Fiesta de San Esteban, mártir

El pasado 26 de diciembre, fiesta de San Esteban, mártir, el Arzobispo D. Francisco presidió la Eucaristía en la parroquia de la Villa de Berriozar que lleva el nombre del santo. Junto al Arzobispo concelebraron el párroco Juan Luis San Martín Jara, el Vicario parroquial Alfonso Aizpún y el P. Edmundo. La Coral Elkarrekin favoreció con su “bel canto” a la celebración litúrgica.

Don Francisco, en la homilía, recordó que San Esteban Mártir “con su Santa e inquebrantable caridad deseaba conquistar orando a aquellos que no pudo convertir amonestado”, como decía San Fulgencio de Ruspe. “Una luz, por pequeña que sea, disipa las tinieblas, pero unos puñetazos nunca disiparán la oscuridad. La oración con y por Caridad ayuda mucho más que la amonestación con odio y venganza” afirmó don Francisco, quien añadió que “Asilo, que fue testigo del martirio de San Esteban, después se convirtió y entregó su vida para que la Luz de  Cristo embelleciera a las comunidades que formó”. Y concluyó advirtiendo que tengamos cuidado y sirvamos al Dios Salvador y no al dios placer, ya que las consecuencias son distintas. El primero nos ayudará a vivir en la perfecta alegría, y el segundo nos llevará a la amargura y al hastío de vivir”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad