21 de septiembre de 2010

Nacional

 

«Las jornadas de la juventud es la realización de la más hermosa de las vocaciones»

La Razón

El Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha explicado que al comienzo de este nuevo curso pastoral, que va a conducir a las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) 2011 va a suponer una realización “de la más hermosa de las vocaciones:`la vocación para la santidad!”

De esta forma, Rouco ha considerado que la “vocación propia no sólo de los Obispos y sacerdotes, de los consagrados y consagradas, sino también de los seglares”. “La vocación del cristiano es, por ello, una vocación para el amor más grande `una vocación para la eternidad! Muy apta para despertar en los jóvenes el entusiasmo por ser cristianos, o lo que es lo mismo, por ser de Cristo”, ha añadido.
Respecto a la última etapa de la peregrinación de la JMJ 2011, y a la vista del objetivo pastoral, el Cardenal considera “que todos los jóvenes crezcan en el conocimiento de Cristo, profundicen en la oración y en la participación en los sacramentos y estén dispuestos a testimoniar la fe con la palabra y con la acción”.
El propósito del Santo Padre para la JMJ 2011, ha señalado, “no es otro que el de que los jóvenes católicos del mundo, fresca todavía por el tiempo la historia de sus vidas, se “arraiguen” y “se edifiquen en Cristo, firmes en la fe”. Es decir, que reconozcan “su vocación”, la vocación que da sentido a su existencia en plenitud, en el tiempo y en la eternidad; en una palabra, “la vocación a la santidad”.
Además, ha hecho referencia a las recientes beatificaciones celebradas, en Granada y en Sevilla, y ha afirmado que “la Iglesia reconocía solemnemente el carácter de ‘Beatos’ a dos españoles: a Fray Leopoldo de Alpandeire, y a la Madre María Isabel Salvat y Romero. “`Dos extraordinarios testigos del amor de Jesucristo a los más pobres! De nuevo dos santos del siglo XX. Santos contemporáneos”, ha señalado.

¿Y si la legalizamos?

EL MUNDO

(El reportaje incluye unas declaraciones de un obispo).¿Una avalancha mundial de adictos nuevos o el fin de un negocio global de muerte global? Legalizar las drogas es un futuro sin respuesta, porque el mundo no parece tener palabras. Se sabe que hay países ya casi sustentados en el narcotráfico, que esa violencia mata a balazos y a chutes, que las mafias financian guerras y guerrillas y que los consumidores están abocados al mercado negro, el estigma social y al riesgo sanitario. Pero nadie intenta un giro radical. ¿Y si legalizamos las drogas? 

Lo acaba de pedir Felipe González. Mientras mandó, no se le recuerda nada parecido. Algunos juristas dicen, incluso, que el mayor endurecimiento penal llegó en su etapa, con las reformas legales de 1989 y 1995.

Dos ejemplos de que se dice una cosa cuando se tiene poder y otra cuando no son José Antonio Alonso y Cándido Conde-Pumpido. En 1989 firmaron el Manifiesto de Málaga, donde decenas de juristas pedían la legalización de la droga. Años después, Alonso fue ministro del Interior y Pumpido, fiscal general del Estado. No volvieron a abrir la boca.

Hoy hablan aquí expertos en drogas desde lo judicial, lo sanitario, lo policial, lo social y lo religioso. Unos dicen que 40 años de represión han sido un fracaso. Otros abominan de la legalización. Y hay quienes piden una tercera vía.

RAMÓN SÁEZ. Juez de la Audiencia Nacional. «La legalización de la fabricación, distribución y consumo de estupefacientes acabaría con un sistema penal que ha fracasado estrepitosamente. Las políticas prohibicionistas han provocado más daño para la salud y generado un problema de subsistencia del mismo Estado de Derecho. El crimen organizado y la corrupción que provocan las mafias comprometen ya seriamente algunos estados. La droga financia crímenes y guerras, coloca gobernantes y los quita. La legalización debe ser global y abordada por la ONU».

JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ FORNET. Secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP). «El modelo de lucha antidroga es un gran fracaso. Hay países, como México, que están a punto de caer. El narcotráfico financia grupos terroristas como Al Qaeda o guerrillas como las FARC. Cuando, en tiempos de González, pedíamos la legalización nos llamaban narcoterroristas. La legalización quitaría poder a las mafias, los adictos no tendrían que cometer delitos y bajaría un 40% la saturación de las cárceles. No me consta que la legalización cause un aumento del consumo. En Holanda no ha pasado».

FÉLIX PANTOJA. Fiscal del Tribunal Supremo. «La política penal represiva genera delincuencia y sufrimiento. El Derecho Penal jamás ha solucionado el dolor. Así, creo que la legalización es un debate que hay que plantear. Yo no estoy seguro de nada, no soy tajante. El negocio del tráfico ilegal de drogas es enorme y se ha demostrado qué cosas financia. Y no hay datos que demuestren que la legalización aumenta el consumo».

ANTONIO GARCÍA MARTÍNEZ. Portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura. «Una medida así no se puede adoptar a la brava y sin un análisis exhaustivo. Si se legalizara la droga, todo lo que se mueve en un espacio de tráfico ilegal ya no se produciría. Se plantearían unas coordenadas totalmente diferentes. De si el modelo actual es un fracaso se habla mucho con muy poco conocimiento de causa, desde lo jurídico, y de una manera muy poco argumentada».

JAVIER BAEZA. Sacerdote de la Parroquia de Entrevías (Madrid). «Yo abogaría por la despenalización. Eso ayudaría a que las víctimas no sufran el reproche penal. La legalización, en teoría y desde la libertad, me parece fenomenal. Pero la libertad para que sea real debe ir acompañada de un nivel de cultura y de condiciones sociales que no siempre se dan. Si es para mayor control del Estado, entonces habría que legalizar las armas. En EEUU el Estado sabe quién tiene armas y el tráfico ilegal sigue siendo un negocio enorme. No digo que no [a la legalización], pero hay que dar pasos más despacio. Me da un poco de miedo».

JOSÉ LUIS REQUERO. Juez de la Audiencia Nacional. «Debe haber una decisión planetaria. Y las mafias no van a renunciar alegremente a unas ganancias multimillonarias. Además, los suministradores de esas sustancias tendrían como clientes a los estados; sería absurdo. Sería legalizar un tráfico que genera verdaderas piltrafas humanas y un reconocimiento palmario del fracaso de los poderes públicos. Desde que el mundo es mundo, tampoco se han erradicado el robo y el asesinato y no por eso se legalizan. Lo de la despenalización es un eufemismo».

CARMEN MOYA. Directora del Plan Nacional sobre Drogas. «Una medida así sólo puede tener respuesta si todos los países del mundo la aceptan, y eso hace que tenga poco futuro. Por un lado, no se puede focalizar todo en la represión, pero hay que mantenerla porque la accesibilidad a la droga es importante a la hora del consumo. No es necesario ir de un extremo al otro; por el medio hay muchas posibilidades. Hay evidencia científica de que todas las drogas, legales o ilegales, son dañinas. Eso hay que tenerlo presente en términos de salud, de costes económicos y de problemas sociales».

SANTIAGO GARCÍA ARACIL. Arzobispo de Mérida-Badajoz. Presidente de la Pastoral Social de la Conferencia Episcopal. «La droga está haciendo estragos. Si por legalización la gente entiende que está permitida y es buena, la destrozamos. Si se entiende que no va nadie a la cárcel, es otra cosa. Si la droga se vendiera en farmacias, ¿qué más daría? La gente se está suicidando y el Gobierno puede decirme las toneladas de droga que se han consumido al año. ¿Qué me resuelve? Es lo mismo que las funerarias: como están controladas, sabes los muertos que hay al año, pero no has resuelto el problema de la muerte. ¿Quién vendería droga a las farmacias? Pues los mismos de siempre, y para que compraran en la farmacia harían propaganda como los laboratorios lo hacen de sus productos».

FRANCISCO RECIO. Director de Proyecto Hombre. «Ni nos va ni nos viene la legalización. Lo que nos preocupa es el consumo y la adicción. Legalizarlas no reducirá el consumo. Como mínimo, va a ser el mismo y es probable que fuera mayor. La violencia de los cárteles se va producir de forma ilegal y de forma legal, aunque supongo que menos en este último caso. Hay que entender que González lo dijo desde un contexto sociopolítico como el de México, donde la realidad es tan brutal que es correctísimo decir eso. Otra cosa es lo que realmente piense».

LUCIANO POYATO. Presidente de la Unión de Asociaciones de Atención al Drogodependiente (Unad).

«La existencia de un mercado ilegal implica mayores riesgos, al no existir control sobre las sustancias y llevar a muchas personas adictas a un consumo clandestino y en ambientes marginales. La actual estrategia mundial ha dado síntomas de agotamiento y de fracaso. No nos parece mal abrir un debate internacional sobre cambios en esa estrategia. Pero la legalización no solucionaría los problemas. Aunque la regulación del mercado sí quitaría mucho poder a las mafias».

Internacional

 

“Hemos aprendido a querer al Papa”

ABC

Era una visita de la que el Vaticano podía salir escaldado, por los prejuicios contra la Iglesia católica y el Papa propios de ciertos sectores británicos, y en cambio Benedicto XVI abandonó ayer Birmingham, tras cuatro días en el Reino Unido, habiendo logrado una rotunda victoria. El entusiasmo popular que desde el primer momento se demostró hacia el Papa en las calles y el claro mensaje del Santo Padre contra la pederastia convirtieron lo que era un campo de minas en un paseo triunfal.

Así lo reconocían ayer los medios británicos, que finalmente se descubrieron ante Benedicto XVI. Éste ya no es un «Rottweiller» (raza de perro alemán de gran agresividad), como le calificaron los tabloides ingleses en el momento de su elección como sucesor de Juan Pablo II, sino alguien no sólo humano sino incluso con aureola de santidad. «¿Rottweiller? No, es un abuelo santo», fue el titular de «The Sunday Times», el dominical de calidad de mayor tirada del país. «Fue etiquetado como demonio y martillo de gays, pero Gran Bretaña rápidamente ha aprendido a querer al Papa», decía este periódico. «The Sunday Telegraph» insistía: «Disipado el mito de Rottweiller».

La masiva simpatía mostrada por la gente hacia el Santo Padre durante este viaje, con tres actos multitudinarios y un centro de Londres donde en total 200.000 personas salieron a la calle para saludar a Su Santidad, ha acabado por superar muchos prejuicios en el «establishment» inglés. Incluso «The Observer», el dominical de izquierdas, optó ayer por un jubiloso Benedicto XVI en su portada, relegando a un rincón la información sobre las protestas contra el Papa del día anterior.

Horas antes de emprender el regreso a Roma, el entorno del Papa se mostró especialmente satisfecho por el desarrollo del viaje, consciente de la influencia de la prensa anglosajona en todo el mundo. En este contexto, las fuertes palabras de Benedicto XVI pronunciadas en relación a la controversia sobre la pederastia podrían marcar un cambio de rasante en la polémica.

El propio Santo Padre quiso reunirse con los responsables de la oficina de prensa del arzobispado de Westminster y con quienes gestionan localmente todo lo relacionado con la pederastia para agradecerles el directo y eficaz modo con que están llevando a cabo este asunto.

También importante para el cambio de imagen de Benedicto XVI en el Reino Unido fue su histórico discurso en el Parlamento. El hecho de que se le concediera el honor de protagonizar ese acto y que acudieran las principales autoridades del país, incluidos cuatro ex primeros ministros, hizo evidente el respeto que el mundo tiene por su figura. Igualmente, el respeto demostrado por el primado de la Iglesia de Inglaterra hizo superar cualquier animadversión entre ambas confesiones.

«Gracias por habernos hecho sentar y reflexionar», le dijo el «premier» David Cameron durante la despedida en el aeropuerto de Birmingham.

Lombardi califica la visita del Papa a Reino Unido como un «éxito espiritual»

La Razón

La estancia del Papa en Gran Betaña ha tenido una «maravillosa recepción y ha sido muy positiva», dice Lombardi. lasclamaciones por vacaciones ideales que acabaron epesadilla.

El Portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, calificó la visita del Papa Benedicto XVI al Reino Unido como un verdadero «éxito espiritual» que se ha desarrollado en medio de un ambiente festivo en donde se ha visto el amor y la cercanía de las multitudes de católicos de estas tierras que han acompañado al Santo Padre durante cada una de sus actividades en las islas.
El sacerdote destacó la «maravillosa recepción» de los fieles ingleses y consideró que este viaje ha sido «muy positivo». Asimismo, afirmó que el mensaje del Papa sobre la necesaria contribución de los católicos y la fe cristiana a la sociedad es «uno de los puntos más importantes de su mensaje para la sociedad en general».
Seguidamente, Lombardi resaltó que es «maravilloso que todos los católicos se sientan alentados también a dar un testimonio positivo de la fe en esta sociedad».
Después de comentar que Benedicto XVI viajó al Reino Unido no por el «éxito» de la Iglesia, sino por «la necesidad de la transparencia por Jesucristo» al servicio de la fe, el portavoz del Vaticano dijo que  si el Papa estaba contento no lo era sólo por las grandes multitudes o aspectos similares, sino porque «hemos visto una clara demostración de cómo mucha gente ha escuchado con profundo interés lo que el Papa tuvo que decir y han expresado su alegría al escucharlo a él y a su mensaje», afirmó.
«Creo que de esta forma podemos hablar de éxito, su “éxito espiritual”, no sólo por las multitudes u otros momentos impresionantes, sino por lo que está detrás de estos aspectos: ir “de corazón a corazón”. Hay mentes y corazones que entienden cuál es el mensaje», prosiguió.
Al pedirle que comparase el viaje de Juan Pablo II en 1982 con éste que acaba de concluir, Lombardi dijo que se dan en diferentes contextos, pero que una comparación positiva puede verse en «la maravillosa recepción que ambos Papas han recibido», aseguró.
Sin importar quién sea la persona, «si un Papa viene, vemos como la gente del Reino Unido está interesada y no es indiferente. Los católicos en particular, pero también el resto», agregó.
Tras indicar que si existen críticas al Papa, el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede resaltó que, «efectivamente, algunos criticaron, pero hemos visto muchísimos más momentos en los que la gente estaba contenta. En este sentido, ha sido muy positiva la manera en la que el Papa y sus colaboradores han sido recibidos», concluyó Lombardi.
Por otro lado, el cordinador de la visita del Papa, monseñor Andrew Summersgill, afirmó que el Pontífice «ha sido aquí, para todos nosotros, como un padre», y declaró que, durante su viaje, «ha hablado de la importancia de la razón y de la fe. A la sociedad le ha hablado de la función de la religión en la vida pública, durante las liturgias nos ha disertado sobre la fe, y con los jóvenes y con los ancianos ha mostrado su fe». También subrayó la gran acogida que tuvo el Papa por parte de fieles de otras religiones.

Primera misa armenia en Turquía en 95 años

La Razón

La iglesia, conocida como Catedral de la Santa Cruz y situada en una idílica isla del lago Van, en el sureste de Turquía, fue construida en el siglo X y es uno de los templos considerados más sagrados por la rama armenia del cristianismo. Cayó en desuso en 1915, tras el genocidio armenio y fue restaurada en 2007 por el estado turco, pero como museo.

La misa se celebró con la presencia de 3.500 fieles y no estuvo exenta de polémica por culpa de una cruz que no estaba en su sitio. La colocación de la cruz de 200 kilogramos, que debía coronar la iglesia, fue «pospuesta por el Gobierno turco sin causa», según algunas fuentes, por culpa del «referendum constitucional» del pasado domingo. El patriarca de los armenios, al enterarse de su no colocación, canceló el envio de dos altos cargos clericales que le representasen en la misa. Finalmente se celebró y se pudo cumplir así el sueño de muchos armenios que no acudían a misa en Turquía desde hace 95 años.

Opinión

 

‘God bye’

El mundo / arcadi espada

LA PRUEBA más evidente de que dios no existe es que se ha convertido en una estrella más del mundo mediático. La rebaja de dios es una de las grandes novedades de este nuestro mundo, que acaso comience con Voltaire y acabe en La Noria, donde cualquier semana veremos a dios defendiéndose. Como dice Savater en su Tauroética, «la religión verdadera es indiscutible», y este buen Papa ha cometido un error de monaguillo al entrar al trapo cósmico de Hawking y Mlodinow. Dios aparece a los fríos ojillos materialistas como un producto más de la selección natural. Sirvió en su momento y ahora sólo es un coxis. Lo mismo va a pasar, por cierto, con el concepto de la responsabilidad individual, ya cercado por los descubrimientos genéticos. El espectáculo, en cualquier caso, es arrebatador, magnífico. Habría que preguntar por él a Umberto Eco, que hace años estableció la norma de que los periódicos no eran lugares para hablar de dios. Ya no se habla de otra cosa. El proceso de desaparición de dios del mundo, tan impresionante, pronto va a poder seguirse en Twitter. Por cierto que sobre la historia local de ese proceso traigo noticias frescas, que prueban, por si hiciera falta, la tremenda tradición abolicionista de la ciudad de Barcelona. Corría, ¡vaya si corría!, el 6 de diciembre de 1910 y los lerrouxistas gobernaban el municipio, después de la Semana Trágica y el fusilamiento de Ferrer y Guardia. Un concejal Herrero se levantó y propuso que se votara la propuesta (presentada por él mismo y los señores Sans, Vinaixa, Puig de Asprers y Callén) de desaparición en las comunicaciones municipales de la fórmula «Dios guarde a usted muchos años» y se sustituyera por «Viva V. muchos años». No sólo se votó, sino que se aprobó por 24 votos a 8, entre ellos el del alcalde y marqués de Samà i Marianao. Un concejal Monegal dijo, con suma razón, que se había tomado un acuerdo trascendental. Y un Cardenio en La Vanguardia empezaba así su irritado editorial, tan cuerdo: «El Ayuntamiento de Barcelona acordó anteayer por una abrumadora mayoría, que Dios no existe ya, definitivamente». No es de extrañar que ni el Ayuntamiento de Barcelona ni los memorables históricos hayan presumido de esta decisión, muy poco conocida. Aparte del pesado carácter levítico de la ciudad, la alegre iniciativa pertenece a la odiada tradición lerrouxista en la que yo mismo figuro desde hace tiempo y a partir de hoy mismo con una nueva honra.

