San Martín

Triduo por la festividad de san Martín de Tours

El pasado 9 de noviembre dio comienzo, a las 19:30 horas, en la basílica anexa a los Cuarticos de San Martín, el triduo por la festividad de su titular. Con la presencia de los miembros de la Junta, José Del Guayo y Joaquín Ignacio, comenzó la Eucaristía presidida por su capellán, Monseñor Francisco Azcona, quien eligió el evangelio del día, ya que el triduo les emplazaba a la eucaristía del domingo día 10.

En su homilía hizo alusión a la festividad propia del santoral, san Juan de Letrán. El origen de las tierras expropiadas por Nerón, que en tiempos de Constantino vuelven a la Iglesia, sobre la que se edifica el templo, la catedral del Papa, 8 ó 10 años antes incluso que el Vaticano, que después de Aviñón sería elegida como lugar de residencia del Papa, de la que explicó a los asistentes entre otros detalles, los de su ábside. Continuó haciendo alusión a la vida de san Martín, hijo de un tribuno romano, que es alistado por su padre y destinado a Amiens -cuyo primer obispo fue san Fermín- para contener junto a sus 500 compañeros el acceso de los bárbaros. Recordó la conocida escena recordada en la fachada de la Basílica de la calle san Agustín, y que también preside el retablo de dicha Iglesia. Como Martín, cuyo nombre deriva de Marte, dios romano de la guerra, comparte con un pobre su capa, no la roja que se mece al galope de su cabalgadura, si no la parte de piel de cordero con que cubren los soldados su pectoral. Y como tiempo después, de visita en casa de sus padres en Pavia, a un día de Milán según explicará su hagiógrafo, desaparece dos días para asistir a un retiro –vida en comunidad cristiana- y comenzar a interesarse por la vida de los mártires.

El segundo día hizo alusión en la novena que se reza tras la homilía al bautismo de san Martín, que tuvo lugar a sus 19 ó 22 años según autores. Y situó su vida en el contexto de la época en que surge el Arrianismo y en la que tuvo lugar el concilio de Nicea (año 325), y el de Constantinopla en el año 381.

El triduo terminó el 11 de noviembre con la eucaristía de las 19:30 horas, en la Capilla de los Cuarticos de san Martín.