Formación en educación afectivo-sexual

El pasado 24 de octubre dio comienzo el curso de “Formación en educación afectivo-sexual” que desde la Delegación de Pastoral Familiar, en coordinación con la Delegación de Juventud, han puesto en marcha y que finalizará el próximo mes de junio.

El curso consiste en una sesión de formación de 4 horas al mes. El curso, en el que participan 36 alumnos, se compone de una serie de temas, que son: “Antropología de la persona humana”, “Sexualidad y amor: llamados al encuentro”; “Un camino para la construcción del amor”, “¿Cómo prevenir relaciones tóxicas?”, “Virtudes y cultura actual”, “Sexualidad y vida” y “Respeto y servicio a la vida”.

A su vez, los ponentes con los que cuenta el curso para tratar dichos temas son: Don Carlos Beltramo, licenciado en Filosofía e investigador y divulgador de educación afectivo-sexual; Doña Mónica Ballón, licenciada en Psicología e investigadora y divulgadora de educación afectivo-sexual; Don Juan Tejero, sacerdote diocesano y licenciado en Teología Moral; Doña Ángeles Cabido, licenciada en Ciencias Religiosas y creadora y monitora del programa de educación afectivo-sexual “Amarme bien, amarte bien”; Don Iñaki Piñuel, Doctor en Psicología y especialista en el diagnóstico y tratamiento de relaciones tóxicas; Don Emili Boronat, licenciado en Geografía e Historia y profesor universitario en la Universidad Abat-Oliva CEU de Barcelona; Dña Mónica López, Doctora en Ciencias Químicas y miembro del Comité Director de Bioética del Consejo Europeo. Para la sesión final del curso y a modo de síntesis del mismo, contamos con la presencia de Monseñor Don Carlos Manuel Escribano, Arzobispo de Zaragoza y Presidente de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida.

Como afirman desde la delegación de Familia: “Vemos en la actualidad cómo se desfigura la sexualidad, y nuestros afectos, desgajándose de toda referencia al Bien, a la Verdad, al Amor. Por ello, hoy es urgente prepararse, formarse en estos temas y servir a la Iglesia en esta misión de anunciar el Evangelio de la sexualidad, de nuestros afectos,… especialmente a los niños, adolescentes y jóvenes”.

Por este motivo, el objetivo que persiguen con este curso es poner unas bases sólidas según las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia, sobre las cuales construir una recta educación afectivo-sexual, a la vez que se crea un espacio diocesano donde se pueda seguir aprendiendo, intercambiando pareceres, creciendo en comunión con el deseo de servir. Es por ello que este curso tiene una vocación de servicio: todo don implica una misión y no hay misión sin don previo. El deseo de los organizadores es que con este curso puedan servir a la Diócesis, a los colegios, a las parroquias, a las familias, a los monitores del tiempo libre…

Comparte este texto en las redes sociales
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad