Fiesta de la Natividad del Señor

El pasado 15 de diciembre, a las 12:00 horas, en la Catedral de Santa María la Real de Pamplona, con motivo de la gran fiesta de la Natividad del Señor, presidió la Eucaristía el Arzobispo, Mons. Francisco Pérez. Fue concelebrada por el Dean D. Carlos Ayerra y por el canónigo D. Ildefonso Adeva, y con el maestro de ceremonias D. José Antonio Goñi.

La parte musical de la celebración corrió a cargo de la Capilla de Música de la Catedral, dirigida por el canónigo Aurelio Sagaseta y acompañada al órgano por el canónigo Julián Ayesa.

En la homilía el Arzobispo hizo alusión a la frase del Evangelio: “La Luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió”. “Hoy el ‘dios del placer’ tiene su efecto en la mundanización que antepone su modo de vida superficial, materialista, placentero y anodino, al Dios verdadero que se manifiesta en Belén y que nos da la Luz, da su Gracia, nos inunda con su Alegría y nos ayuda a superar cualquier contrariedad o sufrimiento y descubriendo que en Él, dentro de nosotros como Luz, nos ayuda a vivir en ‘la perfecta alegría’ como diría San Francisco de Asís. Y esa Luz será brillante en nuestro interior si nos alimentamos de la Palabra de Dios, de los Sacramentos y del amor al prójimo. La sociedad necesita la Luz del Niño Dios que nace en Belén”, explicó don Francisco.

Comparte este texto en las redes sociales
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad