni que sirvieran como hospitales, y mucho menos como templos iniciáticos.

Pero no son iglesias misteriosas, o al menos no tanto. Javier Martínez de Aguirre las definió ayer como iglesias funerarias. “La forma octogonal o circular se solía asociar en lo funerario” en una sociedad, la del siglo XII, en la que “se debe entender que se creía que los rezos servían para ayudar a los que habían muerto”. Por eso, alguna persona adinerada mandó levantar la iglesia de Torres del Río y se la cedió a una de esas órdenes religiosas que se crearon para proteger Tierra Santa, la del Santo Sepulcro. Es más, la iglesia siguió la inspiración del templo que se levantó en Jerusalén, en el lugar donde se cree fue sepultado Jesucristo. Esa inspiración en el Santo Sepulcro la diferencia de Eunate, que fue mandada construir por una cofradía con fines funerarios. Eso sí, comparte la evocación hacia Jerusalén. Santa María de Eunate estaría inspirada en la iglesia levantada sobre la tumba de María. Otro detalle les diferencia. “Eunate es atractiva para el visitante del siglo XXI, pero su arquitecto fue bastante más torpe que el de Torres del Río”.

La localidad ribera homenajeó a su mayores con una misa

Diario de Navarra
La ceremonia tuvo lugar a las 13.30 y estuvo presidida por el párroco Agustín Villanueva
Andosilla celebró ayer su tercera jornada festiva, que dedicó a los mayores de la localidad, con una misa en la basílica de la Virgen de la Cerca y una comida en el hogar del jubilado. El día comenzó con la eucaristía que se celebró a las 13.30 horas en el templo. El acto estuvo presidido por el párroco de la localidad, Agustín Villanueva.

Tras la ceremonia, cerca de 200 mayores se dirigieron al hogar del jubilado acompañados por varios representantes de la corporación municipal como Juan Enrique Sanzo, alcalde, y Alfonsa Pérez, edil de Festejos.

La presidenta de la asociación de jubilados local, Tere Sádaba Itarte, vecina de Andosilla de 70 años, ocupa este cargo desde 2008 y ayer comentó que se encuentra muy contenta con el puesto. “Pienso que la nueva directiva lo estamos haciendo muy bien. Vemos al resto contentos”, explicó.

Una jornada especial

Además, Tere Sádaba señaló que el día de ayer es, para muchos, una jornada muy especial. “Junto con la festividad de San Juan, es una día en el que nos unimos mucho y disfrutamos”, apuntó Sádaba. A la comida acudieron cerca de 200 comensales, que disfrutaron de un menú muy completo.

Ayer la localidad también contó con la presencia de Yolanda Barcina, presidenta de UPN; el portavoz del Gobierno, Alberto Catalán; y los parlamentarios Pedro Eza, Eladio Ezpeleta y Javier Marcotegui. Ellos acudieron a un acto privado de UPN.