Se levanta la veda

En estos días pasados ha aparecido en varios medios de comunicación una noticia sorprendente: “el Arzobispo de Pamplona recomienda el voto a los partidos de extrema derecha. Queda claro el apoyo de algunos sectores de la Iglesia a la extrema derecha”. Pues bien, no es verdad. Yo nunca he recomendado el voto a ningún partido. Ni apoyaría nunca a ninguna organización que no respetase claramente la libertad y los derechos de la persona y de la sociedad.

La noticia proviene de una interpretación equivocada de un pasaje de una conferencia que tiene fecha del 17 de marzo y que está colgada en la red desde el día 26 del mismo mes. ¿Cómo explicar que la noticia salga ahora en otro contexto diferente y con un sentido distinto?

Lo que yo digo es lo siguiente:

En la situación actual los católicos no encontramos ningún partido que nos resulte cómodo porque ninguno asume la doctrina social de la Iglesia en su totalidad.

Hay algunos partidos que quieren recoger íntegramente la doctrina social católica, pero tienen un valor meramente testimonial. Esta mención está incluida no en el apartado que se refiere al voto, sino en el siguiente, referido a los criterios morales que deben tener en cuenta los cristianos para participar en partidos no confesionales. Quede claro que, para mí, como lo he escrito muchas veces, la moral social católica implica siempre el pleno respeto a la libertad y a los derechos de la persona y de la sociedad.

La Iglesia no pide ni recomienda partidos confesionales, lo que pedimos es partidos que quieran respetar la moral natural, fundada en la recta razón, y que podrían ser apoyados por muchos ciudadanos, católicos y no católicos, religiosos y no religiosos. Si esto tampoco se da, nos vemos obligados a votar al partido que nos parece menos malo, teniendo en cuenta los aspectos morales de los distintos programas y otros aspectos de orden temporal dignos de consideración.

Y pide también la Iglesia que los partidos no confesionales sean al menos respetuosos con la libertad de conciencia de los católicos que de una u otra manera militan o colaboran con ellos.

Quienes dan otro significado a mis palabras, o no han leído mi texto o lo están interpretando con muy poco acierto. En fin, el texto está donde estaba, cualquier persona que quiera saber lo que dice, lo puede comprobar entrando en la página Web de nuestra Archidiócesis

En marzo no habíamos entrado en el ambiente actual dominado por las preocupaciones electoralistas. Pensando en las próximas elecciones yo publiqué una breve instrucción titulada “Votar en conciencia” dirigida a los fieles católicos de Navarra. Tampoco en esta carta recomiendo el voto a favor de un partido determinado. Simplemente digo una cosa tan evidente como ésta: “Cada uno tiene que elaborar su propia decisión. Junto con otros aspectos dignos de consideración, hay que tener en cuenta importantes aspectos morales implicados en los diversos proyectos políticos. No todos son iguales desde el punto de vista moral”. Esta instrucción también se puede consultar en la página Web de la Diócesis. Sirvan estas explicaciones para atender el derecho a una buena información de todos, pero especialmente de los miembros de la Iglesia católica de Navarra.

¡La Paz de Dios con todos!

+ Fernando Sebastián Aguilar,

Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela