Leyre

EL Señor Arzobispo y el Obispo Auxiliar visitan la abadía de Leyre

Una de las más bellas costumbres que ponemos en práctica durante la Navidad consiste en multiplicar las visitas y estrechar nuestras relaciones mutuas. Y todo ello porque sabemos que la Navidad es encuentro. Por eso, nos buscamos los unos a los otros, especialmente durante esos santos días. En esta clave se debe situar la visita que el Sr. Arzobispo. Mons. Francisco Pérez y su obispo auxiliar, Mons. Juan Antonio Aznárez, efectuaron a los monjes de Leyre el pasado 10 de enero.

La Comunidad Benedictina por esos días se encontraba recibiendo la visita canónica ordinaria que los monasterios de la Congregación de Solesmes acostumbran a hacer cada cuatro años. Por ello, se hallaban presentes en calidad de visitadores el abad de Solesmes y Presidente de la Congregación Dom Philippe Dupont y el abad de Sto. Domingo de Silos Dom Lorenzo Maté.

Después de participar en el solemne canto de vísperas, saludaron a la Comunidad, compartieron la cena en el refectorio monástico en silencio y con lectura y seguidamente tuvo lugar un encuentro festivo, en el que no faltó el canto de villancicos y la alegría fraterna y jubilosa. Antes de concluir, D. Juan Antonio habló de los planes pastorales proyectados en la Diócesis con vistas a una mejor atención a la misma y D. Francisco animó, siguiendo las enseñanzas del Papa Francisco, a profundizar en la oración, como base de la nueva evangelización.

Pocos días antes, el día de año nuevo, hizo lo propio el Sr. Deán de la Catedral de Pamplona, Don Carlos Esteban Ayerra, nuestro antiguo párroco de Yesa, con quien desde entonces mantenemos fraternos lazos de amistad.

Agradecemos a todos ellos sus atenciones y la estima con que nos honran, que manifiesta el aprecio que sienten por nuestra vida monástica, como una riqueza de la Diócesis y de la Iglesia. Que a lo largo del nuevo año que acabamos de inaugurar, todos nos sintamos acom-pañados por la gracia del Señor y la intercesión maternal de la Virgen María.