Fiesta de San Raimundo de Fitero

El pasado 14 de marzo se celebró en Fitero la fiesta de San Raimundo de Fitero. Estuvo presente el Arzobispo D. Francisco, quien presidió la Eucaristía en el hermoso templo cisterciense. Concelebró el párroco Javier Goitia y el párroco de Cortes, José Ignacio Larragueta.

En la homilía don Francisco realizó un recorrido sobre la experiencia de la santidad en la vida cristiana, subrayando de forma especial que las realidades de este mundo pasan y nada es comparable a la vida eterna. “Todo pasa, pero Dios permanece y nos ofrece la eterna bienaventuranza. También San Raimundo nos estimula a mirar mucho más alto puesto que las promesas materialistas y las ideologías de turno no quieren saber nada de aquello que vale de verdad y es vivir en gracia y amor de Dios. Sólo por el servicio, como sacerdote, que ejercí sobre un joven que estaba muy enfermo y murió en gracia de Dios, sólo por esto me hubiera hecho sacerdote”, apuntó el Arzobispo. “¡Es tan grande mirar hacia lo alto y saber que allí está la vida verdadera! Que no pase el tiempo y perdamos lo que es importante: la gracia y el amor de Dios”, concluyo nuestro Arzobispo.

Posteriormente a la Eucaristía, don Francisco bendijo el altar y el retablo con la imagen de San José, arreglado con motivo de la proclamación del Papa Francisco Año Jubilar de San José. Entre los asistentes destacó la presencia de los ancianos de la Residencia (primer día en el que podían ir al templo), las autoridades, presididas por el alcalde y concejales y un nutrido grupo de feligreses.

Comparte este texto en las redes sociales
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad