Mons. Rosendo Álvarez, nombrado hijo predilecto de Mués

El pasado 10 de agosto, la localidad de Mués, junto con la Asociación Privada de Fieles de Providentia, rindió un sentido homenaje a Mons. Rosendo Álvarez Gastón, obispo emérito de Almería, por el 25 aniversario de su Ordenación Episcopal, después de que ejerciera su ministerio desde junio de 1989 hasta abril de 2002 en la diócesis almeriense.

El pasado martes, día 10 de Agosto, festividad de San Lorenzo, el pueblo de Mués, amaneció engalanado con pendones y estandartes con motivos eucarísticos colgados en las ventanas y balcones e incluso de la balaustrada de la iglesia parroquial de Santa Eugenia. Mons. Rosendo Alvarez Gastón, Obispo Emérito de Almería, cumplía 84 años y además celebraba su 25º Aniversario de Ordenación Episcopal.
Mués, ciudad natal de Mons. Rosendo Álvarez, le nombró hijo predilecto, le puso su nombre a la plaza de la iglesia y colocó una placa de cerámica, con su imagen, en la puerta de su vivienda natal.
Desde las siete de la mañana, el coro parroquial de Mués con su párroco José Miguel Arellano, su alcaldesa Reyes Monreal y un nutrido grupo de diocesanos de Almería, junto con un sacerdote y diácono, cantaron la Aurora en la casa natal de don Rosendo, donde se encuentra descansando este mes de agosto. Allí le descubrieron la placa de cerámica con su imagen. Tras recorrer las calles del pueblo, finalizaron con una chocolatada en la sala parroquial de Santa Eugenia.
A las siete de la tarde, tuvo lugar la celebración solemne de la Eucaristía presidida por Mons. Rosendo Álvarez, quien estuvo acompañado por Mons. Francisco Pérez, por el obispo titular de Almería, Mons. Adolfo González Montes y por el Obispo de Guadix, Mons. Ginés. Junto a él concelebraron una veintena de sacerdotes entre ellos los vicarios generales de Pamplona, Almería y Jaca, el párroco de Mués y el Director de la Asociación Privada de Fieles, Ramón Garrido Domene, y cuatro sacerdotes de su curso. El coro parroquial de Santa María de Los Arcos interpretó la Misa de Angelis y en el ofertorio la Salve Rociera.
Después de leer la Bendición Apostólica de S.S. Benedicto XVI, la alcaldesa de Mués leyó el acta donde el ayuntamiento declaraba hijo predilecto a don Rosendo. Una vez impartida la bendición después de la Santa Misa, él mismo descubrió la placa que el ayuntamiento le dedicó en la misma plaza de la parroquia donde se podía leer: “Plaza del Obispo Mons. Rosendo Alvarez Gastón. Mués 10 de Agosto de 2010”.
En la misma plaza se sirvió un aperitivo para todos los asistentes, gentileza del propio ayuntamiento de Mués. Una jornada inolvidable para todos los habitantes de este pequeño pueblo de la Berrueza que hace 84 años veía nacer a don Rosendo.

25 años de Ordenación
Episcopal
A los trece años ingresó en el Seminario de Pamplona donde permaneció de 1939 a 1951. Este último año se ordenó sacerdote en la S.I. Catedral de Pamplona y le destinaron a la parroquia de Leache donde sirvió pastoralmente durante cuatro años. Después marchó a la diócesis de Huelva y permaneció ejerciendo su ministerio sacerdotal tres décadas.
El 21 de noviembre de 1984 el Papa Juan Pablo II le nombra obispo de Jaca y el día 15 de Junio de 1989 asume también por indicación de Juan Pablo II el cargo de obispo de la diócesis de Almería. Allí permaneció hasta su jubilación hace ahora ocho años.
En la actualidad don Rosendo ayuda a don Adolfo González Montes en sus tareas episcopales en la diócesis almeriense, además de predicar retiros y ejercicios espirituales a sacerdotes, seminaristas, religiosos y religiosas.

José Miguel Arellano,
párroco de Mués