Último Rosario de la Aurora

Los Auroros de Santa María como cada domingo del mes de octubre se concentraron, a las seis de la mañana, junto al Café Iruña de la Plaza del Castillo.
Empezaron con el canto de la Aurora en la Calle Chapitela, para seguir por Mañueta, Mercaderes, Aldapa, Plazuela de San José, Palacio Arzobispal, en donde se incorporó el Arzobispo don Francisco Pérez que rezó el padrenuestro que tras el canto de cada aurora se hace por las almas del Purgatorio, siguió por Dormitalería, para terminar frente a la imagen de la titular del templo de la fachada catedralicia, anunciando así a la feligresía de Pamplona el quinto y último Rosario de la Aurora del mes de octubre.
A las siete de la mañana, en la Catedral de Pamplona, comenzaba el rezo del Santo Rosario desde el presbiterio, dirigido por un Padre Dominico, que estuvo acompañado por el Arzobispo don Francisco y el Deán Carlos Ayerra.
En el quinto misterio el pueblo fiel, encabezado por un estandarte y dos faroles, comenzó su rezo cantado por las calles Curia, Compañía, Bajada Javier, Calderería, Mercaderes, Mañueta y Mercado hasta llegar a la iglesia de los Padres Dominicos, donde a las ocho comenzó la Santa Misa presidida por el Arzobispo, con acompañamiento musical de los Auroros de Pamplona. ❏

Comparte este texto en las redes sociales
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad