Profundizando en el Nuevo Directorio para la Catequesis

Compartir

La Delegación de Catequesis, junto con el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, dentro de su firme apuesta por la formación de Catequistas, ha programado un curso para este segundo trimestre 2020-2021 que tiene como referencia fundamental el Nuevo Directorio para la Catequesis, Presentado en Roma el 25 de junio del año pasado.

Según Francisco Javier Ahechu, delegado diocesano de Catequesis, este curso pretende ser un recorrido por el Nuevo Directorio, un precioso e ilusionante documento eclesial que nos presenta todo un reto evangelizador en estos tiempos nuevos que piden de todos nosotros una auténtica y profunda conversión pastoral. Necesitamos una nueva catequesis para ser una Iglesia evangelizadora.

¿Qué se pretende conseguir con este curso? ¿Cuál es su objetivo?
Pretendemos acercar a todos los catequistas y sus parroquias este documento que nos aporta una nueva perspectiva sobre cómo vivir y trabajar la catequesis para que sea un instrumento mejor para la evangelización. Y no sólo acercar, sino también reflexionar sobre el documento y descubrir nuevos caminos, nuevas formas de anunciar y transmitir el Evangelio.

¿A quiénes va dirigido?
En primer lugar, el curso va dirigido a los catequistas. Ellas y ellos son los que de forma admirable, y no con pocas dificultades, desarrollan en nuestras comunidades la misión de catequizar. Todos los catequistas son instrumentos más que importantes en la evangelización de la Iglesia; por lo tanto, ellos son los primeros destinatarios de esta propuesta que hacemos.
Pero, además, como toda la Iglesia es evangelizadora, todos los cristianos somos actores en esta misión. A todos, aunque no estén “en la primera línea” de la evangelización, invito a acercarse a este regalo que puede abrirnos mucho la mente y también el corazón. Y que, sin duda, puede aportarnos una bocanada de aire fresco en estos tiempos en los que no es fácil llevar la Buena Noticia de Jesús y presentarla como una forma de vivir.

¿Qué aporta en líneas generales el Nuevo Directorio a lo concreto de nuestra Catequesis?
El nuevo Directorio para la Catequesis continúa la línea trazada por el directorio anterior (1997), pero enfatiza fundamentalmente los aspectos de la catequesis que hacen de la misma un instrumento fundamental en la tarea evangelizadora de la Iglesia: la atención a cada persona en su situación concreta, el cuidado y esmero en los procesos de conversión personal y comunitaria, la cultura cambiante que vivimos, la peculiaridad de los pueblos y las distintas realidades a las que hay que llevar el evangelio…
El nuevo Directorio pone en evidencia los grandes cambios que hemos vivido en poco tiempo, y con ellos la exigencia de escuchar, de mirar, de atender y de responder a las necesidades reales y concretas de nuestro tiempo. La exigencia a desinstalarnos de viejos métodos, obsoletos, y de repensar la forma de evangelizar y de catequizar, teniendo siempre como objetivo abrir y acompañar procesos de conversión que lleven a la adhesión a Jesús y a la novedad de la vida cristiana.

¿Cómo describirías el momento que estamos viviendo que requiere una nueva forma de evangelizar?
En poco tiempo hemos vivido unos cambios tremendos. Hemos pasado de una sociedad donde lo religioso era parte de su horizonte cultural, su lenguaje, su ritmo de convivencia, su forma de manifestarse… a una sociedad que prescinde totalmente de Dios y que rechaza todo aquello que suene a Iglesia. Los valores religiosos parecen estorbar en una cultura que se llama moderna, como si éstos restaran libertades u obstaculizaran llegar a las metas soñadas.
Por otra parte, la familia, primera escuela y transmisora de la fe y de los valores cristianos, ya no lo es. Metida en la sociedad que he descrito, se ve inmersa y arrastrada por el ritmo frenético de esta cultura tan hedonista, en donde prima el valor del tener y de la eficacia, y donde hay poco sitio para Dios. En las familias de hoy ya no se da ese primer anuncio que muchos de nosotros hemos recibido, y menos aún el acompañamiento en ese aspecto importante de la persona, que es el interior-espiritual, tan importante en el crecimiento completo de cada ser.
Sin embargo, pese a todo lo que aparentemente presentamos como negativo, hay un factor que es el gran campo para la evangelización: la búsqueda que todo hombre/mujer lleva dentro de sí. Y a esa búsqueda es donde tiene que llegar el mensaje de Jesús, el evangelio de la Buena Noticia, y mover el corazón, y tocar la vida. Y eso tenemos que hacerlo con la convicción de lo que vivimos. Es desde nuestra experiencia de vida nueva desde donde tenemos que buscar nuevas formas, nuevos lenguajes, nuevos cauces de evangelización. Pero ayer como hoy, y así será siempre, no podemos perder el corazón de la evangelización, que es Jesús obrando en nuestra propia vida. La catequesis, ante todo, ha de ser un testimonio vivo.

¿Cuáles crees que son los pasos que se deberían dar hoy en nuestra Diócesis para esta renovación tan necesaria, para esta conversión tan urgente?
En primer lugar creo que lo más importante es concienciarnos de esta urgencia de conversión pastoral que nos plantea el momento social y eclesial que vivimos. Después, bien concienciados, plantearnos un modo de trabajar y evangelizar con más audacia y más comunión que se traduzca en los cambios de metodología, de acciones y de estructuras que el Espíritu Santo nos vaya pidiendo.

Volviendo al curso que habéis organizado, y sobre todo pensando en este momento de tantas limitaciones, ¿cómo podemos participar en él?
El Instituto Superior de Ciencias Religiosas ha realizado y está realizando un trabajo enorme y muy bien hecho de cara a poder llevar la formación a todos los rincones de la Diócesis. Es muy de agradecerles este esfuerzo. Así, el curso se puede hacer de forma presencial, en las aulas del edificio del Seminario, o también de forma telemática. Estamos soñando con grupos de catequistas que se reúnan en su parroquia para vivir en comunidad este momento formativo… Para cualquier información, contactar con la Secretaría del Instituto o con la Delegación. Esperamos una buena respuesta…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad