Bodas

Un sacramento que os hará mejores

Queridas parejas,

Como pastor de esta diócesis de Pamplona y Tudela, quiero aprovechar este espacio para felicitaros por vuestro próximo matrimonio. Dentro de poco, recibiréis el Sacramento que os dará una gracia especial para amaros y mejoraros el uno al otro. Como dice el Catecismo de la Iglesia, “la familia cristiana es una comunión de personas, reflejo e imagen de la comunión del Padre y del Hijo en el Espíritu Santo. Su actividad procreadora y educativa es reflejo de la obra creadora de Dios.” (CIC 2205).

Así pues, iniciaréis los dos un camino en común, que tendrá como finalidad la mutua ayuda y la procreación y educación de los hijos en la fe. Quizá ese camino en común no resulte fácil, ya que en la vida cotidiana surgen numerosos problemas, muchos de ellos difíciles de resolver; pero estad seguros de que con la ayuda de Dios, todo es posible. Amaros y respetaros mutuamente, dad a vuestros hijos una educación cristiana y tened presente, siempre, a Dios. Él os ayudará.

Os animo a prepararos bien para el momento en el que recibáis este Sacramento de la Vida y del Amor. Estad atentos a todo lo que el sacerdote y las demás personas que intervienen os cuenten y transmitan en el cursillo prematrimonial y no olvidéis confesaros antes de la boda para poder recibir el Sacramento en estado de gracia. Será un día inolvidable en el que la Iglesia estará junto a vosotros, pidiendo por vuestra felicidad.

Espero que esta revista, que hemos preparado pensando en vosotros, os sirva como guía y os sea útil para resolver todas esas dudas que surgen a la hora de prepararse para el matrimonio. Con mi bendición.