Fiesta de la Sagrada Familia

El pasado domingo, 27 de diciembre, se celebró la fiesta de la Sagrada Familia. Este año no se realizó la tradicional procesión desde la Plaza de Santa María la Real hasta la Catedral con los niños cantores vestidos de pastorcillos, pero si se celebró la Santa Misa a las 12 del mediodía, con la presencia de un matrimonio y su hijo recién nacido, vestidos a la antigua usanza, y que representaron a la Sagrada Familia de Belén.

La Santa Misa fue presidida por nuestro Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, quien estuvo acompañado por tres sacerdotes más, entre los que se encontraba el delegado de Pastoral Familiar, Miguel Garisoain

En la homilía el Arzobispo recordó que la familia es lo más hermoso que Dios ha creado y recordó a la familia que es imagen De Dios por dos razones: Porque se aman y Dios es Amor y porque en la complementariedad son con creadores (en sus hijos) y Dios es Creador. Además, invitó a los asistentes a encuadrar y poner en el mejor lugar de la casa el texto de los Colosenses 3,12-21, puesto que es la Carta Magna de cómo se ha de vivir en la familia: la afabilidad, la estima, el perdón y cómo han de actuar los padres siempre en mutuo acuerdo y con su autoridad mutua formar y educar a los hijos en humanidad y espiritualidad. Don Francisco rogó a la Sagrada Familia para que cuide a las familias, ya que son “la célula de la sociedad. Sin la familia, el amor de un hombre y una mujer con su descendencia que son los hijos, la sociedad se desmorona. Con la familia se regenera”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad