15 de octubre de 2010

Nacional

 

“La adoración de los pastores” acompañará este año al Gordo de Navidad

ABC

‘La adoración de los pastores’, un óleo sobre tabla que forma parte del retablo de la capilla de San Juan Bautista de la Iglesia del Santísimo Salvador de Valladolid, es este año la imagen de la Lotería de Navidad , ya que ilustra el décimo del sorteo del 22 de diciembre. El templo, que conserva como uno de sus tesoros la pila en la que fue bautizado San Pedro Regalado, el Patrón de la ciudad elegido por aclamación, es el resultado de diversos momentos arquitectónicos y de la transformación sufrida a lo largo de varios siglos, informa El Norte de Castilla.

Su origen está en una ermita dedicada a Santa Elena en 1254 que se convirtió en parroquia en 1336. La actual portada plateresca fue edificada entre 1541 y 1559 por Juan Sanz de Escalante, ligado a la saga de canteros de Trasmiera que se asentaron en la capital, quien se inspiró en obras de Rodrigo Gil de Hontañón, mientras que el autor de la escultura fue Manuel Álvarez, que estaba en la órbita de Alonso Berruguete. Bartolomé de la Calzada reformó en 1606 la torre, reconstruida en 1720.

La nave, a pesar de las numerosas transformaciones y el acabado pictórico del siglo XIX, es un conjunto de espacios de tipo salón organizados a partir de arcos diafragmáticos y con una estrecha galería de madera que la recorre a la altura del arranque de las bóvedas. En el lado de la epístola, junto a la cabecera del templo, está la capilla funeraria fundada por Gonzalo González de Illescas, oidor de la Chancillería y miembro del Consejo de los Reyes Católicos, y su mujer, Marina de Estrada, como lugar de enterramiento para ellos y sus familiares. Concluida en 1487, está labrada con piedra de sillería y la bóveda es de crucería estrellada y policromada.

El retablo es un tríptico del siglo XV de autor desconocido importado de Flandes por el patrono y presidido por una imagen de San Juan Bautista, al que está dedicado el recinto, rodeada por seis relieves que narran su vida, desde el nacimiento, predicación y prisión, a la izquierda, a Herodes concediendo su cabeza a petición de Herodías, decapitación y entierro, a la derecha. Están acompañados de otra escultura que sobresale por la parte superior y muestra el Bautismo de Cristo.

Las alas del retablo son óleos sobre tabla obra de un pintor conocido como Maestro del Tríptico Morrison, discípulo de Quentín Metsys, artista de transición que aunó el realismo flamenco con las innovaciones prerrenacentistas de Leonardo da Vinci. Situadas una a cada lado, describen la Adoración de los Pastores, elegida por la Lotería Nacional, a la izquierda, y la Adoración de los Reyes. En la primera de estas escenas de varios personajes, riqueza cromática e indiscutible belleza, la Virgen, con las manos juntas y acompañada de San José que porta un farol, contempla a Jesús tendido en el pesebre, mientras que en la segunda María tiene al Niño en el regazo.

Un autor del círculo de Felipe Bigarny hizo los relieves de la Piedad, el Lavatorio y la Sagrada Cena del banco del retablo, añadido posteriormente, mientras que las pinturas que representan a los donantes y a varios santos, como San Jerónimo, San Agustín, San Marcos, San Francisco, Santo Domingo y San Lucas, son obra de un artista castellano influido por Pedro Berruguete.

Parte del suelo de la capilla, que acoge también un Cristo del siglo XV, es de cristal, lo que permite contemplar la cripta original en la que fueron sepultados los fundadores y su familia hasta que unos años más tarde, a principios del XVI, pasó a ser propiedad de los duques de Medinaceli. Son actualmente dos espacios con arcos separados por un corredor a los que se desciende por unas estrechas escaleras que impedían el paso de los féretros, excepto los de los niños, por lo que los adultos eran simplemente embalsamados con el brazo derecho cruzado sobre el pecho. De ellos queda un osario con numerosas calaveras como ejemplo de los enterramientos humanos más antiguos encontrados en Valladolid.

La reforma barroca del edificio suprimió la bóveda, aunque la capilla mayor conserva la crucería gótica del siglo XVI en un templo construido para fijar la atención de los fieles en el presbiterio. También el retablo que Pedro de la Cuadra hizo en 1604 fue sustituido por otro en el siglo XVIII, aunque se conservó el grupo central de la Transfiguración, que dialoga con el Bautismo de Cristo y el encuentro con la samaritana del banco o la escena central de Adán y Eva que, separados por el árbol del Paraíso, son interrogados por Dios. Completan el conjunto figuras alegóricas de las Virtudes además de San Sebastián y Santa Bárbara. También tiene la Parroquia del Santísimo Salvador un pequeño retablito neoclásico dedicado a San Antonio Abad o San Antón vestido de monje, cuya festividad el 17 de enero está acompañada de la tradicional bendición de los animales. Al otro lado, uno similar muestra a San Francisco de Paula de rodillas

La Traslación del santo

Una de las capillas está dedicada a San Pedro Regalado, que nació en la calle de Platerías de Valladolid en 1330 y murió en La Aguilera en 1456. Construida en 1710, fue ampliada 17 años después y perdió posteriormente la cubrición en bóveda de media naranja y la estructura de camerín. Sus yeserías son barrocas, al igual que el retablo, que representa la Traslación del Santo por los ángeles desde el convento del Abrojo en el que estaba orando al santuario de la Virgen en el que más tarde falleció. Incluye además una Santa Teresa y una Piedad de los siglos XVI y XVII.

Al lado de la epístola, otras capillas acogen a la Virgen de la Valvanera, representada por una copia de la de La Rioja que fue entronizada en 1759, y a la Virgen de la Guía, que simboliza una imagen de vestir colocada en 1728. En este recinto está sepultado el general Joaquín Blake, quien se distinguió en la Guerra de la Independencia y fue presidente del Consejo de Estado. Había nacido en Málaga pero murió el Valladolid, el 27 de abril de 1827, según la lápida funeraria.

La Virgen del Buen Suceso, que lleva un escapulario del Carmen, ocupa otra capilla al lado del Evangelio, en el que están también una imagen de San Antonio de Padua y la escultura de ‘Las lágrimas de San Pedro’ que sale a la calle en Semana Santa. Finalmente, la sacristía, construida con planos de Pedro de la Riva en 1722, tiene la cúpula adornada con un fresco del siglo XVIII que representa la Gloria y necesita ser restaurado.

Las obras del AVE superan el tramo de la Sagrada Familia

EL PAÍS

La tuneladora del AVE que surca el subsuelo de la ciudad de Barcelona superó ayer una de los tramos más controvertidos, el que transcurre cerca de los cimientos de la Sagrada Familia.

Técnicos de la Unesco destinados a vigilar la joya arquitectónica de Antoni Gaudí mientras se realizan los trabajos del tunel del AVE señalaron ayer que los numerosos sensores instalados en el templo no han detectado movimientos considerables durante los tres días en que la tuneladora Barcino ha trabajado a 37 metros de produndidad, y a 20 metros por debajo de los cimientos del edificio modernista. Aun así, el arquitecto del templo, Jordi Faulí, no descartó ayer que en el futuro se produzcan afectaciones en los cimientos de la Sagrada Familia por desajustes en las capas freáticas.

La tuneladora avanza ahora hacia otra obra de Gaudí, La Pedrera, en la que Adif construirá un muro de protección subterráneo para protegerla de las obras del tunel.

El abad Soler asume que se «regule» el aborto


La Razón

El abad de Montserrat, Josep Maria Soler, declaró ayer que está «a favor de la vida, desde el inicio hasta el final», y que no le gusta que se presente el aborto como un «derecho», pero añadió que «si se dan estas situaciones, ello no quiere decir que no se tengan que regular». Según Europa Press, sobre la nueva ley española consideró que «en algún aspecto puede reducir el número de abortos» respecto a la anterior, pero «en otros no».

Sus declaraciones, realizadas en un desayuno del Fórum Europa Tribuna Cataluña, fueron tomadas en algunos medios como un apoyo al aborto. Consultado por LA RAZÓN, confirmó lo difundido por Europa Press y afirmó que le «sabe mal que haya abortos, lo ideal sería que no hubiese, pero puesto que se da, ha de regularse».

La Jornada de la Juventud ya tiene 6.000 voluntarios

La Razón

«En este taller se ha abordado la formación desde distintos aspectos: personal, institucional, espiritual y, por supuesto, desde el punto de vista de la comunicación», afirma la responsable de estos voluntarios, María Gil Casares, que añade: «los voluntarios son la cara y la voz de las Jornadas».
La cifra de  personas que han solicitado ser voluntarios en la JMJ son ya más de 6.000, aunque esa cifra resulta insuficiente para los 2 millones de peregrinos que se esperan en Madrid.
Por otro lado el Gobierno ha afirmado que colaborará para «garantizar la seguridad y buen desarrollo» de la JMJ, para lo cual llevará a cabo «cuantos esfuerzos sean necesarios». Así lo aseguró el Ejecutivo en respuesta a preguntas planteadas en el Congreso por el Partido Popular.
Cruz de los Jóvenes en ruta
Mientras tanto, la Cruz de los Jóvenes, que viaja por los cinco continentes presidirá hoy en Ávila la procesión en honor de Santa Teresa de Jesús, patrona de la ciudad. Este símbolo, que recorre España como antesala a la Jornada Mundial de la Juventud,   en el caso de Ávila, sirve como preparativo para el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa.

Internacional

 

«En Arabia no dejan enterrar a los cristianos»

La Razón

El arzobispo Souraphiel: «Parece ser que no se permite enterrar a los cristianos que mueren en Arabia Saudí: sus cuerpos son embarcados hacia Etiopía para su entierro. ¿Se podría pedir a las autoridades saudíes la creación de un cementerio para cristianos en Arabia Saudí?» Souraphiel recordó que cada año 12.000 etíopes, en gran parte cristianos, emigran a Oriente Medio, «la mayoría son explotados y sufren abusos», pero añadió una profecía: «recordemos que los emigrantes de hoy serán los ciudadanos y líderes de mañana, en sus países de acogida y en los de origen».
Respondiendo al obispo indio Bosco Puthur, que el día anterior había lamentado que los 430.000 católicos siro-malabares en el Golfo Pérsico carecieran de sus propios sacerdotes, liturgia y tradiciones al estar bajo la autoridad exclusiva de la jerarquía latina, el obispo de Arabia, el suizo Paul Hinder, defendió el sistema actual diciendo que «ha ayudado a mantener y promover la unidad y evitar la fragmentación». Después habló de «acuerdos de colaboración en el respeto de cada situación particular» con la jerarquía católica oriental: es decir, el Golfo es latino, y los católicos orientales han de pasar por Hinder para atender a sus cientos de miles de fieles allí emigrados.
Por su parte, el arzobispo libanés Elie Haddad pidió «distinguir claramente entre islam y fundamentalismo» para facilitar el diálogo con los musulmanes.

Opinión

 

Estatua

Diario de Noticias / Pili Yoldi

Llegó la escultura de Juan Pablo II. Llegó a Pamplona, que no a su lugar definitivo. En su camino hasta alcanzar la rotonda de la calle Monjardín, donde se quedará entre nosotros, le han organizado un recorrido piadoso con varias estaciones: ayer en el Campus de la Universidad privada, hoy en la plaza de la Cruz y mañana junto a la parroquia de San Lorenzo. Al calor de la llegada de la estatua, hoy hay una mesa redonda sobre el Pontífice y, el domingo, solemne misa en el Seminario. Ese día, desde su gran cruz saldrá el arzobispo para bendecir la figura y, después del acto final de la procesión, parece que ya podrá descansar tranquilo el monumento al Papa que recordamos anciano y con la salud quebrantada.

Dicen sus promotores que la estatua representa a Karol Wojtyla “sentado, en la última etapa de su vida, con una sonrisa que invita a acercarse, en actitud de escucha y de diálogo”, aunque, desde el centro de la rotonda en que le van a colocar, parece que más que dialogar bendecirá el tráfico. Su nombre se unirá a los de otros próceres cercanos a su militancia a los que esta ciudad también homenajea, como San Ignacio, San Francisco, el Duque de Ahumada, Pío XII o San José María Escrivá de Balaguer.

También podrá conocernos un poco mejor, aunque antes de este tour -no me consta si realizado en andas, en limusina o en camioneta- este Papa ya visitó Navarra en 1982 y, en su discurso en Javier, volvió a llamarnos a los navarros hijos, misioneros, españoles y recios, al mejor estilo de las soflamas navarreras.

Además, hay otro mérito más que no le podemos negar al monumento: que nos evoca la ciudad polaca de Torun. La estatua quedará para recordarnos que, gracias al proyecto de Capital Cultural europea de nuestro ayuntamiento, al menos aprendimos el nombre de otra ciudad de Polonia. Será como el vestigio de lo que pudo haber sido y no fue un magno programa cultural al alimón entre las dos ciudades, la navarra y la polaca. Y en tiempos de poca inversión en arte, por lo menos, con esta copia de la que ya existe en Torun, un artista ha paseado su obra y la ha colocado cerca de clubes de buen tono y de edificaciones de exclusivo precio, nada menos que en lo mejor de Pamplona.

Pujando por el milagro

EL PAÍS / EDITORIAL

El decaimiento de la práctica religiosa en los países occidentales parece que obliga a los servidores del Altísimo a aprovechar todas las ocasiones para realzar la práctica utilidad de su fe. Y la suerte de los 33 mineros hasta ayer atrapados en una mina del desierto chileno de Atacama ha sido un regalo para quien crea en que el Señor guía nuestros pasos.

La secta de los Adventistas del Séptimo Día, una congregación evangélica, y la propia Iglesia católica se disputan el éxito de la operación de rescate, atribuyéndolo con mayor o menor jactancia a sus buenos oficios con Dios.

Y quien ha mostrado mayor convencimiento de que la salvación de los mineros se debe a su directa intervención ha sido Carlos Parra Díaz, pastor adventista, que se dice “instrumento del Señor” para el rescate. Así. Sin complejos.

El predicador evangélico, Javier Soto, aparentemente partidario de instruir deleitando, se ha ilustrado, en cambio, cantando a la guitarra las glorias del Altísimo y su fe en que a él sí que “le había escuchado”.

Y como nunca viene mal un puyazo a la competencia, ha aprovechado para acusar al obispo católico de Copiapó, Gaspar Quintana, también presente en la competición por el mercado religioso, de haberse dignado aparecer solo dos o tres veces por los alrededores de la mina, y eso solo para celebrar una misa entre una profusión de cámaras de televisión.

El más prudente en esta carrera por alardear de las mejores relaciones con el Dios cristiano ha sido el veterano prelado de la Iglesia de Roma, que todavía es la de una amplia mayoría de chilenos. El obispo Quintana se ha limitado a dar las gracias a Jesús por haber atendido a las oraciones y súplicas de deudos, compatriotas y televidentes en general, que han penado desde que el derrumbe de una galería de la mina San José, el 5 de agosto, dejara atrapados a los mineros a casi 700 metros de profundidad.

No hay constancia de que ninguno de los 33 rescatados sea adventista o protestante, pero varios de ellos sí tienen parientes que practican una u otra forma de religiosidad cristiana no católica. Todos se declaran hoy más creyentes que ayer y menos que mañana.

Navarra

 

Concierto de órgano en la iglesia de la Asunción

Diario de Navarra
El recital de José Luis Echechipía, mañana a las 20:30 horas, servirá para presentar el órgano restaurado del templo
Dentro del Ciclo de Música para Órgano, mañana a las 20:30 horas, tendrá lugar en la iglesia de la Asunción de Pamplona un concierto-presentación del órgano restaurado de este templo. La explicación del organero y restaurador Sergio del Campo será ilustrada con diversos ejemplos musicales interpretados por el organista José Luis Echechipía, que estudió en el Conservatorio Pablo Sarasate

Desde 1984, el Ciclo de Música para Órgano tiene entre sus objetivos dar a conocer, tanto los órganos en uso de las iglesias de Navarra como la música escrita para estos instrumentos. El XXVI Ciclo de Música para Órgano se celebra entre el 15 de agosto y el 20 de noviembre, y consta de dieciséis conciertos y un ciclo de conferencias. Colaboran en el programa la Asociación Navarra de Amigos del Órgano (ANAO) y la Asociación “Orgue en Baïgorry”, que organiza el Festival de Música de Baja Navarra.

La mitad de los 70.000 inmigrantes de Navarra profesan una religión diferente a la católica

Diario de Noticias

“Ellos entienden que la integración significa que tienes que ir cada noche a la discoteca, que tienes que beber vino… que tienes que dejar tu religión… lo que decimos nosotros es que hay que integrar de una manera positiva, para montar, no para destruir…”, expone la responsable de una comunidad islámica de Navarra en un estudio de la UPNA presentado ayer en las jornadas de la Cátedra Unesco. En Navarra entre 30.000 y 35.000 inmigrantes pertenecen a una minoría religiosa mientras que otros 40.000, más de la mitad, son católicos. Asimismo, unos 10.000 autóctonos pertenecen a diferentes minorías religiosas (desde musulmanes hasta budistas) con credos evangélicos, mayoritarios entre la etnia gitana.

El elemento religioso puede ser un factor para impulsar los procesos de integración social de los inmigrantes, pero también puede llegar a convertirse en un “obstáculo” en determinados casos. Es, por tanto, un espacio “ambivalente”, admite Rubén Lasheras, investigador del equipo ALTER de la UPNA, que ayer participó en las jornadas, organizadas por el centro universitario. En general, las religiones no distorsionan la convivencia porque “son un elemento identitario y generalmente produce más vínculos que rupturas con la comunidad autóctona porque facilita o prepara el entorno de llegada en muchos casos”, destaca Lasheras. No renunciar a los componentes culturales, religiosos o identitarios que definen a los grupos religiosos debería ser, por tanto, uno de los puntos cardinales de todo proceso de integración. “Toda renuncia es vivenciada como un ataque directo a su identidad, siendo especialmente significativo en el caso de la comunidad musulmana, donde se evidencia un choque cultural importante”, señala el coordinador del estudio.

carencias afectivas Entre los factores positivos, la religión puede ser una herramienta útil para satisfacer “carencias afectivas” ligadas al tránsito migratorio. Es el caso de las comunidades musulmanas, en las que la mezquita/oratorio actúa en una parte muy importante de la vida cotidiana de la persona recién llegada como “acogida y acompañamiento en el acercamiento a una realidad desconocida”, y donde se suministran las primeras nociones básicas del idioma, recursos como la tramitación de documentación, ayuda económica en casos, etcétera.

Por otro lado, cuando diversas nacionalidades comparten una religión, se producen procesos de “entendimiento” para lograr que las diferencias culturales “no traspasen” el ámbito religioso. Esta realidad heterogénea es muy importante en el caso de las comunidades musulmanas donde concurren fieles de Marruecos, Bulgaria, Senegal, Bali o Bulgaria. En algunas situaciones puede no existir un idioma común y cuando lo hay, las diferencias también pueden ser significativas -ellos mismos reconocen que “no tiene nada que ver el estilo de vida argelino con el marroquí. Es como mezclar a un español y un colombiano”-. En materia religiosa se buscan por tanto “acuerdos básicos, se priorizan elementos como la oración conjunta sin atender a especificidades”.

Otro elemento que actúa como nexo social se produce a partir de la convivencia de nacionalidades y autóctonos en el seno de comunidades religiosas. Ha ocurrido por ejemplo con los evangélicos. Desde estas entidades se fomenta el aprendizaje del idioma, incluso cultos bilingües, la capacidad de apoyo económico es mayor en comunidades con un alto porcentaje de autóctonos, y además se desarrollan actividades sociales.

obstáculos En el otro extremo, como claves religiosas obstaculizadoras de la integración, Lasheras destaca los procesos “secularizadores” en las sociedades occidentales europeas, y un cierto “rechazo social” que puede existir hacia lo religioso, “más si no pertenecen al contexto religioso católico mayoritario”. También se dan “juicios negativos ante prácticas religiosas que tienen mayor impacto mediático y en el imaginario social”. Es el caso del uso del pañuelo o determinadas prácticas de la iglesia de la Cienciología o Testigos de Jehová. Igualmente, se han censurado o se ha producido rechazo social ante prácticas que han resultado fuente de pequeños conflictos de convivencia como cultos musicales, agrupaciones humanas de relevancia, etc. El autor del estudio también apunta a procesos de segregación o espacios que no se llegan a compartir. Es el caso de la comunidad musulmana que no frecuenta por su religión bares o discotecas. “En definitiva, la falta de espacios comunes empuja a que los domicilios particulares concentren la mayor parte de las posibilidades de contacto con la población autóctona, lo que no resulta frecuente”.

Esta Navidad no habrá belenes en Cristo Rey

Diario de Navarra
La asociación ha cancelado las visitas concertadas con centros escolares y otras entidades – Los locales de la parroquia no cumplen las ordenanzas municipales y deben ser reformados – A fecha de hoy, los belenistas no han encontrado otra ubicación para montar los dioramas
La próxima Navidad no se montará la tradicional exposición de belenes en los locales de la parroquia de Cristo Rey. Después de 27 años de exposiciones, la asociación de Belenistas de Pamplona confirmó ayer que los locales en los que se montaban los nacimientos no cumplen con los requisitos exigidos por la normativa municipal en materia de seguridad y accesibilidad. Todo parece indicar que esta Navidad no habrá muestra de belenes en Pamplona.

El presidente de la asociación, Jose María Valgañón Ruiz, dijo que las obras de reforma para adaptar los locales a la normativa suponen una inversión de 230.000 euros. “En primer lugar, los locales no son nuestros, sino que pertenecen a la parroquia. En segundo lugar, nosotros no podemos pagar ese dinero y por parte del Arzobispado tampoco nos han dado otras opciones para afrontar la reforma conjuntamente”, afirmó Valgañón que, por otro lado, quiso agradecer a la parroquia todos los años que les han cedido sus locales como sede de la asociación.

Durante los últimos dos años, el Arzobispado ha llevado a cabo una serie de reformas en la parroquia de Cristo Rey. Concluidas las obras, desde el Ayuntamiento de Pamplona notificaron que los locales donde se encuentra la sede de los belenistas, en los bajos de la parroquia, no reúnen condiciones para desarrollar la actividad.

El pasado febrero, el Arzobispado trasladó esta resolución a la Asociación de Belenistas y les comunicó que no podían seguir trabajando en la elaboración de belenes. La Asociación de Belenistas trabaja desde entonces para encontrar una nueva sede para la asociación en la que poder configurar los nuevos belenes pero de momento no ha prosperado ninguna iniciativa. Los belenistas se pusieron en contacto también con el Ayuntamiento de Pamplona que les notificó que no tenía locales disponibles.

“Normalmente empezamos a trabajar en los nuevos belenes desde marzo. Este año no ha sido posible. No hemos podido trabajar y no tenemos belenes para exponer”, comentó José María Valgañón. El presidente de los belenistas aseguró que, pese a lo que representan los belenistas en la Navidad de Pamplona, “no han tenido el respaldo esperado por parte de la administración, Arzobispado y otras entidades”. “Nos da pena y fastidia bastante no estar presentes en las Navidades de Pamplona. Este año no habrá exposición, el año que viene, seguro que sí, pero todavía no sabemos dónde”, dijo José María Valgañón. El presidente de los belenistas sí confirmó que la asociación, al igual que otros años, montaría unos 60 belenes en parroquias, centros culturales y otros espacios.

60.000 personas visitaban la exposición

Diario de Navarra

Sesenta mil personas visitaban cada Navidad la exposición de belenes en la parroquia de Cristo Rey, además de 6.000 escolares, reclusos de la prisión de Pamplona, miembros de residencias de la tercera edad y otras entidades.

La Asociación de Belenistas lleva 27 años montando los belenes en Cristo Rey. El año pasado fueron casi 30 dioramas elaborados por unas 90 personas en el taller que la asociación tenía en los mismos locales de la parroquia. “El problema principal es que no tenemos sede. No podemos trabajar en la elaboración de los belenes y tenemos que ir pensando cómo trasladar todo el material y las figuras que tenemos. Todo esto pese a ser la segunda asociación de belenistas más importante de España por detrás de Madrid”, comentó José María Valgañón.

La Asociación de Belenistas de Pamplona cuenta con 700 socios que abonan una cuota anual de 28 euros. La asociación recibe ingresos del dinero que les dan las asociaciones o entidades donde montan belenes, del programa Tú eliges, tú decides de Caja Navarra y este año, han hecho lotería.