En fin, cuento y observo que los hechos han acabado consumiendo la columna. No me importa. ¡Va a importarme, ahora que Dios se ha convertido en una opinión!

Navarra

 

San Francisco Javier no remonta

Diario de Noticias

No pudo ser. El intento de Anaitasuna y el Club Deportivo Navarra por enderezar la estatua de San Francisco Javier en la Mesa de los Tres Reyes (2.444 m) tendrá que esperar. A iniciativa de ambos clubes, dos montañeros, especialistas en trabajos de esta índole, se acercaron ayer a los pies del techo de Navarra. Su idea era posarse, con la ayuda de un helicóptero de la Agencia Navarra de Emergencias, en un collado cercano a la cima y esperar a que el aparato depositase cerca de la cumbre una carga de 150 kilos con la que llevar a cabo la operación. Pero el viento sur se cruzó en su camino y, en principio, la estatua continuará todo el invierno paralela al suelo, a menos que esta semana prospere un segundo intento

Hacia las 9.00 horas de la mañana de ayer un helicóptero de la Agencia Navarra de Emergencias aterrizaba junto al restaurado refugio de Anaitasuna en Belagua. A bordo, el piloto Javier Arilla, un asesor de operaciones y el director de la Agencia Navarra de Emergencias, David Sáinz. En el albergue esperaban los dos encargados de enderezar la estatua, ambos expertos montañeros y trabajadores del Ayuntamiento del Valle de Aranguren, junto a miembros de Anaitasuna. Tras supervisar la zona antes de aterrizar, David Sáinz y Javier Arilla daban el OK a la operación, aunque sin descartar que ésta se tuviese que abortar debido al viento sur.

En principio, transportar a los dos operarios -acompañados de dos reporteros gráficos- era el primero de los tres viajes que tendría que hacer el helicóptero. En segundo lugar, éste depositaría sobre la cima la carga de 150 kilos con el material para enderezar la estatua y, por último, el helicóptero tendría que recoger a los montañeros, aunque este viaje se podría evitar si operarios y fotógrafos bajasen a pie hasta el refugio de Linza. Pues bien, el viento sur ni siquiera dio opción a esta primera parte de la operación. Según indicó Javier Arilla, este tipo de viento en zonas de montaña es sumamente imprevisible y seguir adelante con la operación habría supuesto un riesgo inasumible para una operación en la que no había un rescate de por medio.

Así las cosas, un cuarto de hora después de poner rumbo a la cumbre el helicóptero de la Agencia Navarra de Emergencias estaba de nuevo junto al refugio de Anaitasuna. Allí, Txumarra Garisoain, responsable de la sección de montaña de Anaitasuna, lamentaba la ocasión perdida, al tiempo que recordaba las razones de esta iniciativa.

“Es una pena que no haya podido ser. En Anaitasuna y el Club Deportivo Navarra pensamos que era una lástima que esta estatua estuviese en este estado desde hace seis años -debido a un pequeño seísmo- en un lugar como la Mesa de los Tres Reyes. Por eso, valorando que la operación sólo se podía hacer por aire debido al peso de la carga, pedimos ayuda al Gobierno. Y ellos, ya que no suponía ningún coste adicional debido al tipo de contratos con los helicópteros, se decidieron a ayudarnos. Quizá sea posible en otra ocasión”, apuntaba junto al refugio de Anaitasuna, a escasos 1.000 metros. Mientras 1.500 metros más arriba la estatua continuaba paralela al suelo. A final de semana podría haber un segundo intento; si no la estatua tendrá que esperar hasta 2011.