Despedida de las Terciarias Capuchinas de Rada

El sábado, día 19 de febrero, en el marco de la celebración eucarística, tuvo lugar la despedida de las cuatro hermanas terciarias capuchinas que constituían esta pequeña comunidad religiosa, que durante más de 25 años, han acompañado en la pastoral y en la vida de la parroquia de Rada.
Fue una celebración entrañable, en la cual, el Arzobispo de Pamplona y Obispo Tudela, Don Francisco Pérez González, quiso estar presente para poder manifestar el agradecimiento de toda la iglesia de Navarra, por este servicio realizado. La edad y la falta de vocaciones que releven a las hermanas han sido la causa de esta despedida. “Llega del momento de la jubilación y el descanso, aunque en la vida religiosa uno nunca se jubila del todo” dijo Don Francisco. Todo el pueblo se volcó en este acontecimiento para poder manifestar el gran agradecimiento de Rada a las hermanas.

Estas hermanas, así lo manifestaron en las palabras de agradecimiento al finalizar la Eucaristía, han acompañado con el testimonio de la fe y la caridad en los momentos buenos y, también, en los malos. Han dedicado su tiempo a la atención de los enfermos, de la catequesis de los niños y jóvenes y al cuidado del templo y centro parroquial. El coro parroquial, con quien tanto han colaborado las hermanas, que llevó adelante la parte musical de la liturgia, al finalizar la misma, interpretó una jota que ponía de relieve el hondo sentir y la tristeza de esta despedida.

Las hermanas terciarias capuchinas, estuvieron acompañadas por otras hermanas que formaron parte de esta comunidad anteriormente. También estuvieron presentes dos hermanas consejeras. La hermana María Puy en nombre de todas, manifestó su tristeza por dejar esta labor de tantos años, y que dejaban en Rada una parte de su vida y de sus corazones. O.A.