PANCAP1

Día del catequista

El pasado sábado 4 de febrero se reunieron en el Seminario Conciliar de Pamplona alrededor de 500 catequistas bajo el lema “La Palabra se hace carne”, venidos desde todos los puntos de la diócesis.

La frase evangélica, actualizando la buena noticia que nos anuncia Juan en el prólogo de su evangelio, quiere hacernos conscientes de la más misteriosa transformación jamás vista en la historia de la humanidad, la del Verbo de Dios, que se despoja de su eternidad para vestirse de la frágil condición humana, y también de esa transformación que estamos llamados a vivir cada uno de nosotros, catequistas, para convertirnos y ser en medio de este mundo Palabra encarnada, real y concreta, para todos nuestros hermanos.

La mañana comenzó con una Lectio Divina del texto de la Anunciación, momento inicial que nos ayudó a ponernos en presencia del Señor y ofrecerle la jornada que íbamos a vivir. A continuación Chisco Ahechu, delegado diocesano de Catequesis, dio una charla “animada” en la que profundizó sobre la vocación del catequista como testigo y anunciador de la Palabra de Dios. Posteriormente hubo reunión por grupos, donde los catequistas pudieron compartir sus ideas, experiencias, sentimientos, preocupaciones, esperanzas…

La Eucaristía celebrada por el Señor Arzobispo Mons. Francisco Pérez fue el momento culminante del día. Don Francisco animó a los catequistas a seguir desarrollando su misión con actitud positiva y anclada en los valores evangélicos, pues “si hacemos lo que podemos no debemos preocuparnos ya que a donde no llegamos nosotros lo hace Dios”. “Gustad y ved qué bueno es el Señor dichoso el que se acoge a Él”: Este versículo del Salmo 34 fue unos de los pensamientos que nos dejo nuestro Señor Arzobispo para cada uno de los catequistas allí presentes.

La comida puso punto final a este Día del Catequista, en el que todos nos fuimos con la satisfacción y la alegría de ser encarnación de la Palabra en esta nuestra querida Iglesia de Pamplona y Tudela.