Contra la ley de la Eutanasia

Siguiendo las instrucciones de la Conferencia Episcopal Española, que convocó una Jornada de ayuno y oración ante la inminente Ley de la Eutanasia, nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, celebró el pasado 16 de diciembre una Eucaristía, a las nueve de la noche, en la Capilla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, lugar donde se instaló la Adoración Perpetua en Pamplona.

La Misa de esta jornada, que fue concelebrada por José Suárez Mesa, tenía como objetivo pedir para que no se legalice la Eutanasia en el Parlamento Español.

En la homilía el Arzobispo recordó la frase de Jesús: “Bienaventurado el que no se escandalice de mi”. “Para la mundanidad cualquier frase evangélica es rechazada e incluso se afirma que el auténtico progreso nada tiene que ver con la Fe Cristiana. Por lo tanto, dijo el Arzobispo, hemos de tener abiertos los templos y muchos momentos para Adoración a Jesús Eucaristía donde acudamos para seguir pidiendo para que se respete la vida, desde la concepción en el seno materno hasta el último álito vital, que es lo más digno que tiene el ser humano. Somos criaturas de Dios y no dueños”, explicó don Francisco.

Comparte este texto en las redes sociales
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad